Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

sábado, 27 de diciembre de 2008

El pub local



-"¿Cómo?, ¿no has conocido a nadie de aquí todavía? No me lo puedo creer."

Familia y amigos me lo dicen. El caso es que he conocido a mucha gente de la zona: técnicos de lavadoras, lavaplatos, teléfono, calderas, ferreteros, podadores, chapuzas, Repsol, y, así, hasta quince.

Pero entre trabajar para pagar facturas varias, atender a dichos técnicos, la mudanza, cocinar y estar con la familia y amigos que vienen cada fin de semana, no había salido apenas más allá de las tiendas o mi casa. Y eso no es vida, ni tampoco soy yo, suelo socializar rapidíto.

Una cosa es que baje a Madrid todas las semanas o vengan amigos y familia a visitarme, y otra es que viva en un sitio donde no conozco a nadie: va en contra de mis principios.

Así que prometí a un par de amigos que iba a salir e intentar conocer a gente de aquí, cosa que tiene cierto mérito: primero, hace un frío que pela; segundo, estoy muy a gusto en casa; tercero, no conozco a nadie; cuarto, voy sola; y, quinto, supero la cuarentena (no de aislamiento por enfermedad, la otra).

Por eso, cuando salgo como ayer, voy en plan observadora que va a pasar totalmente desapercibida. Como una especie de antropóloga o exploradora inglesa. Margaret Mead o así, pero pintada, claro. Una mujer es una mujer siempre, por muy científica que sea.

Sólo me falta, como diría una de esas viajeras inglesas del siglo pasado, "the blessing of a good thick skirt". Tiene sus ventajas lo de ser antropólga. A lo mejor mis estudios sobre el lugar me llevan a la fama y puedo retirarme tras escribir sobre las costumbres sociales de las tribus del Parque de la Cuenca Alta del Manzanares, los usos amorosos de la local middle class o el rol social del camarero - chamán en los pequeños núcleos urbanos de zonas rurales. Todo puede ser.

Pues eso.

Jazz y blues en el pub el Artesanado de Cerceda. Todas las mesas estaban reservadas, me senté en la barra (al lado, quiero decir, no encima). Tocaba bien el pianista, es un habitual del lugar, según me enteré. Majo el camarero- propietario, Andrés, que no daba abasto, el pobre: su mujer con gripe, él solo y otro chaval para atender a unas 40 personas, volaban. Un sólo visón, el resto uniforme de la sierra (polar o jersey y pana o pantalón calentito), gente de mediana edad, salvo una rusa que acompañaba a quienes podrían ser sus padres o tíos (a lo mejor la habían prohijado, hay hombres muy buenos en esta vida) y, luego, los clásicos dos tipos que cuando beben un poco se ponen un pelín pesados y cariñosos sea cual sea la tipa que tienen al lado.

Daba gusto estar allí. Escuchar Misty, algo de Cole Porter, Summertime, Stormy Weather, Georgia, As times goes by, Las Hojas Muertas y otros clásicos o versiones en blues o jazz siempre calienta el corazón.

Valió la pena y volveré, siempre en plan antropóloga, por supuesto. Lo que hay es lo que hay.


la foto es de http://www.iberimage.com/fotos/2LO_MG_6253.jpg

11 comentarios:

Sunsi dijo...

¿Alguna conversación con alguien, Máster? Alguien que te dijese¿tú eres nueva en la zona?

Máster en Nubes dijo...

Con el camarero propietario, ja ja, soy antrópologa y necesito fuentes locales de información ¿Quién mejor que el chamán del lugar?

Toi dijo...

escuchar Misty desde el punto de vista de una antropóloga.... seguro que se puede.

Temazo. ¿lo has oido por Grapelli, o por Zoot Sims?

Es verdad que los camareros sueles ser los chamanes

pepa dijo...

Hedbanna no-tan-pastoril, como dicen por estos lares "no anem bé, no anem bé"

Medio brazo hubiera dado por verte en plan.

El próximo día prométenos que habñarás con alguien más que con Andrés ¡por lo menos con el pianista!

¿Ninguno de los operarios que conoces está potable?

Máster en Nubes dijo...

Voy a oir las versiones que me dices.

Tenía la de Getz y Baker, entre otras, pero es que me gusta la voz humana también.

Cuando escucho Misty no puedo ejercer de antropóloga. Es mientras miro al personal en el pub. El oído es un sentido demasiado "sentido" como para racionalizar.

Pepa, tranquila que no soy tímida para nada. Y sí, me encantaría ligar con los operarios, aunque sólo fuera por dinero, te lo prometo.

Quiero decir por el que me ahorraría yo, no es que les pagara a ellos, eh? Uf...

Toi dijo...

si ligas por dinero, magnífica opción, entonces eres Master Card de Nubes...

(tengo la gracia donde las avispas, espero que se comprenda que es un chiste, malo, pero chiste...)

Máster en Nubes dijo...

Ligar por dinero (para conseguirlo o disfrutar de los bienes que proporciona), ligar con dinero (pagar de una forma u otra por compañía o sucedáneos), hay bastantes variaciones sobre esto. Me has dejado pensando.

Oye, a lo mejor Master Card me financia el blog, Toi, me has dado una idea. Meto lo de Master Card en Nubes y como si fuera la camiseta de Siemens en el Real Madrid.

pepa dijo...

Hedbanna no-tan-pastoril, te aseguro que no creo que seas tímida en absoluto.

Máster en Nubes dijo...

No, si te lo decía por lo de hablar con alguien más que el chamán: claro que lo haré, si se da, no es cuestión de molestar. No me corto jamás, pero tengo sentido de la oportunidad, espero.

El undécimo, no molestar.

Asier dijo...

Oye, EL Bolao este debe ser muy de clase media de Madrid, NO?
Te lo digo porque me imaginaba un sitio mas rustico que las amapolas y me encuentro un vison, pianista, jazz... pues tiene que tener su encanto.
Tu sabes mucho.... Un abrazote

Máster en Nubes dijo...

Estoy reconociendo el terreno todavía, Asier, lleva su tiempo, como cualquier exploración.

Tengo la sensación de que la gente que vive aquí es clase media - media y media-baja, la que lo visita quizás cambia más. Son urbanizaciones de los años 60-70 en su mayoría, algún desarrollo urbanístico más reciente mucho más feo que lo antiguo, la verdad. De todas maneras lo de la clase social está como muy difuminado: ¿es por ingresos? porque si es así... muchos de supuesta clase baja son alta, y los de media de toda la vida son más pobres que las ratas.

En cualquier caso lo del abrigo de visón para tu información en Madrid es como la invasión, o lo era hace unos años. Es como lo de las operaciones de estética: te crees que es la Preysler y 3 actrices, y ni de coña. Gente con 1.200 euros de sueldo al mes paga a plazos un aumento de pecho, nariz, botox si es mayor. Escribiré un día sobre esto: los créditos personales de hace unos años -ahora como sabes se ha cerrado el grifo- eran en un 80% para cosas de este tipo + bodas. Alucinas. Y tú pidiendo dinero para tu empresita... y te lo niegan a veces.