Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

sábado, 6 de marzo de 2010

Derrota y silencio

No puedo.
Tengo miedo.
No lo he planeado ni lo quiero.
No es un hijo deseado de esos.

No sé de quién es siquiera.

Sé de quién es, pero no quiero un hijo suyo de ninguna manera.

Sé de quién es, y él lo sabe, pero es él quien no lo quiere, y yo, así, no puedo tenerlo.

El padre lo quiere, pero soy yo la que no lo quiere. Y yo mando en mi cuerpo, es mi decisión, él no lo va a tener 9 meses dentro.

Se lo he dicho a él y me ha dicho que bueno, pero yo sé que voy a criarlo sola luego, me temo. Y no puedo.

Se lo he dicho a él y tenemos los dos miedo, no tenemos trabajo, no tenemos dinero, somos muy jóvenes, dime tú... ¿cómo vamos a tenerlo?

No puedo.
Tengo miedo.
Estoy sola.

No me atrevo a contárselo a mis padres, no nos atrevemos.

Me da vergüenza, ¿qué dirán mis amigas, mi familia, en el instituto entero? Se reirán de nosotros, nos llamaran lelos, no podremos salir ya más como hacemos. No sólo es el embarazo, es lo que se me viene encima, lo que se nos echa encima sin quererlo.

No podré seguir con los estudios, no podremos, es todo un problema.
Me han dicho mis padres que ellos me apoyan y que no lo tenga.
Me han dicho los padres de mi novio que de ninguna manera.
Nuestros padres nos apoyarían pero no se lo vamos a contar de ninguna manera.

Me va a deshacer la vida.
Nos va a deshacer la vida.
No puedo cargar con esto ahora, ni tampoco mi familia puede.

No puedo.
Estoy sola.
Tengo miedo.

Mira, no, es otro el tema. El tipo es un gilipollas integral o intermitente de esos con los que te acuestas a veces, por costumbre o hasta por norma, incluso con el sacramento o la unión de por medio. Soy una de esas mujeres que hacen esas tonterías. La soledad es muy dura ¿sabes? y no todo el mundo puede con ella. Así que lo que menos quiero ahora es tener un recuerdo o algo en común que nos una más o para siempre, también que nos acabe de separar, es otra manera de verlo.
Tú no lo entiendes. Es un momento delicado por el que pasamos y ahora un niño no es lo que más conviene. Acabará por liar más lo que tenemos. Un hijo ahora sería muy complejo, yo no estaría segura de si él seguiría conmigo por el niño o por mí... y así no quiero, no quiero que se sienta presionado. Si antes ya no sabía qué hacer, un niño no arregla nada, lo pone más confuso. Y el niño tampoco tiene la culpa de que nosotros no nos entendamos o sepamos qué coño queremos, sufriría mucho. Mejor no lo tengo... No es el mejor momento.

Tengo un trabajo muy exigente ahora y no es la relación que yo quiero. Cuando llegue el hombre adecuado, el que me quiera, digo yo que alguna vez llegará, ¿no?, ¡quiero ser optimista al respecto!, pues cuando llegue... tendré hijos y será estupendo. Esto ha sido un error y no sé cómo ha podido pasar, tengo siempre cuidado, lo tenemos. Pero el caso es que no lo voy a tener de ninguna manera, ni por él, ni por el momento, ni por nada. No lo tengo.

No, no es él, ni soy yo, pero me echarán del trabajo, me lo han dicho ya varias veces y ¿sabe Vd.?, no podemos realmente. Él está en el paro, yo hago lo que puedo, pero no llegamos a fin de mes… y ahora por favor no nos hable de condones ni de precauciones, se lo ruego.

Es para toda la vida, es algo muy serio y no puedo. Todo el mundo me ha dicho que es mejor que no lo tenga, que tendré hijos más adelante, que tengo mucho tiempo, que debo pensar en mi futuro, que haré del niño un desgraciado, sin padre siquiera o con dos lelos como padres, dos niños casi y él, que será el tercero.

Estoy sola.
No puedo.
Tengo miedo.

Viene mal, muy mal: me lo han asegurado los médicos, están convencidos, es horroroso lo que me han contado ¿sabes?.Y yo no quiero que sufra, mejor que así no venga. Yo no tengo derecho a traer al mundo a alguien que viene a sufrir... Sería una completa egoísta si lo hiciera. (Es síndrome de down, tiene una anomalía, algo no marcha bien, etc., etc., etc.)

