Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

miércoles, 22 de abril de 2009

Geografías


“En dos horas en el aeropuerto con ropa de verano”. A mediados de los 80, cuando todavía no existía Internet, estuve dos años en Canadá y los “billetes de último minuto” se cogían en el aeropuerto. No sabías donde podías acabar, pero los canadienses, en mitad de un invierno que hay que vivirlo para creerlo, viajaban a veces así, sin reserva, todo en el último minuto. Y salía bien. Acababas en México o República Dominicana, quizás en Florida, en mitad del helador febrero. Si había suerte, tenías un billete baratito y a la aventura.

Me gusta viajar. Sin planificar nada, como los canadienses. Esa llamada de última hora de alguien que te dice “¿Y si cogemos el coche y nos vamos?”. Carretera y manta, uno de los planes mejores, si no es en temporada alta sueles encontrar sitio, y eso de no saber dónde vas a acabar, limitándonos al territorio nacional, tiene su aquel porque España está llena de sitios preciosos y nunca, nunca, la acabas de conocer.

También es interesante planear el viaje, mejor dicho, organizarlo con tiempo: leer algo del sitio donde vas, ponerte en antecedentes a través de la literatura, no tanto de las guías de viajes, bucear en Internet buscando información sobre el lugar en cuestión. No me gusta saber qué voy a hacer, pero sí me gusta contar con información del lugar, saber algo con anticipación. Yo lo llamo “tener recursos” y se ríen mucho algunos amigos porque reúno datos, restaurantes, sitios a visitar y demás en una carpeta muy organizada que suele acabar en el fondo del coche sin que nadie la preste atención.

Me gusta viajar en compañía, no hay color, pero reconozco que viajar sola también tiene su puntito. Viajar sola en países ricos es viajar sobre seguro, nunca he tenido miedo.

Ocurre como en otras ocasiones que los compañeros de viaje son fundamentales y ahí casi mejor seguir tu instinto, te puedes llevar bien con gente muy distinta, y creo que sólo el afán de la compra me saca de mis casillas, lo demás es muy adaptable a con quién vas.

Necesito dejar cosas por hacer en cada viaje, no cubrirlo todo, sino dejar huecos. A veces un viaje se salda en toda una tarde en un café mirando a la gente. No tengo prisa y sé que, como los libros y las personas, siempre hay que tener algo como pendiente para volver a ellos, a ellas, también a los lugares.

No me importan los cambios de última hora. Se rompió el ferry de vuelta de Irlanda hace 3 años, estaba con 3 adolescentes, nos avisaron sólo con 24 horas de anticipación y ni me inmuté. Un percance en un país rico y con una Visa en el bolsillo no es un percance, nunca pasa nada. Salvo el tema de salud, que no hay nada que se compare a la Seguridad Social española, eso sí. Pero lo demás siempre sabes que vas a salir adelante.

Cuando no sé muy bien qué hacer me gusta viajar, me sirve para pensar. Estoy en Dublín, mañana llega Pepa con su marido. Me hubiera encantado que hubieran venido Sunsi, Ana, Manolo, se lo dije a varios amigos y no pudo ser. Pero habrá otras ocasiones, seguro. Yo viajo bastante. Y también me instalo largas temporadas en sitios que me gustan, como Irlanda, Galicia. Es una ventaja de trabajar a destajo o de ser free lance, la palabra bonita para no tener jefe, ni sueldo, pero sí más libertad.

Estos últimos meses me ha cambiado el mapa. Lo cambié ya en octubre y he tenido que cambiar otra vez. Lo sé, los mapas no son la realidad que es más rica, sólo una representación de ésta, siempre inabarcable.

Un tsunami barrió una playa cercana, tan bonita, dejando desolación y mucha tristeza y, también, otro mapa cambiado. Ayer se sonreía un amigo cuando se lo explicaba: “ya sé que soy una romántica, pero necesito ver que hay gente que se quiere toda la vida, lo necesito precisamente porque estoy sola y me encanta ver parejas que se quieren para siempre”.

Da pena ver que una pareja se rompe, quisieras apoyar y a la vez respetas mucho el espacio que cada uno necesita ahora, pero desde luego no quieres que una persona a la que has querido mucho, como si fuera tu hermana, desaparezca de tu vida. Y junto a todo este torbellino la pérdida de una referencia geográfica más, vital para mí como eran los dos.

Me gustan los viajes, los lugares nuevos y los ya conocidos. Y necesito mapas, yo no tengo una brújula dentro constante como algunos amigos.

25 comentarios:

Viajero para viajeras dijo...

