Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

jueves, 28 de abril de 2011

Novio a la fuga (o no hay que fiarse de nadie)

Feliz de presentárselo a su familia. “Ya era hora” dijo alguien. Se alegraron mucho todos, lo natural en estos casos. Fiesta de cumpleaños, nada menos que 50, como para no celebrarlo. Comida en el jardín, quince invitados y dos cochinillos encargados que había que recoger en las bodegas cercanas. “Cariño, muchas gracias por ofrecerte para ir a buscarlos, no sabes el favor que me haces…” Confiada le dio su tarjeta Visa y su clave, nunca tenía dinero a mano. Ella se quedó preparando las ensaladas. Dieron las 2, luego las 2.30. Las 3 sonaron en la campana de la iglesia de San Cristobal. “Tranquila, prima, acabo de dar aviso a la benemérita para que detengan inmediatamente a un sujeto con pinta de vasco que conduce una ranchera con la bandera sudista en un lado, dos tostones en el maletero y una tarjeta robada”.

8 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

El cochinillo es la perdición de muchos... espero que esta vez sea la ficción la que haya superado a la realidad.
Un abrazo.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Tal cual lo cuento pasó, salvo que el santo varón, santo, que diría Tip, solo estuvo esperando a que los tostones se hicieran y colocarlos en coche. La guasa es cierta, y lo de la benemérita como broma de mi primo, y comentarios como "tocata y fuga" de algún otro... Yo con plena confianza, ejem, ... pero respiré aliviada cuando apareció si te soy franca.

Sara dijo...

Felicidades atrasadas Aurora. Y entiendo perfectamente al muchacho,¡50 invitados, qué barbaridad! yo también habría encontrado una excusa para pirarme un buen rato! ;-) Saludos

Aurora Pimentel Igea dijo...

Sara, ¿qué tal Irlanda?, me alegra de "verte"... 50 eran los años, 15 los que se sentaron a la mesa...

El alegre "opinador" dijo...

¿La pinta de vasco es mala? Cuando me miro en el espejo no lo noto. Je, je, je.
Besos.

Aurora Pimentel Igea dijo...

No, Alegre Opinador, mala no es, pero es una pinta especial: cuello corto, nariz "vasca", pinta de fuerte, consistente... Vasco, vamos...

polita dijo...

Ay, parienta, qué risa...¿O no?

Los primos siempre poniendo la puntilla.

Besotes!!!

Sombras Chinescas dijo...

Qué buena pinta tiene el difunto de cuerpo presente.

Saludos.