-----------------------------------------------------------------------
Es relativamente rápido, indoloro incluso en ese momento para la mujer la mayoría de las veces.

A los dos días puedes estar trabajando como si nada.

Pero es una derrota siempre, una vida humana que se cercena violentamente.

A veces dos, la que viene y la de la mujer, que queda hecha papilla, rota por dentro.
Porque luego tiene lugar un gran silencio que no hay quien lo llene, ni otro niño, ni nadie, por mucho que te empeñes.

Por eso… ¿de qué se ríen éstas?
¿por qué sonríen tan contentas?

Creo que la cuestión del aborto no tiene que ver ni con las creencias ni con la ideología ni con el género. Tampoco tiene que ver con el cariño que tienes por muchas personas que han abortado y están a veces muy cerca. No es eso y bien lo saben ellas.

Es una cuestión de la verdad, simple y llanamente. Y tiene que ver con la razón y la ciencia que nos señala que “eso” es una vida humana, alguien. Y con la humanidad que nos dice que eliminarla, eliminarle, no es bueno.
Y que el aborto, por tanto, no puede ser nunca un derecho, será siempre una derrota y un gran silencio.
Por eso yo estaré mañana, día 7 de marzo, en la manifestación. No me gustan nada las manifas, por cierto, pero eso es lo de menos. Estaré con pena por cada derrota y por cada silencio.

25 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Yo también estaré mañana, pero en la de Cádiz, Aurora. Callarse o quedarse en casa es también morirse uno un poco. Un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Hola, JM, así lo siento yo, así lo veo. Un abrazo fuerte.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tu texto me gusta porque demuestra que puede uno estar contra el aborto y ser más sensible al dolor de la mujer que el que está a favor. Un beso.

Sunsi dijo...

Hola Aurora. Es cierto que no tienes pinta de mujer en medio del follón de una mani. Pero cuando la democracia se parece más que nunca a una tiranía... no queda otra que salir a la calle. En Tarragona no hay. La más cercana está en Barna. Y mi colon no me permite acudir. Me voy del brazo contigo aunque sea con el pensamiento.

Un abrazo, escritora. Gracias por el post

lolo dijo...

Creo que acompañadas, sabiendo que hay opciones y sin miedo, las mujeres dejaran de abortar. Algún día. Quiero creerlo.

Anónimo dijo...

Cotta ¿es sensible el hombre que está al lado de una mujer que aborta?... ¡¡!! Aunque eso sí, es algo menos c... que el que no está.

La sensibilidad (y la valentía) está SÓLO en los hombres que permanecen a este lado de la vida que nace. Ese hombre que nos ayuda a decir no a las dificultades ES EL SENSIBLE, ese que va a nuestro lado y nos dice ¡sigue adelante, que yo sigo también! ESE ES EL VALIENTE.

Lo demás es pura mierda y cobardía. A cada cual su nombre.

Anónimo dijo...

:))

Modestino dijo...

Toda la razón, todo mi apoyo .... creo que hemos vivido uno de los momentos más tristes de nuestra historia.

Las hojas del roble dijo...

Certifico una a una las palabras de Cotta.
Muchos besos, Aurora

annemarie dijo...

Sigue adelante, que yo sigo también: tan sencillo, verdad? Un enorme abrazo, que las manifs dejan mal sabor casi siempre, sea cual sea el tema, y este seguro que más todavía.

Olga B. dijo...

Yo creo que es una postura muy coherente (tanto la tuya como la de Jesús), dejar clara tu opinión ante un tema pero comprender las circunstancias que llevan a la gente a hacer algo, o al menos ser sensible al dolor también del "ya nacido", en este caso la mujer, que parece olvidarse muchas veces. Yo no tengo tan clara mi postura ante el hecho de que algunos supuestos de interrupción del embarazo puedan estar contemplados por la ley, independientemente de que yo optaría por seguir adelante con un embarazo aunque no fuese deseado. No creo que pudiese abortar bajo ninguna circunstancia después de haber tenido dos hijos, pero lo cierto es que el aborto no deja de practicarse por no estar legislado y, tal vez, además de las cuestiones morales planteadas, se abren otras: clínicas clandestinas, aprovechados, etc. En cualquier caso, yo tampoco creo que el asunto sea para sonreír tanto. Que se haya demostrado estadísticamente que hay mujeres que han abortado ¡hasta ocho veces! en un país como el nuestro, en el que los medios para prevenir un embarazo no deseado están al alcance de cualquiera, demuestra la irresponsabilidad y la frivolidad con que se miran a veces temas tan importantes. Parece mentira. No lo entiendo, no entiendo ese poco respeto por el propio cuerpo y por el del no nacido. Y que una niña de 16 años no pueda salir del recreo de su instituto sin permiso paterno, pero pueda abortar sin que se enteren sus padres... es de locura.
Un saludo.

