Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

lunes, 19 de enero de 2009

Evenings


Creo que no hay palabra en español para describir ese periodo de tarde, evening.

Aquí la tarde se extiende desde nuestra tardía comida hasta, a veces, esas cenas en horas ya intempestivas. No hay matiz ni diferencia entre la temprana tarde y esa otra, tan agradable, evening.

Evening, largo espacio de quienes cenan temprano y tienen por delante, antes de irse a dormir, tres o cuatro horas.

Vivir en el campo te hace recuperar de algún modo esas largas evenings, tiempo donde caben muchas alegrías y algunas tristezas.

Cada día disfruto del minuto que ganamos a la noche, atraso el paseo que Olimpia y yo hacemos con la última luz.


Agradecemos las dos al sol -aunque no le veamos muchas veces, ay- su trabajo. Le recordamos que vuelva.

Qué ganas de que llegue la primavera.

En cuanto se mete el sol la oscuridad lo invade todo. Con ella la pereza sugiere, como si fuera una británica, "¿Para qué salir?".

Me arrebujo en el sofá frente a la chimenea, meriendo incluso, otra buena costumbre recuperada.

Leer, trabajar y escribir. Pero son cuatro horas casi hasta la hora de cenar.

En Madrid las evenings son inexistentes, están sepultadas por horarios larguísimos, tráfico intenso hasta las 9, actividad frenética hasta caer agotados. No hay tiempo, lo devoraron.

Evenings en el campo donde todo es más lento y silencioso, doméstico espacio de calor y calma, el frío y oscuridad esperan fuera. Momento largo de transición.

A veces son unas evenings tan interminables, tan solitarias.

Y hay que salir al pub, romper estas horas de algún modo.

27 comentarios:

Modestino dijo...

Una exposición tan breve como deliciosa, Master. Que tontos somos a veces cuando no sabemos aprovechar esos momentos que la Providencia nos reserva, y que gilipollas cuando nos agobiamos con tonterías que nos impiden ver lo bueno de la vida.

Salvia dijo...

Qué razón llevas... la evening en Madrid es igual que morning o afternoon... al menos la visión es la misma: papeles, oficina, ordenador... Yo sólo distingo la night, que es cuando, rendida, caigo en la cama para dormir al menos siete horas... con suerte...

Máster en Nubes dijo...

Gracias Modestino, estoy "intentando" -vamos a ver si puedo- escribir más corto.

Gracias Salvia, con tu comentario mejoré - espero- la entrada.

Día tan invernal, casi parece de Cumbres Borrascosas por aquí... Ay, luz, luz, luz, necesito luz. Sal solito, caliéntanos un poquito...

José María dijo...

Por lo que tenía entendido, "morning" empieza en torno a la salida del sol y termina a las 12. Luego, el "afternoon" dura de 12 a 4 de la tarde o 5 aproximadamente. Después tenemos el "evening", que va desde las 5 más o menos hasta casi el momento de irse a la camita.
Existe el "noon", el mediodía. De ahí la película de "High noon".
Las celebraciones con cena se llaman también "eve" o "evening", que aquí podríamos traducir casi como "veladas", aunque no lo hacemos por muchos motivos.
Como los anglos cenan a las 6 de la tarde, su "christmas" o "thanksgiving" es un "evening".

Nosotros vemos la cosa de otro modo, en parte porque aquí el sol pega de otra manera.
Sesteamos (a la hora "sexta", o sea a mitad de día), merendamos a media tarde, tomamos el aperitivo.
Nuestra nomenclatura es deliberadamente ambigua: mañana, tarde, noche y madrugada. No decimos "2 de la noche", sino "2 de la mañana". Tenemos medimañana, mediodía, mediatarde, medianoche...
Deseamos buenas tardes, noches... En plural.

Existe algún arcaísmo (como "viéspera", de vespera) que hace referencia al crepúsculo.
Hay una cosa curiosa. En España los atardeceres duran casi todo el día. En el trópico, no hay tardes, sólo mañana cenital y noche.

Máster en Nubes dijo...

Jo, Jose María, explicación muy completa. Y ahora ¿qué le voy a decir a un nocherniego como tú, yo, que tiro para alondra y me duermo, como bien sabes, a las 11 y hago todo temprano? Te envío lo de Javier para tu ok hoy. Gracias por estar siempre. En general y en particular.

