Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

lunes, 24 de agosto de 2009

Playas civilizadas



Vuelvo de Altafulla donde me han acogido Pepa, Capitán y sus hijos y he conocido a Sunsi y familia, encantadores, muy finos todos, que se decía antes (finos en el sentido de educados).

Todo fenomenal, pero me tengo que retractar de mi antiguo rechazo a las playas mediterráneas en verano, aprovecho para hacerlo aquí.

Me equivoqué de pleno y hay todavía playas que no están escondidas en el norte de España -ay mi Galicia ...- donde la gente es educada, no chilla en público al menos, hay limpieza, no tienes veinte torres de horror y la moda del top-less es totalmente puntual.

O sea, hay playas que todavía no son como las que muestra la televisión en diversos programas y, en especial, en uno que se llama "Ola chica": esas playas que dan ganas de no salir, de ir de convento en convento. Esa era mi intención este verano: no moverme del convento de mi casa a, como mucho, el de mi madre y mis tíos en Boecillo.

No soporto la mala educación, los gritos, la guarrería, las aglomeraciones y el tener que luchar por dar unas brazadas. Tampoco tener el pecho al aire a la vista de tu primo, el marido de tu prima, tu propio hermano o el amigo de tu hija. Es decir, de cualquier otro que no sea el propio, tu santo o menos santo, tu chico, que dirían los modernos. Porque es mucho peor si son, encima, conocidos, por Dios, que totales extraños. Me parece algo insólito y próximo no ya a la barbarie, que también, sino a la simple y llana estupidez, con perdón, femenina, por más señas, mira que siento decir esto. Por otro lado, comparto la opinión de mi difunto abuelo: así se pierde la afición. Y creo que no estamos como para que se pierda la afición, la verdad.

Altafulla tiene una playa civilizada.

Yo creo mucho en la civilización.

Por eso me gusta la dehesa -bosque civilizado al fin y al cabo- o los campos de olivos, la buena conversación, las cenas de verano con amigos -ellos sin corbata, nosotras como Dios manda, que diría Pérez Reverte-, los niños bien educados y la cocina. También Bach, Mozart, Pasión Vega y Diane Krall, el vino de crianza, las camas bien hechas, los cuartos de baño limpios y los estanques o las albercas.

Porque me gusta la civilización, me encanta la naturaleza, de verdad, no el sucedáneo de naturaleza que es un tío eructando en la playa con una pared de hormigón detrás y la parienta enseñando las tetas. A otro perro con ese hueso.

O una playa sin nada ni nadie más, tu santo varón que diría Tip, tu chico o lo que sea y tú, Adán y Eva, estupendo o, si somos más que un hombre y una mujer frente a frente y que el mundo se caiga a nuestro alrededor, hace falta guardar las formas, unas formas, ciertas formas al menos. Me da igual ser políticamente incorrecta.

Civilización no es tener más cosas, no son las cosas, son las formas. Sin formas estamos perdidos. Y vivimos en un mundo de muchas cosas y desnudo de formas, cada vez más desnudo.

Y yo creo que es un engaño, la verdad.

Porque no es la desnudez primigenia -original, natural- la que se recupera en las playas con el top-less o el nudismo, no es esa, es otra en mi opinión horripilante, sucia y bárbara. Sólo hace falta ver la televisión o estar en esas playas. Y, encima, cursi, pretenciosa: porque aunque parezca mentira se puede ser vulgar y cursi a la vez, esta "moda" del top-less o el nudismo lo demuestra con creces. Somos capaces de aunar lo soez con una estilización que da pena cuando no risa.

No es la desnudez animal con su inocencia, ni la humana siquiera, lo que tenemos en las playas hoy es algo muy raro que sólo nosotros podemos crear: un falso sucedáneo que no da el pego, salvo para los tontos y los ingenuos que nos hablan de tolerancia, con todos mis respetos lo digo, pero lo digo.

O desnuda de verdad o civilizada, a mitad de camino nunca.

PS: Porque nos quieren convertir en ciudadanos tipo ovejas no nos quieren de verdad personas civilizadas. Ciudadanía (en ese pobre sentido) versus Civilización, quizás sea ese el debate.

17 comentarios:

Aprendiz dijo...

Me ha gustado mucho el post. Yo a eso le llamo tener clase, no es igual al pijerio ni nada de eso que muchos tanto aborrecen, sino a saber comportarse y a guardar las formas, que lo creo básico para poder vivir en sociedad.

Me alegro que lo hayas pasado bien.

Besos

lumroc dijo...

Felicidades por la elección del lugar y de la compañía.

¡Así cualquiera!

---

Totalmente de acuerdo en lo que dices.

Jesús Cotta Lobato dijo...

La frase de tu abuelo es de antología. Que se pierde la afición... Permíteme que la repita entre mis amigos. Un beso.

Sunsi dijo...

Me alegro de tu descubrimiento, Aurora. Aunque también tengo que decirte que Altafulla ... es Altafulla. Torredembarra... similar... Buena elección la de Capitán y Sarracena. Es un buen lugar para vivir, veranear e hibernar.

