Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

viernes, 30 de julio de 2010

Esperanza Serrano, caligrafista ("¿Conocéis el lugar? Urueña" 2)



“Tienes un nombre muy bonito”. Esperanza sonríe cuando se lo digo.

En el principio fue el verbo, luego la palabra se hizo carne. Pero la letra, el signo, la grafía, o como se le haya ido llamando, ese trazo hecho en piedra, papiro, piel de animal, tela o papel es siempre importante. Es el comienzo de algo.

Empezar haciendo palotes con una plumilla inclinada a unos 30º en el papel es bueno. Enseña. La tinta es nogalina mezclada con agua, creo, una versión más barata que los tinteros.

“Esperanza, no tengo ni humildad ni paciencia, de monje no tengo nada...” le advierto. Ella calla.

En letras grandes, cuidadas, una caligrafía preciosa, haciendo dos círculos, uno dentro del otro, negro y rojo, una doble leyenda cuelga en la pared del centro E-Lea de Urueña donde nos da las clases.

“Nada funciona excepto aquello a lo que entregamos el alma”
“Nada es seguro excepto lo que arriesgamos”

Dos guías para la vida, dos lemas.

Mi sobrino G. hace los palotes perfectos, Lola también. Yo saco la lengua fuera como cuando era pequeña concentrada en el esfuerzo. No me sale. Utilizo la plantilla que nos ha dado Esperanza, pero me lío y estoy trabajando en los cuadrados de caja alta y no en los de caja baja. Me corrige con paciencia.

Alcuino es la asociación que varios han creado y no paran. ¿La caligrafía interesa tanto? Mucho al parecer, y no es raro. Ese mundo que agoniza, que diría Delibes, quiere ser rescatado, mantenido como un tesoro. Pienso que internet y todo lo que conlleva debería convivir con el libro y la escritura a mano de alguna manera. Creo que todo vale y el pasado más que nada. Somos quienes nos precedieron ... ¿Lo somos? Dios quiera que lo seamos de alguna manera.

Hablé con Esperanza de varios temas. Es una mujer pausada, bibliotecaria entre otras muchas cosas que es. Acaba de hacer estudios de psicoanálisis además, qué interesante. Tiene una tienda en Urueña también bajo el mismo nombre que la asociación. Me encanta Esperanza.

Abecedario. Empiezo por las vocales. Las áes me gustan, las óes me cuestan más, son dos trazos, nada de uno solo. El circulito ese que se hace en dos partes que luego se unen es la base de muchas letras: la p, la q, la d, la b… Si el círculo no me sale, mal vamos.
La g está hecha a mala idea. Y yo tengo que poner "Igea", "Igea", "Igea". Aurora Pimentel Igea, siempre me empeño en el segundo apellido. Con el libro de "Fernanda..." me preguntó el editor que si debía figurar el Igea en la portada. Le dije que aunque fuera largo prefería que apareciera. Es el de mi madre, el mío, sin él, sin ella, nada, ni media.

Espero volver a ver a Esperanza, valga la redundancia.

Tras las letras, la caligrafía cuidada y lenta, ya saldrán las palabras, la frase, el párrafo, el capítulo, un cuento, algo. Volver a empezar como si de una niña se tratara. No sé escribir ya nada. Estoy con la o minúscula, insistiendo, a ver si me sale.

Urueña este verano es "el lugar" por antonomasia. Yo sé que lo es para mí, y no porque lo diga Antonio Colinas en su poema, tan bello, o la sólida muralla , la vista hasta los montes leoneses, las librerías de artesano, las casas o los museos. Ni la iglesia, ni el viento desolador o el sol que abrasa ni, sobre todo ese cielo que ocupa la mayor parte de nuestro horizonte siempre, como en las fotografías de Ortiz Echagüe.

La vida transcurre en Castilla en una línea delgada de tierra, escasa, que nos sustenta bien fuerte mientras vivimos, pero es la eternidad la que nos abraza. Castilla, Urueña, tierra y cielo.

PS: Algunas casas, librerías y establecimientos, de Urueña han sido "caligrafiadas". Sus paredes blancas, amarillentas o color hueso muestran el arte de Alcuino. De verdad hay que ir, no hay nada que se le pueda comparar, nada.


11 comentarios:

Juanma dijo...

¡¡Joder!! Qué bonito todo.

Besos.

Anónimo dijo...

¡¡¡Es precioso!!!!

El alegre "opinador" dijo...

