Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Excéntrica solterona inglesa, Speedy González, la legión y un toque (ya me gustaría) de Cyd Charisse


Siguiendo lo del tag de Patricia (arenas movedizas), explico 7 rasgos propios que no hace ninguna falta, porque es todo muy evidente ya, y además da igual, pero en fin:

1. Eccentric english spinster and nature lover: adopto todo tipo de perros abandonados o necesitados, es algo que me puede. Bichera en general y pajarera en particular. Cada salida al campo descubres algo nuevo. La naturaleza y las personas son buenos libros sobre Dios. Algunos están escritos en lenguas indescifrables, simplemente más lejanas a la mía, otros son más cercanos, algún dialecto o expresiones propias, pero todos interesantes. De vez en cuando un pájaro como de otro mundo. Un diccionario, otra guía de aves, por favor, a veces lo necesito, quiero entender.

2. Speedy González: llorando el primer día de cole, no había aprendido a leer, ni a escribir, ni cuentas, era un tongo todo. No se cambia: impaciente, demasiado rápida, ingenua, crédula, un punto frágil. No dedicar tiempo a lo que se hace mal y centrarse en lo que se hace bien. Pragmática y hasta realista: estar sólo en batallas que voy a ganar; nada de comeduras de tarro propias o ajenas; ir al grano laboralmente hablando y, en cambio, más despacio para amigos y familia (lo intento).

3. "Romero, siempre romero, que no hagan callo...": sentimental, alegre y vitalista por naturaleza, también porque la vida me ha sido muy leve. Dios sabrá para qué me quiere tan ligera. Algún dolor sí, pero nada para lo mal que lo pasan muchos, los ojos y el corazón siempre abiertos. Cocinar, comer y beber, descubrir y hacer cosas nuevas, disfrutar, reír y, también, tumbarse. Como dijo Escarlata O´Hara cuando algo le preocupaba: "Ya lo pensaré mañana".

4. Amigos y familia que abrazar fuerte y largo. Abierta y sociable, pero selectiva. No todos valemos para todos, ni todo el rato, yo tampoco, santa paz. Poder echar una mano produce placer. Pedir y aceptar ayuda frecuentemente: sola se puede hacer poco. Confiar. Horror por el escepticismo o el cinismo. Dar más calor, acoger mejor, la luz me importa menos. Cierta soledad y el silencio -incluso compartido- como tesoros. No necesitar gente en general, sólo a personas concretas, nunca sustituibles por otras. Agradecer todo y a cada uno lo que es y cómo es porque el ser de cada uno ya es mucho, mucho. Intentar ver a las personas detrás de sus palabras y el vestido.

5. Escribir y leer. Lo primero, para pensar. Lo segundo, para aprender, saber y también pensar. Volver a leer lo que nos gustó en su día, habitualmente de gente muerta. Como en el cine, los clásicos. Musicales: qué gozada cantar y bailar tan bien. Y las piernas de Cyd Charisse, mataría por ellas. Un toque de frivolidad, por Dios, que como me descuide me sale la vena grave de la estepa castellana.

6. Nieta de legionario: genio fuerte que se apaga pronto. Pedir perdón es ya un hábito. Independiente, exploradora, amante del riesgo: sale caro y da mareo. Un desastre con el dinero, muy desordenada, dispersa, impulsiva: caos. La libertad es el don más precioso. Cierta soledad es el precio también de la independencia. A veces un punto de partida para estar mejor con los demás: verles como regalo, no atosigar jamás.

7. Creo en Dios. En el pecado original: oscurecida la inteligencia, debilitada la voluntad. Creo en la Redención, la oración y los sacramentos. En la resurección. Me siento siempre querida, acogida y perdonada por Dios Padre, también hija de la Iglesia Católica, miembro del pueblo de Dios, hermana por lo tanto en Cristo. Sé que amar y ser amado es lo único verdaderamente importante. Admiro a la gente que sabe querer sin miedo, sin medida, e incluso con equivocaciones: mi madre, maridos fieles, mujeres ratón, adolescentes totalmente enamorados y a por todas, viejecitos que se mueren si ella se muere, misioneros, sacerdotes, monjas, hijas que cuidan de su madre como un bebé, tantos padres y madres tempranos y tardíos, muchos maestros, compañeras de trabajo, poetas varios. Son muchos y diversos, doy gracias a Dios y a ellos.

