Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

lunes, 26 de enero de 2009

Sí, por favor. 1)


De igual manera que aceptar un no es parte de la vida, y decir no un deber, a veces un lujo que no todos se pueden permitir, pronunciar un es un placer del que no hay que privarse.

A veces tenemos que tirar para adelante sin quedarnos prendidos en ese no que nos dijeron, presente o pasado, que cuesta aceptar todavía. Porque algunos siguen doliendo.

Creo que tampoco es bueno apalancarse en el no que nosotros, por honradez y con valor, decimos o dijimos. Ese que no resulta gratis, que supone a menudo soledad, riesgo e incertidumbre. Por eso escuece. Y aunque te hace más libre, sin querer puede encerrarte más en ti mismo. O hacerte mirar por encima del hombro a quienes no son tan valientes, sin entender que la valentía no es exigible a todos por igual. Hay personas por carácter, educación o hasta propia exigencia con más coraje que otras. Hay distintas trayectorias vitales, también el valor adquiere tonalidades distintas en cada uno. Hay que saber verlo.

Pienso que a menudo nos podemos quedar atascados en algunas ocasiones en un no que recibimos con valor pero que nos sigue haciendo daño. O en ese otro no dicho con valentía que nos puede hacer poco comprensivos, duros, ligeramente amargos.

Porque el no puede producir también una herida que se hurga y se acaba por infectar.

Porque ninguna mujer, ningún hombre, estamos hechos para el no.

Estamos hechos todos para el . La vida se hace más con el que con un no, de cualquier tipo de no, que nos digan o que digamos.

Así que nosotros a lo nuestro, que es vivir: oír y decir . Qué gusto decir y que te lo digan.

Todos los días nos dicen que . Muchas veces. Y podemos responder a ese sí con otro sí, por favor.

A mí me parece que el por favor es importante: es aceptar y valorar lo que se nos ofrece y, a la vez, pedirlo amablemente.

La vida, las personas, nos ofrecen mucho, y siempre nos hacen un favor.

Y es estupendo saber que vivimos de favores, de muchas y variadas gracias. Pero, en cambio, no tenemos ninguna garantía humana, por mucho que se pretendan seguridades.

"Don't take it for granted". No tomes las cosas como dadas, podría traducirse. Ese sí, por favor implica no tomar nada como garantizado u obligado, como que se nos debe o que es" lo que tiene que ser".

Nota: Cantan Ella baila sola con mi adorado Jorge Drexler. Y la foto es de Alberto Guerrero Gil, un sobrino. Es la playa de Lira y, al fondo, Finisterre. No, no es el Caribe pero lo parece.

18 comentarios:

pepa dijo...

Buenso días.

Elegir entre "si" y "no".

Abandonar posiciones tomadas con anterioridad.

Comprender la postura de los otros.

Creo que tiene que ver con ese "mudar de piel del que hablabas el otro día".

Madurar, crecer, hacerse menos dogmático.

Ser más comprensivo con los errores y faltas ajenas y menos complaciente con los propios.

En definitiva, ser más "persona" conforme avanzamos por la vida: aprender.

Con Dios, hedbanna, que pases un buen día.

Suso Ares Fondevila dijo...

¿En qué lugar del N.T. se dice que Jesús es un SÍ?

pepa dijo...

Creo que cuando dice "niçegate a ti mismo, toma tu cruz y sígueme"

Pero es mi opinión personal (humilde)

Outsider friar dijo...

Suso:

2ª a los Corintios Cap.I vers.19-20

Driver dijo...

Sí, por favor.
...
Bañarse en el Mediterráneo.
Cantar con amigos, junto a la Giralda.
Bailar.
La maniobra de aproximación de un DC8 de Alitalia, al
aeropuerto "Marco Polo",en Venezia, y observar la laguna desde el cielo.
El sonido de un Ferrari cuando sube a las 5.000.
Intentar hablar con Dios, como si fuese el ferralla de mi obra.
Conducir, por el placer de conducir, observando la Creación.
Y sobre todo, esa sensación de inmortalidad puntual que te regalan esos momentos.
...
Sí, por favor.

Máster en Nubes dijo...

Estoy trabajando en un polígono en Asturias todo el día. Gracias a todos, pero a Suso especialmente: no hay nada como una buena pregunta que te mantenga ocupada la cabeza (mientras trabajas... que ya se sabe que es cuando no piensas ;-).

Así en principio me he quedado pensando en que la entrada "estaba mal" ya que Jesús nos dice que nos neguemos a nosotros mismos, tomemos nuestra cruz y le siguamos como Pepa sugiere. Y en esto estoy, negándome a lo que me molaría hacer ... porque tengo que trabajar y además me va a pillar el cliente.

