Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

domingo, 12 de diciembre de 2010

El club de los poetas vivos (Mercuriales, gracias)

Hace poco más de un año estaba yo en Sevilla por trabajo y hablé con Javier Sánchez Menéndez. “Pues si estás aquí esta noche, te vienes a la tertulia de los Mercuriales, que es hoy precisamente”, me dijo. “Hombre, no, Javier, que sois todos señores, que no pego nada, os lo agradezco muchísimo, pero…”. No hubo manera, siguió insistiendo. Y allí que fui, al hotel Las Casas del Rey de Baeza un miércoles de noviembre. Me sentí cómoda de inmediato.

Después de aquella cena siguieron invitándome. Así que, si tengo la menor ocasión (y/o el dinero), y gracias a la generosidad de mi amigo J. y de Toi, que me acogen en sus casas, me acerco cuando puedo. Lo paso estupendamente y aprendo. Gracias a la tertulia ya sé lo que es una lira, más allá de lo que tocaba el rey David, por ejemplo. También me río. Se leen textos propios o ajenos, se escucha –es curioso, la gente no se interrumpe-, se habla en serio y en broma, se discute (poco, salvo que salga el tema del velo, un poner). A veces al final, y muy esporádicamente, se cuenta algo verde que yo no suelo entender, me temo.

Son el club de los poetas, pero éstos están bien vivos, son alegres, una señal de vitalidad inequívoca, que con la que está cayendo, a mí me parece necesaria y la aprecio. He tenido así el gusto de ir conociéndoles un poco, 6 tertulias que he asistido, creo. Cada uno con su tono y estilo, los Mercuriales son personas interesantes, con algo que decir, que contar, en poesía, con un cuento, en su blog, hablando, con fotografías y hasta callando a veces. Creo que el silencio de algunos es otra forma de decir que tienen. Y siempre son unos auténticos caballeros. ¿Qué hago yo en esta tertulia? No tengo ni idea. Quizás soy como la mascota o la buena obra del mes que hacen, el siente un pobre a su mesa, como en la película Plácido, pero en moderno.

Ayer tuvimos los premios Mercuriales de Plata que se entregaban a García Barbeito y Morante de la Puebla. Esta vez las consortes de los Mercuriales estaban invitadas y yo muy contenta por la ocasión, tenía ganas de conocerlas y compartir la mercurialada argentea. Vamos, hombre, por Dios, menudas prendas, que decimos en Madrid. Y eso que faltaron algunas. Y algunos: Ridao, Javier, os echamos de menos; Arjona, todavía no te conozco y espero conocerte. Lo pasamos fenomenal, muy buen ambiente, hablaron Juan Antonio, José Manuel, Jurado y Barbeito, estupendo. La crónica completa la contará Juan Antonio y otros que lo hacen mejor y más corto que la que suscribe esto. La sala de la entrega y la biblioteca, preciosas. Y cupimos todos gracias a las gestiones de Amelia: lo que vales, reina.

Bueno, lo cierto es que solo quería agradecer públicamente a ese club de poetas vivos que son los Mercuriales la alegría cada vez que bajo a compartir tertulia con ellos.

Ya les dije, caballeros, que Madrid les espera a Vdes. y a sus mujeres. Fue un placer conoceros. Cuando quieran hacemos aquí la tertulia y, por supuesto, programa paralelo para las señoras, como en los congresos. Sus mujeres siempre primero.

12 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Siempre es un placer, Aurora, tenerte entre nosotros, y tus aportaciones son siempre bien recibida, y lo sabes. Así que los afortunados somos nosotros, no te quepa duda.
Besos para nuestra "niña" mercurial.

Las hojas del roble dijo...

Querida Aurora:
Tu no eres una mascota, sino una componente más del grupo como tal, eres la flor entre nuestra testosterona, valiente, y te queremos.

Anónimo dijo...

Que gran noche,gran éxito la entrega de premios(aunque con sus ausencias,Morante)grandes presentaciones,el sr.González Romano a García Barbeito lo subió a tus nubes;y el sr.Jurado hizo una presentación de dos orejas y vuelta al ruedo.Pero lo mejor fue vuestra compañía.Cómo te envidio,que bien se está entre mercuriales.Nos vemos en la próxima...o antes AnónimoE.

Aurora Pimentel dijo...

Juan Antonio, lo de niña me ha encantado, hasta los 80 niña, ea, gracias por todo, todo perfecto, lo pasé genial.

J, muchas gracias por lo último sobre todo. Es eso, ya se lo dije el otro día a un despistado -los hay a veces-, que lo que quiero es que me quieran, todo lo demás sobra, me importa un pimiento (nunca mejor dicho, mira). Y que yo os quiero es evidente. M. qué mona de verde. Chiribitas tiene en los ojos, es muy pizpireta...

AnónimoE, ¡que creo que ya sé quién eres! ay, con lo que me gusta la intriga y el misterio, pero ya no ¿no? Bueno, pues eso, ejem, menos mal lo de la orientación con la vestimenta o voy de tabaco y oro como el maestro ausente. Siempre os hago a los (y las) de Sevilla muy arreglaos, y no quería yo ser menos... Nada como preguntar siempre. Y sí, estuvieron muy bien, muy elegantes los 3 nuestros con lo que dijeron, y Barbeito encantador.

Por último, cuando digo algo lo digo en serio, así que aplicaros el cuento. Madrid tiene 20.000 inconvenientes pero muchas cosas buenas, y está a un tiro de piedra. Ventilarse está bien siempre.

Olga Bernad dijo...

Alegrarás la reunión con tu presencia, siempre.
Me ha gustado eso del club de los poetas vivos. Los otros están bien para leerlos, je.
La amistad es una de las mejores cosas de la vida.
Besotes, duquesa.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Aurora, iba a decir algo bonito, pero me he quedado impresionado con el piropazo de Julio. Un beso.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tienes arte Aurora, en la Tertulia "Los Betadine".
Un abrazo.

Aurora Pimentel dijo...

Estos poetas están bien para estar, leer, reírse con ellos, que te tomen el pelo, polivalentes son, Olga, y muy amables. Lo de Gallocanta lo hacemos, ¿eh?, con el frío ese y las grullas invernando ;-)

Cotta, Julio es un señor, todos los sois, y yo estoy encantada. Estuve poco contigo y con R, ya habrá más ocasiones. Tengo que fomentar más a la potencial familia política, hacer méritos, etc.

Javier, guapo, ya lo he dicho, te echamos de menos... ¿qué tal tus viajes? Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias por el recuerdo, Aurora. Me estuve acordando todo el rato. En fin, el próximo año no pienso faltar.

Ah, ya he visto las fotos. Im-prezionantes todos.

Un beso.

Aurora Pimentel dijo...

Lo pasamos muy bien. Pero se os echó de menos. Nada es perfecto, ya sabes.

masteatro dijo...

Yo también estoy leyendo los "Cuentos completos" de Flannery o'connor, aunque voy despacito porque los voy intercalando entre otras lecturas.

Aurora Pimentel dijo...

Masteatro, tiene algo distinto Flannery, no sé, no se parece a nada que haya leído antes... ¿no te parece?