Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

sábado, 6 de junio de 2009

Y de repente me haré mayor


Llegará un momento, ama, en el que no habrá
más pises ni cacas a destiempo
ni en el lugar equivocado,
tampoco esa alegría mañanera
sin razón alguna,
ese entusiasmo que me hace correr
calle arriba,
doblar la esquina de Búcaro
y perderme sin hacer caso a tu llamada
de mujer adormilada todavía.
Me haré mayor, ama, como te dijo
el dueño de Bas ayer,
de repente y entonces
tú echarás de menos
la locura del cachorro,
ese no vivir,
la desesperación del
"no tires de la correa", "no tires o me paro",
ese cabreo que te entra cuando paso de ti
y no te obedezco a la primera
ni a la segunda,
ni a la tercera,
ni a la cuarta.

Estás mucho más divertida
cuando te enfadas,
me provocas más,
es un juego
y tú, boba, no lo entiendes.

Cumplí seis meses ayer
¿qué quieres, mangas verdes?
¿qué me porte como el bachiller de perros?
¿qué te mire arrobada como te mira Olimpia,
fiel, tranquila, obediente aunque,
como yo, perra basurera?

Qué obsesión con los restos,
con lo que nadie quiere,
con el residuo
tenemos las dos.

Da que pensar
ese indagar olores putrefactos,
ese comer sobras
aunque hayamos comido
el pienso de primera calidad
Hills, que hay que ver lo que
cuestan estas perras.

De repente me haré mayor, ama.

Será una mañana de junio
como la de hoy,
dentro de un año,
no te pongas optimista,
más bien de dos.

Los boxer,
como algunas personas,
maduramos tarde,
muy tarde,
es una cruz,
o una gloria.

Entrarás en tu casa
y no habrá una novedad.
Todos los zapatos en su sitio,
tus calcetines,
tu ropa interior
también, y mira que me gusta.
El sofa isabelino
dormirá tranquilo,
la terraza mostrará sus flores
intactas,
no habrá ningún desastre doméstico.
Josianne no te contará ninguna maldad mía,
tu madre no esperará para mostrarte
una vez más lo que soy capaz de hacer
con un solo rollo de papel higiénico,
me tendrían que contratar
en una galería de arte pero muy moderno
tal es el mi creatividad con
la celulosa.

Ese día me habré hecho mayor
y tú, conmigo,
serás no ya madura
serás vieja,
no sé si has caido en la cuenta.

Así que tú verás lo que deseas.

12 comentarios:

sarracena infiel dijo...

Un día os - nos - habréis hecho mayores y ...... no os habréis dado cuenta.

¿Tendrás nostalgia?

¿Añoranza?

¿Conciencia de fugacidad?

No, queeeeeeeeeee va: estarás encantada de lo vivido, bueno de casi todo; orgullosa de la educación dada y recibida.

Y seguirás viva, dando la tabarra en el mundo real y en el virtual, repartiendo mandobles a los cursis, a los pagados de si mismos, a los tontos del bote.

Y abrirás una "sala de damas2, al lado de la casa d elas chicas de oro, para tomar un copa y partir-os de risa.

Y cada cana y cada arruga, será una cicatriz ganada en buena ley, día a día, en el oficio de vivir.

Y, yo, corazón estaré ahí: animando con chascarrillos impertinentes, malos ripios y alfanje sarraceno.

Con Dios, hedbanna estos-dias-nada-pastoril.

Modestino dijo...

Muy bonito, muy real ....

Suso Ares Fondevila dijo...

¡Ay, ay, que casi lloro...!

Sunsi dijo...

Aurora... ¿Tienes que elegir entre la calma de tu boxer maduro y tu vejez?. Las dos cosas. Que las canas son bellas y seguro que tú te las pintarás. Y si no... pues lo dicho, son bellas. Arrugas... tú pocas... tienes una piel excelente (me lo han chivado). Y no fumas... otro punto a tu favor.

Si el boxer fuera mío, Aurora... Esta Tana, que ahora resulta que madura tarde...

