Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Alegría de la insomne (No hay quien esconda ni la risa ni la lágrima)

Hago mudanza, la tercera en dos años, de mi apartamento ahora a casa de mi madre. Metemos lo que se puede en el trastero y el resto se coloca en el piso, hay espacio. Doy las gracias a la colonia brasileña, a Reto y a Josianne, salvadora de bahía. Sin ella –especialmente ella, otros y otras también, no lo olvido, gracias- yo no estaría en pie, habría entrado en barrena hace semanas. De hecho he entrado, estoy agotada. No cumplo plazos. No entrego lo que debo. Todo se me hace un mundo. Y el mundo no me gusta nada. Es raro, porque me gustaba bastante antes a pesar de tantos desastres. Se me olvidó comprar el Orfidal y no pegué ojo, pasé una noche en blanco. Además lumbago, dolor de riñones o de ovarios, o todo junto, me es igual la causa. Hago porque hay que hacer y estoy donde se me manda, pero no donde quisiera. Me gustaría dormir, no despertar hasta Navidades o más adelante incluso, en primavera, por mi cumpleaños. El resto es disfraz, me lo pongo y hago el canelo, por eso a veces van y me pagan. Y mira que me espanta el carnaval, cualquier tipo de carnaval, vaya esto por delante.

Mañana viajo a Estepona a dar clases. Veré a unos amigos que quiero un rato largo. Eso sí que es un descanso. La semana que viene a Granada, después Marbella, Antequera, Oviedo, madrugones y 8 horas hablando, un espanto. No sé por qué doy clases, estudio o escribo. Es el momento de ir a la peluquería precisamente porque no tengo tiempo ni ganas de nada. A lo mejor me cortan la cabeza de un tijeretazo, hay que probar suerte.

Cojo el correo cuando bajo. En un sobre el libro de Miguel Baquero, lo dejo para más adelante. En otro el de Javier Sánchez Menéndez, “La vida alrededor”, y el de Juan Carlos Aragón de poemas, “La risa que me escondes”, ambos de Siltolá. Qué bien, así tengo algo que leer en la peluquería. Lleva su tiempo teñir y cortar y yo me aburro de verme la cara.

Comienzo a leer “La risa que me escondes” y me quedo prendada mientras el tinte coge rápido. Es el calor. A veces te dan un coñac porque el pelo toma el color antes si te sube calor a la cabeza, dicen. Pero esto es mejor, dónde va a parar. Se me saltan las lágrimas y eso que no me quedaban. Los poemas de Aragón se clavan como arpones, limpios y directos, ritmo y alma. Hay que ver cómo escribe el condenado. Amor, amasijo de huesos, hombre, ni las noches pueden, claro. Es elegante hasta en el mandoble gaditano. Y encima iba a irse un siglo. Pues que no se vaya. Me río por la suegra mientras todavía lloro. Esto no se hace. Yo creo que Dios cree en las palabras aún cuando ellas no crean en Él. Vaya mono y vaya partidario socialista. Desde un “Amada mía” que me recuerda algo a Sabina hasta “La breve jerarquía de tu boca,” debe de ser por “La balada insomne” que siento tan cercana, Juan sin miedo, vírgenes irreverentes, temblores varios, es igual, estoy impresionada página tras página. Como me pasa cuando escucho a Jorge Drexler, no hay ni una canción que no me guste suya como no hay un poema en este libro que no me diga algo. No sé nada de poesía ni de nada, ésta es la verdad sin disfraces. Solo ocurre que con este poemario el tinte me ha agarrado antes, rojo cobre, y que ahora me dejaré el pelo más largo.

Llamo a una amiga para compartir mi entusiasmo, no puedo entusiasmarme en solitario. Luego a quien corresponde para felicitarle por lo que le toca. Y le toca, un abrazo fuerte de paso. Detrás de alguna escritura, de sablazos y fogonazos, mensajes que parecen cifrados, algunos con mala baba, os ajunto pero luego no, parece que estoy enfadado con algo o con alguien, hay un tema constante: un “quiéreme” en una botella, al mar, lanzado a ver si de una vez, sí, no, venga, vamos que nos vamos. Todo lo demás está ahí, claro, pero es secundario. Al ver el conjunto caes en la cuenta y se te caen los palos del sombrajo. Es enternecedor en una palabra. Que le quieran, por Dios, que le quieran, ¿cómo no deseárselo?

