Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Villancico de la menopáusica



Llego al portal buscando más que nada el fresco. Jesús, ¡qué calor tengo!, ¿por qué me puse cuello vuelto?

Me río con los pastores. Lloro con San José. Y acabo discutiendo con los reyes en plena Nochebuena.

Le pregunto a María que si ella pasó por esto, (14 + 33, hago cuentas).

El niño Jesús mientras tanto se divierte con mis vaivenes.

Arriba y abajo. Aserrín, aserrán. Ea, ea, ea. Como si te meciera por dentro. Tú siempre en mi cuna. Y que todo lo demás se mueva.

3 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Vaya, Aurora, genio y figura hasta en el portal de Belén. Feliz Navidad para ti, y tu familia. La Quequi ya hablará por si misma.
Es una noche de recuerdos, querida Aurora, pero que la alegría del Nacimiento se imponga sobre la melancolía.
Abrazos y besos.

Ángel Ruiz dijo...

¡Enhorabuena! ¡Y muy feliz Navidad!

Aurora Pimentel dijo...

Gracias, JM, un abrazo a los tres. La alegría se impuso.

Ángel, gracias, felices Navidades allá por Compostela. Este año al camino otra vez, lo haré en abril de nuevo.