Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Anticlericalismo y antiojeras 2)



En fin, una a veces cree ver algo donde no lo hay, o hay lo de casi siempre (ver 3, por favor), la vida es así de dura. Sigamos con los tipos de anticlericalismo.

2. Anticlericalismo 2, o sea, de quienes han realizado un proceso intelectual más allá del simple encontronazo vital y/o con (algunos) miembros más que representantes de la iglesia (católica) (sí, los curas no son representantes, son tan miembros de la i. católica como yo, no más, siento dar estas malas noticias), o con alguno de sus mandamientos (6 y 9 habitualmente). Como resultado de dicho proceso intelectual que conlleva cierta elaboración teórica crítica de peso (estoy diciendo crítica de peso, o sea, peso, no epidermis) mantienen una posición contraria de fondo, argumentada, más que contra la iglesia como estructura -les interesa este punto, pero no tanto, son un poco más profundos- contra aspectos concretos no sólo de moral en los terrenos ya conocidos, citados y trillados, sino en otros aspectos morales y hasta no morales (de nuevo lo digo:  me parece que la moral no es lo único en una religión o confesión, hay otra cosa antes que es la visión del hombre, para mí más interesante, pero habrá escuelas).

Estos anticlericales cuando te los encuentras -si tienes suerte, hay que tenerla, constato una vez más- pueden ser apasionantes, hay debate porque hay conocimiento detrás, no un simple rifirrafe. Pueden ser como anticlericales muy activos o no, y aunque como los de 1  muchos son habitualmente "culturalmente católicos" porque han recibido una educación católica y normalmente superan cierta edad (esto ayuda, por cierto, pero no siempre), a veces se insertan o más bien se colocan en un cristianismo crítico, creyente en Dios e incluso en Cristo,  aunque de corte más bien a-católico.

Otras no, otras son agnósticos o ateos, y entonces hay algo también muy interesante casi siempre.

Esta es mi opinión, quizás por la experiencia personal de haber debatido y vivido con personas que tienen algo, mucho, que enseñarme y de quienes puedo aprender para matizar y hacer dudar también mi convicción y mi visión de las cosas, intelectualmente y vitalmente hablando, ambas cosas. Siento decir esto:  claro que podemos aprender de todos, no hay duda, pero si te encuentras con alguien del 3, como es lo que pasa, no llega a haber debate ni nada, no hay peso suficiente del otro lado, y así no avanzo, no sé, me desespero, dicho esto con todos mis respetos y mi cariño personal, que lo tengo.

La repanocha poder hablar con estos del 2 y escucharles: se aprende mucho. Realmente no son anticlericales al uso: son otra cosa.

3. El anticlericalismo más habitual, lo dije en Cotta y lo mantengo. Bueno, no mantengo todo porque dije todo eso de que no iba a perder el tiempo y mira tú cómo estoy.

Este anticlericalismo 3 es el más habitual, el más frecuente, desgraciadamente. Es el de "a río revuelto, ganancia de pescadores". Al final no es un tema de anticlericalismo, es también otra cosa.

Dime lo sea que me opongo, no por nada: soy lector de Público y de El País, habitualmente no crítico (todavía quedan lectores serios del País, vivo de la esperanza, soy cristiana en eso, no quizás en cosas más importantes, ay, al infierno me voy a ir hoy por lo menos), y como Enric Sopena o Maria Antonia Iglesias en 59 segundos te voy a citar sin haber leído ni vivido un par de lugares comunes, a mezclar a Franco -que murió, coño, hace más de 30 años- y luego al PP y luego la iglesia, y la guerra, por Dios, la guerra de Irak, los yankis, todo junto a ver si cuela. Si se tiene tiempo, ver entrada de ayer y comentarios finales , por favor, lo pido de rodillas, se entenderá mejor la desesperación en la que estoy sumida ahora que no son horas de beber sino de desayunar.

Este anticlericalismo 3 no tiene ni media bofetada intelectual: pueden ser encantadores, estoy convencida, para tomarse una copa, pero si citan, es un poner, a la teología de la liberación, cortan y copian (o sea: no tienen ni pajolera idea de lo que hablan, pero como les suena, sin encomendarse ni a Dios ni al diablo allí que van), y luego también -porque es el estilillo de ciertas casas- intentan desacreditar a quien tienen delante con alguna referencia biográfica por no sé qué extraña razón:  te googelizan a ver si hay algo donde pueden agarrarse ya que no tienen argumentos serios a lo que tú expones, un trabajo algo raro, una empresa con mala reputación, no sé, algo.

El anticlericalismo 3 es el que hoy vivimos y leemos.

Desafortunadamente también con el que debatimos (¿?), quizás porque internet o un blog -como la televisión- no sean el sitio correcto y es difícil que haya un debate real: un par de líneas y un eslogan viajan mucho más rápido y es mucho más fácil que escribir -y leer- que algo largo (que encima quedas peor, mucho peor, fuera de la ortodoxia y las buenas costumbres blogueras y además pelma). Sobre todo más fácil que escribir algo propio y pensado, sin acudir a terceros o citar de oídas, o a san google para la conclusión final y ya apocalíptica (que no es, que yo sepa, una autoridad o fuente de conocimiento el número de veces que cita google, pero en fin, cosas veredes Sancho, por favor, pasen y lean si quieren y tienen tiempo lo de ayer porque no doy crédito).

Por otro lado y personalmente no me gusta la apologética de ningún tipo, cuando defiendo algo en lo que creo lo hago desde la cabeza y el corazón, la respuesta oficial o la que haya que dar, de un lado o del de enfrente, me importa poco: quiero siempre (la) libertad de pensamiento, de verdad.

Es producto este anticlericalismo de los últimos 20 años de adoctrinamiento cultural por la izquierda menos inteligente y más rancia, no por aquella que merece siempre un respeto porque tiene fundamento, no lugares comunes y barnicito chorra. Hablo de izquierda pero no es correcto: hay un anticlericalismo liberal en su origen, interesantísimo ,siempre eso, que tenga argumentos, no la cosita del 1, que me hace gracia a veces, pero que no da pie a un debate un poquito más profundo que es el que me hubiera gustado, qué le vamos a hacer.

PS: En fin señores, mañana sigo con la cosa cultural del catolicismo y de anticlericalismo y, por cierto, con el  clericalismo español que también es algo muy nuestro (aunque honradamente prefiero todavía el nuestro al yanki, ya me explicaré). También con otras matizaciones diversas de todo lo anterior escrito que creo importantes:  cuando has trabajado en comunicación y en televisión sabes bien que la realidad es compleja y exige un poquito de tiempo, cosa que otros no, hala, a resolverlo de un plumazo. Lo sé, dedico demasiado tiempo a todo, a pensar lo primero, mal hecho quizás.

Odio todo tipo de mantras vengan de donde vengan, las frases sabidas y cortas, así me va, por cierto: haciendo y dejando amigos allá donde voy y en partes muy diversas. No aprendo. Hombre por Dios, que soy libre, que algo pienso las cosas y por eso escribo, aunque demasiado y soy un coñazo, lo sé. Sigo necesitando las antiojeras, las orejeras se las dejo a otros, al lado de las suyas las mías, que las tendré, creo yo que son un poco más pequeñas, me parece, pero mañana me dirán...