O sea, que cuando llegue al hotel pensaré sin negarme.

Y lo que dice Friar es:
"Por la fidelidad de Dios!, que la palabra que os dirigimos no es sí y no. [Porque el Hijo de Dios, Cristo Jesús, a quien os predicamos Silvano, Timoteo y yo, no fue sí y no; en él no hubo más que sí. "

Pero yo quiero pensar por mi cuenta... no vaya a ser que haya que decir que no, y no que sí. A veces sé las cosas antes de pensar mucho, luego pienso que no las dije bien, o que no las sé, y luego a lo mejor que sí.

Veremos. Dispuesta estoy a cambiar todo.

Gracias, Suso y toda la compañía.

Gracias

Diego dijo...

Máster, si puedes visita la playa de Torimbia, ubicada en Niembro de Llanes.
Longitud aproximada: 500 m Accesos: Rodados.
Material: Arena fina y grava. Color: Blanquecino.
Forma: Concha.
Entorno: Rural.
Tipo de playa: Ventosa.
Oleaje medio.
Peligrosidad: puedes soñar con ella el resto de tus días.

pepa dijo...

Por favor, saluda mi tierra, de todas mis partes............

Toi dijo...

astuta sobrina mía...
es que estos síes tienen poco que ver con los noes de antier
qué bien visto y que ben trovato

estos síes hay que cantarlos, sonreirlos, igual que aquellos noes son imprescindibles, y no queda sino batirse.

Nunca entendí porqué eela baila sola desapareció, me encantan

Toi dijo...

¿te acuerdas Diego, cómo cantamos con el Calero al pie de la Giralda? vaya tarde
pa nosotros se queda
mucho hilario

Driver pal Toi dijo...

Ya lo creo que me acuerdo.
"¡Y gritas TAXI!
¡Sácame de aquí!
¡Dirección prohibida sin parar hasta el mar!".

Menudas canciones, compañías, olores y sonidos.
Y si faltaba algo, la luz de tu pueblo.
Sevilla.
...
Millonarios habrá que no puedan conseguir tardes así.
Sensación de inmortalidad, oyes.

Máster en Nubes dijo...

Acabo de volver de trabajar, perdón mi falta de atención a este blog hoy. Me toca currar casi de 8 a 8 cuando estoy fuera de Madrid, así que no me da para más hoy.

Suso, tengo unos evangelios aquí y Jesús dice de sí mismo que "es" el camino, la verdad, la vida, el buen pastor, etc. No pongo dónde porque esto se haría interminable.

No veo en cambio dónde dice que es "sí".

Asumo pues que te referías a la cita que dice Friar donde son otros los que dicen eso de él, pero espero que nos digas si hay otro lugar.

Más allá de la búsqueda en si, que es lo de menos, pues me has hecho pensar todo el día, que está muy bien.

Y me he acordado a posteriori que se habla del diablo como el espíritu que siempre dice no, creo que es Goethe, pero tendría que comprobarlo, la verdad.

Gracias, amigo, y cuidado con el temporal

Máster en Nubes dijo...

Diego, ya me gustaría tener tiempo para playas, no tengo ni para ver Oviedo, del hotel al curro y del curro al hotel, 8 a 8.

Pero te agradezco la sugerencia.

Pepa, ¿alguna idea sobre que nos deberían enseñar y a dónde nos tendrían que llevar? Afortunadamente viajo con otra compañera, así que somos 2... y vamos a intentar que mañana nos enseñen algo de la ciudad.

Máster en Nubes dijo...

Toi, no me digas sobrina que tan joven no soy. Pero gracias.

Astuto amigo, pues, efectivamente son compatibles, lo único es que me quedé con cierto "mal" cuerpo ayer después de hablar del no. Del que podemos decir y del que podemos oír, y di vueltas -varias- porque sé que la vida no se edifica con noes sólo, sino con síes. A todos nos "gusta" más que nos digan síes ... y decirlos ¿no? Es más humano, más cristiano, pienso.

Pues eso.

Mañana más síes.

"Tristeza de amor, un mundo cruel, jugando a ganar, has vuelto a perder..." mira tú que voy a cambiar la canción de mañana en tu honor...

Y que digo que estoy viendo lugares aptos para la observación de ballenas. En serio. Driver-Diego, Toi, be ready... Preparad las botas de agua y el impermeable...

ana dijo...

