Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

viernes, 17 de abril de 2009

Dios, Hacienda y los cabritos (con Viggo Mortensen al fondo)




Uf, difícil esto, relacionar a Dios, nuestro Señor, el Encargao, que diría Driver, con el Ministerio de Hacienda. Acabo de recibir el borrador del IRPF, y claro, pasa lo que pasa, extrañas asociaciones de ideas. Pero lo de los cabritos no va por donde se piensa, no.

Creo que es muy normal encararse con Dios, vamos, que pasa mucho ante los desastres continuos, discontinuos, personales y, sobre todo, mundiales. Pasa por temporadas, por días, por años y vidas enteras a veces. "Tío, si existieras, no hubiera pasado esto", "Si fueras bueno", "Si fueras todopoderoso", "Tú me darías, me escucharías" "Tú harías".

Es humano creo yo. Jesús Cotta lo esboza mil veces mejor, para qué decir algo que otros insinuan tan bien y con tan pocas palabras, maestro.

Vayamos pues al Ministerio de Hacienda, esa torva institución que recauda para que luego se distribuya entre quienes más lo necesitan de acuerdo a la sabiduría de nuestros gobernantes.

Es tan hábil la labor que durante décadas han hecho para convencernos de la bondad de los impuestos que una puede acabar pensando que Dios es como el Ministerio de Hacienda: quita más a quien más tiene, reparte de acuerdo a un humano sentido de justicia distributiva, etc. Digo ya en esta tierra. Y claro, esa visión de justicia distributiva está, creo, lejos de Dios.

Es curioso, nadie se pregunta por qué le toca la loteria, pero tampoco esos ojos azules (más allá de la genética), o esa facilidad para el alemán, tampoco nos preguntamos por qué nos caen otros regalos y dones que no vemos o apreciamos. Sólo nos preguntamos por qué nos cae lo que consideramos malo. Y miramos al de al lado. Y como nos descuidemos saltamos como fieras. Y no para preguntarnos con sorpresa o hasta alegría qué narices hago yo con esos 200 francos que se me dan cada día, como en La Leyenda del Santo Bebedor de Roth: como 3 veces, trabajo en algo que quiero, naces en un país con posibles, etc., etc.. Sino, ay, por qué fulanito tiene esa mujer, ese hombre, ese trabajo, esa gracia, ese dinero, esa casa, esos hijo o esa rara habilidad. O gusta tantísimo a las mujeres, o es tan naturalmente bueno o tiene tantos amigos, es igual.

En otros casos es peor: no es que nos guste lo suyo, eso es hasta natural y humano. Es como que nos chivamos al maestro, vamos con una queja o cantinela, como el hermano del hijo pródigo podemos llegar a ser. "Pero, Dios, ¿no ves que ese tío es ... y tú le das..?." Algunas personas quisieran ser el Ministerio de Hacienda, qué horror. Pero afortunadamente estamos todos en manos de Dios y no en las de ningún gobernante real o con aspiraciones a Consejero de Dios.

Con perdón, cabrea profundamente el cabrito, valga la redundancia, que se mata en celebración de alguien que se llega a considerar de algún modo peor que nosotros, nada merecedor de algo, por lo menos no antes que nosotros, o no en lo que consideramos que es nuestro lugar.

Y otras veces además, es que matan el cabrito y se lo dan ¡cuando a nuestros ojos no está todavía nada arrepentido! Dios no tiene ni pajolera idea de lo que se hace, vamos. ¡Cuánto arrepentimiento ajeno, que no propio, se busca, se pretende, no por la Gloria de Dios o el bien de las personas, sino como una extraña forma de reconocimiento propio! Ahora, majo, eres bueno como yo lo soy, ahora puedes ya tener tu cabrito. Joé, de verdad, se puede ser de traca a veces.
Y alucinas porque es mucho peor, es decir, es mejor, mucho mejor. A Dios gracias.

Dios, nuestro Padre, mata un cabrito, mil cabritos, porque le sale de sus santos... güitos. Bueno, no. Dios no es hombre, así que esto sobra. La idea: todos los días se matan cabritos para que gente muy diversa se lo pase en grande. Y eso fastidia mucho no a Dios, que es infinitamente bueno y elige ese cabrito que cada uno necesita, y que en estos momentos puede estar bastante ocupado con lo de Palestina, un niño enfermito, o un hombre a quien no le hace ni caso la mujer a la que adora.