veridiana dijo...

Sé que cuando una mujer decide abortar,tiene un gran dolor,un sufrimiento, un trauma,que será para siempre.
Hay momentos muy duros en vidas de muchas mujeres, por ello tienen derecho a poder elegir,aunque ellas no lo deseen.

Yo no lo haría,¿tal vez por ser una "privilegiada"?

Un beso

El alegre "opinador" dijo...

Máster. Enorme y brutal derrota para la vida... No estoy de acuerdo con el aborto ni por casualidad, pero no he ido a la manifestación porque la manipulación de los otros con este tema ha sido también para preguntarse de qué van ahora, cuando estuvieron ocho años en el poder y no cambiaron nada...
Por otra parte, me sigo preguntando qué hacer con una mujer que aborta... Y tampoco la cárcel es la solución.
La base es educación y sensibilidad ante la vida... Y de eso, cada día queda menos.
Un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Jesús, creo que simplemente es una mentira la propaganda tan extendida de que ser provida es no entender a las mujeres y tantas situaciones, de las más complicadas a las menos, digámoslo as. Hay de todo, me parece, aunque creo que lo que más hay, vistas las estadísticas, es aborto entre parejas no estables, es decir, en mujeres habitualmente solas y, además, muy jóvenes. Habría que preguntarsé por qué, me parece, porque por falta de información no será.

Volviendo al tema: entender y ayudar a las mujeres, a las parejas, no impide reconocer que el conflicto que presenta un aborto entre lo que una mujer desea y quiere, y el hombre, por supuesto, y una nueva vida, que ya existe, se debe de saldar a favor de la segunda, porque es más importante el no matar a otro. No es un tema de defensa propia, de una vida contra otra, me parece.

No veo igualdad de derechos, vamos. Puedo ver un conflicto, claro que sí, pero en la balanza la vida se inclina.

Creo además que la propaganda entra de modo torticero haciéndonos ver el aborto como un derecho de la mujer a no ejercer su maternidad, del mismo modo que se explica a veces mal -para empezar por los propios provida y el manifiesto de las mujeres que yo misma firmé- la maternidad como un derecho. Y como tú dijiste bien hace días la maternidad podrá ser una facultad pero NO un derecho.

Bueno, pues suponiendo incluso que fuera un derecho (que juristas y filósofos me corregirán al respeco) incluso admitiendo tal... lo que NO ES CIERTO es que en un aborto entre en conflicto ese derecho y la vida del que viene, como si el aborto fuera un método de anticoncepción -de no ejercer esa facultad, ese derecho- y la maternidad quedara en suspenso, que es lo que viene a pintarse. Y no. Antes de quedarse embarazada una mujer tendrá derecho a prevenir el embarazo, pero desde luego una vez embarazada lo que no es de recibo es decir que es su derecho el que ejerce sobre dicha maternidad al abortar. Ya es madre, simplemente deja de serlo eliminando aquello.

En fin, mucha tristeza porque desde luego yo no conozco a nadie que haya abortado y no te diga que no era madre de lo que abortó. Lo tienen clarísimo, no dicen "ejercí mi derecho a la maternidad", vamos, te explican que abortaron ... con mucho dolor a veces, con circunstancias complejas a menudo. Pero no lo ven ni siquiera ellas como un derecho a la maternidad o no...

Máster en Nubes dijo...

Sunsi, hice acto de presencia breve, la verdad. Un abrazo fuerte a ti y a tu colon mis respetos. Te quiero mucho, ya lo sabes.

Máster en Nubes dijo...

