Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

lunes, 31 de mayo de 2010

Flores, estrés animal y "Pink Martini" para siempre



Hay en mi barrio un vivero que se llena los domingos de gente, especialmente ahora, que viene el buen tiempo. Está detrás del asilo de ancianas, el de los Condes del Val, en el mismo alto que la parroquia de San Jorge. A veces paseo por él con Olimpia. Tiene una parte de plantas de interior, otra de exterior muy grande, libros, muebles, muy bien puesto todo. Hasta tortugas hay en un pequeño estanque donde han puesto un cartel avisándonos que no debemos ni cogerlas ni tirarles nada porque "se estresan". Las miro un momento, nadan y están gordas. Al parecer, hacemos caso.

El estrés animal existe. Cuando te traes a un perro de una protectora se pasa al principio durmiendo días enteros en tu casa porque ha dormido mal los años que estuvo en la perrera, ladridos toda la noche siempre de algún perro. Durante el día luchan por atraer la atención que no tienen, o entre ellos por el territorio, por la comida, por lo que sea. Nada como un amo y un territorio propio para un perro. Recuerdo a Olimpia, y antes a Pepa, en esa fase de adaptación a la nueva situación mediante el sueño que les liberaba del estrés perruno y, a la vez, sin saber utilizar las escaleras o meterse en un ascensor, con miedo a los coches, a la gente, un poco como Paco Martínez Soria en una película de aquellas que llegaba del pueblo. Y después cada vez más sueltas, dominando el terreno, contentas.

Quiero poner flores en el balcón orientado a sur que tengo. Pero ¿cómo voy a sujetarlas para que no se caigan? A veces hay mucho viento en mi calle, me da miedo que se caigan las macetas. Me paseé un rato y decidí volver otro día a Casla y que me expliquen cómo hago y si pongo zenias, petunias, geranios o tagetes.

Otro día iré a la feria del libro. Hoy tocó flores, preparar clases, leer correos y disfrutar con "Pink Martini", un grupo distinto, singular, que se atreve con todo y lo borda, con mucho sentido del humor, además. Me han regalado "Splendor in the grass", que contiene un CD y un vídeo con otras canciones, entre ellas este "Hey, Eugene" que me ha hecho mucha gracia (fiesta, borrachera, contacto en fase avanzada, alguien pide el teléfono ... y jamás llama, un clásico como otro cualquiera). China Forbes, la vocalista, es fantástica, y es la que compuso esta canción, también la de "Over the valley" en plan romántico y vieja orquesta. Tienen muchos registros diferentes, los iré poniendo esta semana.


9 comentarios:

irene dijo...

Uno de los problemas principales que tienen algunos zoos es el estres animal... habrá a algunas personas que les parecera una tontería, pero yo creo que es importante... cuando mi perrta está triste se le nota en el ánimo. No sé, hay veces que creo que hay animales que son más personas que algunos individuos que andan por ahí sueltos XD porque hay mucho ser humano que es más "ser" que "humano"...

un beso!

lolo dijo...

Para mí, que no entiendo inglés, es como si la entrada fuera la letra de Hey, Eugene. Son cosas del ritmo.
Pero luego escucho Over de Valley y también. ¿Qué pasa? Es cosa de registros.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

He leído que los aviadores británicos en 1940 llegaban a dormir días enteros cuando estaban de permiso. Curioso paralelismo con los perros el que provoca el maldito estrés. Yo estuve fuera de juego una temporada a causa de una crisis de estrés. Veo que sigues deleitándote con lo cotidiano.
Bonita música.
Un abrazo, Aurora.

Aurora Pimentel dijo...

Tenemos que hablar de esto, Irene, no sé, buenos o malos los animales no son, son eso, animales. Adiestrados en su caso, domesticados, los metemos en casa, les das de comer en el caso de un perro y "parece" que te tiene algo, pero es la costumbre, nada más. Se porta bien o mal... según la educación, algo de carácter, edad, raza, contexto... Pero si mañana viniese otro ama a Olimpia le daría igual, necesita un ama, no a Irene o Aurora, la persona les es totalmente igual pasado un tiempo. Eso sí, los humanos sí que podemos ser malos en el sentido moral del término. Huy, qué largo, perdón, he estado todo el día desconectada ...

Aurora Pimentel dijo...

Es que el día, o hasta la tarde, puede ser "Hey, Eugene" y a la vez el valle ese tan de anuncio de amor eterno, todo se junta y es compatible ;-)... Variables, cambiantes, 3 estados de ánimo seguidos, en fin, ... ya sabes.

Aurora Pimentel dijo...

José Miguel, algo así me contó un soldado una vez. Pero otros trabajos igual. Hay días en los que te meterías en la cama a las 8 para dormir 12 horas, y que el mundo se caiga. Voy a seguir con Pink Martini, son la bomba...

Anónimo dijo...

Cierto es que los perros aman a sus amos más que a otras personas, pero amar a un perro más que a una persona es un problema y gordo.
Quien ama las plantas y habla con ellas es de ternura enorme o de locura como yo.
Referente a la vocalista, no te eqguivocas, pero como no entiendo "guiri", pues ni fu ni fa"
Pero debieras oir El Barrio, "Querida enemiga""Angel malherido"
Cierto es lo de los ojos más hermosos, lo de la mujer guapa, pero no, conmigo erraste.

Miguel Baquero dijo...

A mí también me gustaría echarme alguna vez a dormir días enteros, pero no me dejan. O no he tenido ocasión. Conozco el caso de un amigo que una vez se acostó un viernes por la tarde, que decía que venía muy cansado de trabajar, y no se levantó hasta el domingo. Sólo a hacer pis, tomar un yogurt, y otra vez a la cama

irene dijo...

jajajja cierto!!! pero mi comentario iba mas en el sentido de que hay personas que parecen mas animales que seres humanos XD

Un beso wapa, fue una alegria verte de nuevo ayer!!!

come teach us again!!!