Alegría de la insomne, flaca, triste y agotada. Ahora quiero leer a Juan Carlos Aragón. Mira tú qué bien que cojo el Ave de las 10.35 para Málaga. Y no me voy a llevar el ordenador, que le den al portátil. Solo “La risa que me escondes” para empaparme. Y el Orfidal, lo he comprado. Se puede leer y dormir, una cosa primero y la otra despuésk o al revés más bien, a mí me gustan las mañanas de lectura, la mente clara.

Mañana cumple dos años esta bitácora. Acabo de hacer dos semanas de pausa, el descanso más largo que me he tomado en este cuaderno.

La vida se abre entre jirones, la escritura se hace mientras escampa. Gracias en general y en concreto a muchas personas. No habría espacio para todas, muchas gracias. Leer(os) aquí y fuera es un placer muy grande.

42 comentarios:

impresiones de una tortuga dijo...

¡Y yo que pensaba, que era la única que estaba agotada! Voy por la calle y todo el mundo está fatal, la que no se quiere morir tiene ganas de llorar,¿qué nos está pasando?.
¡Es el tiempo!todos le echamos la culpa al tiempo, pero no nos engañemos es un poco de todo. ¡En fín yá se nos pasará!. Ya me gustaría a mí escuchar una de tus clases, ¿no vendrás por Almonte?. Relájate, Aurora, yo lo voy a intentar, también lo necesito. Saludos.

Sara dijo...

Muy buena entrada, Aurora. Yo creo que aquí das una lección magistral sobre qué hacer cuando el mundo se nos viene encima: buscar tiempo para visitar a los amigos a los que queremos de verdad, leer lo que realmente nos gusta e interesa, irnos a la peluquería, y mandar a paseo el portátil. Ah! y el orfidal... fundamental durante esos baches, que no acabemos dando cabezadas con el tinte en la cabeza! Ya quisiéramos muchos saber quitarnos y ponernos el disfraz com tú muy bien lo describes aquí... ¡Ánimo, chica! Saludos.

Miguel Baquero dijo...

Atento a si te llegaba, como ves... ;-)

lolo dijo...

Muy tú esta entrada, yo creo.
Amplia, con matices, muchos matices. Agil y precisa, cansada o no en la brecha, buscando hacia adentro, siempre buscando y contando. Para qué el disfraz, al final no sirve.

Te doy las gracias por contar, Aurora. Y por leer para seguir contando.

Lo de salvadora de bahía me ha encantado. Hay que ver cómo descansa reírse. Y sí, seguro que te queda bien el pelo algo más largo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Ánimo, Aurora,¡qué de actividad! Yo no puedo buscarme esa excusa para beber coñac. Felicidades por el cumpleaños de tu blog, que tan buenos momentos me ha dado.
Un abrazo, y espero que hasta pronto.

Jesús Cotta Lobato dijo...

En medio de todo ese trajín, se te ve sosegada. Un beso.

L.N.J. dijo...

Me siento identificada con detalles tuyos, genial esa forma de transferir tus sentimientos diarios y tus ideas.
Genial que te ayuden y dejarte ayudar.
Yo, nunca lo logro,siempre voy dando patadas para renunciar lo que deseo.

Nada natural debe ser escondido, siempre gusta y compartirlo es un placer.

Mucha sinceridad cuando te leo.

Saludos.

Driver dijo...

¡Eh tú, pequeñaja!
Dentro de lo que podíamos llamar el género de "la literatura impublicable", encontré un texto entre las hojas del seguro de mi camión.
Te lo copio.


ODA AL NIÑO JESUS.

Ahora que tengo,
vuestra atención pillada,
aprovecho para decir,
aquello que me viene en gana.

Supongo que seréis,
seres vivos, ná maduros,
humillados, maltratados,
con el bolsillo vacío,
vamos,
¡que no tenéis ni un duro!

Es posible que de amigos,
andéis un poco flojeras,
pues los podemos contar,
con una mano siquiera.

Que no veamos futuro,
que no obtengamos trabajo,
que nos vayamos todos,
de una vez al carajo.

Así que pobres estamos,
sin amigos y sin dinero,
más solos que la una,
perdiditos y sin sombrajo.

Pues yo os recuerdo señores,
que Cristo nos visitó,
y como nosotros pasó,
las de Caín sin pudor.

Que no tenía señores,
ni un sitio donde le parieran,
y cuando se dejó la barba,
le colgaron unos guaperas.

