Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

domingo, 31 de mayo de 2009

País de proletarios. Coda. Amazing Grace.


Domingo de Pentecostes, la venida del Espíritu Santo, el Rocío, extraña asociación de ideas la mía, me acuerdo del servicio religioso de la Abyssinian Church allá en Harlem, una experiencia para vivir. A las 9 y a las 11, doblete, tienes que hacer cola, su coro es de lo mejor, su pastor, demócrata, habla y habla y habla y echa broncas, casi 2 horas, vale la pena si uno tiene paciencia.

Para empezar cantan como los ángeles, para seguir, ver a todos los negros -y escasísimos blancos, algunos turistas- vestidos de impresión es algo que no se olvida. Si vas con sandalias te hacen comprar unas zapatillas como de niña pequeña, las mujeres tenemos que cubrirnos los pies, tampoco escotes ni zapatillas de deporte, un mínimo de elegancia y decoro. Ellos con traje, ellas con sombrero y zapatos y medias, o en estilo afroamericano, aunque haga mucho calor.

La última vez tuve que hacer la cola en dos ocasiones porque cuando me fui a comprar los zapatitos -nunca pensé que yo era una descocada- la cola se movió y perdí mi sitio, no me gusta discutir y menos en tierra extraña, como oveja paciente esperé otra hora. Entré al servicio de las 11, recomiendo el de las 9, menos gente y más auténtico.

Comunidad, sentido de comunidad, cualquier pueblo norteamericano tiene iglesias, muchas, y una sinagoga, o varias. Es lo primero que te choca del país, la cantidad de iglesias que hay, denominational, non denominational, de todo, más luego toda esa retahila de telepredicadores que hacen su agosto en el ámbito rural y en el no rural. Alucinas.

In God we trust.... reza el dolar, pero por si acaso pague primero completan en algunos bares.

El servicio del domingo en la Abyssinian Church aquel domingo de julio hace dos años comprendía no solo las lecturas propias del día y un sermón interminable leído con mucho impetu y convicción, sino muchos cantos, los baptistas no consagran ni comulgan, a cambio un desfilar de personas: 20 chicos habían sido admitidos en la universidad (y nos los presentaron casi uno a uno, allí en el medio que estaban los chavales), fulanita había completado su educación nocturna (una madre soltera), zutanito se había jubilado después de no sé cuanto tiempo de "servicio a la comunidad como portero", así un montón de gente. Luego nos despidió el pastor que apoyaba oficial y públicamente a Hilaria Clinton, nos lo dejó bien claro.

Comida ligeramente cajun en Harlem a continuación, otro ritual, en Sylvia's, mientras una cantante negra amenizaba el brunch. Nosotros tenemos el aperitivo, nada que envidiar, pero el brunch, esa mezcla entre desayuno y comida (mejor con un bloody Mary, me encanta), es una institución newyorkina del domingo que hay que probar.

God bless America, cantan también. Estados Unidos no se puede entender sin Dios, sin esa gran parte del país que va a misa, a la sinagoga, al servicio dominical o, también, a la mezquita, que los hay. Diego, profesor en la costa este, amante de España a la que conoce a pie porque la ha andado mucho con su mujer Ann, pintora, tiene un hijo de su primer matrimonio que es musulmán converso. EEUU es así.

8 comentarios:

Suso dijo...

¡Temazo de canción!

lolo dijo...

Me ha chocado, desde hace unos años, como algunos párrocos salen a saludar a los fieles al acabar la misa. Y la gente se hace la loca en gran medida.

Choca también como en algunas iglesias los pobres curas ofrecen a los que asisten el que se acerquen a los bancos de delante y se den la paz, cosa que no suelen conseguir. Parece que en los últimos bancos y corriendo el aire entre unos y otros se sienten más cómodos.

Este tema de las Iglesias, y de la Iglesia, nos llevaría muy lejos.

Habría que hablar también de la música, las broncas, la bandejita con calderilla... el aperitivo del domingo nada que envidiar a su brunch, y según donde vivas menos.

Hoy es Pentecostés, y no quiero perder de vista que lo importante no somos nostros, sino El.
Da igual cómo lo hagamos, El viene a consolarnos, a echarnos una mano, que falta nos hace.

