Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

martes, 30 de diciembre de 2008

Culpas y culpables. Y 3)


Lo tenía pendiente, y lo del piropo también. Cierro el año y cierro temas.

Culpas y culpables, tercera parte y final, punto y aparte. Pues eso, como dicen los comentaristas, hay que distinguir entre responsabilidad por los propios actos de cada uno, culpa, sensación de culpabilidad y otros temas afines. No soy experta ni de broma, pero sí veo que lo que hemos discutido está en ámbitos distintos, quizás se solapan. Y se puede afinar más.

Responsabilidad =
1) entender (conocer, saber) que los actos de uno tienen consecuencias
2) apechugar con dichas consecuencias
3) sentido inglés, "accountability" (que para ellos es también responsabilidad): rendir cuentas de nuestros actos a alguien, ante alguien. A nivel privado: ¿dónde has estado, cariño? ¿puedo preguntarte por qué la Visa tiene 300 euros menos? A nivel público: ¿qué haces con mis impuestos?, ¿cómo gobiernas el ayuntamiento?, presentarse a un tribunal por haber atropellado a una niña y te han cogido.

Estoy con Asier y con otros muchos en que hoy hay un gran vaciamiento del concepto de responsabilidad. Y que hay que reivindicarlo. En todos los sentidos, desde el 1 -esto tiene consecuencias-, pasando por el 2 -tendrás que apechugar con ellas, sean las que sean- y el 3 -y en su caso, rendir cuentas a otros de lo que hicistes- , aunque muchas personas son tan ingenuas que lo que insisten, hala, hala, es sólo en el 3: los jueces, la policia, etc.

¿Se droga Vd? Pues no tenga el valor de decirme luego que era menos consciente y esgrima un atenuante o eximente a la hora de atropellar a alguien o pasarse de tortas con alguien. Si Vd. se droga, verá peor, estará más lento, tendrá menos reflejos o todo lo contrario, se sentirá Vd. superman cuando no lo es, depende de lo que se meta. En todo caso Vd. es responsable de lo que hace. Porque Vd. se puiso hasta el límite asuma las consecuencias de ese ponerse más allá: incluso las que Vd. no buscó. No tenga cara dura.

Miles de jóvenes se ponen hasta las cejas y luego vete a reclamar al maestro armero. Viven en una cultura de la irresponsabilidad: no es el 3 lo que les falta, que también, es que no hay gitano que les haga entender el 1, no ya el 2. Las simples y puras consecuencias físicas y psíquicas de la mierda que se meten. Entre otras cosas: siempre sus padres van detrás "limpiando" el rastro que dejan ¿cómo van a entender el 1 y el 2?

¿Qué está ocurriendo? Pues que como mucho intentamos trabajar en el nivel 3: la rendición de cuentas pública. Sea vía que el juez condene, sea la policial. Y eso es un desastre social. La responsabilidad ya no es aquí moral, es "de que te pillen y rindas cuentas". No sé si me explico.

Tuve una discusión de impresión con 2 compañeras de Facultad hace años. Me negué a que el tema del porro el en campus (era privada, aclaro) fuera un tema de traer guardias de seguridad o policia. Me parecía todo lo contrario a lo que es o debe ser una universidad. Nací en el 61 y no puedo ver a un policia en el recinto universitario. No.

Si nosotros, profesores, hasta bedeles, quien sea, no tenemos lo que hay que tener -autoridad, pero no la que nos dan, la que tienes que tener como profesionales de esto-, para impedir que un tío fume en tus narices lo que no puede fumar en la universidad, mal vamos.

Y más. Si yo no puedo ya hacer un discurso "moral" sobre drogas, es un caso, o bebida, es que lo único que nos queda es la puñetera ley. La puñetera norma. No se puede beber hasta las 10, o después de las 12 no te venden. A menos de 20 metros de un cole no puede haber un bar. Pero ¿dónde vamos? ¿a legislar nada más, a hacer "bebódromos" para que nos nos molesten mientras tanto? Somos unos cobardes. Ya podemos marear la perdiz, que por la ley no cambiaremos nada.
No, lo siento, la vida no es cuestión de leyes o normas, salvo que queramos caer en el puritanismo anglo que tan bien conozco. El tema no es "no beber": el tema es beber con moderación. Ni todo, ni nada. Con sentido común.