Que la mula de milagro,
le prestó calefacción,
pues en Belén hacía,
frío sin compasión.

Que el buey tenía,
un olor repulsivo,
aquel establo hedía,
y la paja les cubría.

María la pobreta,
parió como un animal,
pues no se lo cubría,
la Seguridad Social.

Y a S. José, pobrecico,
le llamaron cuernazos,
pues no se entendía,
ser Santo y padrazo.

Y para rematar,
a Jesús le confundieron,
con terrorista sangriento,
y le clavaron abierto,
de brazos y pensamientos.

¿Era mejor su situación,
que la tuya, so capullo?
¡No te das cuenta,
que frente a su historia,
la tuya es un puro lujo!

Así que sería,
de bien nacidos reconocer,
que al que le dieron más tortas,
fue al que nació en Belén.

En Navidá celebramos,
que vino un amigo a vernos.
No seamos injustos,
no finjamos la alegría.

Seamos bravos y sinceros.
Y recemos un ratejo,
en la iglesia o en el bar,
en la carretera...
o al empezar a cenar.

Pues si nos ponemos a pensar,
y nos dejamos de medias tintas,
sólo tenemos un amigo,
que le echó un buen par.

Se llama Jesús y es tu amigo,
se merece tu oración,
aunque viajes en un camión.
¡No me seas un capullo!

Y si te vienen bien putas,
como es tan frecunte hoy,
inca tus rodillas en tierra,
pues por un amigo así,
no se encuentra ¡so viruta!

Se sincero y reza,
pues más bien pronto que temprano,
conviene tener cerca,
a Nuestro Señor Jesucristo,
aquel que de verdad,
se comporta como hermano.

Y si te falla la fe,
si estás hasta las pelotas,
si te importa una higa,
esta pedorreta;
mira con respeto,
a este tonto que reza.

Pues no soy yo quien escribe,
sólo soy un camionero,
que recorre los caminos,
y te saluda con afecto.

Abre tu corazón,hermano,
que en este año sibilino,
el que te manda un mensaje,
es Jesusín, el Dios enano.

El que manda...
de verdad.

El Enano Divino.
...

Juanma dijo...

No he leído la poesía de Juan Carlos Aragón. Sus letras carnavelaras son impagables.

Y muchas felicidades y enhorabuenas por esos dos años de blog. Algo tiene el agua cuando la bendicen...

Muchos besos, mi querida Aurora.

El Naranjito dijo...

Ahora sé porque las mujeres tenéis algo especial. Los "rulos", los "bigudies", los "tintes" tardan tiempo en hacer su efecto. Algunas lo aprovecháis en lecturas, que no "Lecturas", interesantes. Le diré a mi peluquero el Melado que cambie el Interviú por los libros que tu frecuentas.
beso tu mano querida Aurora.

Olga Bernad dijo...

Querida, me he esperado a hoy que es el día del "cumple"; además, ayer ya hable contigo, lo de compartir el entusiasmo lo comparto también, como el entusiasmo;-) Sin compartir no es lo mismo, hace falta un tú. Ahora que ya te has teñido, no se te olvide la pastilla y a correr (después de dormir bien), al mal tiempo buena cara.
Felicidades por estos dos años, duquesa.

Aurora Pimentel dijo...

Lo malo, Tortuga, es que estamos en Septiembre y ya estamos agotados. Lo de las clases ni en broma, pero a Almonte ya me iba yo un rato a no hacer nada. Un abrazo y gracias.

Aurora Pimentel dijo...

Sara, bienvenida, ¡desde Irlanda! te lo agradezco mucho pero magistral en fin, no. Pero el libro de Aragón me ha gustado muchísimo, con el és estoy ahora en el Ave (el ordenador también, pero es para escribir, no para trabajar, que me lo he traído). El orfidal y las drogas son buenas, a mí me encantan. Lo siento, es la verdad. Con el Orfidal el paisaje hoy es diferente, mucho más bonito, bueno, también es que estoy viendo olivos y me encantan... Y mis amigos, 2 horas y les veo...

Aurora Pimentel dijo...

Miguel, el tuyo el sábado, muchísimas gracias. Ya sabes que te leo y, para empezar, me haces mucha gracia.

Aurora Pimentel dijo...

