Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

lunes, 15 de febrero de 2010

"En tierra hostil" e "Invictus" (Esa cosa del valor que hoy tanto falta)



Leer cansa más que ver cine. Así que me aplico el cuento. Cuando no puedo más de trabajo, de escritura o de lectura en su caso, voy a al cine, que es lo que más me relaja. He visto dos películas fantásticas. No sé cuál me ha gustado más, la verdad.

La primera fue “En tierra hostil" (The hut locker), que me ha impresionado. Su directora, Catherine Bigelow, tiene también en su haber otra que me apasionó igualmente, “The widow maker”. Me gusta el cine de guerra,  el clásico y parte de lo que ahora se hace. Creo que en la guerra está lo peor de lo peor del ser humano, pero también hay destellos de aspectos interesantes. O yo tengo esa sensación, vamos. En este caso, es el valor que hoy, a todos los niveles, me parece, brilla por su ausencia en nuestro occidente, tan adormecido, blando, cómodo y terriblemente cobarde en líneas generales. Hay excepciones, por supuesto. Y no sólo en lo físico: intelectualmente hablando hay más cobardes en la actualidad que estrellas en el firmamento. España es casi paradigmático en esto: eramos valientes y grandes, pero somos hoy un país de cobardes y pequeños que hablan mucho, pero que están dispuestos a hacer en general poco. Y cuando alguien da un paso al frente es una sorpresa. Nos parece hasta raro y buscamos el rastro de la locura o del interés propio, tan mal acostumbrados estamos a que haya eso: gente más valiente que otra y más generosa que nosotros.

A mí el valor, la valentía, me interesan. Es uno de los temas que más me atraen. Creo que hay que diferenciar el valor o la valentía del simple arrojo o de la imprudencia, también de la locura de aquel a quien no le importa nada y, como no tiene nada que perder a veces, se arriesga a lo que sea. O sea, hay locos que no son valientes, simplemente no están en sus cabales. Pero hay valientes a quienes hoy llaman (llamamos) locos y no lo son en absoluto: es que son más valientes que otros, que somos (son) más cobardes, más cómodos. No todo el mundo es igualmente valiente, me parece. Sin embargo en la actualidad la valentía tiene mala prensa, es incómoda y no gusta nada. Y luego, como hoy todo y todos somos "iguales" por el maldito igualitarismo que se confunde con la igualdad, no se reconoce que hay gente más valiente, y es, en eso, mejor que otros,  digna de admiración, quizá no en todo, pero sí en eso, en esa valentía que demuestran en un momento dado. A mí por lo menos me parecen dignos de emulación también, ejemplares. Otra palabra o concepto maldito, ser "ejemplar" en algo. No: hoy lo mejor es ser mediocre, así no se molesta a nadie. Y por eso son los mediocres quienes suelen estar al frente, no solo en política, aunque ahí se nota más y es clamoroso. También en la empresa, en la universidad, en muchas partes, en todo este país donde estos años de progresía rancia se han sumado a los otros de franquismo y papá estado, y en donde una casta nueva de intocables mediocres se ha sumado a aquella otra casta ya antigua formada igualmente por mediocres. Aquí el mérito es visto bajo sospecha y el riesgo -empresarial o el que sea- es minimizado y nos da miedo. Solemos preferir las confortables faldas de alguien que nos proteja y cuya figura no sea grande, sino pequeña.  "Vivan las cadenas", bien lo sabemos, de antiguo ya viene, da igual aquel monarca o lo que tenemos, nos gusta ser esclavos, no libres: ser libres cuesta.

Esta película muestra el trabajo de los artificieros que desmontan bombas. En este caso en Irak, un lugar difícil, complicado, donde las tropas americanas con otras de otros países llevan ya unos años. Mal todo, complejo,  difícil. Realmente no sabes bien cuál es la solución si es que la hay, digo a nivel macro, de escenario político internacional. Esta película muestra parte de esa complejidad, no es lineal, no es de buenos, ni de malos, a Dios gracias. Cuenta casi como un documental (tiene la misma factura)  la pequeña historia de un hombre, de unos hombres, y sus contradicciones, pero también ese algo tan insólito como es el valor, que también puede ser en algún caso, como el del protagonista, la falta de encontrar un sentido al confort y a la vida “pacífica” de cuando uno vuelve a casa, cierto atisbo de locura hasta comprensible.