Si lo pensamos bien, detrás de cada "sí" y de cada "no" que pronunciamos está la libertad... con todo el miedo que a veces ejercerla nos acompaña. También está el color con el que miramos el mundo. Esa afirmación que valientemente entonamos somos nosotros, y también lo somos en la negación.

Lo mismo sucede cuando recibimos la respuesta del otro, que al sernos dada, el otro se hace evidente.

Con nuestras decisiones nos hacemos más concretos para el otro. A partir de ellas vamos siendo. Así que más nos vale ser certeros y saber qué es lo que merece un "sí" y que es lo que merece un "no" a lo largo de nuestro destino. Y parece la cosa fácil... pero aquí la retahila de Máster... ha puesto el dedo en la llaga.


... es complicado siempre.

Driver ballenero dijo...

¿Ballenas dices?
...
Estoy embarcado en el mercante “Nuestra Señora de los hielos”.
La razón por la que me han dejado embarcar ha sido que necesitaban un “ayudante de cabestrante” para el helicóptero.
Los dos últimos que habían contratado habían dimitido por crisis de estrés.
Este buque abastece regularmente la Base Marambio y a la Base Esperanza.
Como a veces la mar está brava, el buque no puede acercarse a la costa y entonces el capitán dice lo de “echad el ancla y que salga el helicóptero”.
Cuando hace mucho viento – es decir, todos los días-, es mejor bajar la mercancía con la grúa o cabrestante que tiene el helicóptero.
Y allí estoy yo, cable arriba, cable abajo. Fardo de comida arriba, fardo de comida abajo.
El helicóptero, que es un viejo artefacto ruso, tiene mucha potencia pero de estabilidad anda un poco flojo.
La tripulación de la aeronave se suele beber una botella de vodka antes de cada maniobra, telefonean a su familia, se despiden y firman su testamento.
Yo como no tengo familia ni propiedades, me conformo con lo del vodka.
...
Esta mañana hemos volado sobre el Océano Glaciar Antártico.
Hacía un viento del carajo. Unos veinte nudos.
Esta máquina vibra como una vieja locomotora de vapor.
La trayectoria indefinida que hemos trazado desde el buque hasta tierra, parecía guiada por la mano de un piloto borracho de vodka. Esto es así porque el piloto se había bebido media botella antes de despegar del buque.
El resto de la tripulación gritaba enfurecida por el miedo y por los continuos vaivenes de la aeronave.
El piloto se ha dirigido a mí y me ha gritado:”Driver, suelta los fardos y huyamos de aquí a toda velocidad.”
He manejado el cabrestante como Dios me ha dado a entender, intentando no aplastar a ninguno de los científicos que estaban en tierra, agitando unas pañoletas rojas.
No estoy muy seguro de no haber aplastado a alguno.
Y de pronto, cuando el piloto ha emprendido la huida, lo he visto.
Una inmensa manada de ballenas grises.
Emergían de las profundidades para respirar.
La bestia más grande que Dios nos ha regalado.
Sus bufidos eran tan potentes como los chorros de agua que sueltan cuando emergen.
Y en medio de la manada, un pequeño ballenato blanco. Iba pegado a su gran mamita.
Un ballenato blanco. Que, visto desde 800 pies de altura, subido en un viejo helicóptero ruso, rodeado de una tripulación borracha y alterada por el miedo…
Me ha parecido la viva imagen de la inocencia.
Una blanca inocencia, nadando cerca de las latitudes polares.

Donde los mapas se acaban.

Máster en Nubes dijo...

Ay, Driver, cómo animan tus cuentos. Gracias.

pepa dijo...

Oviedo ciudad os encantará: Campo de San Francisco, Catedral, Plaza del Porlier, la Antigua Facultad de Derecho, Iglesia de San Tirso, El Fontán, Cámara Santa, el Hotel Reconquista.

Es una ciudad pequeña, así que hace en dos patadas.

Comer, muy bien en Conrado o Fermín (eso sí, el precio sobre 50) Otros, La Corrada del Obispo, por ejemplo o La Cuadra de Antón o Las Campanas de San Bernabé o El Raitán, bien todos.

Si te gusta el dulce y tienen tiempo, Peñalba (bombones) y Camilo de Blas (carbayones)

Y si tienes más tiempo, el Museo de arte asturiano, merece la pena.

Es muy interesante el prerrománico (Santa Maria del Naranco, San Miguel de Lillo, pero está en el Naranco) y Santullano (San Julián de los Prados, a la entrada de Oviedo) Y la única obra civil que se conserva en toda España: la Foncalada.

Con Dios, hedbanna.