Lolo, Josianne no tiene una cosa mala y yo me pregunto por qué tengo tanta suerte siempre con la gente que me rodea... Por ejmplo, contigo (aún en la distancia)

Aurora Pimentel dijo...

JM, este domingo viene un amigo gallego, espero vuestra visita, hablamos. Hay mucho teatro, hay espacio, y sobre todo tengo muchas ganas de conoceros a L y a ti. Y si Quequi quiere, que venga, Olimpia la despreciará olimpicamente (no le gustan los perros, solo los humanos)

Aurora Pimentel dijo...

Jesús, es que leerte produce este efecto, y yo te leo por prescripción facultativo de mi médco de cabecera todos los días. Y si estoy triste leo Topicario o Ulises y entonces casi se me pasa.

Aurora Pimentel dijo...

L.N.J. gracias por la visita y el comentario. Hombre, mujer, no des patadas ;-), a la gente le encanta echar una mano, me parece.

Aurora Pimentel dijo...

Driver, gracias, rezar yo creo que está bien, pero las pastillas para dormir son fundamentales, y reírse, y comer, fe y sentido práctico, vamos. Y yo amigos no me faltan, que ´Jesús (aparte de Cotta, el otro, el original) espero que sí, pero que otros muchos también. Y con permiso de Él no son secundarios, al final digo yo que como Jesús no se me va a aparecer viene de la mano de muchas personas que echan manos.

Aurora Pimentel dijo...

Yo el Carnaval me espanta, ya lo he dicho, será que lo he tratado poco. Y las comparsas tampoco me atraen, no sé, supongo que es desconocimiento. Pero el libro es muy bueno, de verdad. Un abrazo, Juanma.

Aurora Pimentel dijo...

Naranjito, sería interesante una peluquería con libro en vez de revistas del corazón o hígado, más bien. Yo es que soy pelirroja de corazón, que es lo importante ;-), como hay gente con melena aunque sean calvos. Un abrazo, ya estoy en Málaga, qué luz hay y qué bien me lo voy a pasar en las clases, bendito sea el Orfidal, bendito sea, bendito sea...

Aurora Pimentel dijo...

Olga, ya lo hablamos, las drogas son buenas, yo amo las drogas y no me importa nada tomarlas. Si hay que drogarse pues me drogo. Y te agradezco tu entusiasmo porque tras las drogas o más bien antes lo de que haya alguien con quien reírse y llorar es fundamental, joé te va a gustar Aragón ya verás (el poeta, no la CA, que ya sé que te gusta ;-) Ánimo con el catarro.

annemarie dijo...

Tienes razón, se puede leer y dormir, y dormir y leer, y casi es lo mismo, y se duerme y se lee tan bien en los trenes! Y a veces van y nos pagan, qué extraño, completamente de acuerdo. Un beso.

Suso dijo...

¡Bien!

Y muy buenas plazas donde vas

Elena Nito dijo...

Viajera y ligera, como una mariposa..(pero no la de Ramón Simón en el blog de Cotta..)

Lo del coñac, un puntazo. Encima de guapa sales entonada.

Era la 7ª vez que se presentaba, le perdían los nervios. Iba a ser mi compi de coche en el examen práctico de conducir. Me fijé que nuestro profe le guiñó el ojo al camarero cuando le pidió los cafés a las 7:15 am. El orujo fue escanciado a granel en una taza y colocado ante mi compi abstraída total. Y aprobamos las dos, yo sobria, celebrando mis 18 años y ella alucinando con su pericia y proclamando emocionada que "lo había visto todo muy claro". Y el profe confesó: a la séptima toca carajillo.

Y, lo siento, me dió palo preguntarlo en su momento, pero tengo que hacerlo, ¿qué hacía Chris Noth (el de "Sexo en NY") en aquellas 2 fotos de la presentación de tu libro? Sí, con la barba despista un poco y tal pero es él fijo.

Un beso!

Montse Viver dijo...

Hoy hace dos años, dices, que iniciaste el blog, pues imagínate un pastelito con dos velas bien bueno para celebrarlo, porque otra cosa no puedo hacer por internet.
La vida agitada y llena de compromisos de la que hablas, es necesaria para tener algún estímulo, para no quedar inactiva.
Te deseo lo mejor para esta serie de clases de la que hablas en distintos puntos de la geografia y con gentes diferentes.
Ya nos contarás cómo ha ido.

Un abrazo.

masteatro dijo...

Ánimo, que las malas rachas siempre pasan.