47 comentarios:

lolo dijo...

Total, que al final los únicos anticlericales son los 2.

Y éstos también creo yo que no son anticlericales, ni anticatólicos.

Si son anti, y no están en, pasan a ser del 3 o del 1.

Pues vaya una birria de debate, ¿no?

Máster en Nubes dijo...

No, Lolo, con los del 2 el tema no es el anticlericalismo ese sino precisamente algo que yo creo más importante y es a lo que quería llegar, a algo más importante que a un barnicín o "a rio revuelto", la verdad.

Y no pueden pasar al 3, que son los que se dedican a discutir y con los que se pierde el tiempo, precisamente porque tienen peso y callan a menudo.

Y el blog, ya lo veo claro, mira que soy tonta, no sólo es que diga tonterías, no es el lugar para la gente del 2, sino para el 3, que ca va de soi, que dicen los franceses, y así claro, no hay manera ;-), se desespera ...

Pero no pasa nada, nunca pasa nada, y encima te entra la risa... (luego vendrá el crujir de dientes y la gehenna).

Sunsi dijo...

Un inciso... o una sugerencia, Máster.
No es lo mismo el anticlericalismo que ser anticlerical. Éste último vocablo tiene otra acepción que no se menciona demasiado.

Yo soy anticlerical. No me gusta que el clero se mezcle en asuntos políticos o económicos. Su función es el ejercicio de su ministerio.
Pienso que pude haber algo de eso en el 2...Tal vez me equivoque...

Salute

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=bK8MMMWexPg&NR=1

Anónimo dijo...

Por si nos pudiera servir.

Máster en Nubes dijo...

Gracias, Sunsi, tienes toda la razón con la precisión, mañana iba a matizar algo de eso, me pasa como ambos términos -anticlerical y anticlericialismo, así como clerical y clericalismo- como a veces con lo del laicismo y el estado laico, me lío, por eso agradezco mucho a la gente con peso que sabe y dice, la verdad, a ver si aprendo, yo creo que todavía puedo. Me acaba de llamar un amigo precisamente al respecto de lo de laicos y estado laico, yo es que hay algunas cosas que no entiendo nada, la verdad, pero de la postura de la iglesia o para ser más clara, de lo que se dice. En fin, mañana más.

Modestino dijo...

Hay un anticlericalismo de "pose", de quien se hace el interesante, de quien ha escuchado campanas y se dedica a repetir tópicos y lugares comunes.

Hay otros, los que poner en el apartado 2, con quienes vale la pena hablar y que pueden enriquecerte, sería un anticlericalismo honesto.

Máster en Nubes dijo...

Muchísimas gracias al anónimo, touché, de verdad, me he bajado el vídeo y lo he visto, tengo siempre mucho que aprender, seguro.

No obstante voy a hacer una precisión que espero que no suene a defensa.

Mira, dedico bastante tiempo a pensar y a escribir. Y solo pido que quien entra en el blog y comente piense primero y luego escriba, sólo eso, si es un tema serio además como el que propongo, pienso yo, no una cosa de 59 segundos.

Luego (echa un vistazo al tono de mi entrada del aborto como a la de ayer, ambas, por favor, y dime si una entrada como la mía merece comentarios como los dados, por Dios) hay gente que entra y comenta y resuelve de un plumazo, a lo que yo contesto, a veces no con una paciencia franciscana, bien es cierto, no la tengo, pero contesto, no por contestar, sino de verdad, aunque si fuera más lista podría limitarme a decir ok, pues no y ya o un guiño y tal. Pero no, contesto dando argumentos, creo.

Lo que ocurre es que al final ya, me harto, mal está, lo sé, porque es que pretendo un nivel, busco ese nivel. Mis entradas creo que lo tienen ¿no?, que las curro, que las trabajo, que no son de chicha y nabo, vamos.

Y no he llamado tonto a nadie, he dicho sólo que esa persona no tiene peso al debatir de este tema y lo mantengo.

Es del anticlericalismo del número 3, que no me interesa: nada.

Lo siento, creía que había algo detrás, pero no, le di mucha cancha, mucha, y así lo veo después de varios días debatiendo: no puedo perder más el tiempo, me encanta debatir, de verdad, me apasiona, pero con gente de peso, y esta persona es encantadora, pero es un típico-tópico. Y no voy a dedicar más tiempo, no.

Si alguien echa un vistazo atrás a mi blog verá que no es la primera vez que me desembarazo de alguien de un fuerte manotazo, porque no es por la izquierda sólo, no, es por el otro lado, ya lo saben bien quienes aquí llevan un tiempo.

Máster en Nubes dijo...

En la blogosfera hay gente pa'to.

Hay gente delicada y estupenda con la que se entra a hablar y cuyo lugar es un foro de debate en un tono o con una profundidad, o a veces una superficialidad -de todo hay-, la que sea, no voy a valorar, me parece todo estupendo, todo, todo, todo. Cada uno hace en su casa lo que quiere (y le dejan, también a veces lo que le dejan).

Hay gente que no se presta al debate porque ni lo propone nunca ni lo intenta, o es otra cosa, una entrada chiquita y cachondeo, todo está genial, siempre. Y hay mucha gente que varía y tal, y lo hace siempre fenomenal, no sé, unos que te gustan más y otros menos, eso también. No pasa nada. Todo está fenomenal, a mi me gustan cosas variadas, no creo que yo lo haga mejor ni peor jamás, no es esa la cuestión.

En mi blog, en el mío, si estamos a setas, estamos a setas. Si de coña, pues de coña, que me encanta, si a literatura, a literatura, pero si propongo un día un debate que considero importante, si abro algo con algo más que 2 ideas cogidas de acá o de allá, curradito todo, pensadito y mucho durante tiempo, espero, sólamente espero, eso: un poquito de inteligencia y de por favor.

Mal he estado, es posible y bien lo sé aunque por el momento ni siquiera me arrepiento, fatal: prefiero ponerme ya de una vez roja que ciento amarilla, me quita tiempo y espacio de pensar en cosas serias, que me aportan otros, que merecen más mi tiempo, mil perdones.

No es nada personal, sé que soy una bulldozer en dialéctica, que no una nazi que me ha llamado éste, lo más fácil, pero me torra el tópico de un lado y otro: por ahí conmigo, no.

Me la he tenido de órdago a la grande con "unos", no temo a "otros", de ninguna manera, no tengo miedo a nadie, digo en este sentido, claro.

A quien le guste, que siga aquí.

Y a quien no, hay 200 sitios, blogs, personas, interesantísimas.

No pretendo gustar ni generar adeptos, vuelvo a decirlo.

Me gusta escribir, solo eso, y un buen debate a veces, no muchas, pero siempre con argumentos, vengan de donde vengan, pero argumentos, no lugares comunes y prejuicios.

Y soy muy mayor ya para andarme con contemplaciones cuando además me he trabajado cada entrada a pulso (no por nada, soy más torpe o pongo más interés, y me cuestan las cosas más).

