Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

viernes, 1 de julio de 2011

Desdolida

Ha hecho demasiado calor. Aunque pusimos el riego automático hay que estar encima de los árboles y arbustos a los que éste no les alcanza. Tenían hongos o bichos algunas plantas, pero ahora me encuentro con varios arbustos machacados tras la calorina del pasado fin de semana. Al insecto o lo que sea le gusta la falta de agua y se crece así.

Miramos preocupados las manchas blanquecinas que avanzan. Hay demasiadas hojas amarillas. Es muy raro. De camino vi varios chopos amarillentos en la autovía de los pinares, y otros ya coritos y totalmente desecados, parecían muertos, en la carretera de Simancas. No sé qué pasa, es demasiado temprano. Debe de ser una enfermedad muy mala.

Vamos a quitar la enredadera del suelo y a poner, quizás, uña de gato, que es fuerte y se extiende rápido. Pediré consejo, no vaya a ser que como su predecesora nos invada y levante el empedrado. También me gustan las adelfas porque son duras. Las que tenemos están crecidas y bastante sanas a pesar de las heladas que soportan en invierno. Se lo comento a Carlos.

-Desdolida, la adelfa es muy desdolida...

Ya se lo había oído decir varias veces, pero me quedé pensando.

En Urueña pregunté si alguien había oído la palabra. No está en el diccionario, pero es evidente que significa “que se duele poco”, resistente, con aguante.

El lunes 4 empezamos la actividad “La literatura está en la calle” en Boecillo con Carlos como primer invitado. El libro será “El bosque animado” de Fernández Florez. El lunes 11 pondremos la película del mismo nombre dirigida por José Luis Cuerda. Estoy muy ilusionada.

3 comentarios:

RETABLO DE LA VIDA ANTIGUA dijo...

Muchas veces pienso, doña Aurora, cuando mis cuatro plantas me dan quebraderos de cabeza, lo que debe de ser la labranza. Y lo que serían las faenas agrícolas de antes. Y siempre el alma en almoneda, mirando los cielos, y al fondo, en el aire, el resoplar de las yuntas.

Saludos. Y decir que una planta esta desdolida expresa muy bien su estado y es palabra bonita.

El alegre "opinador" dijo...

Las adelfas, como dice Ridao en su blog, son muy de asfalto, por lo menos en Andalucía. Aguantan casi todo.
Con los calores, las plantas lo pasan tan mal. Aquí en Sevilla las riego a diario y algunas no aguantan ni así.
Besos y buena experiencia a partir del día 4.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Lo de la labranza debía de ser durísimo, especialmente en Castilla donde para sacar algo a la tierra sudaban tinta china. Bueno, en algunas vegas la cosa sería menos dura. Cuando veo otros suelos más fértiles allá por el sur me da mucha envidia. Saludos cordiales.

No le había leído eso de las adelfas, y es verdad, de asfalto y de autopista, las ponen con las retamas en la mediana porque deben de necesitar poquito mantenimiento. Oiga, Alegre Opinador, en todo caso las plantas les nacen a Vdes. mucho mejor, ¿no?, la buganvilla por ejemplo, y los jardines en Sevilla estaban a rebosar el fin de semana pasado. Gracias por su ánimo, de momento estoy en Urueña enla librería Almadí trabajando... Esto es apasionante.