Dios no sé si está contento o no, con nosotros o con cada uno, pero hala, venga a matar cabritos por sus hijos, para sus hijas: pródigos, no pródigos, veinte o cuarenta y ocho años, arrepentidos o nada arrepentidas. Dios mata cabritos todos los días. De hecho entregó ya lo que más quería por nosotros, por todos nosotros. Entrego a su Hijo. Y ya está. Ya está hecho. Ya.

No estoy hablando de injusticias producto de la actividad humana, creo que ahí sí que hay que rebelarse y que nos fastidie por dentro de verdad. Y trabajar, eso sobre todo. Estoy hablando de regalos reales, de dones naturales y de otras cosas también que caen a unos y otros y porque sí. Y que a veces pueden movernos a una tonta rebeldía o provocar como un leve fastidio. Esta persona tiene un carácter envidiable, esta otra es guapa de morirse, este tiene la suerte de caer bien o ha sacado las oposiciones a la primera cuando ha estudiado menos que yo. O tiene lelo a un tío, cuando yo, yo sí y no ella, haría feliz, pongamos por caso, a Viggo Mortensen, y no esa novia que se ha buscado. Esto último me ha salido del alma, me parece totalmente incomprensible y una injusticia de tomo y lomo, pero lo acepto, malamente, qué le voy a hacer.

Todos los santos días hay cabrito en la mesa, en muchas mesas, no sólo en aquella del que se envidia, no sólo en la del que se arrepiente o no a nuestros ojos. Va de otra cosa esto, creo. Y pienso que desde luego no hay cabrito en la del que no goza y mucho por y en el bien propio y ajeno. En esa no hay cabrito solo porque no se es capaz de verlo.

El Ministerio de Hacienda tiene también mucho que ver con el sentido puritano de la vida, de orden y concierto. Si te portas bien Dios te premiará con esto y con lo otro. No fumes y no tendrás cáncer. Haz deporte y llegarás a una vejez en condiciones. Si estás gordo es porque comes lo que no debes. Qué aburrimiento y qué estupidez. La enfermedad, el dolor, el fracaso o el error parecen ser así siempre consecuencia directa o culpa de nuestro mal comportamiento. Que si fuéramos buenos, uf, tendríamos de todo y ya. Vamos, hombre, a otro perro con ese hueso. Hay veces que sí y veces que no. Esto no es "We're the world, we're the children" de Michael Jackson, por Dios.

Creo que ser católico o poeta -algunos ambas cosas- significa tener ojos para ver el desastre y la alegría, las dos. Sólo ellos pueden ver esto con el corazón. El desastre primero de lo que es uno por dentro y el desastre de las desgracias no sólo que le caen a uno -faltaría más, cada uno tiene las suyas - sino las que les caen a los demás y com-padecerse con ellos: eso es sensibilidad de verdad, ver penas ajenas, para las propias no hace falta mucha, ya las sentimos.

Pero también es sensibilidad alegrarse de corazón con el bien ajeno, allá donde esté, por pequeño que sea. A veces es un rastro de bien. Otras puede revestirse de extrañas formas que pueden parecer escandalosas, pecaminosas. Pero casi todo necesita de una mirada de amor, de comprensión, intentar ver más allá de lo que parece siempre.

Ser poeta, ser católico, es no entender la mayoría de las veces absolutamente nada, quedarse totalmente perplejo por mucha fe que se tenga y con una permanente cara de idiota. Ni siquiera es "aceptar" el mal -no creo nada en la resignación en el sentido tradicional del término- sino intentar seguir adelante haciendo lo que se puede. Sintiéndose inmerecidamente redimidos siempre y regalados. Llamados a compartir no por generosidad siquiera, porque es lo natural . Y también, y por lo mismo, alentados para disfrutar en el banquete de la vida y los muchos dones que se ponen encima de la mesa, a pesar de la que cae, que a menudo es de órdago a la grande. Va por épocas, pero a todos nos toca.

O llorando por las esquinas a veces, vale, pero por Dios, sin buscar una respuesta ordenada, totalizadora, integradora, una sola, puñetera y fácil respuesta que nos libre de una vez por todas de nuestras preguntas, de nuestras incoherencias y nos muestre un mundo feliz a lo Huxley, la publicidad o la televisión.