VIAJANDO

Estoy embarcado en el mercante “Nuestra Señora de los hielos”.
La razón por la que me han dejado embarcar ha sido que necesitaban un “ayudante de cabestrante” para el helicóptero.
Los dos últimos que habían contratado habían dimitido por crisis de estrés.
Este buque abastece regularmente la Base Marambio y a la Base Esperanza.
Como a veces la mar está brava, el buque no puede acercarse a la costa y entonces el capitán dice lo de “echad el ancla y que salga el helicóptero”.
Cuando hace mucho viento – es decir, todos los días-, es mejor bajar la mercancía con la grúa o cabestrante que tiene el helicóptero.
Y allí estoy yo, cable arriba, cable abajo. Fardo de comida arriba, fardo de comida abajo.
El helicóptero, que es un viejo artefacto ruso, tiene mucha potencia pero de estabilidad anda un poco flojeras.
La tripulación de la aeronave se suele beber una botella de vodka antes de cada maniobra, telefonean a su familia, se despiden y firman su testamento.
Yo como no tengo familia ni propiedades, me conformo con lo del vodka.
Esta mañana hemos volado sobre el Océano Glaciar Antártico.
Hacía un viento del carajo. Unos veinte nudos.
Esta máquina vibra como una vieja locomotora de vapor.
La trayectoria indefinida que hemos trazado desde el buque hasta tierra, parecía guiada por la mano de un piloto borracho de vodka. Esto es así porque el piloto se había bebido media botella antes de despegar del buque.
El resto de la tripulación gritaba enfurecida por el miedo y por los continuos vaivenes de la aeronave.
El piloto se ha dirigido a mí y me ha gritado:”Driver, suelta los fardos y huyamos de aquí a toda velocidad.”
He manejado el cabestrante como Dios me ha dado a entender, intentando no aplastar a ninguno de los científicos que estaban en tierra, agitando unas pañoletas rojas.
No estoy muy seguro de no haber aplastado a alguno.
Y de pronto, cuando el piloto ha emprendido la huida, lo he visto.
Una inmensa manada de ballenas grises.
Emergían de las profundidades para respirar.
La bestia más grande que Dios nos ha regalado.
Sus bufidos eran tan potentes como los chorros de agua que sueltan cuando emergen.
Y en medio de la manada, un pequeño ballenato blanco.
Iba pegado a su gran mamita.
Un ballenato blanco.
Que, visto desde 800 pies de altura, subido en un viejo helicóptero ruso, rodeado de una tripulación borracha y alterada por el miedo…
Me ha parecido la viva imagen de la inocencia.

Una blanca inocencia, nadando cerca de las latitudes polares.

Donde los mapas se acaban.

sarracena infiel dijo...

Ya llego, ya llego, ya llego.........................

Viajero avisador dijo...

Dublines os advierto
se avecina tormenta,
pues de dos locuaces pajarejas,
sólo podréis esperar,
rayos,
truenos y...
dolores de cabeza.

Si las dejáis cerveza beber,
les dais charla,
y escuchais sus ditirámbicas
conversaciones,
lo más seguro es que acabeis,
pensando que las latinas,
amén de ladinas,
son auténticas cajas.

Cajas de sorpresa.

Avisados quedais.
Hacer lo que os parezca.
Ataros bien los machos.
Van payá.
Las chavalas,
que nunca se quedan perplejas.

ana dijo...

Ay... las geografías!!!

Cambian, nos bloquean... y también nos hacen descubrir nuevos caminos, nuevos callejones que a veces nos llevan a donde no queríamos precisamente llegar, pero que nos acercan más, a quienes realmente somos.

El precio de vivir es complicado... y doloroso.
Pero un viaje emocionante!!!


ENVIDIA ME CORROE... A MI,
QUE ME QUEDÉ AQUÍ
TAN QUIETITA...

a ser MUYYYY FELICES....
... y desconexión total!

Toi dijo...

Toda tú eres un mapa lleno de rutas por caminar
¿Ireland? where my heart lies, you know...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Viajar solo tiene su punto Aurora, menudo punto.

Y Van, música genial.

Viajar es algo que no se puede describir.

Sentirte extraño en pais ajeno, es enorme.

Un fuerte abrazo.

Sunsi dijo...

Opino, opino... que me dais envidia... espero que sana. Que es bueno viajar y que el mapa te lo sabes de memoria y la brújula... apárcala de cuando en cuando. Ahora no la tienes... no te lo dije... es que te la robé un rato o la tomé prestada sin permiso. Y que ni lo dudes: existe el amor, aunque a veces juegue al pilla-pilla. O no se ve porque el sol alumbra en otra dirección o no hay luna llena. Y que después de un Tsunami... pues todos a arremangarse hasta que el terreno queda limpio y las casas en su sitio. El tiempo es el mejor aliado. ¿No oyes el susurro de la brisa? Llega desde el Mediterráneo. Dice: confía... todo irá bien.

Es de noche... y la noche te toma de la cintura como si te arrastrase. Mañana nacerá de nuevo la vida... y la brisa seguirá soplando, te dará en el rostro y tu ropa danzará como una bandera al viento.