Gracias por el piropo...

Besos, bonica

Capitán dijo...

Si te soy sincero, yo prohibiría que la gente fuese al campo, y a la playa, y a cualquier sitio donde puedan mostrar mala educación, porque desgraciadamente dnde quiera que hay gente, hay mal gusto.

El otro día en una playa me encontré a la secretaria de la empresa de al lado medio en cueros, y claro, el papelón es de antología.

Máster en Nubes dijo...

Aprendiz, no tengo mucha afición a la palabra ni al concepto de "clase". Sí al de educación y al de estética, es una simple cuestión de ambos, creo. Porque estética no es que la tía esté mejor o peor para hacer top-less -soy mujer pero creo que soy capaz de reconocer que hay tetas estupendas en top-less, faltaría más- se hace un flaco favor a la belleza hasta propia enseñarlas. Lo pensé el otro día en mi casa mientras mi sobrina de 16 años y un parecido alucinante con Scarlett Joahnson se bañaba tan guapa ella: esta niña está de muerte porque lleva bikini y no enseña las tetas a todo el mundo (prima, espero que me disculpes este receso si lo lees, protejo a la menor sin más referencias)

Lumroc, es que con personas como Pepa, Capitán y Sunsi y su santo y ambas familias dan ganas que te nombren tía adoptiva, estoy haciendo méritos... a ver si...

Jesús, mi abuelo era legionario, quizás explica algo, estupendos tus aforismos de hoy, estás que te sales... me he reído un rato: eres la sonrisa diaria tú ¿eh?

Sunsi, seguro que pasa en todas partes, pero da gusto cuando hay como islotes. Hermosa, ojos azules, vaya hijazos que tienes ... todos, los 4, vaya suerte, bueno no, que algo genéticamente hablando y en otro sentido tú has hecho ¿no? Un abrazo fuerte, y visca Catalunya.

Máster en Nubes dijo...

Capitán 2, perdona, ya sabes que hay otro capitán aquí que es mi amigo el de Altafulla y ex-marino. Pues toda la razón tienes: vestiditos es más comodo todo, y cuando hay que desnudarse porque toca pues a ello, pero si nos quitamos las tareas y los ritos y los pasamos de un sitio a otro ¿no nos perdemos algo? Pues eso, un abrazo pa'l sur.

Hala, a seguir currando, los 200 largos de hoy...

Modestino dijo...

A lo mejor, Aurora, piensas que esto es una respuesta de compromiso a tu comentario favorable a mi hilo de hoy: pues no. Solamente oir Tarragona me pone la carne de gallina y, además, mhe comprobado "in situ" lo que dices de Altafulla.

Pero además tu post de hoy es un post que me hubiera gustado hacer a mí, aunque doy gracias a Dios de que al final lo hayas hecho tú porque seguro que no me sale ni la mitad de bien -recuerda que hoy me toca decir lo que pienso, no quedar bien-.

Hoy muchos desprecian las formas y así nos va. Por supuesto que hay cosas más importantes, pero eso no significa que las formas no lo sean: y además cuidarlas da a entender que no sólo hay formas, sino mucho fondo.

No muy lejos de Altafulla hay otra playa que responde a todo aquello que rechazas: un turismo barato de extranjeros de medio pelo -y algún nacional-.

En Altafulla cené, la última vez que estuve (Enero 2002) en "El Faristol", un restaurante muy original y recuerdo de mis años tarraconins otro, argentino, que creo recordar se llamaba "El Pou", lo regentaba una pareja argentina y cuando acababan de servir las cenas él sacaba la guitarra y ella un arpa y cantaban miilongas, tangos, etc .... ¡qué recuerdos!!.

Máster en Nubes dijo...

Modestino, gracias.

Sólo una precisión y no a lo que dices tú, sino a lo que parece que he dicho yo.

No estoy en contra, faltaría, más de la gente per se. Ni de las multitudes, si están educadas. Ni de veraneo, gracias a Dios vivimos en un país donde tenemos por ley un mes o 28 días de vacaciones, un gran logro social y fundamental, como la seguridad social, la atención médica, casi igual ;-)

No es una cuestión ni de clase ni mucho menos, por Dios, de dinero.

Con permiso, se puede ser mochilero, ir como íbamos antes de Iberail, o de camping y ser discreto, no dar gritos, ser educado.

Para nada, repito, para nada la entrada va sobre los turistas o veraneantes o domingueros per se, porque todos lo somos. Pero vas a Suiza y todos los campings son una maravilla, es un ejemplo.

Es otra cosa: es la mala educación, la barbarie.

Y esa se da con todos mis respetos en la costa más popular y en la discoteca más selecta de Portofino, bárbaros los hay con dinero, y bárbaras ni te cuento:por favor, abrid el Hola y mirad, no hace falta ir muy lejos. De pena, con dinero y todos de pena mora.

Insisto: no es clase -término que aborrezco-, tampoco es dinero, ni siquiera turismo de pocos posibles.