Personalmente prefiero la duda y hasta la negación a la estupidez y la frivolidad de la simplicidad, que no de la sencillez.

Por cierto, hablando de simplicidades, creo en la felicidad. Creo en un moderado sentido de la felicidad, único ámbito en el que los resultados de esa moderada felicidad no vienen precisamente por la vía de la moderación de vida, la verdad.

Aurea mediocritas. Pues claro: saber que una no hará casi nada bien, se equivocará las más de las veces, acertará otras -por supuesto- y que no pasa nunca nada, ni cuando sí ni cuando no.
En esa falta de moderación y de prudencia al vivir está la limitación, la moderación o hasta la pobreza de los resultados, por supuesto, que son eso, mediocres. Porque así suele salir todo, mediopensionista y sin acabar, deshilachado. Y en esa aurea mediocritas está a veces la felicidad: cuando algunas cosas importantes salen mal, otras regular y otras, muy poco importantes, muy bien. Pero nada sale como una soñó ni deseó jamás, ni como pide a menudo. Casi nada. ¿Y qué? Ya sabrá el Encargao lo que se hace.

Hacienda está mandando ya los borradores del IRPF, hay muchos que están mal, pero en cualquier caso cuando pagamos es que algo ganamos. Algo. No es un consuelo y no he defraudado al fisco en mi vida, sean justos o injustos los impuestos. Al final sabes que siempre algo ganas. Porque te retienen sabes que estás ganando.

Buen finde, nos vemos el lunes, es un decir.

PS: Hoy, 17 de Abril, es mi cumpleaños y el de Suso Ares. Por favor, felicitadnos. A mí me hace mucha ilusión, a Suso no tengo ni idea, asumo que también. Soy descarada, me encanta pedir, que me regalen y regalar, y sentirme siempre eso, regalada y agradecida.

50 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lo primero es FELICIDADES, a ti Aurora y a Suso.

Felicidades Suso.

Y lo de dios con la menestra de Hacienda, como que no, eh, por muchos borradores, devoluciones o saldos a pagar.

Felicidades AURORA.

Un fuerte abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Joé, Javier, qué tío más veloz eres, es que lo acababa de poner ¿a qué velocidad lees tú? ...

Pues eso, que no, que aunque algunos aspirantes a Consejeros de Dios se empeñen Dios no es Hacienda, para nada ;-)

Un fuerte abrazo de vuelta y mil gracias (mañana más gracias, hoy no podían, así que ya te daré más las gracias)

Aurora

Lane dijo...

FELIZ NACIMIENTO AURORA Y SUSO.

Bs

Antonio Azuaga dijo...

¡¡¡FELICIDADES!!!, Aurora, por todo; absolutamente por todo.

Un beso.

P.S. Ah, se me olvidaba (es que le conozco menos), también a Suso, naturalmente.

Olga B. dijo...

Felicidades, querida Aurora.
Te mereces mucho más que esto pero ante la sorpresa (¡cómo sabes callar, guapa, casi tanto como hablar!.-)de momento sólo puedo desearte esto: toda la felicidad.
Un beso.

Suso dijo...

¡Felicidades a los dos!

Mírate bien lo de Hacienda,ayer era noticia que habían hecho mal los cálculos en miles de (siempre a su favor,claro).

Ya sabes que ultimamente ,en esto de Dios, prefiero el silencio (y con Hacienda también).

Driver dijo...

Felicidades, Aurora y Suso.
Que paséis un buen día.
...
Aurora: tenía el ferrari matriculado para regalártelo, pero en el último momento cambié de opinión.Me parecía muy frío.
Así que te dejo un cuento.
Ya sabes, es mi forma de mandar besos.

MASTER EN NUBES.

Había una vez, en un tiempo muy, muy cercano, una chica que volaba entre las nubes.
Allí arriba hay aire, un gas natural regido por las leyes de los fluidos laminares.
Y agua, la esencia de la vida, obedeciendo las leyes de la termodinámica.
Presión y temperatura consiguen que se presente en varios estados.

Pero la chica del cuento no entendía ni de fluidos laminares ni de termodinámica.

Ella se fijaba en otras cosas.

En las corrientes. Frías o calientes, templadas, vigorosas, furiosas, apacibles, señoriales, profundas, tenues, virulentas, juguetonas, alegres.