Y ese es el discurso que hoy no puedes hacer: el de la moderación, porque apelas a algo -la virtud- que suena a monjas y ahí ni de coña. Mejor hablemos de ética "aséptica". Lo cual acaba siendo peor. Ten claros los principios -ten principios- y luego deja a la gente que los aplique y que aspire a lo mejor, a su mejor yo, que se lo curre a su medida, no todas son iguales. Pero es más cómodo tener borregos a los que conducir con pistolas o jueces -siempre ineficaces al final- que tener a ciudadanos libres y conscientes que se exigen a ellos mismos. A personas.

Porque si no puedo hablar de virtud -quienes deben: maestros, profesores, educadores, padres-, me quedo en la puñetera norma. Y desde ahí legislo en plan la ley mosaica. ¿Entiende un tío que la bebida, el sexo o lo que sea está bien pero no a lo bestia? ¿tiene la fibra moral para dominarse cuando debe, apasionarse cuando lo mismo? Pues ya está. No es un tema de no, es un tema de sí, cuándo, con quién, hasta donde, etc. De conocer (cierta inteligencia hay que tener) que los actos humanos tienen consecuencias y apechugar con ellas para empezar: nada es gratis, todo tiene un impacto propio y en los demás. De voluntad también, no sólo de ella, pero también con ella.

El tema hoy ya no es la responsabilidad 1, 2 y 3 -que lo son, y habría que hablar de ellas- el tema, como apunté desde el inicio, es que no hay sentido de culpa tampoco. Y eso es más profundo que la responsabilidad: es sentir que has hecho mal, reconocer algo malo que tú, oh perfección de perfecciones, puedes cometer. Y dolerte, y arrepentirte, e intentar no volver a hacerlo. Lo dijeron varios en los anteriores post de la culpa: es que no hay ni rastro de sentirse mal por algo que has hecho mal, mira al monstruo de Ansteten, a los borricos de niños que machacan a otro niño, a los tíos que violaron a Sandra Palo. Es escalofriante.

No hay sentido no sólo de responsabilidad, sino de culpa: una tía se va con un señor casado y ni se plantea nada, no él, ella tampoco. Joé, tía, que tiene hijos, que ya no es un tema sólo de fidelidad hacia su mujer, es que estás metiendo en esto a personas totalmente inocentes. "Es su problema, no el mío". Alucinas en colores. No hay sentido de culpa. Ninguno. Y no es vivir sin levantar cabeza desde que metiste la pata -todos los hacemos-, es reconocerlo, pedir perdón si conviene o se debe (ayuda a veces, otras no), intentar reparar el daño siempre y seguir adelante. Pero reconociendo que hiciste mal. Porque hacemos mal, todos. El mal no es lo que dice la ley, es algo más: no seamos tan gilis de dejar al Estado, a la ley, que nos diga lo que "está mal". Al final sólo será fumar y no pagar impuestos, esto también.

En fin. Que hay mucho en esto de las culpas y culpables y las leyes son casi lo de menos. Que la responsabilidad es importante no solo para conocer (y saber medir) las consecuencias de los actos de cada uno, para apechugar con ellas y para presentarse al juez o a Hacienda, sino porque hay cosas que están mal hechas, las haga Aristóteles, el moro Muza, uno de nuestra tribu o uno mismo. Por muy bien que nos caigamos todos. Lo que está mal, mal está.

Ya solo me queda el piropo, mucho más divertido.

26 comentarios:

José María dijo...

No comparto esa idea reflejada en las leyes de que las drogas, el alcohol y demás te eximen de responsabilidad, excepto en el caso de conducir, circunstancia que entonces te agrava.
Tal como lo veo, una persona por lo general es responsable de haberse emborrachado o drogado, y por tanto debe responsabilizarse de todo cuanto haga después (con coche o sin coche).
Recuerdo que antes, en las tarjetas del Monopoli o el Palé, había una en que se decía algo así como "La policía te detiene, para que duermas la mona en el calabozo".
No sé si habría que encerrar a los borrachos, para que durmieran la mona y no hicieran burradas ebrios: pegar a la esposa, gastar dinero de la familia, coger el coche...

