Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Olfato


Casi mi sentido favorito. Debe de ser influencia de Olimpia.

Huelo, casi como una perra, a los bebés. No hay olor más bueno, a nuevo, a vida. Los levantas de la siesta, no más allá de los tres años, las niñas pueden ser mayores quizás, y huele a ese sudor suave, todavía de bebé, de niño. Te bañarías en él.

Olor de campo, cuanto más seco está antes de que llueva, mejor. Rompe la tormenta de verano, queda para la tarde una sinfonía de olores, jara y tomillo, olores de monte bajo que tanto me gustan. Ni hablo del olor de Sevilla o de Córdoba. Ya podrían envasarlo.

Perfumes. Un placer. Mejor los franceses, siempre. No son ya florales, cítricos, amaderados o frutales, las familias olfativas tradicionales; hay olores marinos ahora, aéreos, enpolvados (tan antiguos como el Chanel número 5, tan modernos como el Flower de Kenzo), alimenticios (vainilla, coco, chocolate, hasta caramelo). Y muchos más.

Serge Lutens, de las mejores narices del mundo, artista, fotógrafo, creó ya hace años una colección propia de perfumes de una gran delicadeza y personalidad, mis favoritos.

Los de Guerlain y Hermès están muy bien trabajados también. Entre los de la última casa, "Un jardín en el Mediterraneo", "Un jardín en el Nilo", "Un jardín tras el monzón". Todos son sutiles combinaciones, tras las notas de salida van apareciendo las de fondo poco a poco, a medida que pasa el día. Nada de todo de golpe, sería vulgar.

De cualquier modo prefiero la solución nada ortodoxa y además cara de pulverizar en el aire y pasar luego debajo, así nunca embriagan ni al que lo lleva ni a los demás.

Todo Kenzo, los japoneses siempre tan delicados, Miyake igual. Aguas de colonia de L'Occitane y esos trozos como de ambar que huelen tan bien y duran tanto para dar buen olor a las casas, siempre los tengo en la mía.

Velas olorosas. Como las personas, perfumadas las casas. Mejor con un olor de fondo agradable, sin que sepas qué es, confundiéndose el olor propio y distinto de la persona o el de la casa, con el del perfume o la vela que se utiliza. Que nunca el olor se imponga a nada, a nadie, que no disfrace ni oculte.

Olores caseros, tranquilidad doméstica, tortilla francesa de la noche, café mañanero, en casa ponemos a hervir palos de canela. También me gusta cierto rastro del olor de lejía, de limpio. Y otros extraños: gasolina, los libros nuevecitos, un coche recién estrenado.

Los hombres huelen y huelen prontísimo. Empiezan a oler a chotillo a eso de los siete años. Y luego huelen mucho más. No sé, quizás las mujeres somos más olfativas y lo notamos más. Tienen un olor más fuerte. No peor, para nada, más fuerte simplemente.

Esas zapatillas de adolescentes, por Dios, que hay que sacarlas a la ventana. Y luego en cuanto les empiezan a gustar las chicas, la cosa mejora mucho: huelen a colonia y se duchan ya sin perseguirles. Huelen bien. Algunos fenomenal. Raro es el hombre que no huele bien si es limpio y se ducha. Luego lo que se ponga como colonia o perfume es secundario.

El olor del primer sudor no es molesto. Es el del sudor sobre sudor el difícil. Pero quien no haya sudado durante el día es que no trabajó.

Todo esto ha quedado bonito, pero la verdad es que yo ya no huelo a ningún perfume de Lutens que me ponga, sino a mi propia perra que tengo encima todo el santo día. Así se me acercan los perros por la calle, que no los señores. Qué vida ésta...

Nota: Ya publicado el 1 de enero de 2009. Siento repetir, sigo centrada en otras escrituras. Ayer tuvimos tormenta, olía el campo a gloria luego.

8 comentarios:

sarracena infiel dijo...

Aquí mucho ruidos, pocas nueces .... lo justo para no poder ir a la playa.

Muca y Roco siguen olfateando tus sitios, o sea, dejas huella .... olfativa.

Hala, que me voy a enfrentar a un nuevo día de playa, de familia, de orden (mmmpfffffff)

Por ahí, al folio en blanco, uffsssssss.

La boya y yo te saludamos todos los días.

Con Dios.

Sunsi dijo...

Eso te iba a decir. Ayer, el día tapado... % elevado de humedad... calor ... y cuatro gotas. Nada, hija. Que el calor no nos abandona. Yo sigo escribiendo debajo del aire acondicionado...

Tú, dale que te pego. ¿Todo bien?

Besos

Anónimo dijo...

Tormenton el de aqui ayer. Mira que me gustan, a estas alturas del verano son como...como el paso del ecuador de la carrera. Y un monton de sensaciones y de olores y el cumple de la bisa, 95. Ayer se fueron tambien mi hermana y el de los calcetines blancos y yo me fundo en nostalgias de bebes color canela y tengo la terraza llena de zapatillas...ay, que llega septiembre y os contare secretos. Buen Martes. Por cierto, pensaba repetir este curso, creo que no aproveche lo suficiente y me matriculo para otros 60 creditos. Ya me dices .

Anónimo dijo...

Tormenton el de aqui ayer. Mira que me gustan, a estas alturas del verano son como...como el paso del ecuador de la carrera. Y un monton de sensaciones y de olores y el cumple de la bisa, 95. Ayer se fueron tambien mi hermana y el de los calcetines blancos y yo me fundo en nostalgias de bebes color canela y tengo la terraza llena de zapatillas...ay, que llega septiembre y os contare secretos. Buen Martes. Por cierto, pensaba repetir este curso, creo que no aproveche lo suficiente y me matriculo para otros 60 creditos. Ya me dices . Lolo

Anónimo dijo...

Me borras el anonimo sin firmar, vale? No me aclaro yo con este minusculo apararito. Gracias.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Olor de lavanda, de mentas, de tomillos, de jara y romero, de ajedrea, de madreselva, de monte mediterráneo hecho esencia.

Me huelo que lo esencial es disfrutarlo.

Saludos perfumados.

lumroc dijo...

Olor a sudor de fiebre de mi hijo pequeño, cuando se abraza fuerte, con miedo, con lágrimas, y se restriega en mí, buscando protección ...

Benditos olores.

k. dijo...

El mejor olor... el de la primavera. Huele a vida. Ahora me recuerda a las antiguas civilizaciones y a sus creencias acerca de la regeneración, la fertilidad y la vida. Es un tema apasionante.