Jesús Dorda dijo...

En el campo se recuperan las tardes y el paso de las estaciones. Nos damos cuenta de las horas de luz y oscuridad, de amaneceres y ocasos. En las grandes ciudades se ha perdido hasta la visión del cielo nocturno, la mejor manera de sentir lo pequeños que somos.
Así se llega a la presunción de que nuestra vida no tiene nada que ver con la Naturaleza ¡Que peligroso engreimiento!

Sunsi dijo...

Me ha encantado tu post y el comentario de José M.
En realidad, si lo piensas, la horas son las horas. Los sesenta minutos ni los alargas ni los encoges. Por tanto, depende de las parcelitas que vamos acotando. Supongo qe en las grandes ciudades las parcelas te las acotan "ellos". Es más largo llegar porque las rutas se hacen más largas. El campo no tiene esos trayectos y te permite gozar mucho más de esas 24 h. El silencio ayuda porque los sentidos no se cansan tanto y la lectura, la escritura ...cunden mucho más. Pero lo mejor... da tiempo a quedarse embobado, a contemplar sin nada predeterminado. Incluso el sol parece que se va más despacio. Y no es así. Lo que cambia es que puedes seguir su trayectoria.

Me alegro tanto de que disfrutes tu Boalo...

Besos

ana dijo...

... yo en un país sin tardes, IMPOSIBLE VIVIR!!

Y ese trozo que abarca el "evening"... ese es auténtico tiempo creador... bueno, siempre y cuando no ande uno aún detrás de la peque para que vaya pensando en ir a la cama... en fin... que a mí el "evening"... me dura menos... o es más intenso... claro... según se mire.

Soy esencialmente vespertina. Si madrugo... y madrugar es levantarme antes de las ocho (aunque lo ideal serían las nueve), ya me doy por perdida... quizá por eso llevo mal el invierno, esas tardes tan cortas...

... así que, de ahora en adelante... ya voy empezando a olvidar mi hibernación... además aquí hoy ha salido un sol valiente... porque mira que hay nubarrones negros... sin embargo ahí está... manteniendo el tipo!!!

Vente por estar tierras... a "solearte" un poco... que te esperamos siempre!!!! Eso sí... aquí no confundir sol y calor... no, no, no... no son lo mismo... en las tierras del norte.

Máster en Nubes dijo...

Gracias, Jesús. Sí, somos ritmo también de la naturaleza y lo olvidamos. Bienvenido siempre.

Sunsi, disfruto y a la vez tiene cierta dureza esto, no sé si soy tan críptica que no se nota cuando escribo o no digo lo que quiero decir. Se me hacen un poco largas algunas tardes y días, especialmente si no hay sol. Lleva lloviendo todo el santo día. No he podido ni salir.

Ana, el frío no me importa si hay sol. Viví en Canadá, puedo soportarlo, pero necesito sol. Sol, sol, sol, por Dios, días de sol.

Driver dijo...

Tengo el reloj biológico más alterado que una exposición de sellos en medio de un vendaval.

Con tanto frío y tan poca luz, no sé si voy o vengo.
Habrá que inventarse un truco, veamos:
Meterse en la ducha, darle al agua caliente, dejar que el vapor se meta por los poros de la piel, secarse, apretarse un Rioja y unos choricitos, mientras miramos las fotos del último verano.

Y si nada de esto funciona, ni lo dudes. Billete de AVE, y fin de semana en Sevilla.

Salud, Master.

Máster en Nubes dijo...

Salud, amigo conductor, y gracias por la sugerencia.

Pero no tengo agua caliente desde el viernes.

Y me estoy duchando con fría (menos la cabeza que caliento agua).

Me siento como un soldado de los tercios de Flandes. O como un legionario.

Y no me quejo. Ya vendrán tiempos mejores.

Driver congelao dijo...