Pero sí creo que hay una tremenda hipocresía con el alcohol. Dicen que es malo, pero que el haschís es bueno. Dicen que es malo, pero supone una atenuante en la mayoría de delitos. Dicen que es malo, pero hay siguen bastantes menores y mayores cogiendo unas cogorzas de impresión. Porque la policía casi no puede hacer nada.

Máster en Nubes dijo...

No puede hacer nada porque no es cuestión de la policía, porque no podemos tener un Estado policial, porque el tema no es llamar y que vengan y "quiten del parque" a los 200 bestias que lo están dejando hecho una mierda.

El tema es que esos 200 bestias entiendan que está mal y no pueden hacer eso, no porque turben la paz pública -que es importante, pero no sólo lo más importante, si no, seríamos suizos- sino porque emborracharse como fin o drogarse es malo, está mal, no debe hacerse.

Tiene un impacto en tu salud, física y mental. Pero además en donde tiene impacto es que no sabes ya lo que haces, y eso no puede ser. No porque devuelvas, no porque en 5 años tendrás el cerebro fatal, es que esta noche no sabes lo que estás haciendo.

Pero este discurso no se lo hacen quienes deben: sus padres. Y no se lo dejan a hacer a otros: profesores, maestros.

No puedes decir que algo está mal. Hoy todo depende. Y no depende, narices, perder la consciencia cuando te has currado perderla no está bien. Que no me vengan con tonterías. No está bien.

Asier dijo...

Sobre la culpa: tiene su funcion positiva. Vivir mancha SIEMPRE, como dijiste tu (me ancanto esa frase) y cuando uno ha tenido las razones suficientes para haberse sentido culpable y mal durante mucho tiempo, ese hecho le permite (si tiene un minimo de algo que merezca la pena) saber ser mas empatico. Y eso es excelente. Ayuda a comprender, relativizar y tolerar.

Creo que es importante hacer la diferencia entre un defecto y una problema. La culpa se puede asociar mas facil al defecto moral, y tiene mucha carga semantica y puede implicar mucha mala baba. Genera muchas victimas directas que no son uno mismo. El problema tambien genera victimas, pero mas indirectas. Y la principal es uno mismo. Y el pasivo emocional que uno lleve a cuestas puede tener mucho que ver en todo ello. Resumiendo: no siempre que alguien se comporte como un perro esto implica que lo sea.

Uno nunca es culpable cuando no tiene la fuerza de confrontar determinadas situaciones. Ni tampoco un pringao. Hace simplemente lo que puede. Y al que mas le joden las consecuencias, aunque no sea al unico, es a si mismo.

Al final es todo tan simple (y tan repugnantemente dificil) como aprender a asumirse y a enterarse de qué va el film. Nada mas y nada menos.
A partir de esa asuncion , o al menos a partir del momento en el que te enteras de que aquello que haces puede tener consecuencias no gratas para alguien que tengas al ladito, es donde se te pueden exigir cuentas. Si tu mismo no eres capaz de exigirtelas, malo, malo...

Máster en Nubes dijo...

Uf.

Asier, como en el anuncio de los productos de Andalucia, eres un comentarista de luhhhhho.

Te pido una pequeña aclaración: ejemplo de "problema" y ejemplo de "defecto". Soy como los niños, necesito ejemplos para entender las cosas a veces.

Otra cosa. Por supuesto que la vida mancha y ay de aquel que se considere limpio.

Pero hay que reconocer las manchas como lo que son: manchas. Y en mi caso, hablo de pecados. Algo que no solo va en contra de "una ley", no es eso. Va en mi contra, me hace daño, no sólo a los demás. A veces sólo a mí. Me mina, me deja una herida a veces, me aparta de Dios, de los demás y de mi misma. En fin.

Y claro que todos hacemos en general lo que podemos, de eso no tengo dudas. El mal a conciencia poca gente lo hace.