Simple y llana educación, que antes todos teníamos más, creo.

k. dijo...

Master, creo que siempre se dice el "antes todos teníamos más" pero que no necesariamente es cierto. Lo que sí creo es que antes había lugares y lugares. En Gijón se ve muy claro: depende de lo que buscaras y del grupo de amigos que tuvieras ibas a un sitio o a otro. Ahora está todo mezclado. Es imposible moverte con gente que se parezca a nivel de educación. Te lo digo yo que me ha costado mis años juntar un pequeño grupo de gente que no pensara igual que yo pero sí que estuviera educada.
Aún así, en Altafulla hay mucho maleducado e incívico. Tuviste suerte de dormir tanto. Hoy precisamente me han asediado un montón de tetas (con perdón de la expresión). Sin embargo, sí que es cierto que Altafulla es un pequeño reducto.

sarracena infiel dijo...

Hedbanna, hedbanna, hedbanna: mira que te canto.............

solo una precisión, si me permites para Modestino: el sitio es "El Pozo", de sus propietarios sólo él es argentino, ella es francesa. El si toca el arpa, pero ella no la guitarra. En la época d ela que hablas, frecuentaban el lugar Quim y Luisa, amigos entrañables que, efectivamente, tocaban guitarrra y maracas uno y otra y, además, cantaba Luisa. Quim falleció hace unos pocos años y Luisa sólo canta a veces. Pero Francisco y Caludie continuan acogiendo a sus clientes como amigos.



ACLARACION: Las tetas asediantes no eran tantas (dos pares) y desde luego, ninguna de ellas de la familia.

Modestino dijo...

Tienes razón era "El Pozo", me confundí. En cuanto a los instrumentos ... me he debido hacer un lío, porque solamente fui una vez. Y no sabía que ella era francesa.

Siento haber llevado a confusión.

Máster en Nubes dijo...

K., tienes toda la razón, empiezo a ser un poco pelma con el "antes", seguro. Y desde luego lo que tiene dormir mucho -como estar sorda ;-) que diría una abuelita maldita- es que te pierdes cosas buenas pero también algunas horrorosas ja ja...
Espero noticias tuyas, algunas, de cuadno en vez ¿eh? Capitán accedió a que pueda ser tía adoptiva, pero el consentimiento de los interesados que son mayores de edad es imprescindible: seguiré haciendo méritos...

Sarracena, no cantamos canciones suficientes, hay que repetir, Pablo Abraira todavía no nos sale bien del todo, y nos falta Richard Cociante.. jua jua...

Modestino: yo no me acuerdo y me lío hasta con mis propuos apellidos (y eso sin vinos, que cuando hay vino de por medio... ni me doy cuenta que es Viggo Mortensen el que pasa a mi lado ajjjj)

Luisito dijo...

Un paseito en coche sin carnet, unas bazadas a la boya, un patinete con mozos, unos churros como para Sunsi, la comida en el chiringuito y la siesta de despues...

La vuelta a casa, un dia de compra, la tarde cocinando, estudiar, trabajar...

Como se echan de menos las vacaciones...

Encantadisimo ;)

Máster en Nubes dijo...

Hombre, jau ar yu duin, guat an honor to jav you jier javin in maind yuar in guayomini due pua

and nau seriusly
it guas a plesure tu mit de jol famili

en cristiano, eso, que vaya honor tener a uno que está en Londres y que en serio fue un placer conocer a toa la familia

scoltituencatalasiusplau (ahí ya no puedo, mira tú)

bienvenido, L, y como le pido a K, ven de vez en cuando, por fa, o déjame saber de ti... Pedí ser adoptada por sarracena, se vive francamente en la mansión de los plaf, pero en vista de que soy "algo" mayor que ella (unos años apenas, snif, snif) rectifiqué y pedí ser tía adoptiva, si no parece mal. Haré méritos, lo prometo.

Olga B. dijo...

Yo prefiero la belleza, pero sólo es una preferencia. Eso es un poco imposible dada la facilidad que tienen los cuerpos humanos para estropearse, y creo que los bañadores y los pareos nos hacen generalmente un gran favor. Pero tampoco me molesta demasiado que cada cual vaya como quiera. Lo que me ocurre es que soy de secano y, cuando estoy frente a la mar salada, sólo la veo a ella, como los enamorados. Te metes un poquito, miras al horizonte y, de repente, todo es grande, perfecto, azul, inquietante. Como en algunos sueños. Paso hasta de civilización.
Besos, Aurora.
Tú eres duquesa y eso se nota, es una forma de mirar:-)

Máster en Nubes dijo...

ay Olga, tú sí que eres duquesa que tienes capacidad de abstraerte ;-)y no tienes la mala leche que me gasto yo a veces, mira que soy.

Compartiremos el amor al pareo, trozo de tela útil donde los haya a mi entender.

Un abrazo, guapa y gracias por venir y comentar, aquí estoy atrancá, atrancá, atrancá...



Un abrazo