No soporto la frivolidad. Y como no pretendo ir a Eaton ni ser modelo de nada, para nada, pues ya está, me lo he quitado del medio, pero antes, antes, he intentado el debate serio, si se lee, se ve. Lee mis entradas, lee sus comentarios y luego no me pidan encima que le trate con cariño cuando ya no puedo más.

Máster en Nubes dijo...

Modestino, eso me parece a mí. Pero me doy contra las paredes a menudo. Por algo de familia y por algunos amigos y por respeto precisamente a quienes no creen, o creen en esto sí y en esto no, o en nada, y están en contra de X o de y... y te lo explican, y te rebaten, y te tumbran dialécticamente hablando.... por todos esos, que no por mí, es por lo que pido un nivel.

No voy a tratar a todo el mundo igual, de ninguna manera: es injusto, quizás sea una falta de educación pero prefiero la falta de educación a la injusticia.

No todos los argumentos son respetables. Porque no todos los argumentos son argumentos.

Las personas serán respetables, pero lo que dicen no lo es siempre, y yo aquí estoy debatiendo, no es un tema personal, sino de contenido.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Máster, el otro día hablé con dos anticlericales de tipo dos y me metieron en dudas que a ver si resuelvo. Los del tres son legión y reconozco que me gusta provocarlos para que echen espumarajos. Sediento estoy de saber por qué prefieres el anticlericalismo español al yanqui. Un beso.

Anónimo dijo...

Aurora, guapa, no te sulfures.

¿Te acuerdas aquello de echar margaritas a los cerdos? Pues eso.

No hay más de lo que ves.

No es el lugar éste, ni quizás el momento, no vale la pena.

Ya tendrás otros foros y aprenderás con otros, de otros, ten algo más de paciencia.

Tú preocúpate más ahora por escribir bien, mejor, y por darle a la novela esa que tienes entre manos.

Más novela y menos blog, te recomiendo.

Si me permites el consejo, claro.

A lo mejor me echas con cajas destempladas también. Pero soy fuego amigo, amigo ¿eh?, fuego-amigo, ya verás como sabes quién soy...

lolo dijo...

Entiendo que quieres solidez y calidad en los argumentos en contra, como tú intentas darlos al rebatir.

Pero tranquila, tú escribe, y si cae alguna breva que sea bienvenida, y si no...usaré una frase tuya: santa paz.

Todo esto que escribes y comentamos se lee, ¿sabes?, aunque hay quien nunca comentará. Está bien.

Yo no puedo hablarte de anticlericalismo, ni soy anticlerical siquiera. Hay curas que lo hacen mal, la Iglesia ha cometido muchos errores; pequeños, grandes, históricos, personales, institucionales...pero no quiero ser anticlerical.

Quiero creer o no creer sin necesidad de que los errores de otros nublen mis propios errores.

No entiendo los debates ideológicos.
Yo quiero ser libre, y creer libremente. O dudar libremente. Y que no me falte nunca la compañía de otros, que crean más y mejor que yo, o menos, pero transparenten al Dios en quien creo.

Y si voy a misa es porque lo busco, y si no voy no me quedo tranquila. Y si el cura lee y habla bien, y me parece que está cerca de Jesús, bien, y si no me aguanto y espero. No voy buscando curas, aunque a veces ayuden.

Y si dentro de la Iglesia hay formas que me chirrían, pues pienso que me chirrían también a veces los míos, y si no puedo hacer nada, pues me callo. Y si puedo, lo digo.

Pero no me pongo a pensar en la República o en la Guerra Civil cuando voy a la Iglesia, o comulgan mis sobrinos. No. Sí que hablo sin embargo con gente que se acerca por primera vez a la Iglesia, después de años, anticlericales tipo...no sé, supongo que 1 ó 3, y no funcionan con argumentos, sino más bien vuelven como...pisando en falso. Y no. Enseguida pisan bien. Porque si algo tiene la Iglesia es que es ancha, me parece a mí. Y cabemos muchos. Anti, contra, con, de, desde, entre y hasta en.

Sé que no son los argumentos sólidos de debate a los que te refieres, pero busco en el centro e intento pensar, ya ves qué buena, y me sale ésto.

Te lo mando por si te sirve.
Un beso.

Máster en Nubes dijo...

Cotta.
Si en algo me aprecias, espero que sí, te lo pido por lo que más quieras: preséntamelos, preséntame a gente del 2. O si no... mejor ¿podrías exponer tus dudas si no son muy personales e intransferibles? Me encantaría verlas, conocerlas, compartirlas a lo mejor. O sea te pido que me presentes a ellos... y a las dudas que te han planteado, qué cara...

Yo quiero tener esperanza en general y en particular, y no es porque necesite un buen debate -que también lo es- es que me encanta tener otras dudas y plantearme otras preguntas y otras respuestas, no las de siempre. Tengo esperanza de las dudas, en las dudas.

Y lo de los yankis además de por la cosa patria -como los hombres, españoles, siempre ellos primero ;-)- de verdad que es que no sabes a veces lo que hay fuera: todos estupendos, estoy segura, pero por Dios... un poquito de por favor también... que son algunos de infantil de primera (no todos, ya lo sé, pero algunos sí, de los yankis digo, una no da crédito, aunque luego todo se entiende a veces).

Anónimo:
Sólo gracias, siempre ahí, ya sé quién eres, acabo de caer.

Lolo:
Perdona, eso es algo de lo que busco, no pretendo que me citen a Kant ni nada, aunque si alguien sabe, que cite (habiendo leído antes, claro)... pretendo otra historia. Gracias, es esto que tú dices también... ¿es tanto pedir?
Muchas gracias, Lolo, me pasa igual en tantas cosas que no sabes lo que te agradezco tu comentario, como el de Sunsi, estoy segura que todo esto se puede reconducir a un debate, lo espero, de verdad. Ya te diré luego, ahora me voy a comer... pero te voy a plantear un par de cosas, y Sunsi igual, como le he pedido a Cotta...

Se me ocurre que... dijo...

Soy yo el anónimo que te envió ese vídeo, si lo hice en forma de anónimo fue para eliminar connotaciones o subjetividades. Me alegra saber que te gustó tanto como a mi. Y me hubiera encantado que esa forma educada que tienes de comentarlo la hubieras tenido anteriormente con los que ya nos dimos por despedidos. Suerte con todo.

Máster en Nubes dijo...

Me gustó tanto como a ti el vídeo, pero lo que te digo sin saber que eras tú es lo que te digo: vuelve a leer lo que te he contestado -todo, no una parte- como anónimo y toma nota de todo, quizás lo entiendas mejor, no sólo lo que te conviene...

Sin inteligencia, no vale nada entrar aquí, porque yo como a los toreros, el valor -y la inteligencia- la supongo, aunque luego, ay, no lo haya, que es simplemente lo que pasa a tenor de los comentarios (no de las personas, eso siempre a salvo, solo a tenor del nivel de lo aportado: a las pruebas me remito, citar lo que dice el Papa que nunca dijo, decir 8 en vez de 7, citar a la teología de la lbieraciíon y no tener ni pajolera idea, etc. etc. etc...) perdona, me canso ya...