Buenas noches, amiga. Que Dios te bendiga...

Sunsi dijo...

De paso ... un saludo a Driver. ¿Encontraste un refugio y te agazapaste? ¿O subiste a lomos de la ballena?. El blog de la República te echa de menos.

Maripaz Brugos dijo...

Aurora, feliz viaje para ti y los amigos .

Te esperaremos con ansiedad, para que nos cuentes tus aventuras ...

Aquí tienes una romantica para cuando lo necesites ...

Mil besos y disfruta

Suso dijo...

No recuerdo el título de la peli del aviador que se quedsa ciego en pleno vuelo y van a su rescate.

Le convencen,para que aparque la histeria que lleva encima, con el argumento de "lo que tú no ves en la pantalla, yo sí lo veo,puedo ver por ti y sólo debes serenarte y hacerme caso".

Termina bien: los dos se matan...(¡¡¡no hombre,no, que se salvan!)

Algunos a los mejor tenemos brújula y mapas...pero andamos ciegos y necesitamos que alguien vea por nostros.
Yo mismmente.

Modestino dijo...

Ojala aprendiera a viajar sin planificaciones, yo que necesito estar en la estacion media hora antes -acabo estando 3/4 de hora-, que tengo que tener los billetes semanas antes .... uff, lo que me queda por aprender.

ana dijo...

“ya sé que soy una romántica, pero necesito ver que hay gente que se quiere toda la vida, lo necesito precisamente porque estoy sola y me encanta ver parejas que se quieren para siempre”.

Mira que te lo tengo dicho:

El amor hacia alguien que estuvo a tu lado existe para siempre, a pesar de las apariencias, si realmente se ama, se hace para toda la vida ya... pero eso es lo que a veces no somos capaces de ver.

Máster, no porque la gente permanezaca unida, se quiere más... hay veces en que la vida nos sorprende, y sigue siendo igual o más hermosa. Sólo que es diferente, como nunca pensaste que sería jamás tu amor.

El amor no es poseer a la otra persona. Eso sólo es una apariencia. No te conformes con ella, quizá tu ideal pueda ser superado o enterrado del todo. Quízá el ideal sólo sea eso... ideal.

Pero nada... que no me lo entiendes.

Te dejo un párrafo:

"A cada no, sentía renacer el amor a lo que se le negaba, el amor ya despojado de toda ilusión posesoria, el simple amor a la existencia del objeto; que sea así, que sea así, que exista, aunque yo no me consuele nunca de no haberlo habido.

Y acababa por ser esto, más que un consuelo, certidumbre, afirmación... y quedando medio muerta, luego venía a brotar la vida.

En el vacío del amor no cumplido surgía algo; el amor más real que se había formado en su mente de niña y que no la dejara nunca, la cifra de una existencia invulnerable"

(...)

Ahí te dejo a la filósofa. Pos`r si hay ganas de pensar, que lo dudo. Y si no...
... a la vuelta.


(la envidia me sigue aquí... me corroe... ainsss... ¿qué hago?)

SER MUY FELICESSSSSSSSSSSSSSSS

lolo dijo...

No creo que sea romántica la necesidad de ver que el amor se hace carne y mapa. Es vital, marca geografías y sirve de brújula.

Yo también quiero querer para siempre, dejar huecos en mi viaje y esperar otros momentos, esperar aún.

Pasar tardes viendo atardecer, tomando nada, improvisando, fiándome.

Me acordé del tsunami algún rato.
Cuando amaine del todo habrá cambiado el mapa, pero será más cierto, aunque sea triste.

Máster en Nubes dijo...

Driver, eres un sol, muchas gracias.

A ver si la próxima vez os animáis, de verdad. Estoy esperando a Pepa y su marido en el hotel, la mañana lluviosa pero interesante. ;-)
Un abrazo, guapo

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Ana:

Te contesto aquí a los 2 comentarios o álogos que diría JSM.

Deberías haberte animado a venir, pero hay más días y lugares ... que no se van a mover de su sitio (salvo Venecia, por eso Toi y su mujer se fueron a verla, antes de que desaparezca, listos...)

Lo siento, soy antigua, y me da igual. Yo creo en la eternidad y en el amor para siempre. Tú es que eres más moderna ;-) y está muy bien que así sea porque así podemos discutir y querernos mucho ;-)
Ah,,, Yo no he dicho que la gente que siga junta se quiera más (no he asumido esa premisa), digo simplemente que me encanta que la gente se quiera y siga junta, me encanta, de verdad. Y es lo que me gustaría para todos y para mí, y decir otra cosa es mentir, la verdad.

Un beso
Aurora

Máster en Nubes dijo...

Toi, qué tiendas en Temple Bar esta mañana, alucinarías... de discos ¡como las de antes, como las de Londres de los años 70-80!!!

