Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Entre el caos y Ángel (heroica serenidad)



Me quedo en Madrid este puente. Necesito preparar clases, trabajar, escribir, y no estoy para gastos. Medito con J. tras el yoga, me da paz y también concentración. Quedo en unirme a J. y S. el domingo en su casa para algo parecido pero distinto. Además del individuo, la persona, y la acción, el trabajo, por simplificar la cuestión, creo en la oración y en la comunidad. Me parece que no hace falta pensar igual o creer en lo mismo para trabajar juntos y en su caso para rezar.

Ayer me llama mi hermano a las 8.30 pm desde México para ver qué pasa con lo de los controladores. Me duermo oyendo la radio, todo un país en jaque. Es lo que nos faltaba, un empujoncito más hacia el caos. Me despierto con las mismas malas noticias sumado al “tema” de Marruecos. Escuchar a Arias Salgado, ex embajador en Marruecos, entrevistado por Luis del Pino la semana pasada fue esclarecedor.

En éstas veo el vídeo de Ángel, un policía nacional que acudió en auxilio de uno que se cayó en el metro de Madrid. No estaba de servicio, por cierto. El vídeo es impresionante por la serenidad heroica o la heroica serenidad que demuestra. Creo que nuestro país necesita de las dos por igual. Y entre los que están teóricamente de servicio, más. Es un ejemplo Ángel y da esperanza y ánimo. A mí por lo menos me lo da.

5 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Visto lo visto, has hecho bien en quedarte en Madrid, Aurora. Espero que te haga sentir mejor la meditación, junto con la oración.
Un abrazo.

Elena Nito dijo...

Esperanza y ánimo, Aurora, totalmente de acuerdo. Una entrada de lo más oportuna.

Y todo ocurrió en la estación "Puerta del Ángel". Y el Ángel comentó que aquello fue un servicio más.

Lo mejor sería que no haya "empujoncito" al caos (bien ajeno o interno), o algún mecanismo que lo impidiera (unas vallas que suban/bajen? en este caso ciencia ficción). Pero una vez llegado al caos necesitamos, como dices, de esa heróica serenidad.

Saludos.

Anónimo dijo...

Acerca del post anterior si es que llego a tiempo. Me ha gustado excepto el cantando su canción. La niebla es muda e insonora. Me niego a admitir que cante. Ni siquiera como imagen es aceptable, la imaginación no alcanza a componer tal entelequia.

Elena Nito dijo...

Perdón, heroica no lleva acento. No lo necesita..

Aurora Pimentel dijo...

JM, ayer oyendo a gente parada en los aeropuertos, con niños, con personas mayores, etc... en fin, vaya caos.

Eso dicen, Elena, Puerta del Ángel, y el ángel apareció, un abrazo.

Anónimo, por supuesto que llegas a tiempo y quizás tienes razón, pero te prometo que en San Juan dicen que la oyen cantar, supongo que será cuestión de esa gente y de ese lugar, ¿no? Gracias por comentar.

Elena, ^voy a ver si lo he escrito yo mal que todo puede ser y es bastante normal, un abrazo.