L.N.J. dijo...

Las personas que me conocen de verdad, saben por qué doy esas patadas. Me quieren y me adoran, aunque sean muy pocas (pero ahí están ), no más.
Voy aprendiendo Aurora, que todos dan patadas y no soy yo la única. Lo que ocurre que yo lo digo y otr@s se lo callan.

Perdona por esta pequeña intromisión y gracias a ti.

saludos.

José M. Martínez dijo...

Aurora: Saldremos de ésta, como tú dices. Sobre todo con eso del coñac. No sabía yo esas cosas de las peluquerías de mujeres. Creo que voy a acompañar a la mía a la peluquería con más frecuencia.

Aurora Pimentel dijo...

Annemarie, pagan y lo pasas fenomenal a pesar del cansancio. Me hizo un alumno de 84 años un poema, casi me echo a llorar en la clase, sin el casi.

Aurora Pimentel dijo...

Sí, lo único cómo llego de Málaga a Estepona, Marbella, Antequera... y la Axarquía si Dios quiere (espero que quiera). Pero sí, muy buenos sitios, lo he pasado genial en Estepona, en Málaga (Santa Rosalía, 4 niños, un perro como una cabra, un padre entre San José y legionario, una madre embarazada que está cada día más guapa, una abuela a la que abrazas, comida en la playa antes -comí dos veces-, cena, dormir bien, dar clases, gente estupenda, volver en Ave, dormir mejor. No hay nada de lo que quejarse...)

Aurora Pimentel dijo...

Elena, lo de ir con una copa a un examen no sé yo, yo ahora no voy a beber por una buena temporada, hasta que acabe una cosa, es un reto que me he puesto. Lo de las barbas puede ser mi primo Javier apodado The Navy, Javier Sánchez Menéndez, Antonio del Junco y varios amigos de universidad o trabajo, no sé qué fotos has visto. Como no sé quién es Chris North no caigo. Ya me dirás...

Aurora Pimentel dijo...

Montse, quiero agradecerte tu comentario y lo presente que estás siempre animando. Muchas gracias, muchísimas gracias.

Aurora Pimentel dijo...

Sobre todo si se duerme, uno duerme y ya ve el mundo distinto, Masteatro, muchas gracias.

Aurora Pimentel dijo...

L.N .J., un abrazo, perdóname si he dicho algo incorrecto, no me he dado cuenta, por internet a veces el tono no se capta, era cariñoso, en fin, que nada.

Aurora Pimentel dijo...

José M, gracias, no sé si en Texas darán un coñac, quizás un bourbon ;-), el mundo de la estética femenina es muy literario, da para mucho... Un abrazo.

Elena Nito dijo...

Aurora, Chris es el que hace de ligue-marido-novio (que no sigo la serie) de Sarah Jessica Parker, pero que también ha hecho otras pelis, te sonará:

http://es.wikipedia.org/wiki/Chris_Noth

Le pones barba y bigote y, así de lejos, es el Javier Sánchez Menéndez de las fotos..

Felicidades por el 2º aniversario de tu estupendo blog.

Un beso!

Irene dijo...

Aurora, ´creo que esta es la entrada que más me ha gustado de tu blog. No sé si es porque aún es pronto y mis sueños se mezclan con las luces de la oficina, o si el sonido del metro está aún en mi cabeza... todavía no he despertado del todo, y esta entrada ha hecho que mi mente se ensueñe un poquito más.... se me han saltado las lágrimas (que vergüenza, espero que no se hayan dado cuenta los que tengo a mi lado, unos brokers del carbono)... por favor, no te preguntes por qué das clases o por qué escribes. Simplemente fijate en la gente que te sigue y te escucha en las clases. Y no verás más que agradecimiento.

Un beso,
ánimo,

Irene

Sombras Chinescas dijo...

Que cumpla muchos más.

Un abrazo.

Aurora Pimentel dijo...

Elena, en fin, no se le parece nada, pero vamos, que es igual... será la foto, Saludos

Aurora Pimentel dijo...

Irene, teneemos que vernos, un abrazo muy fuerte ¿cómo vas de la escritura? Por favor, no lo dejes. Entre el comercio de carbono y las letras ejem ay muchas posibilidades. Un beso.

Aurora Pimentel dijo...

JC, gracias, nos leemos, ¿vale?, y seguimos escribiendo fuera del blog, y leyendo, lo malo es que hay poco tiempo.