Joé Máster, frío da leerte.
¿Dónde están nuestros peretes?
...
Veamos, ducharse con agua fría...
Se te van a quedar las meninges cristalizadas.
Y luego..¿a quién vamos a leer?
Yastá, solucionado.
Hay gimnasios en Collado Villalba con duchas calientes y saunas.
Te levantas, te vas a Collado, treinta segundos de bicicleta estática, no más; treinta minutos de ducha caliente, no menos; desayuno con prensa y cruasanes calientes; vuelta al gimnasio, veinte segundos de tabla de gimnasia, no más; cuarenta minutos de sauna, no menos; aperitivo y lectura... y así tó el día hasta el evenings ése, que entonces te vas al pub, echas unas risas y al día siguiente vuelta a empezar.
¿No está mal, eh?

pepa dijo...

Pues a mí me encanta el horario europeo: madugrar y comida y cena temprana.

Claro que soy pájara diurna.

Odio el invierno y el frío: palmera y cocotero para mí.

Hedbanna nada-pastoril, muy mona la foto, oye; t'as bien ¿ves cómo el frío conserva, corazón?

En serio ¿por qué no te mudas hasta que te arreglen la cosa?

Aquí estamos lejos, pero si tú quieres, te ofrezco habitación con derecho a cocina, conexión wi-fi, dos perros, un chorlito con forma humana, sol mediterráneo, 14º, agua caliente, calefacción, ropa limpia...............

Esparta fue hace unos siglos, hedbanna.........

pepa dijo...

Y, además, ya no hay edad.............

pepa dijo...

Por cierto hedbanna, recuerda que este mes IRPF mañana e IVA el 30 (4T y resumen anual)

Sunsi dijo...

Máster. Quizá sólo he nombrado la cara. Que la cruz también existe y la soledad la agudiza. Hay momentos. Intuyo frío y bsol corto durante esta temporada de invierno. Si sales posiblmente no veas ni un alma. No lo sé. Tampoco puedo imaginarlo porque yo estoy siempre rodeada... a veces incluso atosigada. Tampoco vivo en el campo, pero la urbanización es muy tranquila y para mí las escapadas reposando la espalda en el pino -en el jardín hay un pino- y mirar al horizonte me destensa de los ruidos de la casa. Intento meterme en tu piel ... lo intento, hedbana Máster. Y es evidente que no es oro todo lo que reluce. Y que Olimpia es media compañía.

Te digo lo mismo que Pepa. El Mediterráneo es una buena escapada hasta que Mister S. Duval no se digne a arreglarte la caldera.

Besos, hedbana. Como diría Sisa "a casa meva és casa vostra si és que n' hi ha cases d' algú"

Máster en Nubes dijo...

Gracias, Pepa, Sunsi y Driver.

Driver, como ideas no están nada nada mal, además tengo un spa a 2 km, El Bosque, o sea que seguiré algún día que tenga dinero tu consejo.

Pepa, gracias, tengo también la casa de mi madre y mis hermanos, tranquila. Y lo de irpf e iva lo hice la semana pasada, está listo ya (tengo que pagar ivas de facturas que no cobré todavía, en fin, qué te voy a contar que no sepas).

Sunsi, a veces son 12 segundos de oscuridad, como la canción. Y lo que importa es saberlo, porque la luz del faro vuelve a pasar y no hay que perder pie ni asustarse. Drexler tiene razón. Pero los 12 segundos no te los quita nadie. Aquí y allí, todo el mundo tiene sus 12 segundos o más.

Salió un sol precioso tras la lluvia, salimos Oli y yo a andar hora y media. La casa está a 20 grados, sólo no hay agua caliente. Pero acabo de hacerme unos spaguetis que os podéis morir.

Driver dijo...

Organizacion, señores, organización.
Máster,llama a PEDRO de mi parte (Diego Peñas)
El tfno de PEDRO es 600 54 80 78
le dices que llamas de mi parte, que te de precio y que te lo arregle. Sin más.
Es un buen calefactor y llevo trabajando con él más de 15 años.
Es muy educado.

Máster en Nubes dijo...

Driver, eres un encanto y tomo nota. Pero el tema es cosa de la dueña en principio. Viene mañana con los su seguro y Saunier. Ha sido una avería gorda y hay que hacer una reparación a lo bestia o cambiar entera la caldera. Cerré la caldera al irme, la apagué, y con el frío revento todo el agua que tenía dentro luego. En fin. Moraleja: en invierno NUNCA cerrar una caldera.