Pues eso, si me torras, si me torráis, luego embisto, claro está, cuando ya estoy harta.

No es disculpa, es lo que hay.

Nivel, majo, nivel, hala, puerta, a ver si vuelves a por´ más, que la última palabra en mi blog la tengo yo, faltaría más. Sin ningún problema, además.

Máster en Nubes dijo...

Sunsi, y si puedes y quieres:

No entiendo el tema del clericalismo, quiero decir, que tengo dudas en estos puntos y espero que algo me puedas aclarar tú, porque yo desde luego tengo confusión.

Clérigo: tipo con sotana o en su caso religiosa, de una orden religiosa.

Vale, pues bien, entiendo que el clericalismo `puede significar varias cosas, dentro y fuera de la iglesia.

Vamos por dentro primero : poder de quienes están ordenados o pertenecen a una orden relgiosa.

Vamos por fuera: poder político de dichos clérigos por lo que respecta a las relaciones con el estado. También, en su caso, el escudo protector y "a ver qué dicen estos y si los ponemos delante de la manifestación" que algunos utilizan, de muy distinto lado.

Espero contestación, estoy hecha un lío, y esa es la verdad.

Máster en Nubes dijo...

Más:

Aconfesionalidad.

Yo aquí no entiendo nada o entiendo poco. Y espero que alguien me lo conteste, si puede.

Yo no entiendo por qué si el estado es aconfesional el crucifijo (en la escuela o en otros sitios) sea una batalla, la verdad.

No lo entiendo, y no lo digo a las malas: quiero si puede ser que alguien me lo explique, me es igual los pros que los contras, por favor.

De igual manera, me gustaría saber precisamnete porque soy creyente (mala) y practicante (peor) por qué el estado mantiene algunos ritos católicos, no sé, yo no lo entiendo, de verdad que no. Si es aconfesional ´¿cómo se come esto?

No sé, asumo que habrá buenas razones de unos y otros.

Yo simplemente quiero debate, aportaciones de nivel, y no lugares comunes. Sólo por pedir algo y que no quede. Si alguien le interese y sabe -por Dios, que sepa, que para los que no sabemos ya somos muchos ;-)- a lo mejor puede explicarlo.

lolo dijo...

Si es por nivel mejor me callo
pero... yo tampoco entiendo por qué en un estado aconfesional se arman líos por tener que quitar los crucifijos.

En lo público, claro. Un ayuntamiento es público por más que el alcalde sea de toda la vida creyente y aunque no practique, eso suele pasar.

Otra cosa es un colegio concertado por ejemplo, y cristiano, donde hay un ideario que quien subvenciona conoce. Si se respeta que se eduque desde unos valores cristianos no se les puede negar que usen símbolos.

Pero creo que esa guerra es de resistencia a admitir que somos un país aconfesional, y por tanto un atraso si queremos la constitución como la tenemos.

En cuanto a los ritos católicos del Estado, no sé bien a cuáles te refieres. Sigue habiendo manifestaciones religiosas en las que está representado el Estado: procesiones, funerales, y otros, supongo que hablas de ésto.

Creo que se respeta, en estos casos, lo que se entiende que es la religión mayoritaria. Y ahí me parece bien. Como tú decías al clasificar a los anticlericales, me parece que somos mayoría los que hemos sido educados y crecido en un sustrato católico, que no quiere decir practicante, ni tampoco creyente. Luego ya entran las ideologías, lo aprendido, y sigue rezumando la historia.

Otras manifestaciones religiosas las asocio más con la cultura, aunque personalmente puedan vivirse de forma religiosa.

Hay quien tiene rabia, contra esto y contra lo otro. Hay quien no asume todavía que cuando se votó la constitución no se decía SI sólo a la democracia.

Pero somos muy torpes, y nos hemos dejado engañar mucho, después. Ha habido mucha manipulación, picando restos de aquí y de allá. Y aún estamos con estos dos frentes que son igual de inútiles para construir algo que sirva para los que van detrás.

Eso me parece a mí. Sé que no doy el nivel, pero chica, es que me apetecía contarlo.

Máster en Nubes dijo...

que no Lolo, que va por ahí... estoy leyendo y pensando, tardo un poco porque lleva su tiempo ¿eh?

Sunsi dijo...

OK, Aurora. Intento explicarlo... Me has puesto en un compromiso...Ya te vale.

Yo entiendo ( lo he confrontado para no meter la pata) por clerical aquél que se sirve de la Iglesia para dar su opinión en temas particulatres. Aquél que se considera que etá por encima, que es más papista que el Papa y descalifica a quienes no piensan como él en asuntos que, por su naturaleza, admiten diversas soluciones conformes a la doctrina de Cristo. Por eso he afirmado que soy anticlerical.

Y si le añadimo el "ismo", habría que precisar.

1.- Anticlericalismo, que comparto totalmente. Es, básicamente, la actitud del que rechaza (da igual que se dé en un laico que en sacerdote) todo lo que sea usar
una misión que es sacra para una finalidad terrena. Pero... eso no significa que la Iglesia (en el deempeño de su función magisterial) se pronuncie en temas como el aborto, el derecho de los padres a ser lo protagonista de la educación de sus hijos... Esto es otra historia. Es la defensa de la vida y de la libertad de las conciencias.

(Ya te etás arrepintiendo de haberme hecho la pregunta. Menudo rollo te estoy cascando...)

Por ejemplo...El laico no puede pretender utilizas a la Iglesia o su condición de católico para obtener ventajas profesionales inmerecidas.Tampoco el sacerdote puede pretender reducir la función de los laicos a la de simples colaboradores de las actividades eclesiásticas.

Luego está el otro anticlericalismo ... el que todos conocemos... al que se adscriben todos los que tienen una repugnancia instintiva o fundada (quizá por el "clericalismo") a todo lo que huela a incienso, sacerdotes, monjas... y cae en el mimo saco. Aquí hay un batiburrillo de lo más variado. Porque va desde el "odio" que provocó la quema de iglesias, torturas a monjas y sacerdotes en la II REpública y en la Guerra civil... hasta posturas de ecepticimo, agnosticismo...

En otro comentario... laico, laicismo, aconfesional...

Perdona. Pero no lo he podido reducir más.

Espero que te haya servido de algo...¿O te he liado más?

Besos

Jesús Cotta Lobato dijo...

Aurora, no me atrevo a contártelo aquí en público. El tema ya te puedes figurar cuál fue. El caso es que es la primera vez que me hicieron mella sus argumentos y me acabé preguntando si había en el catolicismo en sí, y no en ciertas formas de enseñarlo, algo que nos empujaba, sobre todo a los varones, a no gestionar bien la sexualidad. Ahora sé que no, pero me hicieron dudar. Un beso.

Anónimo dijo...

Sunsi contigo se aprende.
Máster, mucho me temo que quedas en evidencia.
Firmado: la ignorancia.

Máster en Nubes dijo...

Vayamos por partes, en fin.