En los reflejos de la luz sobre las nubes. Cirros, cúmulos, estratos, limbos, agrupadas, solitarias, estilizadas, francamente horizontales, algodonosas; en infinitos tonos de luz divina, iluminadas desde el espacio exterior, reflejándose en la tierra parda, en las cordilleras graníticas, en los prados verdosos.

Las piruetas de los vientos.
Los remolinos de las emociones.
Los entresijos del alma humana y divina.
El acontecer de los días azules.
El recorrido de las aguas bravas.
Los meandros de los ríos tranquilos.
Los espectáculos naturales.
Los fuegos artificiales.
El amarillo limón.
La luna lunera, cascabelera.

Y la chica del cuento escribí, vivía y compartía.

Generosa y rápida.

Su vida era un volar entre nubes termodinámicas y fluidos laminares.

Y sin conocer las leyes físicas, se movía con soltura en las alturas.

Porque navegaba su Máster.

Una intensa vivencia entre nubes.

Si alzas la vista la verás. Fíjate.

Entre nubes rotundas.

Flotando eternamente.

Con clase.

La Aurora Boreal.

Modestino dijo...

Muchas felicidades Aurora: que pases un día formidable y que la vida te sonría hoy y siempre¡¡.

Muy buena entrada, creo que das en el clavo. Dios siempre sabe más, aunque en ocasiones nos resistamos a aceptarlo.

Jose A. dijo...

Muchas felicidades Aurora. Que pases un buen día y que sigas escribiendo a borbotones, como sólo lo sabes hacer tú.

Ángel Ruiz dijo...

¡Pues felicidades!

Suso Ares Fondevila dijo...

Yo que pensaba pasar de incógnito...
No, en serio, muchas gracias a todos, a Aurora en primer lugar -¡Felicidades, Máster, si no existieras habría que inventarte!-.

Jesús, el Gran Cabrito de Dios, para todos y todas.
Un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Gracias Lane por todo, ya recibí tu correo, mil gracias. A ver si curramos juntas en algo, hablamos ;-)

Un abrazo

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Gracias a ti, Antonio, que tengas un buen fin de semana. Un abrazo y un beso

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Olga: gracias, aunque no lo parezca a veces estoy callada ;-) Eres un sol (esos ojos ahumados ¿cómo quedaron?)
Un abrazo,
Aurora

Máster en Nubes dijo...

Suso: gracias, y desde luego que el silencio es mucho mejor que las chorradas que una pueda decir que sobran siempre. Toda la razón, amigo.
Un abrazo
Aurora

Máster en Nubes dijo...

Driver: eres un sol por el cuento y la llamada. Mil gracias y un abrazo, descansa el fin de semana con tu familia, por favor te lo pido.

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Modestino: gracias a ti. Me pasa como con otros, me das mucha paz cada vez que te leo. Mucha serenidad. Cuando sea mayor quiero ser como tú (lo malo es que ya lo soy ;-)
Un abrazo
Aurora

Máster en Nubes dijo...

Jose A.:
Gracias por venir y leer en su caso estos rollos. A ver si aprendo a escribir más corto como otros tan bien hacéis. Espero que tus hijos y tu mujer estéis bien y ya sabes que estáis emplazados a visitarme (la casita resistirá a tus hijos porque "peor" que algunos de mis sobrinos o hijos de amigos no serán seguro ;-)

Un abrazo, Jose A
Aurora

Máster en Nubes dijo...

Gracias, Angel, maestro ;-), y buen viaje, que lo paséis fenomenal.

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Suso:
Eres un hombre discreto, pero yo no. Te mando un cordial saludo, un abrazo muy fuerte, buen viaje ;-)

Aurora

Jesús Cotta Lobato dijo...

Feliz cumpleaños, Aurora. Que sigas tan optimista, guapa y elegante como en la foto.
Esta entrada es toda una inyección de sabiduría vital y optimismo. El Encargao, porque le ha salido de ahí, ha matado para mí muchos cabritos y cada vez que lo paso mal por algo, le agradezco los chivos y fiestas que ha organizado para mí porque le da la real gana. Traduciéndolo a tus metáforas, me convenzo más de que lo mejor es agradecer en vez de envidiar.

CB dijo...

