Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

lunes, 9 de noviembre de 2009

De Flotats a un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo


Me llaman unos amigos para ir al teatro a ver "El encuentro de Descartes con Pascal joven" . Acepto encantada, estoy de mudanza y se agradece un descanso. El Infanta Isabel es un teatro precioso de los que ya quedan pocos situado en la calle Barquillo. Llego pronto y doy una vuelta por Chueca, barrio que dicen ahora gay. Veo una conocida de hace años que trabajaba en un buen anticuario, ha tenido que cambiar de empleo y está ahora en una tienda de ropa. Quedamos en que no podemos dejar de vernos. En tiempos de crisis hay que cuidarse y quererse todavía más.

Es una obra excelente la que vemos. Flotats es un pedazo de actor y Albert Triola también. Nos cuesta un poco seguir el texto, nos encantaría tenerlo escrito. Se nota que es de un francés, Jean Claude Brisville. Es fino, profundo, no es un tópico, aunque desgraciadamente en un primer vistazo podría resumirse de modo simplista: la razón frente a un  fundamentalista y ya está. Pero no es así. Pascal, jansenista, joven, muy enfermo -lo estuvo toda su vida-, dialoga con un Descartes ya mayor que duerme sus 8 horas, confía en la razón y se coloca a cierta distancia. Dios sí, por supuesto, para uno y para el otro, pero sus aproximaciones, no solo de cabeza, sino de corazón,  de afectos, son diferentes. Más allá de algunas discusiones teólogicas de la época, que hoy nos pueden parecer anecdóticas y superfluas, hay algo detrás vital creo ver: modo de pensar y razonar por un lado y, por otro, quizá de sentir las cosas, de necesitar sentirlas posiblemente.  Recuerdo haber oído hablar de jansenismo en mi casa, llego a la de mi madre y busco un par de libros, leo también sobre Pascal. Hay un mar de fondo interesante que todavía pervive. La gracia ¿qué es la Gracia?, la salvación, la redención, el sufrimiento, el rigorismo, la laxitud moral. Dios, Dios, Dios. El mundo también. Todo sigue, todo está de un modo u otro pero de otra manera, todavía está. Bueno, está en algunos sitios, en otros no se plantean estas preguntas, ni dudas, nada. En la nada, en la página en blanco o totalmente arrasada, como también en el todo, no hay cuestiones posibles, me parece.

Cenamos en "Sabor a mi" un mexicano estupendo en la calle Augusto Figueroa. 55 euros en total para tres personas, coronitas y cócteles incluidos, un Tequila Sunrise para mí por eso de documentarse, pero no me gusta, es demasiado dulce y yo prefiero lo salado. Yolanda en cambio se toma una Margarita que está de muerte, la probamos los tres. Me levanto a felicitar, es una costumbre, hasta en cocinas entro en algún restaurante para dar las gracias.  Me cuentan el truco, entre otros es ese escarchar la copa con sal, a veces un poco de azucar moreno, mezclada con chili piquín que no se encuentra en España. Por la cara les pido ayuda para unos textos, son mexicanos. Me dicen que sí, intercambiamos correos, uno escribe comics, siempre hay gente interesante por la vida.

Estoy de nuevo en Madrid, espero que será para bien, que será para mejor.

Veo otra vez una escena de Atraco a las 3 que me hace mucha gracia y me quedo dormida. Otro gran actor, José Luis López Vázquez.

12 comentarios:

Modestino dijo...

Un post que da para mucho. En primer lugar, el teatro: que desperdicio el mío que no aprovecho las ocasiones para ir: ya solamente todo lo que lleva consigo, casi desde comprar las entradas, es una experiencia formidable ... si encima la obra es buena, ya es la caraba.

Y me ha encantado eso de que "en tiempos de crisis hay que quererse y cuidarse todavía más ... muchas veces me pregunto porqué carajo descuido tanto a los amigos que no puedo ver frecuentemente ... y hago el propósito d eponerme a escribir, cartas, que eso del mail parece frío .... pero me cuesta tanto cumplirlo ...

Y la cena en un mejicano ... tantas veces no son necesarios las petit cuisines, los diseños y los prestigios para disfrutar delante d eun mantel, aunque sea de papel¡¡¡.

Y finalmente la referencia a López Vázquez y esa escena que auténtica leyenda del cine.

Muy bien todo, Aurora, regreso a la mesa de trabajo que ando agobiado. Un abrazo.

Suso dijo...

Flotats one la gallina de piel...¡y qué poca gente le conoce!

Mucho bien te lo pasa tú,Nubes.

Jesús Cotta Lobato dijo...

¡Ay qué envidia vivir en Madrid! ¡Y qué ganas de volver a ver el atraco! ¿Conoces la famosa vía de la apuesta de Pascal para demostrar, de un modo sui generis, la existencia de Dios?

sarracena infiel dijo...

De "Madrí" al cielo, colega, sin duda alguna ............

Flotats, siempre genial; le vía hace ya algunos años en BCN (aunque él ya había dado la "espantá" contra la ignorancia, el provincianismo y la caspa) en "ARTE", con Carles Hipólito y Josep Maria Pou ¡la bomba!.