La escena del supermercado es de antología y una acaba por entenderle. Si la alternativa es poder (y saber, ay) elegir entre 200 tipos de cornflakes… o jugarse el tipo... casi te quedas con la aventura, el riesgo y la muerte, que es vivir al menos, lo otro son sucedáneos. En la vida muchas personas necesitan desafíos y no un sofá donde tumbarse, mucho menos un lugar donde arrodillarse y rendir pleitesía cada mañana de modo obediente y rutinario al consumo, al poder, al partido, a lo que se lleva, a lo que sea... para luego seguir quejándose. Cobardía y queja, mientras no se hace nada, hoy van de la mano: es seña de identidad muy propia en algunos lares. O, desde otro punto de vista: solo los cobardes que dicen "sí, señor" siempre y comulgan con ruedas de molino son los que progresan en política, en empresa y socialmente, por eso estamos como estamos.  Es sólo una opinión, aclaro.

La segunda película, "Invictus", es también estupenda, sobre Mandela, un personaje que parece, por así decirlo, todo lo contrario, pacifista. Pero es la otra cara del valor, de la valentía, creo, tan importante y necesaria como la otra, la del paso adelante: el líder sudafricano representa la resistencia, el valor de no devolver el mal con mal siempre, la concordia, etc. Otro modo de ser valiente.

Me interesa también mucho la paz que no sea el “no nos metamos en líos por si acaso”. O sea, algo más que dejar que el mal avance, no vaya a ser que le molestemos y nos haga daño, mejor calladitos y a lo nuestro. Un caso que se me ocurre muy tonto: el de Europa antes de que los americanos entrasen en la 2ª guerra mundial, que se ganó gracias a ellos, a los yanquis, siempre tan malos. Siento este dato, porque si es por los europeos, no se gana: dejamos que Hitler o la Unión Soviética avanzasen por pacifismo y no molestar a los grandes.

Tengo que reconocer que, más allá de Mandela, a mi me gusta mucho Clint Eastwood, el director de "Invictus", que es un tipo muy inteligente, nada políticamente correcto, que sabe contar historias como pocos (sabe la diferencia entre la piel dura y ser un tipo fuerte, son dos cosas distintas). Algún lelo ha querido "desmontar" a Eastwood con una biografía sobre sus debilidades o su "lado infame": hace falta ser tonto, por Dios. Que Clint no era una hermanita de la caridad ya lo sabíamos, no hace falta ser un lince para imaginarlo. Pero sus películas son estupendas... y la envida es siempre muy mala; de nuevo ese afán "igualitarista" de querer tirar por los suelos a los grandes: nadie dice que Eastwood sea el yerno o marido perfecto, me es indiferente ese dato a este efecto, sólo digo que hace unas películas estupendas, mejores que las de muchos otros. Todavía tengo en la retina ese final de "Gran Torino": toda una impresionante declaración de principios para el que fue pistolero del oeste, Harry el sucio, etc.

El caso es que esta película es sobre el perdón y la concordia, también sobre la inteligencia. Fue curioso hablar con Pepa, una buena  amiga, y que coincidiésemos las dos: es una película muy para España. Quizá debieran verla las altas instancias políticas del país, pero también formar parte de la educación para la ciudadanía y no tanta chorrada. No sé, me vino a la cabeza, ¿por qué será?, lo de la memoria histórica y personas concretas,  ese afán constante por querer dividir y no unir, intentar hurgar en viejas heridas, no por justicia -siempre importante-, sino para sacar tajada y rédito propio cuando no se sabe por dónde tirar, cuando no se vale ni se tiene peso. Da la sensación de que cuando alguien simplemente no sabe qué hacer, ni dirigir, ni gobernar, hay muestras más que suficientes, le da por abrir heridas que es lo más fácil. O cuando alguien no puede sacar adelante el trabajo de un juzgado, que es mucho, y le tienta la cosa mediática de estar en el candelero y ser importante, pues a lo mejor le da por ahí: no hay riesgo alguno en abrir heridas viejas, creo, eso es estar en la demagogia y encima a toro pasado, me parece. Es más difícil unir que dividir, sobre todo si se hace cuando no hay ya peligro alguno, a más de sesenta años vista. Es más difícil ser magnánimo que un resentido, que solo hay que saber azuzar y se suele ser cuando no se tiene valor, ni corazón, ni inteligencia . Pero es algo que se me ocurre al hilo de una buena película y de un líder nato, válido y valiente como Mandela, que hace todo lo contrario a lo fácil  y, encima, se reduce el sueldo, eso también: nada que ver con nuestra realidad política y judicial. No sé cómo se me ocurre esa asociación de ideas, ese contraste, tras ver "Invictus".

