Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

viernes, 29 de abril de 2011

Guión, vida (es decir, conflicto)

Repaso las clases de Pedro y Javier. Desde luego el guión de una película o de una serie no es menos complicado ni más fácil que una novela o un cuento . Tengo que hacer deberes, no me ha dado tiempo, llevo mucho retraso.

El conflicto, siempre el conflicto, sin conflicto no hay guión. Ni vida, pienso, es igual. Una de las guías de Alba para escribir novela trataba de lo mismo, "Cómo diseñar el conflicto narrativo", tela.

El miércoles analizamos un capítulo de "Friends". Gustará o no gustará, pero, como dice Javier, el guión de esa serie es un mecanismo de relojería perfecto, me encanta. Construcción de cada acto, los puntos de giro, términos nuevos y técnicas propias, luego el diálogo, encima hay que escribir diálogos, te mueres... Qué diálogos tan buenos tiene "Friends", frescos, ágiles, estupendos.

Tengo que pensar visualmente y me cuesta más de lo que creía. Sigo pegada al modo que tengo de escribir novela o cuento que, encima, no son buenos, párvula en todo, horas que me faltan echar, y mira que lo intento. ¿Demasiadas cosas entre manos? Puede.

Tramas y objetivos de los personajes, trama principal y secundaria, quizás alguna que podemos calificar de relleno. Objetivos. Objetivos. Cada personaje tiene un objetivo que consigue o no real o aparentemente, clave también en un guión. Interesante esto.

Lo disfruto todo como una niña, pero sé que no trabajo lo suficiente. Quizás es un conflicto ¿O la falta de tiempo es solo un problema y no un conflicto? Son conceptos diferentes…

Veremos “Sonanmbula” de Fernando Spiner hoy en la Factoria del Guión. Pedro lo recordó el otro día. Yo no había visto “El día de la marmota” –aunque la vi en su día-, había que verla la semana pasada. Como cada viernes, nos toca una película sobre la que luego se trabaja, sin ello no se hace el curso bien. No hay aprendizaje sin exigencia. Pero la falta de tiempo es un conflicto ¿o solo es un problema? ¿Y si fuera una excusa simplemente...?

Bueno. Me voy al campo a escribir, tengo que escribir, quiero, lo necesito...

Si el jardín, el tejado y el dinero me dejan. Lloverá, dicen. Bien, eso espero.

10 comentarios:

El Naranjito dijo...

Vale Aurora, tu aprende y despues nos enseñas a nosotros que contigo se aprende un taco de bien los conflictos, las tramas los diálogos. Bueno, te dejo que mi cuñao quiere ir a por pescaito frito y encima con mi coche. ¿sabes el número de la benemérita?
Ha escampao un poquito en Sevilla, pero los farolillos san mojao.

El alegre "opinador" dijo...

Te veo estrasada con los guiones... Por cierto, me encanta Friends. Tengo las diez temporadas casi completas y me gusta volver a ver algún episodio de vez en cuando.
Que escribas mucho. Besos.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Naranjito, no creo que pueda enseñar nada, estoy aprendiendo.

Opinador, estresada no, pero agobiada un poco sí... Abrazos.

Miguel Baquero dijo...

Sinceramente yo no sé si ese afán de encuadrar todo y reducirlo poco menos que a fórmulas matemáticas acaba por fastidiar algo. Los capítulos de Friends son perfectos, seguramente, como muchos de los Simpson, pero hay en ellos un fctor que no se puede estudiar ni medir con parámetros que es la genialidad de los guionistas

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

A veces parece que el tiempo es tan sólo lo que se nos escapa de entre las manos. Aunque, si lo aferramos nos convertimos en sus víctimas.
Para mí, que el tiempo es una paradoja de nuestra mente, al menos: temporal-mente.
Bueno, Aurora, tiempo al tiempo. Hagas lo que hagas, disfruta tu capacidad creativa que seguro que sale algo mejor que bueno.
Saludos.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Javier, a veces casi mejor no hacer, casi mejor solo mirar, ver... Y ya. Un abrazo.

Sombras Chinescas dijo...

¡Ay, amiga! Me temo que la falta de tiempo no es ni un conflicto ni un problema ni una excusa, sino un axioma.

Saludos.

Irene dijo...

Que buena pinta tiene ese curso, Aurora!!
Me recuerda a mis lecciones de escritura, esos conceptos también los he abordado yo. Lo malo de saber esas cosas es que, cuando escribes, te vienen a la cabeza y se aparece a tu lado el espíritu crítico, y a mí eso hay veces que me llega a bloquear.

Tal vez este verano me anime a hacer algún cursillo.

Un beso!

I

Irene dijo...

Y por cierto, a me encanta Friends.

lolo dijo...

Que sea un buen guión.
Un abrazo, Aurora.