¿Fin de semana con sol? Un beso

ana dijo...

Pues dicen que los perros son como sus dueños... prueba más de que tu espíritu es como tu piel... joven...
... un saludo a todos los que maduraron tarde, entre los que me incluyo... que fuimos a otro paso, y que seguimos mirando al mundo con la misma expectación que siempre nos provoca lo nuevo... lo que está aún por descubrir...
... y es que aún no estamos de vuelta.

Yo, al menos, sigo yendo...

buen sábado a todos!!!!

lolo dijo...

Ay, ay...que no crezcan.

Pero ¿qué digo? que crezcan, por favor.

En dos añitos, más o menos, me da tiempo de crecer yo.

Sinatar dijo...

Dicen que todo consiste en disfrutar ahora lo de ahora y mañana lo de mañana. Pero parece que nos gusta castigarnos y hoy queremos lo de mañana (o lo de ayer) y mañana querremos lo de hoy o lo de pasadomañana.

Máster en Nubes dijo...

Pepa, yo sigo queriendo compartir casa contigo cuando seamos mayores, como las chicas de oro aquellas de la tele, me pido ser Blanche, con tu marido ya veremos qué hacemos ;-)

Modestino, sí, tú tienes un espejo, yo tengo a Tana que madurará mientras envejezco, mejor no mirarse al espejo. Un abrazo.

Suso, te estaba escribiendo y se perdió mi escrito en el espacio virtual, vuelvo esta tarde con ello. Joven y osezna forever, aunque sea como Rod que es un abuelete y viejo verde ;-)

Sunsi, no, tienes razón, no voy a elegir, todo se nos dará dado y casi hecho, en general pasa así, se nos da hecho todo o a medio hacer. Gracias, lo de la piel es que Sensadens tiene unos productos estupendos, y yo los aplico con mucha fe y constancia (y dormir 8 horas es lo que más ayuda, eso también). Fin de
semana nublado, hoy cine, Coco, ya contaré. Mañana a votar.

Ay Ana, que sí, que es que es una inmadura, y ese es el problema ;-) Ella madurará, yo sólo envejeceré y acabaré siendo una niña vieja pero inmadura, joé. Pero bueno, lo que dices tienes razón, de vuelta no podemos ni queremos estar, ¿varedad?. Ahora bien, que digo yo que sería estupendo poder llegar a algún lado, a algún puerto, a alguien ¿no?, ya no digo estar de vuelta, pero llegar a algún sitio, a alguien, decente, se me ocurre.

Lolo, como los demás que tenéis hijos, pues eso, otros nos miramos en los perros. Donde cada año suyo son 7 nuestros, un horror. Por eso tienen que vivir con más entusiasmo que nosotros, todavía más. Y es agotador, incluso para los entusiastas.

Sinatar ¿no serás Sinatra???? Razón tienes, disfrutemos de la travesura de hoy que mañana la echaremos en falta.

Mirna dijo...

¡Qué tierno y qué bonito! En serio, como ya has comentado, si yo hablara de las trastadas de mis nanos lo haría en los mismos términos, pero no tan lírico ni tan hermoso, porque no sabría.
Un abrazo y una palmadita para tus perritas.

Driver dijo...

Aurora: se que Olimpia se pondrá celosa. Pero si tienes dos perras, se merecen dos cuentos.
Uno para cada.

LA BOXER NOCTAMBULA.

Aunque llevo una vida perra, no la cambio por nada.

Cuando nací era una bola de pelo. Los ojos y el hocico eran tres gotas húmedas. Lo demás, pelo.

Mi destino siempre estuvo unido al de los humanos.
Unos tipos interesantes.
Cuando se levantan por la mañana se dan besitos y desayunan encaramados a unos extraños objetos que llaman sillas.

Luego dicen que se van a trabajar, y en vez de correr libres por la pradera, se introducen en una especie de lata con ruedas que llaman coches.
No saben lo que se pierden. La pradera es más chachi.
Chachi piruli, que dicen ellos.