Cotta, lo primero, vale, es personal, en fin, mira se lo cuentas a D, o a M, y mañana en la cena nos ponemos a debatir sobre el tema, podría ser guay (va de broma ;-). Un abrazo, de verdad.

Lolo, me ocurre como a ti en parte, la verdad. No sé, lo del crucifijo no lo veo, pero vamos, tampoco me parece algo fundamnetal ni por un lado ni por el otro.

En cualquier caso yo creo de verdad que sería mucho mejor una mayor separación iglesia - estado, ser más libres de verdad, en todos los sentidos, intentaré explicarlo más mañana si tengo tiempo porque viajo otra vez. No sé, algunas cosas del modelo francés me gustan más, o de yanki, no sé, ya lo explicaré porque hay cosas que todavía estoy pensando y otras que tengo que comprobar con algún amigo que vive allí o datos, que algunos no los tengo claros.

Yo creo que en general quizás sólo en general podemos vivir demasiado a la sombra del estado todavía, no sé, me parece. Pero en cambio, y ahora voy con Sunsi, yo creo que no se le puede pedir ni exigir a la iglesia que no hable de moral, vamos, bueno ahora voy con ello.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Los ateos son hombres de fe por que se empecinan en no creer en dios.

Máster en Nubes dijo...

a ver Sunsi, lo he entendido todo y más o menos era lo que ya sabía o me habían enseñado. Pero es que no es eso lo que busco, no es lo que me dicen, es otra cosa, porque tengo dudas. Muchas gracias por contestar, me encanta que lo hagas.

Y ahora te planteo un par de cosas, para ver si las sabes tú o alguien o qué se opina al respecto, no sé.

Mira, aunque me estoy comiendo la entrada de mañana el poder del clero pero también de la iglesia es algo muy enraizado, mucho. Digo el poder en temas temporales, su unión con el estado hasta hace poco, más. Y luego también la herencia española, muy fuerte, muy teñida por el franquismo, de que si no hay amparo, no hay iglesia, también algo muy influido precisamente por el "antes", que fue justo lo contrario: la beligerancia no sólo contra la iglesia jerarquía, sino contra todo lo que oliera a religión, el opio de pueblo, en fin.

Puedo estar muy equivocada, pero el clericalismo no es sólo de curas y monjas y órdenes religiosas. Es más, creo ver o he creído ver más bien, he sentido como existe dentro de la iglesia a veces junto a un sano anti-clercalismo (que no nos mangoneen los curas y monjas), otro anticlericalismo menos sano dejando fuera, es un poner, precisamente a las órdenes religiosas o al clero diocesano como si esta estructura estuviera de más o fuera obsoleta frente a otras más modernas, frente a nuevos movimientos.

No quiero comerme la entrada de mañana, sólo apunto esto. Sólo apunto que hay un clericalismo hundido en nuestro país fruto de nuestra historia que llevo entre otras cosas a la CEDA y otras más... junto a otros clericalismos tan bien ;-) como es el caso de la pretensión como de iglesia paralela, con permiso. No sé, yo cuando oigo a algunos socialistas, no todos ni mucho menos, hablando de algunas cosas es como si quisieran arrogarse un poder ultra-terrenal de atar y desatar más allá de aquí.

Máster en Nubes dijo...

bueno, en fin, que no quiero quitar más comentarios a otros.

Que yo veo clericalismos varios, de distinto cuño, dentro de la iglesia también, fuera, ;-), ya volveré.

Y que anónimo, me encanta que te guste Sunsi porque a mí no es que me encante, es que la adoro, bien lo sabe ella.

Y que estupendo, hay estilos, contenidos, preguntas y respuestas y conocimientos varios que pueden aportar, creo, algo aquí, no sé, me parece. Pero a lo mejor resulta que no.

Máster en Nubes dijo...

Muy bueno, Leo, me ha hecho gracia. Y ese es uno de los temas que me gustaría debatir, por cierto.

Cómo a veces la fe se sustituye por otra fe, y cómo la iglesia se sustituye por otra iglesia.

Ahí quiero llegar o sugerir, ahí. Y escuchar si alguien tiene algo que decir, claro.

Sunsi dijo...

Aurora. Primero perdón por el comentario. Escribo en ese cacharro que tú casi tiras por la ventana. Me como letras, sobre todo la "s". Ha volado del teclado.

Mi opinión más sincera. Es que no cabe que no sea sincera. Decididamente, hoy la que está más lúcida es lolo. (no es jabón lolo..."tolojoro"...)

Nuestro país tiene unos... dejémoslo en "asuntos" que no se da en otros. II República, Guerra civil y 40 años de franquismo. Anticlericalismo acérrimo, odio fratricida y clericalismo (léase Estado confesional o nacional-catolicismo...Franco iba bajo palio ... recibía el mismo trato que La Custodia cuando salía y era venerada en las calles de las ciudades el Día de Corpus). Los laicos no pintaban nada si no estaban avalados por los clérigos.

Todo esto hay que tenerlo en cuenta. Convivimos distintas generaciones con experiencias distintas. Todavía coletea la idea de las dos españas... Y eso da lugar a una amplia gama de anticlericalismos con raíces distintas. No tiene nada que ver el anticlericalismo fruto de un proceso intelectual, que el visceral, que el de "progre de salón", como dice sarracena ...

Con la idea de Estado también hay miga. Un Estado aconfesional no es lo mismo que un Estado laicista. En el primer caso, sencillamente no hay una religión que lo etiquete. Pero lo que comenta lolo creo que es de cajón. Nuestras raíces culturales son cristianas. Las procesiones en Semana Santa...los belenes vivientes... y lo que ella ha nombrado. En un Estado aconfesional no tienen por qué brrerse la creencias de los ciudadanos. Al menos yo no he visto que les prohíban a los musulmanes rezar en dirección a la Meca. Viven en España pero su religión es otra. En cambio, el Estado laicista suprime todo tipo de expresión religiosa en todos los ámbitos de la sociedad. Choca de frente con la Constitución, que contempla como derechos fundamentales la libertad ideológica, religiosa y de culto (art. 16). Así que... el cocktail tiene muchos ingredientes... Hay que hilar muy fino para saber discernir dónde nace cada postura.

En fin... que por hoy ya he dado demasiado la tabarra.

Con Dios, hedbana... que estoy ya más pa allá que pa'cá.

Máster en Nubes dijo...

Gracias, Sunsi.
Pues claro que no tiene que ver el anticlericalismo de salón con otros, de eso iba la entrada de ayer y la de hoy: de clasificar y discernir la cosa esa ;-) y otras.

Gracias, Sunsi, gracias.

Y claro que estamos de acuerdo en que la historia más reciente, aunque no tanto, arroja lo que arroja. No tengo ninguna duda al respecto, aunque honradamente creo que antes que Franco ya había historia, en todos los sentidos, y que ahí, también ahí antes de Franco y muy hundido en otros temas previos a la II República y antes hay más, mucho más, pero más...

En fin... De eso se trata, de hilar más fino en un sentido y en otro. De hilar fino.

