Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

martes, 27 de enero de 2009

Sí, por favor. y 2)



Sí, por favor. Es una obviedad, pero todos los días se producen procesos naturales que nos facilitan que podamos respirar, que haya luz que nos ilumina durante el día, que habrá agua. Con todo eso, por todo eso, hay vida. La naturaleza es cruel, lo acabamos de ver, pero es generosa también todos los días.

Sí, por favor. Nuestro cuerpo funciona, aunque, pasada cierta edad, no siempre como te gustaría. Tener hambre y poder comer, tener sed y poder beber, sueño y dormir. Poder ver, oír, oler, tocar, paladear. Es genial tener cuerpo y que aloje nuestro alma. No es un pesado fardo y suele ser agradecido a poco que se le cuide. A mí angel no me gustaría ser para nada.

Sí, por favor. Aceptar cuando nos quieren y como nos quieren. Ser capaz de verlo como un gran regalo, sea cual sea nuestra respuesta siempre libre. Nunca hay deber de "corresponder", no tendría sentido.

Sí, por favor. Pedir a veces que nos quieran, respetando delicadamente al otro, es señal de reconocer lo que somos: necesitados. ¿Y qué? ¿No lo somos todos? A veces es tal el orgullo, quizás la falta de costumbre de pedir algo a alguien, que equivocamos pedir con mendigar o, casi peor, exigir.

Sí, por favor, a uno mismo. A poco que nos conozcamos sabemos que uno mismo es un rollo habitualmente. O, por lo menos, acabamos siéndolo unas horas, unos días y, a veces, por temporadas. Nos cansamos de nosotros mismos, no tanto de los demás. Y, ay, no hay lugar de vacaciones para alguien que quiera descansar de sí mismo.

Cansancio, meteduras de pata para avergonzar al más pintado, un pasado o un presente que no nos gusta, que cambiaríamos. Qué mal hice, qué tonta fui, qué mal hago, qué tonta soy. Da igual.

Decir sí, por favor, a uno mismo y aceptarse si no con serenidad, que no siempre es posible, con sentido del humor. Porque, a poco que una se mire, por dentro o por fuera, le entra la risa. Asi que ¿qué importa nada? Una risa con ternura porque somos como niños.

Decir que sí con una sonrisa a nuestro pasado, presente y a nuestro incierto futuro. Y añadir el por favor siempre. Él, que dijo la primera palabra, tiene siempre la última, y bastantes de las del medio. En sus manos estamos siempre.

Sí, por favor, cuida de mí hasta el final.

Sí, por favor. A las oportunidades que se nos dan todos los días para reírnos, pensar, aprender, hacer, jugar. Para acompañar, para que nos acompañen un tramo. Es mucho, es casi todo. ¿Nos vemos? Sí, por favor. ¿Al teatro? Sí, por favor. ¿Vienes a casa a comer? Sí, por favor. ¿Vamos el domingo a tu casa? Sí, por favor. ¿Hablamos por teléfono? Sí, por favor. ¿Trabajamos juntas? Sí, por favor.

"¿Amanezco ya?" me pregunta el día, remolón. "Sí, por favor", respondo aliviada, una noche que no acaba mientras yo me encuentro tan sola.

"¿Engordo un poquito?" me dice la yema del arbol enfrente de mi casa. "Sí, por favor, quiero que crezcas y apresures la primavera, lo necesito."

"¿Nos damos una vuelta?" me propone Olimpia. "Sí, por favor, sácame un poco, Oli, que ya estoy cansada."

Foto: Yo, siempre en las nubes, ay.

Atardecer en el Boalo, este duro invierno, un raro día que salió el sol. Haberlos, haylos. Solo hace falta fe, esperanza... y hasta caridad (ésta última, del sol con nosotros).

19 comentarios:

Diego dijo...

Cuando conduzco tengo que tener cuidado con el hielo. Es peligroso. En la carretera o en el corazón.
Si te descuidas, lo pisas y puedes bajar la cuesta por el lado malo. Atravesando el guarda raíl.
……………….
Los cristales de hielo son puntiagudos, como los puñales; y fríos como el ámbar.
Están conformados por moléculas de hidrógeno y oxígeno. Dos y una. Como nosotros.
Somos agua, que a veces es hielo, y a veces neblina; otras mar salada.
Todo depende del sol, la mañana y los reflejos dorados.

Y somos bebés, gotas recién desprendidas.
Y somos niños, arroyuelos felices.
Y adolescentes, ríos bravos.

Y llueve y nieva.

Siendo adultos, mares azules.
Siendo ancianos, océanos.

Y creemos que cuando somos hielo, somos de piedra.
Pero nos han dado algo más.

Al darnos la vida nos dieron la capacidad acuática.

Todo depende del sol, la mañana y los reflejos dorados.

Sunsi dijo...

He llegado tarde al primer "Sí,por favor". Tuve que dejar el comentario a medias. Con tanto follón a veces no puedo contestar como un post se merece y la dueña también.

Sí, por favor... si eres tan amable ... y gracias. El sí que te concreta porque siempre es sí a algo, como decía ayer Ana.