Un abrazo y gracias por lo de rutas, en cualquier caso siempre puedes preguntar la dirección (mientras no estés en Galicia que te lían más :-)

Aurora

Máster en Nubes dijo...

JSM (o sea, Javier)

Tiene su punto... pero prefiero la compañía y eso que he viajado sola bastante, quizás hasta mucho.

Es cierto que hay experiencias que si estás acompañada no se viven, eso es verdad. Pero acompañada se ríe una más, yo por lo menos.

Un abrazo

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Sunsi:
Que no estoy depre ni nada ¿eh? Sólo a veces hay tristeza pero no dura ni ... una noche casi. Luego está el fondo de la cuestión... y querer apoyar y no saber cómo.

Pero en fin, que tú te tenías que haber venido... Y que la próxima vez será y que gracias siempre por ser tan buena... y tan apoyadora.

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Maripaz, guapa, si somos legión ;-)

También te lo dije a ti, que te vinieras, y me dijiste que no... Otra vez será, seguro, te lo ibas a pasar tú como los indios por aquí, con lo que disfrutas tú con una de pipas.-.

Un abrazo

Aurora

Máster en Nubes dijo...

Suso, eres total... me has pegado un susto de muerte con lo de que al final se matan pero luego no...

En cualquier caso asumo que los mapas que se mueven es algo normal en la vida... Y yo como soy miope, tampoco veo de cerca y necesito ya gafas para leer... imagínate. Pero para eso está la gente alrededor, para decirte que te pongas las gafas o ayudarte a cruzar la calle como un ciego...

Un abrazo, guapetón
Aurora

ana dijo...

Sí... creemos en lo mismo. Eso es cierto, en la eternidad del Amor. En un para siempre.

Máster en Nubes dijo...

Modestino:

Cada uno es como es, no creo que sea mejor ser en plan "salto de mata" como soy yo.

Casi pierdo el avión ayer, esto para público escarnio mío.

No miré la hora y reservé un masaje que me regalaban por mi cumpleaños a las 2... Llego a casa de mi madre a las 2.30 y veo que el avión sale a las 4 y no a las 5. Menos mal que tengo un amigo estupendo que me iba a llevar y que vino raudo y veloz... Y al que ni siquiera despedí en condiciones. Llegué al aeropuerto a las 3.15, tranquila eso sí, porque ya para qué me iba a preocupar...

Para que veas el desastre, colega

Aurora

Modestino dijo...

Sí, pero quienes funcionais así al final siempre cogeis el tren o avión ... Aunque por supuesto, cada uno es como es y no vamos a cambiar.

Yo tengo una compañera que trabajaba a 70 km de casa y viajaba en medios públicos: todos los días llegaba con uno o dos minutos de antelación ... o de retraso, pero siempre lo cogía. Llegó a avisar vía móvil a una amiga para que le dijera al jefe de estación que retrasara un par de minutos el tren ... y lo logró.

CB dijo...

Querida Aurora, te pido disculpas. Tocabas temas muy sensibles en los que cada uno habla desde su experiencia o sus heridas, y experiencias, y sobre todo heridas, no hay dos iguales. Ni por lo más remoto pretendía generalizar. No debí participar en una conversación tan delicada y en la que los participantes se conocen y tienen claves que yo no tenía, sólo quise apuntar que las cosas hay veces que no son tan sencillas, o no lo fueron al menos para mí. Sí creo, firmemente, en que todo será para bien, en que si nos ponemos con confianza en manos del que todo lo sabe, todo lo puede, y nos quiere, Él sacará bien de mal. Y es necesaria mucha confianza, porque mal hay, no cabe duda... yo tengo tres hijos, Aurora, y es tremendo. Para nosotros es duro, ver romperse un proyecto de vida, quedarse solo, el triste capítulo de las responsabilidades... pero para ellos es tremendo, es su casa, será su pasado, el pasado al menos tiene que ser acogedor, hay que tener una referencia acogedora...

Te ruego, por favor, que borres este comentario y los dos últimos de la entrada anterior, no te digo que todos porque quedarían en el aire los impresionantes comentarios de Sunsi y de Ana. Son estupendas, como tú. Siento haber entrado de manera tan impropia y con tan poco tiento. Un beso. Cristina

ana dijo...

Cristina, no sé dónde dejarte esto. Me permito hacerlo en la casa de Aurora, y le agradezco mucho este prado suyo.


"Él sacará bien de mal.

Animo con todo, con todo lo que te pueda estar pesando. Y no olvides nunca todo el Amor que tienes dentro. Eso hace de cualquier pasado, un lugar acogedor, aunque tú no te lo imaginases nunca así. Hace de tu presente una historia de valientes, y conseguirá siempre un futuro de sonrisas.

Confía, siempre. Aunque llores".

UN ABRAZO ENORME.