Que clericalismos hay muchos, que pretensiones de iglesias paralelas y fuera y dentro hay muchas, que el tema no es sólo ni nunca en el tema del clericalismo lo de una sotana o un hábito, es otra cosa también, creo, pienso, no sé, a ver qué va saliendo y qué van diciendo otros.

Bueno, me voy a cenar fuera, mañana no habrá entrada porque viajo y voy a descansar algo, será pasado mañana, espero.

Gracias.

ReyVindiko dijo...

Una serie de datos, porque el nivel exigido ya se acerca al ensayo y a estas horas mi nivel energético e intelectual deja mucho que desear:
-Nadie quería dar clases de religión en mi colegio y me ofrecí a ello: cada vez tengo más gente que no está bautizada (españoles).
-Lo que leí de Leonardo Boff (Hablemos de la otra vida) me gustó bastante. Claro que fue recomendado por un cura muy interesante y antes de que intentara meter el marxismo y la lucha de clases en las catequesis.
-La mayoría de los curas que conozco suelen ser también muy interesantes y necesarios. Tanto anticlericalismo está acrisolando la pureza sacerdotal.
-El anticlericalismo 3 no sale de la nada. Está azuzado por quien entiende que la Iglesia puede resultar muy incómoda. Suele ser muy efectivo y reparte esos mantras que nombráis y que han salido en el debate a todos los niveles. Todo consiste en aventar desde el cine, el periódico, la televisión toda la mierda posible hasta que toda la iglesia huela mal; dar sencillas soflamas con un claro responsable (los negros tienen sida porque el Papa no les da condones; la iglesia se opone a la curación de enfermedades; las riquezas de la iglesia acabarían con el hambre del mundo; los sótanos de los conventos están llenos de abortos de monjas; ...); ...
-A mí todo esto me confirma la existencia del demonio y que mi religión es la verdadera, pues la proliferación, el deseo de hacer daño a la iglesia católica se me hace tan evidente que no puedo pensar en que sea una ocurrencia personal y azarosa. Sino, ¿a qué tanto afán por casar a Jesús con Magdalena, hacer montajes fotográficos pornográficos con la Virgen y Cristo o representar una obra como me cago en Dios?
-Sé que mentar al maligno no aporta mucho y que los de las agujas de punto se confirman en sus ideas con apuntes como este, pero es que no encuentro otra explicación a que la gente tenga tan mala leche.
-Mi compañero de Historia, anticlerical hasta la médula, empieza a tener dudas de fe, pues no sabe si odia más a los de izquierda o a los curas, y como los primeros van más lejos que él en su anticlericalismo les está cogiendo simpatía a los segundos. Y eso no se lo perdona a los primeros.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Todos dudamos Aurora, hasta que escuchamos a Los Chunguitos.

Un abrazo.

Muy bueno, extenso, pero bueno.

Máster en Nubes dijo...

Reyvindiko: muchas gracias, muy interesante todo, o a mí me lo parece...
Lo del nivel del ensayo no es cierto, pero un mínimo sí a la hora de aportar seriedad y no barullo. En fin.
1. Amigos y familiares que dan clases de religión en los colegios o que dan catequesis tienen mucho que contar, pero mucho. Hay más gente por aquí que se que lee y que está en ello. La fe no se transmite ¿o sí? Pero se enseña ¿o no? Espero que haya aportaciones a este respecto porque si algo es importante es la fe de nuestros padres, mezclado con la libertad, la memoria y a la vez el futuro, en fin, más, más, más...

Te honra aceptar dar una asignatura que nadie quiere. Eres un héroe, que lo sepas...

2. Descontaminada de intereses diversos tengo la sensación -sólo la tengo, ya dije que no conocía nada de ella- que puede haber cosas interesantes en Boff, Ellacuría y demás. Hablaremos esta noche, lo espero ;-)

3. Me pasa igual que a ti, yo no conozco cura que no sea bueno, pero debo de haber tenido mucha suerte, mucha. Unos me parecerán más pelmas, bien es cierto, otros menos, pero desde luego que lo que veo es dedicación: una dedicación impresionante de pastores y a la vez fieles. En fin, ya volveremos sobre esto.

4. El anticlericalismo 3 se ha comido al anticlericalismo "interesante" por resumir la cuestión. Lo has descrito a las mil maravillas: no vale la pena ni dedicarles 5 minutos, aunque por otro lado ¡son legión y los medios y la cultura popular están llenos de ellos!

5. El demonio. El demonio está dentro, Reyvindiko, de mi por lo menos. No está fuera, siempre dentro. En fin, así es la vida y ya está. Aunque entiendo lo que dices, claro que sí.

6. Mentar al malingo es fundamental hoy que no se cree en él: pero reconocerlo en uno cuesta más. Lo sé, lo sé, lo sé. La falta de caridad tiene perdón pero cuando te arrepientes, lo malo es cuando no te arrepientes, como puede suceder. El equilibrio entre la caridad y a la vez que no te anden con puñetas y llamar a una tontería por su nombre y siempre es difícil.

7. Me pasa igual: amigos anticlercales y hartos de la "nueva iglesia de la izquierda" cada vez (me) quieren más, nos quieren más, ja ja.

Nos vemos esta noche.

A Javier:

Gracias, demasiado largo todo, lo sé, ya volveré a lo corto, espero. En fin, hoy descanso por viaje. Y sí, no hay como la libertad de ser un poco hortera como los chichos.

lolo dijo...

¿Qué tal hoy? Menos movimiento veo…bien. Mira, más tranquila escribo.

La fe no se transmite…creo que la fe se puede contagiar, si acaso. Pero transmitirse yo te la doy y tú la recibes, no. Si la fe se vive en la familia, en el Colegio, va adhiriéndose como otras cosas que vamos aprendiendo desde niños. Es el sustrato.

La fe se enseña…pues creo que tampoco. Se enseñan los motivos que el hombre, el niño, tiene para creer. Se enseña a conocer el Evangelio, a reconocer los sacramentos, a saber cuál es la Historia de la Iglesia, se puede enseñar a rezar, teorías. Otra vez aquí, si el que enseña vive, puede contagiarse.

¿Qué tiene esa persona que hace que viva así? Es la pregunta que se trata de que se haga el que quiere aprender.

Pero la fe, que es un don, creo que sólo se descubre a través de una experiencia personal, que puede darse tanto si una persona lleva toda la vida buscando sentido a su existencia, como a quien de repente ve, sin entender cómo ni por qué. Un don. Que llega cuando llega, y llega siempre cuando debe y por algo.

Cuando trabajo con niños me cuido bien de ponerles cerca de situaciones en las que Dios les pueda tocar de cerca. Reconozco que casi nunca aprenden muchos contenidos de los que se supone que deberían, me lo paso mucho mejor acercándoles al misterio que a la razón. A su edad están abiertos, esponjosos, sin prejuicios…y tal vez la catequesis es su primera y última aproximación a Jesús.