La cocina mejicana, depnde; a mi me gusta, aunque entiendo que no es para todos, en especial, para quienes padecen de problemas intestinales y/o estomacales....

Con Dios...

lolo dijo...

Teatro y amigos suena muy bien.
Un mexicano para cenar, cóctel incluido, me parece estar llegando al centro, pero en serio.

Y qué me gusta eso de entrar a saludar al artista, al artista de lo que sea. ¡Pues claro!

Máster en Nubes dijo...

Modestino: pues sí, y hay buen teatro, creo yo. Si no te parece mal, a ver cuándo un post tuyo sobre esos restaurantes a los que vas después de andar por esas montañas de por allá... Hace tiempo ¿no? Gracias por pasarte ... haciendo pellas casi.

Suso, xacto, la gallina de piel, y bien cuando se pasa bien... y fatal cuando se pasa mal. Es lo que tiene la intensidad...

Cotta, ¿ezo qué e? Voy a mirarlo rapidamente, el libro de casa de mi madre NO hablaba de eso, corro a mirarlo en internet a ver si me entero... Gracias por todo, muchas gracias.

Pepa, la opera del sábado que viene por razones que ya conoces no podrá ser, pero luego nos veremos. El cóctel ese va a caer fijo, en casa o fuera, aunque hay algunos partidarios del gin tonic in-co-rre-gi-bles... (dígase como José Luis López Vázquez, suena bien)

Lolo, mucho mejor ahora, pero mucho mejor. Salgo y me tomo una cerveza o lo que sea, escribo pero tengo contacto humano... y hasta ¡calor en casa! ¡vaya cambio! Hala, a seguir preparando clases...

Capitán dijo...

Muchas veces voy a Madrid con mi Reina Mora a musicales, ..., es lo que nos falta por aquí. Buena tarde-noche.

Un abrazo

Olga B. dijo...

A Madrid le haces mucha falta. Estás donde tienes que estar;-)
Oye, qué pena que no pueda ser este diciembre, pero pronto iremos.
¿Ya has colocado la vajilla?
Bueno, preciosa crónica-entrada, del teatro a la vida, de Pascal a López Vázquez, de aquí para allá, como nos gustas.
Un beso.

José María dijo...

Hola, Aurora, ¿cómo va la mudanza? Dame un toque cuando lo necesites o cuando quieras.
Este puente hemos estado en León y hemos visto "Atraco a las tres", que es una de mis películas favoritas. Da para una tesis doctoral o dos.

No pongo en la firma ahora el enlace del Dietario, porque lo tengo abandonadito; he de dedicar tiempo a llevar otros blogs por los que me pagan :)


Abrazote.

Máster en Nubes dijo...

Cotta, he mirado lo que dices.... muy interesante, la verdad, pero me parecía de moralidad debil por muy Pascal que fuera(luego me lo ha confirmado algo la crítica que se le ha hecho). La creencia en Dios no implica que te vayas al cielo per se, son las obras las que cuentan algo, digo yo, no sé. La sola fides... tengo dudas. Aunque las tenga también sobre el valor real -más bien el peso frente a otros pesos- de nuestros actos "buenos" ..., en fin, largo. Miré luego la (contra) propuesta de Smith, interesante también, uf, lástima que tenga clases que preparar y el compromiso de escribir todos los días, que si no... me ponía con ello. Me encantan los dilemas, por cierto, y los juegos de cooperación, en general... ya hablaremos.

Capitán, carne de musical Vd. y señoras, también yo, me encantan, la vida debería ser así, tienes un problema y te subes a la mesa a cantarlo y todo se soluciona o casi. Hablaremos de los que hemos visto y los que no,que quedan.

Olga, todo en su sitio, viva la rutina de trabajo, pacifica y ordena. Echo de menos el árbol de los pájaros pero he ganado gente y calor humano, aquí os espero...

Jose María, ya está hecho todo, si no te conociera te diría que a buenas horas green sleeves;-), pero sé que no es eso, contigo se puede contar siempre. Y Placido ¿qué me dices de Plácido? Pasaremos ahora de las comidas camperas a las cenas urbanas, llamo a Ignacio, a ver si venís pronto, os queda más cerca.

Juanma dijo...

Ay, Aurora, el teatro...qué cosa tan deslumbrante y mágica, qué espectáculo tan demoledor.

Y qué agradable esta entrada. Me ha encanto ese final en la cocina. (te escribo desde el ordenador de mi trabajo -un churro con un montón de accesos denegados- y supongo que tienes, al final, un vídeo de la película de López Vázquez. Es, quizá, la peli que más me gustó de él. Mañana lo veré en casa -aquí sólo sale un espacio en blanco-)

Besos.

Máster en Nubes dijo...

Un abrazo, Juanma, te mandaré o a ver si cuelgo por aquí los dibujos del mexicano de Sabor a mi, un figura el tío.
Y jo con el manteca cómo escribe ¿le conoces de algo tú al tipo ese tan...? Venga un abrazo.