Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

lunes, 22 de diciembre de 2014

Huérfanos, huérfanos sentimentales y padres

Hice mi artículo de la semana para Adiciones sobre los huérfanos. Y siempre me pasa igual cuando supuestamente acabo algo. Que volvería a escribirlo de otro modo.

Los huérfanos me interesan. Tengo dos muy cerca. Y yo misma soy huérfana de padre y de madre. Claro está que a los 53 años se tienen bastantes probabilidades de ser huérfano.

Recuerdo aquel mendigo que pedía a la entrada de la tienda finísima de caballeros, Cristobal, en la esquina de Padre Damián con Alberto Alcocer, con el cartel "Soy güerfano de Jaén". Calvo, desdentado y tocándose sus partes, chistaba entusiasmado a toda mujer de los 15 a los 90. Era enternecedora la apelación a su orfandad a pesar de sus muchos años. Lo de Jaén no era para implorar piedad, sino como las buenas referencias que damos, una recomendación, vaya. O una insinuación geográfica. Si no eres de nadie, al menos que seas de alguna parte.

Se morían tantas mujeres en el parto y en el puerperio, que los huérfanos de madre fueron muy frecuentes hasta bien entrado el siglo XX. Orfanatos y orfelinatos llenos también de niños  abandonados porque sus padres no podían o querían hacerse cargo.

Vi el cuadro de Sorolla "Triste herencia" con el manto negro del Hermano de San Juan de Dios y esos cuerpos tullidos y esta explicación tan buena del cuadro.
Huérfanos omnipresentes en Dickens, él mismo huérfano sentimental, dice Tébar en este artículo. Cuántos huérfanos sentimentales hay. Luego leí de un tirón esto de Luis Daniel González y entendí por qué me gusta tanto Dickens. Y luego esto, que lo tengo guardado porque se supone que yo trabajo y no puedo estar leyendo eternamente.

Ese inicio desolador de la película de Cocó Avant Chanel con un padre que ni la mira al dejarla. La estética del orfanato quizás tenga luego que ver con la de Mademoiselle y su petite robe noire. Y su relación con los hombres posiblemente. Creo que un padre es la primera referencia masculina de una mujer. Los padres son importantes, nunca secundarios.



Y ese otro desolador de Doctor Zhivago, tan parecido al cuadro de más arriba de Nikolaj Alekseevich Kasatkin.

6 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Querida Aurora, por fin he encontrado calma para ocuparme de algunos asuntos personales, y te he enviado esta mañana un ejemplar de mi poemario. Espero que te guste. Me alegra mucho ver esas fotos navideñas en que está Olimpia, y ese amor y calor familiar que exhalan.
Un beso muy fuerte para ti, Gonzalo, y toda vuestra familia. Feliz Navidad (sin olvidar a Olimpia).

RETABLO DE LA VIDA ANTIGUA dijo...

Lo de ser "güerfano de Jaén" en la Villa y Corte no es cualquier cosa, doña Aurora, aunque es lamentable la poca compostura y peor disposición del personaje. Es una estampa digna de Galdós.

Saludos y Felices Pascuas.

(y hago extensivas las felicitaciones a don José Miguel)

lascosasdecosima@gmail.com dijo...

Para mí también tiene una atracción especial el tema huérfanos. Creo que Oliver Twist me marcó demasiado. Me ha gustado leerte, Aurora. Un besazo y feliz Navidad.

dolega dijo...

Disfruta de estos días con aquellos que quieres y como quieras.
Besazo,hermosa

Aurora Pimentel dijo...

Gracias por leer, Cosima. ¿Te acuerdas de La pequeña Dorrit en teatro, Estudio 1, de tve? Un abrazo y feliz Navidad.

Dolega, gracias, y feliz Navidad para ti también.

Aurora Pimentel dijo...

José Miguel, no sé qué paso con mi contestación, no me aclaro con el móvil que tengo.
Gracias por tu visitia y ya sabes que espero a tu libro con muchas ganas.
Don Retablo, muchas gracias y me pasa lo mismo, le contesté pero no veo el comentario. He leído un cuento de Navidad precioso de Galdós, triste, tristísimo, y la la vez esperanzador.
Gracias a ambos de nuevo.