Interesantísimo, Aurora. La caligrafía es algo que me ha encantado desde pequeño. Mi padre es un calígrafo excepcional y en su día yo hice mis pinitos. Tengo varios juegos de plumines de caligrafía, pero hace miles de años que no uso ninguno.
Me encanta que haya gente dispuesta a ofrecer parte de su tiempo para conservar algo tan hermoso... Sobre todo con las letras horrendas que se pueden ver hoy entre mis alumnos...
Besos y disfruta.

Montse Viver dijo...

Cuánto me alegra ver que has ralentizado tu ritmo, para volver a los orígenes: aprendiendo a escribir! qué paradoja tan curiosa. Creo que es un lujo poder dedicar horas a algo que ya casi nadie practica, y encima en un lugar tan evocador como parece ser Urueña. Que disfrutes mucho en compañía de estas personas que son sensibles a la historia de la palabra escrita, en este marco tan propicio para tales menesteres...

Un abrazo.

jaimemarlow dijo...

Uf, la caligrafía. Estas formas artísticas menores (menores porque son más difíciles de ver, no porque sean menos meritorias) me encantan. Incluso me pregunto si me serviría para corregir mi mala letra (tengo la peor letra que he visto, y no exagero).

Un abrazo desde Pucela, y recuerda que tenemos pendiente una cervecita... o lo que quieras.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

¡Qué alegría me da volver a leerte, Aurora! Además, con tan buena letra. Muchos ánimos.
Besos.

Driver dijo...

Me alegra escucharte, de la misma forma que me alegra verte, pequeñuela.
...
Mi padre fue delineante autodidacta.
Esto signufica que aprendió a dibujar y a caligrafiar, en un estudio de arquitectura, entrando de botones en los años cuarenta.

Los delineantes no podían firmar los planos; ése privilegio estaba reservado a los arquitectos.
Así que se buscaron un ardid.
Personalizar la letra que trazaban con la plumilla.

Cuando escribían "alzado principal", en la base del plano de un edificio, una iglesia, una torre o un detalle constructivo, estaban dando mucha más información.
Su letra les identificada personalmente.

"Mira, este plano lo dibujó Diego."

"¿Cómo los sabes?."

"Fíjate en la voluta de la D mayúscula; se abre hacia fuera, de pronto retrocede y hace un guiño".
...
He tardado casi medio siglo en ser capaz de imitar esa D.

Tengo una D de ésas, pinchada en mi tablero de dibujo.
Cuando estoy cansado, la miro.

Y le guiño un ojo.

Aurora Pimentel dijo...

Juanma, gracias, te visito en breve, ayer fue escribir y cerrar el pc.

Anónimo, gracias, un beso.

Alegre opinador, mi madre tenía también una letra personal y preciosa, te encantaría esto, como arquitecto, como persona, sé que lo disfrutarías, quedas invitado a conocer Urueña con tu santa o reina mora.

Montse, estoy aprendiendo siempre pero ahora más. Cuesta. Te digo lo que a Opinador, sé lo mucho que te gustaría Urueña, no puedes dejar de venir...

Jaime, te llamo y nos vemos, ¿vienes conmigo a Urueña la semana que viene? Podríamos quedar allí si quieres...

JM, ni letra, ni verbo, ni sujeto, nada, todo a tientas. Pero se intenta. Lo mismo que a los anteriores, os espero a ti y a L en Madrid aquí.

Driver ¡me ha encantado, qué bonito y cuánto dice de tu padre y de la profesión! Te voy a mandar una cosa sobre artesanos de Sennet que te va a encantar... Un beso.

Irene dijo...

¡¡Que bonito!!

Hace años compré una pluma para hacer un trabajo sobre el testamento de Isabel la Católica. Así, copiando las palabras de la monarca aprendí más o menos la caligrafía... recuerdo que las primeras palabras fueron las más difíciles, y todavía me acuerdo de ellas. La tengo guardada en alguna caja, de recuerdo, pero ya no la uso nunca. Con esta entrada me han dado ganas de sacarla de su escondite y recordar esas primeras palabras que escribi con ella...

Un beso,

Irene

Aurora Pimentel dijo...

Irene, el otro día estuvimos en el castillo de la Mota, en Medina del Campo... Me ha encantado lo que cuentas. Tenemos que vernos. Y hablar de literatura y de más cosas, me ha encantado tu texto, que lo sepas...

Anónimo dijo...

Una aclaración: en Urueña sobre todo hay librerias, no "tiendas"es más alguna de las que hay deberían no estar.