11 comentarios:

Maripaz Brugos dijo...

¡Que honor, ser la primera en ponerte un comentario a tu preciosa entrada !
Has logrado emocionarme como hacia tiempo que no lo hacia nadie, con tus palabras...

Tia, eres, GENIAL,DIVERTIDA, AUTENTICA,HUMANA ...

¡Que suerte haberte conocido!

Un beso

Máster en Nubes dijo...

Pacita, guapa, soy una pobrecita mujer, muy necesitada de todo, es así. Y eres de las incluídas en el 7: amar sin medida, sin miedo... de verdad. Ni a la suela del zapato tuyo, lo sé, me doy cuenta, no soy tonta.

Olimpia te manda lametones... pero no sabe de la gata: mañana iré a por ella. Por favor, que nadie se lo diga. Seguí tu consejo. A ver qué pasa...

Maripaz Brugos dijo...

Que ilusion que adoptes un nuevo inquilino para tu nueva casa ...

Devuelvele los lametones a Olimpia y espero que se adapte pronto a su nueva compañera
Ya me percate del numero siete ,me ha llegado al "cuore"

Un saludo

¿Mañana más? dijo...

Yo no soy Dios, Aurora, pero si lo fuera te habría hecho tan leve para que pusieras un punto de buen humor a las preocupaciones y neuras de los demás.

Los tag son muy normalitos, chata, no sé a qué te pones tiritas que no eres tan odiosa, ja, ja, ja.

¡Qué guay que tengas gatita también!. Ya verás cómo Olimpia se pone muy contenta y la acoge enseguida. Es lo bueno de los perros, si fuera al revés... Al gato de mi madre le costó unos cuantos meses acostumbrarse a un cachorillo, pero luego lo protegía como si fuera su hijo. ¡Lo que enseña la naturaleza!

Modestino dijo...

Enhorabuena, muy acertado todo, y muy sincera en tu post. Gracias por confiarnos tus intimidades.

Cyd Charisse .... sí señor¡¡¡

Máster en Nubes dijo...

Para que te rías, Modestino.

Salen mi padre, mi tío Paco y otro tío mío, Marcelino, como muy despistado, abogado, del cine de ver una peli con Cyd Charisse en los años 50, en Valladolid. Creo que era Brigadoon, no estoy segura.

Mi padre y mi tío Paco fascinados comentan cómo está la señora y las piernas en cuestión. Mi tío Marcelino dice "¿piernas? ¿qué piernas? Pues ni me he fijado."

Le estuvieron tomando el pelo una semana.

Marta, cuéntaselo a tu padre, se acordará...

Sunsi dijo...

Siempre leo la pregunta. "¿Y tú que opinas?" Pues mira, que un brindis virtual con cava catalán para celebrar tus 7 puntos. Cabe mucho en tus 7 puntos, desde lo más íntimo, lo que da cuerda a tu corazón, hasta lo más cotidiano. Un retrato robot precioso, de veras, Máster.

A esta pobrecita mujer tan necesitada le mando yo un beso sonoro porque es lo másssss, como dicen las criaturas de mi pueblo.
Chin, chin.

Máster en Nubes dijo...

Gracias Sunsita, pero es una auténtica chorrada esta entradita, eh?...

Día de morirse en el Boalo, sigo sin poder rematar lo que te dije, menos mal que el cliente no llama... a ver si esta noche me inspiro: como si me hubiera quedado en blanco.

Sunsi dijo...

Esta entradita es un guiño a Patricia. Ella tiene la "culpa"... que a mí también me tocó y empieza escarbar a ver qué pones y que no sea muy intenso ni muy todo lo contrario.

Esto lo vas a terminar hoy, verás. Este mediodía he hecho un intensivo para que te desatasques.

Besos volando al Bolao.

¿Mañana más? dijo...

Desde luego, en cuanto una se da la vuelta la mentáis la madre.

Menos mal que soy de la opinión de que lo importante es que hablen de una, bien o mal, pero de una, ja, ja, ja.

Saludos a todos.

suso dijo...

¡Buena entrada!