Siempre está muy ocupados, y en vez de ladrar, hablan por unos aparatos llenos de botoncitos, sin ver la cara de su interlocutor.
No lo entiendo.

Cuando llegan por la noche, dicen que están muy cansados. Incomprensible. Ni han perseguido gatos, ni han enterrado huesos, ni se han mordido a dentelladas entre ellos. ¿Sabrán lo que es estar cansados?.
Angelitos.

Y lo más curioso es que se pasan las horas muertas mirando un mueble lleno de colorines y de voces. Aprietan más botones. Los colorines y las voces cambian. Pero su cara de aburrimiento no. ¿Por qué lo harán?

También está lo de hacer pipí.
Se encierran en una habitación con la puerta cerrada, y allí lo hacen.
¿Cómo marcan su territorio?.
No les entiendo.

Los domingos se reúnen en un gran edificio y rezan juntos.
Leen libros sagrados y se concentran hacia dentro para hablar con el JEFE.
Eso es lo único que me parece normal.
Lo hacen poco.
Una o dos veces por semana. Pensaba que eran más listos.


Mi destino está unido al de ellos. Vivo en su casa. Me alimentan. Dejan que sus hijos jueguen conmigo y hasta me ponen nombre.

Pero yo soy una auténtica perra Boxer, con una reputación que mantener, unas tradiciones que conservar. Un destino en mi vida perruna. Obro en consecuencia.



Cuando todos los humanos duermen, yo me dedico a hacer lo que más me gusta.

Salgo al jardín, tomo carrerilla, salto la valla de colores. De una tacada. ¡Plas!.

Y corro. Corro libre.

El JEFE me regaló la vida. Y con ella una serie de accesorios.
Me regaló la fortaleza. Con ella desarrollo la potencia y el dominio sobre las piruetas.

Me dio también la alegría. Esto me ayuda a poner caras graciosas y a correr destornillándome de las circunstancias.

El sentido del humor nunca está de más. Cuando vienen mal dadas, lo saco y arreglo el día. Gracias JEFE.

También soy tozuda y emprendedora. Esto viene bien cuando las tareas son arduas.

En mi cadena de ADN, está grabado mi sentido de la familia. Cada vez que tengo una camada, la protejo y alimento con un empeño febril. Pero no me cuesta trabajo. Ningún trabajo.

Soy una boxer noctámbula, y me gusta correr de noche.

Veo tranquilamente, a paso perruno, todo lo que el Creador nos ha regalado.

La Luna.
El reflejo de las luciérnagas en la laguna.
El canto del búho.
El recorrido de las nubes cuando el viento las arrastra.

Lo que más me gusta observar son las estrellas.

Son muchas.
Bellas y lejanas.
Inalcanzables y poderosas.

Hacen vibrar las cuerdas de mi corazón perruno.

Cada vez que corro por las noches, cada vez que miro las estrellas que nos han regalado, cada día que le doy gracias al Creador… Es un día más que soy feliz.

Luego, por la mañana, los humanos miran el brillo de mis ojos y se preguntan el porqué de mi alegría.

Yo trato de enseñarlos algo de lo que siento. Pero son un poco cerraditos.
Estos humanos se están perdiendo lo mejor de la fiesta.

No saben rezar todos los días.

Deberían de empezar a correr por las noches. Perseguir estrellas.


Aunque llevo una vida perra, no la cambio por nada.

Por nada.

Atentamente. Driver.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Ay Aurora, que hasta el perro recibe eternas palabras.

Tienes más arte que los de Cádiz.

Un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Mirna... ¿tú estás segura de que a tus nanos no les vendría bien una perrita boxer, 6 meses, que está siendo educada convenientemente, vacunadita y tal? Mira que te va a agotar a los gemelos y podrás tener las tardes mucho más tranquilas... ;-)Un beso.

Driver, cómo eres, así tienes a las perras, que te quieren mucho ;-) Y yo también,que conste. Un abrazo.

JSM, sí, el Driver es un figura, tiene mucho, mucho, arte. Otro abrazo.