Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

sábado, 2 de mayo de 2009

Primas y amigas Y 5) Rasgos comunes


Las mujeres de mi familia, via paterna o materna, comparten unos pocos rasgos, es bastante curioso. Luego he caído que muchas amigas también, quizás no es casualidad. ¿Será cosa de féminas en general? No sé.

1. Mandonas. Para qué vamos a decir lo contrario. Unas mandan más en abierto, y otras de forma más discreta. Y las que mandamos poco o nada -no tenemos a nadie a quién mandar, ni fuera ni dentro de casa- no nos gusta nada que nos manden. No lo podemos resistir. Con todos mis respetos, pero lo de la sumisión de la mujer al hombre yo en mi familia no lo he visto ni por asomo pero ni en la generación de mis abuelos, vamos, nada. Me suena a chino.

2. Currantas dentro y fuera de casa. Podría parecer que hay alguna excepción. Por ejemplo, mi prima Charo, con tendencia a la horizontal. Pero es que yo creo que una cosa es ser activa (o incluso activista) y otra curranta. Charo hace mucho sin aspavientos, otras no paramos y producimos menos. Siento gran admiración por los que hacen sin prisas, la verdad. Se cansan menos y son más eficaces.

3. La casa es importante. A unas les gusta más y a otras menos, pero las casas son importantes. Y "tienen" que funcionar. Luego están las teorías de la colaboración masculina y la biblia en verso, pero lo cierto es que las casas funcionan porque hay una sujeta activa alimentando aquello con constancia, en mi familia al menos. En algunos casos con maridos muy majos que hacen muchas cosas. Pero el alma son ellas, mis primas. Mis amigas. Sin excepción.

4. Creyentes. Con variaciones, tonos e intensidades. Pero que esto es un paso, sólo un paso, más corto o más largo, y que luego nos acogerá Dios nuestro Señor, y que nos nos llevamos de aquí nada que no hayamos dado, lo sabemos todas las primas. Lo creemos. Lo esperamos.

Luego hay diversidad. Las hay más alegres o menos, con más genio o con menos (más con más, la verdad), en general muy lectoras, también bastante cocineras y todas ya en los cuarenta y cincuenta. Y a todas nos importa un rábano la edad, mira, eso sí que lo tenemos en común.

Y se acabó, que ya está bien de primas.

9 comentarios:

sarracena infial dijo...

Distinción: una cosa es no tener a quién mandar y otra, muy distinta, ser de natural mandona.

Perdona, bonita, pero eres de las que tiene mando en plaza; a la legua se nota.

En la mía, todas las mujeres nos distinguimos por:

a) Longevas: duramos mas que un traje d epana.

b) El "buen carácter", tpdas nosotra somos de talante "agradable" y "acogedor"; so, que nos aguanta la madre que nos parió y poquito más.

A la compra me voy.

Hoy es el PARTIDO: queso gabacho, foie y tortilla de patata. Vino, copa y algún postrecillo. Para mí, ensalada y agua de Vichy. Y encima NO ME GUSTA el fumbols, que diría Forges.

Sacrificada soy, cachis....

Tengo encargada una peana con halo a juego.

Con Dios.

Sunsi dijo...

Interesantes características comunes, Aurora.

Todos los puntos quedan muy claros y son envidiables.

El de mandar... dicen que , en general, nosotras mandamos mucho y lo hacemos de forma muy sibilina. No sé... Yo tengo la sensación de que a mí me manda todo el mundo. Como si tuviera cara de tonta o así... Menos mal que lo que piensas y quieres no te lo toca nadie.

Yo no tengo hermanas y veo tan poco a la tropa de primas ...que no te sabría decir. Tal vez una tendencia a ser "sufridores", que no es precisamente una cualidad.

Me parto con Pepa... Menos mal que la conozco... porque tal cual se pinta... entre la suegra que le dio el colapso cuando la conoció y la amabilidad entrecomillada... cualquiera diría que es el Lobo feroz...

Toca currar hoy... Que pases un buen día, guapa.

Claro... si hoy es el Barça-Madrid... Las calles desiertas.

Sinestesia Gastronómica dijo...

Hola,

Veo que soy las primas "super star": mujeres de hoy y de ayer, amas de casa y trabajadoras, con valores, positivas, encantadoras, luchadoras.