Pero la conciencia se adormece también. Y no somos 100% "responsables" siempre y de todo lo que hacemos: están las circustancias y muchas cosas, muchas.

Pero también la conciencia, la piel, esa sensibilidad para afinar, no de modo obsesivo, pero sí delicado en el bien que podemos hacer y en el mal.

O sea: que no somos responsables 100% del mal que hacemos, muy posiblemente. Pero que es bueno "hidratar" la piel de la conciencia, darle masajitos, cuidarla y tal, también.

Porque a veces la tentación cuando has hecho algo malo de vergüenza que puedes tener -o de susto, a veces es susto- o de orgullo, es empezar a pensar que "tan malo" no es, que no es malo... y acabar pensando que es bueno incluso.Que tú no puedes hacer cosas que están mal.

Esto se ve en uno mismo. Estás tan acostumbrada, pongo un ejemplo, a ser perezosa que ya ni le das importancia. Y con serenidad hay que verlo e intentar serlo un poco menos. Conocerse es fundamental.

Y podemos pensar que somos unos seres auténticos estupendos y lo que somos es unos bordes, pongo por ejemplo, dando unas contestaciones de espanto a gente a la que ni conocemos. Es un ejemplo, nada más.

pedazo de maquillador que está saliendo por la tele, yo quiero uno pa mi sola mañana: la está dejando ideal de la muerte a la modelo que ya era mona.

perdón, no he podido evitarlo...

Asier dijo...

Pues no sé que podria ponerte como ejemplo, pero si veo la diferencia entre comportarse como un cabronazo y serlo. Hablo del defecto moral, que en una vida en la que te relacionas con otros personajes, implica consecuencias negativas en los demas de aquello que tu haces. Creo que la bondad puede estar en intentar que eso no se dé en la medida en la que las circunstancias lo hagan posible. Y ya no se trata ni de educacion, sino de consideracion. De considerar al otro. De tener en cuenta que el otro existe.
Eso no implica negarse a uno mismo. Hay ocasiones en las que forzosamente nos encontramos en juegos de suma cero. Esto es para ti o es para mi. Punto pelota. La diferencia esta en que un tipo lo suficientmente armado para ser correcto jugara limpio.
tengo muy buenos amigos que guardo desde mi infancia y adolescencia. Han estadoi siempre ahi. Y en ocasiones nos hemos disputado. Estos amigos ejemplifican lo que quiero decir. Pondria la mano en el fuego por ellos, solo porque sé que si en un momento dado me arriesgaria a quemarme al hacerlo, ellos me advertirian previamente.

La diferencia fundamental la has señalado tu: esta en el hecho de poder darse cuenta cuando algo se ha hecho mal y la actitud que se toma frente a ello.
A veces tenemos tal ensaimada inteloemocional que seguimos inercias que nos llevan a ser incorrectos con alguien. Un dia,tal vez, nos demos cuenta de que al actuar de tal modo hacia alguien, nos aprovechamos de nuestra posicion de fuerza hacia esta persona. La diferencia entre comportarse como un perro y serlo esta en los sentimlientos hacia nosotros mismos que eso nos genera y en si cambiamos o no de actitud. Si pasas de todo, malo malo. Y eso es lo que nos lleva de nuevo al término de responsabilidad. Al cabron nato, la responsabilidad se la trae al pairo. El egoista radical exigira a menudo leyes para poder reclamar al resto del planeta que las respeten.
Cuando algo que haces solo te perjudica a ti... donde esta la maldad? Peor para ti, simplemente.

Y defectos, o limitaciones, los tenemos todos, cada uno las suyas. Creo que lo importanteante los propios limites no es tratar de sobrepasarlos. Si son limites de verdad, no lo conseguiremos. Simplemente, lo que sera util para nosaltres y para los que nos rodean, es que los conozcamos y no nos pongamos en situaciones de "peligro".

(vaya chapa; un abrazote)

Outsider friar dijo...

