Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

martes, 16 de diciembre de 2008

Pesados, pelmazas y plastas. Final y 3)

Más ejemplos de los pesados del tipo maniáticos, los de la clase 5.



El orden. Hay gente histérica con esto hasta extremos patológicos. Excepto que tengan niños y dejan de "poder" ser maniáticos. Y es que es casi imposible ser un maniático del orden con niños por la casa: se acaba cediendo por acoso y derribo de los pelmas enanos (ver 3). Pero, como se viva solo, tienes bastantes más papeletas para acabar como Nicholson o peor.

Sea orden material, sea orden vital, mucho más peligroso el último, dónde va a parar.

Conozco una gran variedad de gente, de todos los colores, que coloca en apartados a las personas, los tiempos y las cosas, y no deja que se salgan de donde están, no vaya a ser que les compliquen la vida.

¿Qué harían fuera del orden establecido, sea el que sea? A lo mejor pensarían o harían algo diferente. ¡Qué miedo!

Son pelmas, son pesados, no cambiarán un jueves por la tarde que toca gimnasio por una copa a destiempo. O no aceptarán una visita "inoportuna" o algo que se salga de sus esquemas: y pueden hacer la vida imposible o muy difícil a los demás, a ellos mismos también.

De nuevo: vivir solo o tener "el mando" único de lo que sea -incluso el de la televisión- te puede hacer así. Hay que tener cuidado y aceptar la sorpresa como parte de la vida. Porque no tenemos nada bajo nuestro control, absolutamente nada ni a nadie tampoco. Ni siquiera sobre nuestra vida.

Y es que el pesado peor es el "freak" controlador. Hay muchos.

Hay mujeres, también hombres, obsesionados con el control. En nosotras se une la necesidad psicológica de seguridad, que puede llegar a rayar lo patológico, con el reinado tradicional que tenemos en el hogar: pensar que sólo nosotras hacemos las cosas "como hay que hacerlas", perseguir a los demás porque no las hacen y luego nunca estar contentas por cómo las hacen.

Podemos llegar a ser unas pelmas de espanto, regañonas y permanentemente insatisfechas, y ellos también: la necesidad de control sobre las circustancias, los demás, y hasta las pretensiones de control excesivo sobre uno mismo a veces, revelan una personalidad poco estable, además de ser un pelma.

Corta Drácula, que llevo escapulario: fuera, fuera, ni en pintura ser controladora.

Por favor, que me lo digan, que me horroriza y se cae en ello con suma facilidad.

6. Pesados aburridos. Aburres hasta las ovejas es un dicho muy ilustrativo. Estos pesados se combinan con el 1, 2, 3, 4 y 5 (los monotemáticos o monoregistro; los pesados en longitud; los del acoso y derribo; los yoistas; y los maniáticos).

Porque, al final, ser pesado en cualquier modalidad es provocar el cansancio, el tedio, el bostezo o incluso las ganas de salir corriendo del personal por cualquiera de las modalidades ya descritas.

Sí, también se puede ser pesado aburrido sin nada de lo anterior, por simple previsibilidad o falta de ... ¿apertura de mente, miras, flexibilidad?

Asumo que todos en nuestra vida somos así en algún momento, nos puede la seguridad, queremos cierta rutina o la necesitamos para poder pisar un suelo que creemos firme. O simplemente somos muy limitados, esa es la verdad.

Pienso también que podemos llegar a ser aburridos para las personas que nos conocen bien, ya nos tienen muy vistos, la convivencia es así. Y San Pedro sería un pelmazo para su mujer casi seguro. No hablo de suegras y parientes políticos porque es un tópico.

Me acuerdo de mi padre, que era todo menos pesado. Pero nos resistíamos a que nos contara un chiste, ya nos los sabíamos, se los habíamos oído casi todos.

El otro día sorprendí a mi sobrina con la misma reacción ante su padre que yo tuve ante el mío. "No te hagas el gracioso, papá".

Nadie es profeta en su tierra.

Es hasta bueno que nos consideren pesados en nuestras familias, porque lo somos de alguna manera. Y que nos lo digan nos frena de serlo más casi seguro.

Podemos concluir así con el deseo de que todo pesado sea algo bueno, por lo que nos toca.

Todos los humanos podemos ser pesados a tiempo completo, parcial, a destajo, por temporadas o haciendo horas extras y sin cobrarlas.

Sólo Dios no es pesado, nada pesado. Es un consuelo el que no lo sea, pero sobre todo que nos quiere así: pesados, cada uno en su estilo. Deus caritas est.

Había pensado en acabar con bacalao, música pelma e insistente donde las haya, pero he decidido que hay que tener piedad y que bastante han hecho con leer a esta pelma hasta el final. Gracias. Diane Krall es todo menos pelma, casi como Dios. Hasta que sea número 1 de los 40 principales: la odiaremos. Sólo Dios no sacia.