Pensaba Máster que cada sí es un avance que requiere muchos noes. Dejamos cosas atrás porque no, aquello no, no me interesa,no es bueno para mí o para los que me rodean, porque igual me impedirá seguir avanzando en el sí concreto de cada día.

En cambio el no y punto... el que te cierra y no implica un sí después... te ancla, te encierra.
No prque Sí. Sí, portanto No. ¿No porque no? tal vez no; sólo tiene una cara . Y los noes encadenados , como el viento huracanado, no te dejan avanzar.

Sí, por favor... y gracias. Con cada sí nos movemos, luego estamos vivos... vivos para seguir viviendo.

Buenos días, querida Máster del Boalo... Besos, amiga.

ana dijo...

... sí, todo depende del sol, de los reflejos dorados.

Aquí hace un día maravilloso, y eso se ha traducido en gran actividad, en hacer cosas, las pendientes y las presentes... pero un oscuro nubarrón está amenazando con llevárselo todo... otra vez. A pesar de la valentía de este sol. Sol valiente y generoso (el sol de la caridad, del que habla Máster).

Ayer aquí nevó... y el valiente sol pudo con la nieve. Hoy ese nubarrón se está comiendo los reflejos dorados... ainssssss

Driver dijo...

¿Qué tal el Boss y el "Lápiz del carpintero"?
¿Ha funcionado?

Asier dijo...

... Pooor todo lo que mas quieeraaaas, diimee que si-i-iii...
No conocéis la cancion?;)

Asier dijo...

El lapiz del carpintero: voy a tener que releerlo.
Abriguese, Driver, que hace mucho frio ahi afuera

Máster en Nubes dijo...

Diego, gracias, como siempre da gusto leerte.
Driver, todo va bien, vamos a ver con esto de la crisis si se puede o no. Confiemos en la divina providencia y en mi capacidad de persuasión.

Máster en Nubes dijo...

Sunsi, sin miedo a decir que no ni tampoco que sí. Gracias porque sé que estás hasta arriba.

Máster en Nubes dijo...

Ana, pues aquí más al norte hay hasta sol...

Máster en Nubes dijo...

Asier, acabo de ver tu mail, voy y te digo. Gracias por la visita.
¿Qué canción y de quién es la que dices?

Asier dijo...

Ufff! debe ser de la época de los cuplés! La cantaba mi madre y la canto yo. "Por todo lo que mas quieras, dime que si, que me vas a querer tanto como yo te quiero a ti".
Y qué bien que la canto, oyes!

Natalia dijo...

¡Uf! Precisamente ayer, vaciando la casa de mi madre, la de mi pasado, tuve que repetir un montón de veces "Sí, por favor" a miles de recuerdos; pérdidas; vacíos; ganancias y lecciones aprendidas... "Sí, por favor" gigantesco a mi misma, a quien soy gracias a todos esos cachitos de vida almacenados en armarios y estanterías...

Máster en Nubes dijo...

Hola, nave nodriza ¡casualidad de estar pensando en ti ahorita mismo! te acabo de mandar un libro que creo te interesará por eso del activismo. Besos a ti y a Paula que tan calentita está todavía (flotando como un astronauta)

Tocks dijo...

un día le pregunté quieres ser mi novia hasta que se terminen las mareas del mundo
Sí, por favor me respondió.


Fotón, Aurora.

Olga B. dijo...

Opino que sí (por favor:-)
que es una maravilla contar contigo y con tu optimismo razonable. Contagias un poquito...
Un beso, Aurora.

Máster en Nubes dijo...

Tocks, no sé quién eres, pero eres bienvenido.

"¿quieres ser mi novia hasta que se terminen las mareas del mundo?"

Perdona, pero una propuesta así es muy difícil de rechazar. Qué importantes son las palabras veces. ¿Cómo te iba a decir que no?

;-)

Máster en Nubes dijo...

Olga, ya me gustaría a mí que se me contagiara tu maestría escribiendo, ¡pero todo se pega menos la belleza, según dicen! ;-)

Me alegró si algo de mi "optimismo razonable" te llega, muchas gracias por decírmelo.

Y ya sabes, fiel a la escritura siempre.

Un beso muy fuerte

Aurora

Toi dijo...

Sí que sabes quién soy
no es más que un alter ego

lo uso cuando no escribo desde mi PC y el user Toi no sale y pongo el nombre que me dió un chiclanero que por mucho que lo intentaba no le salía decir toi y decía tocksss, con varias eses.

Ni yo sé porqué pongo eso en lugar de mi nombre. Me imaginaba que era tan parecido que sería casi evidente.

A veces lo he usado en el barullo pa responder con cierta virulencia a provocaciones de trolls, contra mis principios, suponiendo que los que me conocen me reconocerían...

Un simple retroceso de varias décadas, una pequeña gamberrada, en el fondo estúpida, pero en este blog donde me siento tan a gusto no volveré a usarlo.

Máster en Nubes dijo...

O sea, Sr. Toi, que es Vd. un caso de múltiples personalidades ;-)!

Jo, pues ahora que sé que eres tú y que te guste la foto me hace más ilusión, la verdad.

Y puedes utilizar el nombre que quieras, no pasa nada. Es que estoy acostumbrada a que entren los habituales y cuando veo a alguien nuevo pues me extraño.