Tal vez es la pregunta de fondo la que falla. La pregunta ya no se plantea en términos de si se debe o no esto o lo otro...
Cualquier planteamiento de deber cede ante un "¿por qué no?" que no halla respuesta satisfactoria.
En los jóvenes, además, es más complicado. Porque para plantearse deberes hay que pensar, tarea excesiva para quien sólo quiere sentir...
¿Virtud? ¿Para qué sirve eso? Fama, éxito, poder, estos son los valores que se promueven en los media, no otros.
¿Moral? Siempre he sido algo escéptico respecto a las morales filosóficas, al derecho natural y todo eso. Cuando no se admite en un último termino a un Legislador queda sólo la convención social.

"Pero este discurso no se lo hacen quienes deben: sus padres. Y no se lo dejan a hacer a otros: profesores, maestros." Completamente de acuerdo, completamente.
Sólo un apunte más sobre el alcohol: el absurdo de presumir de borrachera. Pillamos una que... Nunca lo he entendido, gente culta y hasta cultivada, literatos, artistas, profesores...Pillamos una que ni podíamos levantarnos. ¿No es un absurdo? Total, ¿qué se necesita para eso? Una botella, un vaso, tiempo libre y tragar. Bueno, ni siquiera tiempo libre. Ni siquiera vaso.

Asier dijo...

Outsider:
Comparto vision sobre la ley natural. Abogo por la ley de la convivencia en sociedad.
Sobre el presumir de borrachera, a mi me da en la nariz que al final esto va por otro lado. Se supone que uno bebe en compañia. Nadie presume de agrrarse ttremendas curdas solito.
Creo que cuando se presume de eso se presume en el fondo de poder encontrarse personal con el que compartir "buenos" momentos. Semus tan salaos, majos y demas que nos encontramos gente con la que pasarnoslo estupendamente yque nos reconoce como encantadores...
Me estoy explicando pobremente, pero creo que por ahi van los tiros.
Y, cierto es, lo de celebrar "en vez en cuando" que nos lo pasamos muy bien juntos tamandose unas cuantas copitas que te ponen muy alegre tiene su cosa;)
(y te lo dice uno que a menudo cuando se encuentra rodeado de gente pasadita, no se porqué se pone tenso)

Máster en Nubes dijo...

De chapa nada. Me ayuda mucho ver otras perspectivas y/o maneras de explicar las cosas. Mucho.

Ok, voy viendo por dónde vas. Es que es como si a veces tuviéramos referencias distintas, no es que hablemos lenguas distintas, sino como "construcciones gramaticales" a las que no estoy acostumbrada. Gracias, Asier.

A ver si lo entiendo.

¿Me estás diciendo al final que el sentimiento de culpa es lo que diferencia a un cabrón de uno que sólo ha hecho una cabronada?

O sea. Que el que hace cosas mal, pero siente culpa, es "mejor", que el que las hace mal y no "siente" nada. El que está anestesiado. ¿Es eso?

Y otra cosa. Más allá de que uno u otro sienta culpa o yo, habrá otra cosa: la gravedad del asunto.

Puedo sentirme como una mierda por no estar con mi madre hoy, y ser una auténtica tontería. ERgo la culpa no es siempre un buen termómetro o el único en moral.

Otro tema aludiendol al hacerse mal propio como si eso no fuera mal.

Cuando haces algo malo que sólo te perjudica a ti sigue siendo malo porque tú eres alguien.

Desde el punto de vista cristiano ese alguien es "tan" importante que nos dicen "Amar al prójimo como a uno mismo", o sea, hay que quererse. Pero a veces equivocamos querernos con estar enamorados de nuestra personita. Son cosas distintas.

Máster en Nubes dijo...

Friar, un placer tenerte aquí, mucho más que beber, dónde va a parar.

La referencia al Legislador no me sirve salvo que el otro sea creyente.

Y como Asier creo en la Ley Natural aunque no a pies juntillas (sería largo: a veces cuando oigo cómo se explica me echo a temblar, parace que la llevamos inscrita y es tonto del culo el que no la lea)

Y de borrachera por supuesto que nunca hay que presumir. Pero de beber buen vino y en mejor compañía, sí, sin dar envidia, eso sí.

Máster en Nubes dijo...