11 comentarios:

pepa dijo...

Yo, yo , yoooooooooooo, me sigo callando................

Bien, por la Krall y por tí M., lo contrario a pesada, lo equivalente a inteligente y divertida.

Máster en Nubes dijo...

que no, que es porque nos conocemos poco y en la distancia todos ganamos mucho.... que es ASÍ, QUE TODOS SOMOS PELMAS!!!!

ana dijo...

... todo esto me tranquiliza un poco. Saber que no soy la única pelmaza... y que mi familia, y mis amigos... me quieres... a pesar de los pesares...

... procuraré no olvidar.

Me ha encantado leerte hoy.

Y me ha ocurrido como a Sunsi... que lo he hecho a descansillos... hoy aquí también hay carrerillas. Y nieve... ufff

Máster en Nubes dijo...

Anita, gracias por estar aquí, lo necesito... es así...

Hoy aproveché, como tenía trabajo en MAdrid, me dediqué al blog.

Mañana en cambio no tengo trabajo, así que me dedicaré a trabajar de verdad, ja ja..
-Viene el podador, Mohamed, a podar los abetos.
-Viene el de la caldera de Saunier Duval. No rula bien.
-Viene el de Repsol (a reñirme un poco, me hace falta ya ... y a traerme 6 bombonas, jo qué caro es el calor del gas, prefiero el humano, sale más barato)
-Viene el fontanero, retirado de Telefónica, al que le voy a nombrar General Manager de Servicios Generale -radiadores que gotean, reconstrucción de toda la toma de agua exterior que explotó, etc.(Mohamed será el encargado de jardines y parques)

Y seguro que de hoy a mañana algo se rompe más, tranquilos.

Todo es susceptible de empeorar.

Pero hoy paso la noche en Madrid que para desengrasar ¡tengo cena de empresa! Con lo que me gustan a mí estas cosas...

¿Entendéis por qué tenía hoy que escribir 3 entradas?

Necesito desquitarme de la vida que es mu cruel conmigo...


No quiero ni pensar el frío que hará mañana en el Boalo...

ana dijo...

Vaya... bueno cuando regreses a El Boalo te llamaré.

Mucho ánimo con todas tus cosillas, esas que tanta pereza te dan. Y déjalas estar... quizá te den una buena sorpresa.

Nunca se sabe cuándo saltará la liebre.

Driver dijo...

Consuelo estelar para almas estresadas.
Relato real.
Voy a ver a mi mejor amigo un fin de semana.
Al final del día se marcha de viaje con su mujer y dos bebés en un pequeño utilitario.
LLega la hora de cargar el equipaje.
Toda la familia alrededor del coche.
La mujer discute con la suegra.
La suegra con el suegro.
Los primos con las primas.
Los niños entre ellos.
Los mayores con los pequeños.
Los peqeños con los bebés.
Los bebés con los abuelos.
¡Aquello era un infierno!
¡Todo el mundo discutía con todo el mundo!
Lo que en teoría era una despedida entrañable, se convierte en un infierno.

Mi amigo se me acerca y me dice: "Recuerda Diego, podía ser peor, ¡Podía llover!"

Se pone a llover en ese momento y Chema y yo empezamos a reir.

La vida. En estado puro.

pepa dijo...

Ahí le habéis "dao", hedbannoshhh, todo puede ir a peor; abrigaos bien, castellanos de Castilla.

Maripaz Brugos dijo...

Cuanta razon tienes y hasta me he identificado en uno de tus apartados ...

Has logrado hacerme reir de mi misma, y eso ya es importante para intentar no ser tan pesada...jajaja

Menudo dia te espera ...

Un beso y mucho animo

Sunsi dijo...

Ya he llegado a la tercera entrega, Máster. Estos días son un poco raros.Casi fin de trimestre. Algún compromiso, amigos visibles e invisibles... En fin, que me ha encantado tu trilogía. Pero muchísimo...
Besos , Máser del Bolao.

Modestino dijo...

El pesado controlador ..... que bien lo has descrito. Los hay de éstos, que conste.... yo conozco unos cuantos y cuantas.

Son, efectivamente, incapaces de darse cuenta de que muchos de sus dogmas no son tales.

Máster en Nubes dijo...

Buenas noches, jurisconsulto.

Sí, hay que tener cuidado con eso del control y los dogmas.

Puede suceder en auténticas tonterías de la convivencia: puedes acabar pensando que la sopa de pescado de toda la vida de Dios se ha hecho así (tú la has hecho así, en tu casa se ha hecho así..)... y quien no la haga así no tiene ni idea, es raro o un orgulloso. Que está equivocado.

De una tontería de cómo se hace la sopa, no es que se haga un dogma: es que se llega a hacer un juicio moral sobre los demás (que no saben, no están a la altura, no quieren aceptar "la verdad" sobre la sopa de pescado). Así pasa. Podemos ser pelmas y tontos. Ambas cosas.