Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Tempus fugit

El otoño entró hoy a las 11.05.

Ayer en el Spar ya tenían los turrones y mazapanes dispuestos.

Definitivamente, Tempus fugit.


Mandy,

6 comentarios:

RETABLO DE LA VIDA ANTIGUA dijo...

No dan cuartel. Esta vivencia del tiempo en la que con temperaturas de 33º nos están diciendo que ya está aquí la Navidad, es un tanto disparatada. Más que los avances técnicos lo que nos diferencia del pasado es, quizás, esto.

Saludos.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Desde luego, Retablo, es un horror esa prisa para lo siguiente. El sentido del tiempo o de la distancia antes y ahora, interesante tema. Le visito, caballero.

Juan Herrezuelo dijo...

Los que tenemos un alma otoñal entramos en el territorio estacional que mejor conocemos. Lo malo es que, como decía Sabina, el otoño dura lo que tarda en venir el invierno, que suele ser muy poco. Un saludo.

polita dijo...

¿Navidad? Aún me queda algo del verano por rememorar y el otoño entero por vivir.

Bonita musica, poesía pura.

Besotes!!!

José Luis Ríos Gabás dijo...

Los del Spar querrían un presente continuo, como Internet.

Saludos, Aurora

Aurora Pimentel Igea dijo...

Razón tiene Sabina, por eso disfrutemos estos meses lo que podamos, el otoño metereológico y el otro, el de la edad los que la tengan.

Polita, por supuesto. Y lo contenta que estoy con haber estado con mis parientes, ay Dios, mira, una buena despedida de verano y una buena entrada en el otoño. Nos vemos, ¿eh?

Presente continuo, eso, por eso de vez en cuando desconectar de internet, teléfonos y todo es tan bueno. Saludos, José Luis.