Perdón, Asier tampoco cree en la Ley Natural.

Soy la unica que cree en ella.

Chiste de teólogos, lo vi en el Financial Times.

Dios entrega a Moises las primeras tablas de la ley con un sucinto mensjae.

"Dont' do bad things."

Moises con mirada de estupor le reclama... "please, God, could you be more specific?"

Modestino dijo...

Vaya diálogo de nivel. Sólo haré unas acotaciones.
En primer lugar, entiendo que tanto las drogas como el alcohol influyen en el cerebro, al que dañan, como lo hace una enfermedad mental, en cuyo caso limitan la capacidad intelectiva y volitiva y atenuan la responsabilidad. No me parece mal este criterio, siempre que no se llegue, como sucede a veces, al abuso y la rutina. Muy interesante profundizar al respecto en la teoría de la actio libera in causa.
Abundando en lo que se ha dicho en cuanto a la tendencia en buscar sólo la solución policial y/o judicial, no puedo estar más de acuerdo: desde hace muchos años tengo muy claro que el aparato judicial ofrece el castigo, no la solución.
Por lo demás, me quito el sombrero ante el nivel del debate y de quienes lo mantienen: Feliz Año a todos.

Máster en Nubes dijo...

Perdón, jurisconsulto, seguro que metí la pata explicando cosas sobre eximentes y atenuantes.

Gracias por tu aportación que es, además, con fundamento.

A ver cuándo vuelves que se te echa de menos en tu blog.

Asier dijo...

Vamos a ver: yo no digo que al que se comporta como un cabron, pero en el fondo es un tipo salao, le damos un par de palmaditas en la espalda diciendo "hale, chavalote".
Yo digo que entre el cabron y y el que solo se comporta como tal, cuando les hagamos ver que asi nones, habra una diferencia. El primero pasara de todo. El segundo tendra hueco en su conciencia para que haya caido una semillita y un dia, pronto o tarde, es posible que se arrepienta. Ese merece la pena. El otro (que son pocos) menos. No cuando esté anestesiado; cuando simplemente se la traiga al pairo el concepto de consideracion hacia el otro.
Evidentemente que hay grados en las puñetadas.
Lo que es dificilmente perdonable es doblegar la voluntad de otro o ignorar sus sentimientos cuando ello nos aproveche. Y si hay bastante gente (me contradigo) que es capaz de hacer esto a repeticion. Y yo tengo muchos problemas para tolerarla. Se trata simplemente de no ir por ahi haciendo victimas. Puedes hacer victimas sin ser consciente, o siéndolo.
En el primer caso, o en el segundo, cuando te corriges, mereces comprension y oportunidades. Cuando los demas te la zoscan, simple y llanamente, no.

Y sobre lo que dices de uno mismo... todos tenemos que soportarnos mas o menos y aspoiramos a llevarnos bien con nosotros mismos. Desde el momento que podamos hacerlo sin que ello implique "sembrar cadaveres" a nuestro alrededor, creo que llamarle "culpa" a nuestro defecto, problemilla, tara o imperfeccion, es exigirnos demasiado, porque hay mucha carga semantica en esa palabra.

De todos modos, al final los cabrones tambiien los forman las circunstancias. Cuando la circunstancia se convierte en garage continuo y el "melasudismo" en tradicion, ahi, ya... palo!!!

Modestino dijo...

No has metido pata alguna. Matizaba un comentario de José María, que tampoco ha dicho ninguna tontería, al contrario.
Mañana regreso al blog, con el móvil sólo puedo hacer comentarios.

Asier dijo...

Hombre, Master, no me digas eso. Igual es que me explico muy asin, como con las ideas muy claras, pero es que al final voy a parecer don Severo... y qué va. Créeme, soy bastante tolerante. No soy rigido, pero sé que puedo parecerlo.
Ya me lo dice la Emilia, que a veces asusto.

Un besssote!!!

Asier dijo...

"A ver si lo entiendo.

¿Me estás diciendo al final que el sentimiento de culpa es lo que diferencia a un cabrón de uno que sólo ha hecho una cabronada?