Gacias, resalao.

Que estoy bien, ¿eh? Pero os lo agradezco, te lo agradezco.

Driver dijo...

Veamos.
Todos cerramos la caldera al irnos, para que no gaste.
Es aconsejable vaciar la instalación para que no se hiele, pero para eso tiene que tener una válvula de desagüe, saber dónde está y no olvidarse de hacerlo.
Si no te dijeron nada, el cortar la caldera no es una burrada.
La burrada es que la instalación será vieja y no está calorifugada, es decir, protegidas las tuberías frente a las heladas.
La defensa se basa en el desconocimiento de dónde estaba la válvula de desagüe,y de si te dieron las instrucciones de la caldera.
Si no eres consciente de haber hecho una burrada es porque no la has hecho.
Que no te metan ningún gol.
En caso de duda me llamas.

Antonio Azuaga dijo...

Ciñéndome a las cronometrías de estos pagos, cuando no se puede hacer nada para cambiar el tiempo y sus costumbres, lo que hay que hacer es castigarlo de cara a la pared y no dirigirle la palabra. A mí, la tarde no me gusta porque además es término polisémico que arrastra significados de demora, tardanza y agobio. El atardecer (ya sabes mis manías), sin embargo, es independiente de todo eso porque es propio, coincide vagamente con lo que pasa fuera, pero le permite a uno vivirlo desde dentro. Con el atardecer sí se puede hablar porque es más tolerante con nosotros y más intransigente con el tráfago cotidiano. Por eso nadie dice “yo salgo de la oficina al atardecer”: lo mirarían como un bicho raro. Si embargo, suena menos extravagante “yo siempre leo al atardecer”.

Quiero decir que hay “tiempos de fuera”, que cuentan los relojes, y “tiempos de dentro”, que “cuentan” para uno. Aquéllos discurren, éstos nos hacen; de los primeros sobrevivimos, con los segundos vivimos. Por eso nos basta hablar de ellos para que ocurran. O cerrar los ojos en el metro durante unos segundos para que nos liberen de la pesadez de los otros.

No te preocupes: tus “evenings” van contigo.

pepa dijo...

Hedbanna nada-pastoril, si hay que demandar se demanda, p'algo hemos de srvir los picapleitos.........

Driver dijo...

Y si hay que darle con la llave inglesa en la cabeza al del seguro, me llamas, que para eso servimos los camioneros.
Y después del juicio nos tomamos algo en el pub.
Y me llevais tabaco al penal de Ocaña.
Eso sí, abogada tengo.

Asier dijo...

Master: tengo aqui yo un amiguete colombiano que ademas de ser igual de elegante que Fred Astaire bailando (nunca, repito, nunca he visto a nadie bailar la salsa igual de bien; es un tio que a veces me pone ervioso por lento, pero cuando baila es como una metamorfosis)arregla calderas y lo que le hechen muy bien.
Si nos necesitas, pega un toque, nos plantamos en los madriles y te la cambiamos en dos tiempos y tres movimientos (lo malo es que este cobra; vicios que tienen algunos a cambio del trabajo que prestan)
Por cierto, yo lo de las invitaciones que te hace el personal me las pensaria...
un abrazote. lamento no tener tiempo para bichear en tu blog mas a menudo. Como me gustan tus blogs, Master and Commander!

Asier dijo...

Jajaja, Driver!!!
Si hay que hacer un poco de ejercicio, me apunto gustoso; la cancha de vez en cuando reaviva el cuelpo, oyes!

Máster en Nubes dijo...

Gracias, Antonio, por tu comentario, Lo leí esta mañana y lo rumié, soy lenta en pensar luego. Mis evenings vienen conmigo, claro. Y tienes razón, lo de "tarde" significa también retraso, y no me gusta. Diré atardecer y me pasearé de vez en cuando por allí, si no te molesta, claro. Se está bien.

Driver, Pepa, Asier: tranquilos, que todavía no grité "a mi la legión". Pero siempre es bueno saber que hay amigos dispuestos a batirse en duelo por una. Mil gracias a todos.

jacker dijo...

mulberry purse
mulberry purses
discount mulberry
chloe bag
chloe paddington