Entre sus padres, a los que trato, muchos anticlericales, que ya casi lo voy a entrecomillar, tipo 1 y 3. Quieren que sus hijos conozcan y comulguen y se acercan temerosos de una buena bronca…no sé por qué o sí. También yo he pensado siempre que en esa generación, entre 30 y 40, el 6º y el 9º han hecho estragos. Mal explicados, creo yo. Mal entendidos, también. Y mucha pereza que da lo de ir a Misa, que total al final, es lo más fácil. Es gente que le tiene miedo a Dios, ¿"anticlericales 4"? Curiosamente a veces son los que más nos exigen. Juegan un papel importante los abuelos, abuelas especialmente, que son las que les enseñan a rezar y les acercan a ese modo de vivir; tiernas, comprensivas y pacientes, no me extraña que acerquen.

Hablo de acercar constantemente, y creo que esa es realmente la labor. Ponerlos ahí, para que sea Dios quien haga.

Ya seguiré si quieres, este tema mola.
Y el de “la nueva iglesia de la izquierda”, también.

lolo dijo...

Se me pasaba decirte que creo que entiendo lo que comentabas ayer respecto a un anticlericalismo de dentro que parece denostar al clero diocesano, ordenes religiosas… desde otros movimientos…pues sí: lo veo y lo veo. Pero también viceversa.

”Este anticlericalismo 5”, me duele a mí, mira por dónde. Lo hablamos, lo hablamos??

sarracena infiel dijo...

Por Dios ¡qué intensidad blogera!

Unas cosillas:

1) Al margen de debates de distinto calado filosófico, a la gente, así en genral, no le gustan los curas ni las cosas de curas.

2) ¿Razones? Variadas, se identifican con un no se qué represivo y atrasado, "fuera de onda".

3) Yo no se si hay curas buenos o malos, si se que hay buenas o malas personas que, a veces, son curas......

4) En general, el discurso anticlerical suele ser un discurso anti-católico y, desde luego, poco o nada reflexivo, estructurado o meditado.

5) A la gente, así en en general, le importa un pito, es mucho más agradable y entretenida, dónde vas a parar, la TV y si sale la innombrable, mejor que mejor.

6) Incluso en los debates (mejor dicho, especialmente en los debates) seguimos siendo un país de charanga y pandereta, españolito que vienes al mundo te guarde Dios, zafio, inculto y sectario.

Dicho sea todo sin ánimo de molestar; en una reflexión en general y, por tanto, susceptible de caer en aquello que describo....

Con Dios, hedbanna.

Máster en Nubes dijo...

Lolo:
Lo primero, muchas gracias seguir y comentar, la verdad. Me parece muy interesante lo que cuentas. A mí me parece que parece que hay como partes de lo que se puede enseñar en una clase y lo que no, en el colegio o fuera del colegio, en esta "materia". No sé, hay una parte de catequesis o catequética, de doctrina católica ´digámoslo así, que se enseña a veces en algunos colegios o cuando te preparan para la primera comunión o la confirmación en la parroquia. También, yo qué sé, está la historia sagrada que creo recordar que dábamos una parte antes, no sé ahora, simplemente saber quién era Moises, es un poner, algo de cultura general que está bien y es importante, para unos más y para otros menos. Y moral también dábamos una parte, no me acuerdo bien, pero precisamente porque de la catequesis de la comunión 8 años no puedes vivir toda tu vida digo así, de cabeza, o eso se piensa y creo que con razón. Y luego otra cosa que es paralela o no, no sé, la verdad, que es a lo que tú haces referencia que te importa más y suena como que tienes razón.

Lo que cuentas de los padres me suena porque me lo cuentan otras amigas y amigos, y es cierto.

Quizás creo yo que hay una cosa que no llega a estar bien planteada o que cuando hablamos suena raro y es precisamente lo de la "práctica" entendida como ir a misa los domingos, no sé. Es como un termómetro pero no creo que sea el único, o como la confesión, que es uno pero no el único. Y más. O sea pensar que una persona es más practicante católica por acercarse a los sacramentos creo que tiene algo de cierto pero algo de confuso, no sé cómo explicar esto. El otro día me contaba un amigo cómo en su parroquia todas las cabezas son blancas o infantiles, en fin, algo que hace pensar pero que no cabe resolver de cualquier manera, me gustaría saber qué es lo que pasa, asumo que dejar de ir a misa el domingo tiene detrás una razón, tampoco quiero decir que sea clave o punto de inflexión, pero no sé, me da vueltas esto. Como la confesión, el momento en que dejas de confesarte , no sé.

Más de anticlericalismo: es complejo todo, bastante complejo, necesito pensar más ¿hay un rechazo como instintivo hacia quien no vive "como los demás", en familia, "metido en el mundo", como "aparte"? Hoy que hablamos de diversidad ¿por qué molestan tanto las sotanas o un voto de castidad, pongo por caso? No sé, hay mucha tela, mucha. No añade nada, pero sé que amigos míos me dicen: no me puede hablar de moral ni de nada familiar alguien que no vive en familia, no es de recibo. Y este argumento tiene una parte de razón y otra que no, no sé. ¿Seguimos hablando?

Alguien que ponga orden en el punto en que estamos, o no, quizás no estemos divagando o sí, no sé.

Máster en Nubes dijo...

Pepa, gracias también, los puntos tan resumidos se agradecen con tanta divagación propia que no ajena, muy al grano, picapletios. Estoy de acuerdo con todos y cada uno.

Y no me hables en caer en aquello que critico porque en fin para malos ejemplos ... en fin.

Hoy toca otra entrada por el día, pero la siguiente de pasado mañana intentará incluir lo que habéis dicho aquí, creo, a ver si tengo tiempo.

lolo dijo...

Divago, lo sé.
1.- Fe no es igual a religión. Se puede practicar sin tener fe, se puede cumplir sin creer.
2.- Moral no es igual a fe. La moral está formada por normas que implican un seguimiento. Obedecer normas puede ser una actitud a ciegas.
3.- Los que creen no desde la práctica sino desde el interior son pocos, poquísimos.
Por tanto son raros, rarísimos, y me da que este tipo de diversidad no se incluye en la políticamente correcta (otra vez la ideología). Pero siempre lo raro se trató despectivamente.
4.- Los que viven “aparte”, como tú dices, no creo que creen un rechazo instintivo, salvo que se les considere carcas, mal rollo, curas diocesanos etc ( más ideología) Me contaba una amiga monja, que las órdenes que trabajan en medio del mundo, y son muchas (educación, atención a enfermos en hospitales, trabajo de barrio…) no tienen vocaciones. Esto no extraña. Pero sin embargo han aumentado las que son muy radicales (clausura, Misioneras de la Caridad…). Para pensarlo.
5.- Voto de castidad, es un ejemplo bien puesto. Máximo bien de la persona, necesario por encima de todos, el asunto de la sexualidad. Vendido como ningún otro, y a todo el mundo le mola. Aquí no hay sólo ideología, hay también otros interesa que venden más. El peor explicado por la Iglesia. O casi. Tema estrella.
6.-Quien no lo viva que no hable. Bueno, sí puede hablar, pero en la conciencia de cada cual está el discernir. Palabro rarísimo que se aprende de mayor. Antes puede servir alguien más sabio que uno, no digo que no. Sobre esto último diría más pero ya está bien.