Mandela estuvo 27 años en una celda, preso, en unas condiciones infrahumanas. Esta película narra la celebración del mundial de rugby en Sudafrica y cómo el equipo nacional (odiado antes por ser identificado con el apartheid y lo peor de esos blancos afrikaaeners) logra “aunar” voluntades y entusiasmo gracias a que Mandela, ya presidente, no es un lelo, es alguien inteligente y bueno, ambas cosas. Al lado de otras cintas de Eastwood es menos interesante, pero es excelente. Freeman está muy bien, aunque el óscar espero que vaya al protagonista de "En tierra hostil", la verdad, y Matt Damon también. El rugby es un deporte de caballeros que juegan como si fueran hooligans mientras que el fútbol es lo contrario, hooligans que juegan como si fueran caballeros; que cada uno elija qué prefiere.

La figura de Mandela es lo que es un líder: alguien que, para empezar, se lidera a sí mismo, y no se permite la gran debilidad que es la venganza, el ajuste de cuentas o el resentimiento. Eso una persona no debe de permitírselo nunca, pero un presidente de una nación, alguien que hace cabeza, mucho menos: sin comentarios.  Luego, para añadir, Mandela es alguien que "pasa" de perder votos o apoyo: para eso está un líder, para decir lo que resulta a veces incómodo y no va a gustar nada, para empezar, a "los suyos", el sangre, sudor y lágrimas que dijo ya Churchill. La escena con su jefa de gabinete diciéndole que va a perder apoyo de "los propios" y él pasando es de las mejores, para que muchos tomasen nota, la tomásemos. Da igual caer mal, es lo de menos casi siempre: es una gran libertad que no importe nada lo gordo que se puede caer a veces, que el fondo de las cosas (la verdad, lo bueno) importe más que los votos o la popularidad.

Transcribo el poema de Henley, "Invictus", que Mandela recitaba en la prisión, un poema que inspira, la poesía tiene que ver con la supervivencia casi siempre.  Es el poema que da al capitán del equipo nacional de rugby. Se lo he mandado a hijos, a hijas, de amigos míos, en plena adolescencia: ser el capitán de uno mismo es mucho más difícil que cualquier puesto o mando en plaza, incluyendo la presidencia de un país. La valentía no es sólo el saber avanzar venciendo el miedo, sino la resistencia, el aguante, el extender la mano o el abrazo, a menudo mucho más difícil que el saltar para que te disparen  a ti el primero, el mostrar el pecho o la cara para que te la partan, porque no te importa y hasta le encuentras cierto placer a que te den y tú ya estás habituada a que lo hagan. Bien lo sabemos los adultos, bien que nos cuestan ambas cosas, el avance, pero también la resistencia. Cada día cuestan las dos, y se llega a hacer uno sangre si lo intenta de verdad, creo.

Lo dicho, dos películas estupendas sobre dos hombres en todo el sentido de la palabra (no de masculino, de persona). Faltan, con todos mis respetos lo digo, pero faltan.

INVICTUS (William Ernest Henley, 1849-1903)
Out of the night that covers me,
Black as the Pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul. -
In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed. -
Beyond this place of wrath and tears
Looms but the horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds, and shall find me, unafraid.
It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate;
I am the captain of my soul.

INVICTUS
Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

41 comentarios:

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Valor, resistencia, capacidad para ir a contracorriente siguiéndonos a nosotros mismos. Coherencia y voluntad...

¿Hablamos de otros mundos?

Máster en Nubes dijo...

Javier, pero están en éste, esos mundos, esas personas...: hay gente de un valor admirable. Muchos en trincheras diarias: gente que cumple con su deber y no piensa que si todos roban, defraudan o van a lo suyo... pues ellos van a hacer lo mismo, que tonto el último... El mundo sigue adelante por esas personas, no por los sinvergüenzas que los hay de todas clases.

Asier dijo...