O sea. Que el que hace cosas mal, pero siente culpa, es "mejor", que el que las hace mal y no "siente" nada. El que está anestesiado. ¿Es eso"

Creo que el que se sienta culpable, se excuse y se corrija, merece ser escuchado y perdonado. Y si, construcciones gramaticales a parte, etamos de acuerdo en todo.
Solo pretendia decir que hay que darle oportunidades al personal cuando da muestras de merecérselas y me parece que me explico mas bien como un psicorrigido intolerante con el que no sabe a qué deve atenerse... jajajaja!
Pos no, no te asustes, que no es eso.

Máster en Nubes dijo...

Asier, hermoso, que no me he explicado bien cuando he intentado resumir el "Asier thinking". A ver.

Si tu clasificación me parecía bien, vamos, que la entendía como lo que has dicho: alguien hace algo malo, ayudémosle si siente culpa y si no también (te leo everywhere, así que ya te voy conociendo) pero tampoco seamos bobos.

Decimos lo mismo con palabras distintas. Para mí exigirse a uno mismo Y QUERERSE es fundamental, ambas cosas.

Le he dicho a Modestino lo de fundamento porque es del gremio de leyes...

Tú siempre me pareces con fundamento, como Argiñano, rico, rico.

Máster en Nubes dijo...

En absoluto -se han cruzado los cometnarios- no es ese tu estilo, reconozco tu estilo ya, y no es el de rígido.

Para nada. Hala, que me voy al pub a hacer una visitilla.

Máster en Nubes dijo...

Mira, otro tema para otra entrada.

El perdón, tan importante como la responsabilidad y la culpa.

Más importante.

Así que perdona si me expliqué mal cuando expliqué lo que tu explicabas y que yo entendía pero no lo sabía expresar pero...

Joer, me voy al pub, de verdad. Que seguro que de la culpa no hablo.

Asier dijo...

Sabes lo que me gusta?
me gusta el personal con conciencia, principios y consideracion. Que tengan algo de peso, tambien. La frivolidad, como a ti, me molesta
Aunque sean brutos, aunque sean agresivos (siempre que no sean crueles)
Por eso me gusta pasearme por tu blog, porque esta p)oblado de gente con conciencia y, lo que es mejor, no con conciencia de serie.
Tu sigue escribiendo, leñe!!!

Asier dijo...

Ultima.
He leido lo que le dices a Sunsi, acerca de que vivimos en una sociedad que se feminiza demasiado.
Chapeau, coleguita (perdon por la familiaridad).
te he dejado alli un comentario.
Pienso que eso, llevado al tema del vivir en comun (que como puedes ver me obsesiona un pelin) me parece una verdad como un templo de grande.
El tiempo se va a encargar de demostrarnos que esa feminizacion corresponde a un estado de perfeccion al que no hemos llegado ni de palo. Es un espejismo tan grande como el de la idea de una Pax Romana perpetua en el pasado.

Saludos, señorita.

Asier dijo...

Por si no te veo luego...
EXCELENTE 2009 A TI, CHICA INTERESANTE ANDE LAS HAYA!!!

Máster en Nubes dijo...

Gracias Asier, por tus comentarios, por tus ánimos y por todo. Y por el halago también. Hace ilusión siempre.

Feliz año nuevo a tí y a tu chica: os deseo lo mejor, pero para empezar que tu nuevo negocio vaya viento en popa.

Feliz año también para todos los que entran por aquí, tienen la amabilidad de leer y ya no te digo los que comentan: muchísimas gracias a todos(José María, Sunsi, Pepa, Suso, Modestino, Toi, Maripaz, Friar, Margalida y seguro que se me olvidan otros, así que perdón).

Máster en Nubes dijo...

Driver, Jose A, por Dios, pero ¡qué cabeza tengo! Pues eso, que feliz año.

Y me iré acordando de más seguro...

Máster en Nubes dijo...

Joé, Ana y Manolo, que encima hablo con ellos de vez en cuando y mira que se lo agradezco. León y Córdoba, por favor, FELIZ AÑO!

ana dijo...

Máster... no te preocupes... LO SABEMOS.