Vengo corriendo desde el Blog de Suso: ¡muchísimas felicidades, Aurora! Que sepas que te leo, que sepas que me encanta. Te leo los fines de semana, eso sí, porque contigo no se puede ir a salto de mata como suelo. Eres la revolución del Blog, es impresionante: el cariño, la simpatía y las cosas que dices como quien no quiere la cosa.
A punto he estado unas cuantas veces de entrar a darte un par de Bravos (el día de "besos y cruces" me levantaste de la silla, bravo por ella, sentirlo así, decirlo así, aquello de la devoción por las personas...ahí casi entro para dejarte una cosa que decía Teresa de Calcuta, pero tenías el patio ya tan animado que me dio corte entrar en ese plan, y sobre todo así, de primeras).
Bueno, que un placer, Aurora del Boalo. Felicidades de verdad y que sigas así, que seguirás.
Cristina.

Sunsi dijo...

Aurora guapa... la Reina del Boalo, de sus alrededores y del mundo mundial. ¡¡¡Muchísimas felicidades!!!
El rayo que no cesa, la alegría de la huerta, la palabra vertiginosa, contundente y cascabelera, hospitalaria como nadie, buena cocinera, adoptadora (no sé si existe esta palabra pero me da igual)de perros y de cualquiera que dé tumbos por la vida.
Y de 1961. El año mágico como explic Driver. Que se lee igual al derecho y al revés. Que te quiero,guapa.

Y ya no tengo espacio para conmentar tu entrada... que menuda entrada...

Hoy empatamos.

Que te lo celebren bien, que te regalen un buen tinto y que el sol luzca hoy para ti.

Besos

Máster en Nubes dijo...

Jesús:

Esta entrada es un rollo macabeo y me arrpentí nada más publicarla, me pasa así con casi todo: impulso y arrepentimiento, impulso y vergüenza... etc.

No te conozco de nada, pero apuesto a que eres incapaz de sentir envidia de nada ni de nadie.

Gracias por los halagos, hacen siempre ilusión.

Seguimos en contacto, "entreno" a mi ahijado Javier no para buen yerno tuyo, sino para buen marido de tu hija ;-) El chico promete a pesar de su falta de dientes actual, pero las mujeres no miramos tanto el físico...

Un abrazo
Aurora

Máster en Nubes dijo...

Sunsi, guapa, no te puedo ni llamar hoy, de clases de 9 a 6, pero es la mejor celebración. Prefiero esto a la consultoría mil veces más...

Gracias por todo y siempre. Si las cosas salen medianamente bien es porque tengo amigas y amigos estupendos siempre.

Un abrazo

Aurora

Máster en Nubes dijo...

CB:
Gracias por venir, leer y hasta comentar a este rollo de hoy, más largo que el ya largo habitual. Quiero hacerlo mejor, pero no me sale, más corto, menos largo, más sustancioso, menos rollazo, más ligero... En fin... Pero da igual, al final al escribir no se puede ser como no se es ;-) A mi me gustan los demás, la verdad, me dan ¡envidia de la buena, de la que me gustaría ser como ellos!

Vuelve cuando quieras y si eres capaz de acabar de leer lo que escribo mereces un premio a la paciencia.

Un abrazo y buen finde, entro en clases de nuevo

Aurora

poética hedbanna dijo...

A casi todos, de tanto entando, nos da por el síndrome del hijo pródigo.

Salvo excepciones, que las hay, ninguno estamos libre de tal pecado.

Así que, nada, como la prudentes evangélicas, alerta siempre.

Dicho lo cual, paso a felicitar como se merece:

Aurora, hedbanna,
serrana del Guadarrama,
el día en que naciste,
grandes señales había:
estaba la mar en calma,
la luna estaba crecida,
serrana que en tal signo nace,
no sabe decir mentira....

Aurorita, aurorita,
Aurita con amor,
do todas las avecicas,
van buscar consolación,
no te fíes del malo,
ni del falso ni del engañador.

Y no vi en el Guadarrama,
otra moza más fermosa,
que aquesta vaquera, lozana
y fermosa.

Copyright del Romancero, recopilado por Menéndez Pidal

FELICIDADES..................

CB dijo...

Gracias a ti, Aurora. Nada de paciencia, es un verdadero placer leerte y oírte pensar y contar, y una suerte haberte encontrado.
Buen finde para ti también.
Cristina

ana dijo...