Totalmente de acuerdo aunque hay excepciones, Lolo. No tiene nada que ver estar con un hombre al lado que apoya que sola. Pero también hay casos para todo, casos en los que ella quiere abortar y él no, casos en los que él dice que apoyará tu decisión cualquiera que sea esa. Es variado, aunque hay más abortos de mujeres jóvenes y/o sin pareja estable.

Máster en Nubes dijo...

Anónimo, me parece que Cotta no ha dicho eso ni yo.

En mi caso he intentado exponer las circunstancias, algunas, y el modo en que una mujer, muchas mujeres, te explican la situación, la viven. Como ves se repite el "no puedo", el "tengo miedo" y el "estoy sola" (quizá hubiera sido mejor decir el "me siento sola").

Es cierto que yo creo que es más valiente no abortar que hacerlo aunque honradamente no me parece que el tema sea la valentía -que es un valor pero secundario, y mira que me gusta el valor- sino la justicia y el respeto a la vida que es lo importante y básico aquí, lo que está realmente en juego.

De igual modo cuando explico las situaciones no pretendo para nada ser sensiblera, sino mostrar qué pasa por dentro porque con el corazón te lo digo: si no entendemos qué pasa, si no vemos qué razones se esgrimen... mal podremos convencer no por fuera, por dentro... que es lo que importa. Para prevenir... y para ... digámoslo así curar y en su caso cambiar la ley.

A mí me da igual "ganar" o no una discusión sobre este tema, lo que me interesa es que la gente cambie de manera de pensar sobre el tema y que no haya abortos. No creo que el tema sea la ley, o no es solo eso, ni tampoco arrojar a la cara de nadie los argumentos, las razones, etc.. Es algo más profundo, es una batalla que se libra en la cabeza y en el corazón, en ambas partes. Y se gana persona a persona, incluso aunque hayan abortado, doy fe de esto.

Si las personas, las mujeres, no nos sentimos acogidas cuando metemos la pata aunque sea hasta el corvejón será difícil cambiar los corazones, las leyes ni nada.

Espero que lo entiendas, la verdad no está reñida con querer a las personas y, sobre todo, lo que está en juego es tan importante -la vida- que hay que intentar por todos los medios argumentar de un modo que se entienda, para acercar también posiciones, sin ceder en lo que es verdad.

Máster en Nubes dijo...

Modestino, algún día me gustaría hablar contigo de esto desde lo jurídico, yo ahí, como digo más abajo, no lo tengo claro. Un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Julio: mira, yo hoy alucinaba, mejor dicho, ayer, al escuchar a alguien en televisión explicando la igualdad. Te lo cuento para que te rías. "Las niñas siguen buscando un hombre que las proteja"... y lo decía la mujer, que no sé quien era, como algo malo... De verdad, yo creo que equivocamos las cosas y que parte de lo que pasa... es que hemos dejado de "pedir" y esperar cosas elementales, como es eso, protección. Que no es la de un guardaespaldas ni la física, eso es una simpleza, sino el amparo que el hombre da a la mujer como la mujer ampara al hombre de otro modo.

Pues no señor, no puede ser eso, que eres muy antigua o estás equivocada.

¿Qué nos queda si a un hombre no le puedes pedir que esté a tu lado no como un padre, claro, sino como un hombre?

Máster en Nubes dijo...

Soy de poca manifestación, más bien nada, y nada de esloganes ni lemas ni nada. Toda reunión de más de 10 personas no me gusta. Pero había que ir y luego seguir trabajando. Un abrazo, guapa.

Máster en Nubes dijo...

Olga:

Las dos sabemos que nuestro enfoque sobre el tema es distinto... y la vez igual en muchos aspectos. A mí me gusta hablar con las personas e intentar entender las posiciones sobre el tema. De lo mejor que yo he leído fue un post hace ya tiempo de Gomollón, ya no me acuerdo de cómo se llama su blog, pero lo recomendé a varias personas.

Sin ánimo de ser pelma -que lo soy- creo que el argumento de que el aborto legalizado establece las condiciones sanitarias adecuadas para evitar carnicerías varias, doctores que se forran y asegurar la seguridad de la que aborta... es un argumento que tiene una debilidad importante. Es como si digo que para que la ablación del clítoris se practique con garantías sanitarias la vamos a facilitar a través de la seguridad social, porque la práctica viene siendo suministrada en condiciones higiénicas infames en clínicas privadas ilegales o por los brujos de la tribu.