Quiero emular a alguna comentarista que resume y numera con eficacia, pero ya ves, no me sale.
Yo por mí sigo, pero hija, me parece que estoy más solaaa... si canso, házmelo saber.

Sunsi dijo...

Venga, lolo, que te hago compañía.
A punto de ir a comer... dos pinceladas y si eso... luego sigo.

Cosas clave que has dicho. La fe es un don. Lo da Dios. ¿A quién? ¿Cómo?... Para mí, un misterio. Pero sí es cierto que hay gente honesta que busca y etá abierta a escuchar, leer... lo que sea para abrazar algo que todavía no tiene y ansía.

Quizá estamos racionalizando demasiado... Otra cosa que se me ha clavado en el corazón, catequista. Acercarlos... intentar que tengan experiencias personales. Me decía el P. Matteo...la mejor catequesis...ayudarles a que se acerquen a Cristo con oración del corazón. Una conversación de hijo con su Padre... plegaria de desahogo, de petición o de contemplación. Delante del sagrario se esfuman los estereotipos de curas, monjas y demás prejuicios... O leyendo un rato el Evangelio.

La plegaria. Quizá no pega ahora, en este debate.

Y voy a comer. Hoy hay fiesta en el cole y están los ciudadanos con hambre voraz.

Hasta luego...

Driver dijo...

Conformo cumplo años o bien escribo cuentos soñados, o bien experiencias vividas.
Opiniones cada vez menos.
El cuento se lee y la experiencia vivida se comparte. Ambas cosas se pueden "tocar".
...
Hace pocos mese tuve un problema personal serio.
Busqué ayuda y me vi más solo que la una.
Cogí el coche, me dirigí a una parroquia y pregunté por el cura.
El señor que me atendió me dio el móvil del cura y me preguntó: "¿tiene usted coche?"
Yo le dije que sí.
"Lo va a necesitar".
...
Salgo de la parroquia y le llamo.
"¿Me puede usted atender?".
"Sí hombre, ¡como no!, ¿tiene usted coche?"
Otra vez la preguntita de marras.
...
Empecé corriendo hacia una dirección que me dio el cura.
Un residencia de ancianos.
Cuando llegué ya se había ido.
Vuelta a llamar.
....
Seguí corriendo hacia otra dirección.
Un colegio infantil.
Cuando llegué ya se había ido.
Vuelta a llamar.
....
Vuelta a la parroquia.
Cuando llegué oficiaba un funeral.
Espero.
Acaba el funeral.
Le abordo.
"¿Me puede acompañar?"
Me monto en su coche y vamos juntos a otra parroquia.
Trayecto corto, no me da tiempo a explicarme.
Corre, corre que te pillo.
Semáforos en ámbar.
Aquello era un rally.
...
A las diez y media encontró un hueco de una hora y me atendió.
Cenamos en un bar, en la barra.
...
Fuera había aparcado en doble fila el coche de un cura.
Doble intermitencia.
...
Mientras le contaba mi problema moral y él me ayudaba, los pilotos de la doble intermitencia parpadeaban.

En la noche oscura de la gran ciudad, parpadeaban.

Una y otra vez parpadeaban.

Incansables.

sarracena infiel dijo...

No es por incordiar, pero:

a) Mucha teoría y poca práctica, la fe, como todo, es un movimiento que se demuestra andando.

b) Divergencia teológicas en el seno de la Iglesia Católica (la única que conozco) pues no se, no soy Doctora en Teología.

c) Es muy fácil "apuntarse" o "repudiar" a sacerdotes o teólogos tipo Boff o Ellacuría, aquí, en nuestra cómoda y pacata sociedad.

d) Lo más fácil de todo juzgar, juzgar y juzgar a diestro y siniestro.


RESUMEN PERSONAL:

En general, no presto atención a la Jerarquía; normalmente, me trae un poco al pairo y as discusiones teológicas, más.

En general, trato de cumplir:

1º. "(...)hágase Tu voluntad(...) danos hoy el pan nuestro de cada día (...)", aceptar mi cruz y seguir.

2º. Estar como las evangélicas prudentes, preparada para la llegada del Señor.

3º. Dejar la vara de medir en casa, junto con las piedras del escándalo y la de lapidar, a buen recaudo.

Y ya mismo, me voy a guardar alguna de mis manos y a encerrarme en la habitación, para que nadie me vea repartir, con tan poca humildad, esta superioridad moral que parece que luzco.


Hala, con Dios.

lolo dijo...

La amiga tuya que enumera y resume me inquieta casi siempre. Eso es bueno.
Con una sonrisa, lo digo.

Máster en Nubes dijo...

jo, ahora sí que está interesante, esto creo, pero muchos temas, demasiados, me encanta, pienso... sois la repera todos.

Con permiso mi opinión es que el final personal de Sarracena es de lo mejor y que lo que ella dice tengo la sensación que es el mejor resumen que se puede dar a esto por hoy, ay, Pepa, si ya sé por qué te quiero y te necesito cerca... (ay, que no, que no se te puede abrazar, que tienes urticaria al mamoneo)

Sunsi dijo...

Sarracena... Ahí le diste. Gracias por decirlo... "inclusive" enumerarlo. Si lo dices tú tiene... no sé... más empaque, más distinción y menos olorcillo a naftalina o a incienso, "tolojoro"...;) Ahora bien...llega otra que te pisa los talones y cómo pisa la que tú un día bautizaste como hedbana pardilla...

¿De qué va el asunto? ¿De una etiqueta en la espalda que diga "Oigan... soy católico"? ¿O quizá de hacer menos ruido y ser más coherente?. Hablar con... y luego hablar de... Se me ocurre. Y una fe sin obras es una fe muerta... Movimiento que se demuestra andando... Y que tampoco es cuestión de que nadie lleve un cronómetro para medir con qué ritmo caminas. Cada cual con el que sabe y puede...

Se habla mucho del Papa. No lo leo tan a menudo como debería, pero sí se me qued´pgrabada una frase que venía a decir, más o menos, que hay tantos caminos para llegar a Dios como seres humanos hay en la tierra. Lo digo por lo que has comentado tú, sarracena... lo de la vara de medir.¿Quién es quién para medir a quién?

Mi conclusión... la que me aplico... Ojalá que mi vida se parezca cada día , aunque sea un poco de nada, a la vida de Cristo. O, por lo menos, que sea evidente que soy critiana ... no porque lo digo, sino por cómo vivo.

Con Dios... Saludos...

Sunsi dijo...

Perdón por los errores tipográficos.Tendré que releer los comentarios... sigo comiéndome letras...

Máster en Nubes dijo...

como ya os he dicho privadamente, dejamos la última entrada sobre anticlericalismo para dentro de unos días (el domingo 4, espero). La he escrito ya 6 veces pero quiero integrar con vuestro permiso algunas de las cosas que aquí se han dicho (Lolo, Sarracena, Sunsi) y que me han gustado. A ver cómo sale, necesito más tiempo y volver a escribirla espero que por últma vez ;-)

Muchas gracuas