¡Un beso ENORRRRRME!

¡¡¡¡¡que sea un estupendo día estés donde estés y hagas lo que hagas!!!

QUE SEAS HOY...
ESPECIALMENTE FELIZ

Sinestesia Gastronómica dijo...

Felicidades también por aquí, te mandé un msn... pero no sé si te llegó, así que otra vez te felicito, jejeje

Muak

Mirna dijo...

Muchísimas felicidades, Aurora, y Suso, también. No creo que olvide la fecha de tu cumpleaños, porque coincides con mi Santiago (mi hijo mayor, 9), así que de ahora en adelante, recordaré felicitarte.
Tu entrada de hoy me ha recordado La parábola de los talentos. De Hacienda... prefiero no hablar, ¿no somos todos???
Un beso y disfruta tu cumpleaños como te mereces.

Outsider friar dijo...

Uf... Qué maravilla. Lo de "torva institución" me ha hecho sonreír en estos tan torvos tiempos que vivimos....
"Feliz, feliz en tu día, Máster en Nubes que Dios te bendiga..."

Máster en Nubes dijo...

Pepa:
Mi físico o cuerpo o como se llame tiene todo que ver con lo que sea menos con una lozana serrana, ya me has visto, así que menos cachondeito, guapa.

En cualquier caso cuento contigo para que estos dias de vacaciones que tan bien nos van a venir yo me coma todo lo que tú no vas a comer si sigues a régimen. Todas las grasas, todo el alcohol, todo, todo, pa mi.

Y lo de las avecicas, tranquila, que tengo la guía Petersen y suelo saber sus hábitos y costumbres, no me pillan desprevenida.

Un abrazo, guapetona

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Ana, hablamos, a ver si te pillo. Muchas gracias.

Un abrazo y aquí tengo a Tana que está salvaje, todo el día fuera y se porta fenomenal, cuando vuelvo me recibe como Dino: y aprovecha para portarse todo lo mal que no se ha portado hoy...

Máster en Nubes dijo...

Lo recibí, Raquel, mil gracias, pero entré a clase a las 9, salí a eso de las 6 y tuve 2 descansos que se me hicieron corto. Hablamos, dudas sobre el mojito ;-)

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Mirna: el 17 nació mucha gente, tengo 2 primos hijos de hermanos de mi madre que tienen el mismo cumpleaños que yo, es curioso...

Y en fin, que tenemos que intercambiar recetas, veo que lo tuyo es la repostería, los panes, soy más de salado, pero tenemos que hablar ;-) Majo reyvindiki eh?

Un abrazo y gracias

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Friar, outsider, el más outsider de los friars o viceversa, o sea, clérigo por libre ;-), te leo casi siempre, a veces no comento porque no tengo nada que añadir...

En fin, que gracias por venir: todo lo escrito sobra. Me di cuenta al poner la entrada, mejor el silencio que dice Suso.

A ver si aprendo, pero creo que no...

Un abrazo
Aurora

Maripaz Brugos dijo...

Aurora guapa, ¡¡¡ Mil Felicidades!!!

Te deseo un dia feliz y te envío, un beso muy especial y todo mi cariño

Te he enviado un correo de parte de "Leti" y "Laika"

Tambien para Suso, ¡Felicidades!

Manolo dijo...

Felicidades Aurora. Desde Córdoba te deseo lo mejor en este día (aunque algo tarde). Te dejo como regalo algo que leí de la obra "Un alto en el camino" del "poeta pastor" Julián Sánchez prieto.
----------
¿Por qué te encontré, mujer?
Si era mi senda tan llana
como la parda besana
que roza el sol al nacer
en la estepa castellana.
¿Quién te puso en mí camino?
Si en mi vivir campesino,
luchador y montaraz,
¡Yo era un feliz peregrino
del sendero de la paz!
¿Por qué? Si era mi jornada
tan risueña y sosegada
como una tarde abrileña.
¿Por qué busco tu mirada?
Si en mi tranquilo bregar
mi dicha era contemplar
mis gentes y mis rastrojos,
¿por qué ahora no sé mirar
si no me alumbran tus ojos?
¿Qué misterioso poder
es el tuyo sobre mí?
¿Por qué te encontré, mujer?
-------
¿Quien lo sabe?. Nada es al pie de la letra, pero me ha parecido una buena forma de felicitarte y expresar, más o menos, lo que ha supuesto encontrarte.