En comunidad no, aquí funcionamos de otra forma. Distinta.

Modestino dijo...

Magnífica tu explicación. Efectivamente, la visión, como dice Lolo, es muy distinta en cuanto a la forma de vivir la participación en la iglesia en españa. Se nota que aquí somos más individualistas.

No obstante, a veces uno piensa que ni tanto ni tan calvo, así por ejemplo al menos a mí me rechinan tanto las efigies que parecen enfadadas cuando les das la paz, como si lo recibieran a regañadientes como las auténticas expediciones de algunos por toda la iglesia.

El contraste entre la calderilla de la coelcta y el aperitivo dominical es llamativo. Sigue habiendo demasiada gente que echa de lo que le sobra, frecuentemente calderilla suprema. Eso sí, conozco gente muy generosa que colabora con dinero y con trabajo sin airearlo: en este sentido me he llevado verdaderas sorpresas, recuerdo un compañero de trabajo de Tarragona que cuando se fue me enteré que colaboraba con un centro de discapacitados que tenía una orden religiosa en Cambrils.

Máster en Nubes dijo...

Gracias a los 3.

El gospel me encanta, quisiera ser una negrona de esas cantando así, pero en fin, ya es demasiado tarde para ese tipo de aspiraciones, Suso. ;-)

Lolo, de acuerdo en muchas cosas, simplemente quería explicar cómo es "un servicio" de una iglesia baptista, es algo curioso, y fascinante también.

Modestino, en fin, sí, los españoles somos más setas ... a veces. Cada uno vive la religión de una manera, lo católico también. Por eso a mí me encanta la diversidad "dentro" ¿que no te gustan el follón? Te vas a una misa más tranquilita que da el cura tal 20 pasos más allá... ¿que tienes niños chicos y quieres una misa más participativa? Te vas a esas de más marcha.

Otra cosa es lo de las calderillas, creo que tienes razón. Es un poco de vergüenza, aunque creo también que una cosa es lo que se da en la misa y otra la que da la gente en sobre cerrado porque no hace falta que se entere nadie.

Anyway, si vais a NY intentar ir a un servicio de estos porque es muy interesante, de verdad. Y si te gusta el gospel más.

sarracena infiel y balbuceante dijo...

Como en tantas otras cosas, la mayoría entiende la iglesia - la que sea - como algo propio, responsabilidad de cada uno, encomendada a su cuidado.

O sea, son religiosos, profesan una fe, porque quieren.

Y, efectivamente, nuestra cultura es muy distinta; seguimos haciendo y diciendo, en gran medida, por delegación y no por responsabilidad propia.

Creo que la diferencia está en que saben que su país, su política, su fe, todo, es responsabilidad directa de cada persona.

Mppfrrrrrrrr, se nota que es lunes ¡qué mal me explico!

Máster en Nubes dijo...

Qué va, Pepa, es eso. Hay un tema de religión por tradición -la fe de tus padres- que te "conecta" por un lado con la comunidad ... y tus raices en un país con tanta diversidad... y hay otro tema "individual" muy potente también, de "responsabilidad" personal...

Los yankis "sienten" ambas (o no, hay mucha gente agnóstica también, faltaría más).

Mira, ese es otro tema: américa sin Dios. O con Dios pero sin religión, o en qué medida el tema es Dios, un dios, un rito o qué narices...

Pelapollos dijo...

Siempre me ha llamado la atención, a lo largo de la vida laboral, con qué frecuencia colegas míos de los EEUU contaban que se habían encargado de instalar los PCs, o la red, o el software de contabilidad de la iglesia, o que hacía de acomodador en la iglesia. Curiosa figura ésta que ejercía un amigo mío católico.

Yo procuro canalizar todas mis contribuciones de manera formal, registrada. Esto permite que, al poder desgravar, para igual desembolso final el destinatario pueda recibir un 20% más.

Anónimo dijo...

Yes exactly, in some moments I can say that I approve of with you, but you may be in the light of other options.
to the article there is still a suspect as you did in the decrease efflux of this beg www.google.com/ie?as_q=river past video cleaner pro 7.6.4 ?
I noticed the catch-phrase you have in the offing not used. Or you partake of the pitch-dark methods of inspiriting of the resource. I suffer with a week and do necheg