Perdona la comparación, pero es lo mismo o similar, vamos. Pensamos que la ablación del clítores es una bestialidad aunque consientan las mujeres, ellas mismas, y se somentan a una práctica ancestral bestial. Es la práctica lo aberrante, luego está además las condiciones sanitarias en las que se ejerce.

Pero no evitamos la ablación del clítoris -que es lo malo- "legalizándolo" o poniendolo en el sistema de sanidad público, Simplemente facilitamos que se haga legalmente... y eso sí, evitaremos algunas enfermedades adicionales como infecciones o muertes de mujeres por dicha causa...

Pues esto es lo mismo. El aborto legalizado, mejor dicho, despenalizado -que era la ley de antes- lo que hace es facilitar algo que es malo en si, aunque eso sí, garantizará algunas condiciones sanitarias... de protección a la mujer. Al feto, a la vida, en cambio no le garantiza nada, al revés: facilita que se le elimine ... sin ninguna garantía médica para él, por cierto.

Máster en Nubes dijo...

Veridiana:
Yo tengo derecho a elegir pero no a elegir sobre el derecho de otro a vivir. Esa es la falacia, por mucho que se quiera plantear como un conflicto de "iguales" no lo es. Podremos tener en cuenta todas las circunstancias y, en su caso, en peligro de vida para la madre se plantea un conflicto de peso, lo sé. Pero en los otros casos no es, por así decirlo, una ·"legítima defensa", no lo es.

Y respecto al yo no lo haría ... o sí tu lo harías... perdóname pero no es un argumento para legislar y nunca lo debe de ser. Ni en un caso ni en el otro.

Yo mataría a quien matase a mi madre casi con seguridad..., pongo por caso, pero ni se me ocurre decir que legislemos para que automáticamente este acto quede legalizado. Una cosa es lo que uno hace en un caletón o en un momento determinado... y otra que la ley vaya a legislar en función de los casos extremos o particulares, o que lo pretendamos.

La ley está para proteger derechos, para salvaguardarlos, no está para elevar lo que tú o yo haríamos. En otro caso estaría permitido el crimen pasional ;-)

Máster en Nubes dijo...

Alegre Opinador: totalmente de acuerdo contigo, me pasa igual. No obstante que alugnos del PP hayan ido a la manifestación no le puede arrebatar su sentido. Una cosa es denunciar su oportunismo... y otra no ir porque van ellos.

Y lo de la ley me pasa igual.

Y como he dicho el tema no es la ley solo, es también la cultura que hay y el silencio sobre este tema que es incómodo, que no gusta nada hablar de él, que hay poquísima gente que defienda a ciertos niveles y en ciertos ambientes para que no te tachen de carca, de machista, de facha, etc.

Hay una descalificación automática y cómoda y una adscripción falsa para hacer de esto un gueto, cuando no es un tema ideológico ni religioso. ´

Hay un miedo cerval a sacar el tema, a discutirlo con serenidad y argumentos... ´tambén a veces para no hacer daño porque todos conocemos a mujeres que han abortado.

Pero es que yo creo que esto es muy importante, que no es una tonteria de matices u opiniones, no es un tema menor, vamos. Es eso, vital.

Y sin obsesiones, y con amigos de todo tipo y opiniones, voy a decir siempre lo que pienso y voy a discutir con calma no por ganar algo, que me importa un guano. Es porque es importante. Y me de igual caer gorda o menos bien, perder amigos... me es indiferente.

Sombras Chinescas dijo...

Un tema espinoso de veras, sí señor. Y yo tengo mis firmes convicciones al respecto, pero debo confesar que no sé como reaccionaría si, por ejemplo, le afectase a un hijo mío.

Y, como de costumbre, hay que "echar merienda" para leer tus entradas.

Saludos.

Máster en Nubes dijo...

hola, JC, gracias y sí, es espinoso, mucho...

Te escribo ahora que te "tengo" que contar una cosa graciosa, creo. Y tienes mucha razón, soy una pelmaza, pero también hay muchos puntos y aparte y espacios... Parece más largo de lo que es... ¿cuela lo que digo? no, lo sé, intentaré reformarme... pero a veces no se puede escribir en corto, el tema lo demandaba, creo y el matiz en todo es importante, en esto más... no puede ser todo de un plumazo, me parece.