Besos

Sinestesia Gastronómica dijo...

Acaba de llegar Mario y te manda muchas felicidades también!!!

Ok cualquier cosa en cuanto a la elaboración de mojitos me llamas.

Besin y buenas noches

Anónimo dijo...

Muchas felicidades, Pimentel.
En nada, te acompaño. Ya sabes, ni se te ocurra llamarme; odio ese día del año.
Carmen. (no la de la tele, no)

Máster en Nubes dijo...

Manolo: muchas gracias, no estoy en mi casa, temas de trabajo y familia me tienen en Madrid, a ver si hablamos.

Me ha emocionado el poema, eres un... tío estupendo y seguro que nos acabamos por ver algún día ;-)

Me acuerdo de tus temas familiares, ya me contarás... Un abrazo y muchas gracias, me ha llegado al corazón.

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Gracias, Raquel, y Mario, ya sabes lo que te aprecio, porque no tengo dinero que si no te nombraba mi entrenador personal y me iba a poner para el verano niquelada ;-)

Abrazos a los 2

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Carmen:
No sé quién eres y me encantaría saberlo, la verdad;-).

O me escribes al correo de gmail que aparece en mi perfil o seguiré sin saberlo.

A mi en cambio me encanta cumplir años y jamás me ha importado ni me importa decir la edad. Es pública hasta en mi perfil y desde el principio ;-)

Aurora

vicky dijo...

Muchas Felicidades Aurora... Aparezco desde Sevilla, te "sigo" desde hace tiempo y me gustaría hablar contigo tranquilamente de mil y una cosas.
¿Lo hacemos por mail un primer contacto?
Muchos besos,
valiaga@ono.com

Toi dijo...

El otro día pasé un día en una finca en la frontera con Portugal, por trabajo, con un señor encantador, amable, con un montón de años vividos (más de sesenta, creo) cuya conversación era interesante, y culta, y con el que discrepé apasionadamente durante el almuerzo de muchos asuntos, políticos, cotidianos, sobre Sevilla y los sevillanos, sobre el papel de la sociedad civil, sobre los políticos y sus resposabilidades, sus omisiones. No coincidíamos en muchas cosas, pero sí en una: este señor está dominado por la curiosidad. Por la simple y pura curiosidad.
Y eso le convertía en una persona absolutamente joven.
Daba igual el número de cumpleaños que había celebrado, esa búsqueda se le notaba en la sonrisa y le hacía parecer más adolescente que muchos adolescentes.
(Después me enteré de que es un alto cargo en el PSOE y además director general de una caja de ahorros, glup, con las cosas que dije del PSOE andaluz... Glup, sssielos)
Pero lo que te quiero transmitir es que sin coccerte en persona (aún) me da que tú pasas por los cumpleaños como la arena por el cedazo, que los que cumplas no pasarán de mero guarismo falso.

Lo dicho: felicidades.
Felicidad.

Máster en Nubes dijo...

Vicky, te he llamado y escrito, ya hablamos. Hoy lo vuelvo a intentar. Un beso fuerte y gracias por leer, y estar.

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Toi, nos vamos a conocer seguro, acabo por conocer a la gente que quiere que la conozcan ;-): ya son unos cuantos, unas cuantas, y serán más, sin prisas pero con interés por mi parte.

Dios, sigo teniendo pendiente la llamada a C., soy un desastre.

Gracias por el hálago, es muy bonito. Yo sólo pido eso que tú dices "que no hagan callo las cosas ni en el alma ni en el cuerpo", hasta ahora se me ha concedido y voy ligera. Es un regalo, la verdad.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Aurora, soy muy bruto, no te puedo dejar comentario en la entrada de hoy, y me vengo aquí, con tu permiso.

Bueno, sigues siendo tú, desde luego.

Pero, me ha pasado una cosa, mientras lo leía, me acordaba de Olga.

Bueno un abrazo Aurora.

Driver dijo...

Me ha pasado igual que a Javier Menéndez.
Sólo decirte que creía tener imaginación.
Pero esta vez me has superado.
...
Me da que has inventado un concepto nuevo. El Angel de la Despedida.
Y tan sólo decirte que sólo los valientes inventan nuevos conceptos.
Te envío todo mi apoyo en esta singladura.
Un beso.