Estoy segura que detras de vuestra grandeza hay una muy buena educación "buenos ejemplos a seguir" y seguro que la siguiente generación en tu familia es otro orgullo del que hablar, jejeje

Me di cuenta de que ayer no iba mi blog, daba erróneo, hoy si va.

Esta noche voy a cenar con Mario al restaurante japonés Naomi. Así que estoy encantada y mañana contaré mi experiencia "estoy segura de que me va a gustar mucho".

Besin

lolo dijo...

Sí que es curioso que compartáis rasgos por las dos vías. Lo de las amigas me extraña menos.

Entre mis hermanas se ha repartido con desigual suerte la herencia de padre y madre.

Una de damas de las camelias, sufridoras y flor de estufa, amabilísimas y dulces, y otra de cañeras, mandonas en modo superlativo, de genio y figura, vamos.

Dentro de estas ramas hay aún mestizajes, y así estamos.

Con tus rasgos casi, casi no coincido, ya me gustaría.

Por herencia , jejeje, me tocó mandar y eso que me encanta que me manden...es tan cómodo.

Por herencia, soy una excepción en las dos ramas. Curranta poquísimo. Currantas mis amigas, esas que llegan a todo y a todos, con o sin hacer ruido. Yo siempre me acuesto pensado que me quedé a medias. O en blanco.

Sin herencias, de mi casa somos importantes nosotros; a lo demás casi no llego. Funciona de rentas, y el trabajo nunca está al día. Aquí unos días hay ganas de colaborar y otros nos tiramos de los pelos. Y yo, mientras aprendemos a querernos como somos, llevo años sin pintar siquiera.

Por herencia creí, y ahora le veo, es un decir, muchos días en las cosas que nos pasan, otros en las que no llegan, y en mis hijos, y en mis padres y hermanos, y en mis amigas ...pero una fe así de sin sorga y sin aviso. Y también he pasado por no ver nada, pero nadísima nada. Y lo que El quiera. Que es una historia alucinante la que nos tiene pensada a cada uno.


BUeeeeeeeeeno, que me alegro de que se acabe lo de las primas, porque menudo desnudo integral, Máster, que me he hecho yo a solas.

Lo he pasado muy bien. Ahora a ver quien me calla.

Seguro que ha sido un Sábado épico.
Que descanses.

Y gracias, eh?

Máster en Nubes dijo...

Pepa:
Ahora ya entiendo porqué me contaste lo de las Chichas de Oro: tienes intención de sobrevivir a tu santo un porrón de años... y no quieres vivir sola.Que conste que me encantó el plan (aunque le deseo a Luis una laaarga vida) ;-)
Y se nota lo del buen carácter.
Del partido no hablo, acabo de poner la radio antes de dormir y me he enterado..

Jo, mi sobrino y hermano cómo van a estar...
Aurora

Máster en Nubes dijo...

Sunsi:
¿Tu marido e hijos son del Barcelona o no? Curiosidad ;-)
Lo de sibilino yo como que lo he visto poco o nada. Y te voy a enviar a Olimpia para que mandes con cancerbera al lado.
Un beso, te llamé pero comunicabas...

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Raquel, el malgenio abunda en la familia, dura poco pero está, te he dado clases así que ya lo sabes bien ;-). Luego hay que pedir perdón, pero la pata ya se metió...
Un abrazo y ya contarás del japo,
Aurora

Máster en Nubes dijo...

Lolo... me hace mucha gracia tu familia... Tú de camelias debes de ser poco. Además cortadas o en el camelio están tan ricamente las flores tan delicadas.
Bienvenida siempre, y no hace fatla que te calle nadie, faltaría más.
Un abrazo
Aurora

Sunsi dijo...

Aurora. ¿Qué tal ayer?...

Te cuento lo más de lo más. Mi marido es del Madrid, Chus del Barça, Carlos del Liverpool, a María le da igual (ella tenis y Nadal)... y Blanca del Nàstic. Lo más divertido es que nosotros, los Estil-les, somos del Madrid y del Nàstic, excepto el que vive en Aragón, que es del Nàstic-por supuesto- y del Zaragoza.

El común denominador es el Nàstic.El fundador y primer presidente de la entidad deportiva más antigua de España era mi tatarabuelo, Joan Estil-les. Así que es cuestión de sangre.

Duda disipada. Un beso