Qué buen post, Aurora.
gracias por avisarme; me ahorro meterme con Clint Eastwood porque ya veo cual es la suerte que me espera...(que me gusta mucho, pero menos, por razones diferentes a las comentadas; de hecho no he ido a ver esta ultima pelicula).
Yo tardé un poquito en aprender que ser dueéno de uno mismo es lo que merece la pena. Pese a que ultimamente ando intentando quitarle un poco de mistica al devenir que es el vivir, esto me hace pensar mucho ahora que tengo un niño.
Creo que un bonito trabajo es intentar inculcar la serenidad, la seguridad y la disciplina suficiente a un infante para que tenga muy clarito que su vida y su obra le pertenecen.
Lastima que me llegase ese punto un poco mas tarde de lo deseado. Pero bueno, tampoco fué tan tarde.
Me gusta mucho cuando te pones trascendente (aunque asi dicho puea sonar a coña)
Besos,

Asier

jaimemarlow dijo...

Aurora, me ha encantado tu entrada.
Y me he acordado del poema If..., de Kipling.

Me gustaría aportar algo que valiera la pena en este comentario, pero ante tu post, lo único que puedo hacer es copiar y pegar:

If (Rudyard Kipling)

IF you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you,
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don't deal in lies,
Or being hated, don't give way to hating,
And yet don't look too good, nor talk too wise:

If you can dream - and not make dreams your master;
If you can think - and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you've spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build 'em up with worn-out tools:

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: 'Hold on!'

If you can talk with crowds and keep your virtue,
' Or walk with Kings - nor lose the common touch,
if neither foes nor loving friends can hurt you,
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds' worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that's in it,
And - which is more - you'll be a Man, my son!

Máster en Nubes dijo...

Asier, no todo Eastwood me gusta, por Dios, pero es un buen director y pasa de modas, corrientes o correcciones políticas de un lado o de otro. La independencia es admirable, me parece, como lo es la maestría al hacer algo, como dirigir una película, contar una historia, hacer un buen guión.
Y qué razón tienes, es que la valentía no es sólo eso de los soldados, es otra cosa y es eso que hacen padres y muchos profesores: ni sigas quejándote diciendo que tus padres, la vida, las circustancias o lo que sea, sé un hombre y sé responsable, no eches siempre balones fuera, no eches la culpa a los otros. En otro sentido similar al "My name is not my sky", el poema de la chica del otro día que colgué. Pero eso es lo que no se lleva hoy. Hoy hay que decir que todo es una mierda y que como todos se lo llevan fresquito yo sería idiota si no lo hiciera, que lo hay que aspirar en la vida es a ser funcionario, a que te dejen en paz, etc. Y no: por ahí no voy a pasar, no y no y no. Por eso me gustan las dos películas y muchas personas muy diferentes que son MEJORES, más VALIENTES, que hablan o escriben menos y hacen más. Para quejarse ya hay muchos.

Máster en Nubes dijo...

Jaime, me encanta el "if", mi padre como muchos de su generación lo enmarcaron y lo colgaron en los dormitorios de sus hijos para que no lo olvidásemos. Pero es difícil, cuesta y a mi no me sale.

Un abrazo.

Y con permiso y porque ya de decir estas cosas voy a ir a por otra a ver si escandalizo : esto de la cobardía que estamos viviendo es un pernicioso efecto de la "mala feminización" de la sociedad actual. Es decir, vivimos en una sociedad "cómoda" donde, aunque no sea justo "achacar" ese comodidad a las mujeres... (no hay virtudes propias de un sexo u otro) prima un sentido ralo falto de "empuje" más masculino. Como, por otro lado, vivimos en una sociedad en exceso violenta, ejemplo también de la fascinación de lo malo de los algunos tíos. A ver si armo la entrada bien sobre eso, si me sale. Por la estupidez a la igualdad o así, ya veré...

Y me falta por ver "la cinta blanca" que me dijiste, la tengo pendiente...

Suso dijo...

En Tierra hostil no me pareció una película de óscar. Está bien contada, pero ni siquiera la veo como película de guerra- si exceptuamos el duelo al sol entre francotiradoes.

Sorprende la frialdad de los irakíes contemplando inpertérritos las salvajadas que ven día sí y día también. A mi es lo que más me impresionó.Y la desubicación del tipo en el supermercado.

Quizás es que la vi la misma semana junto a la tramposa Precious- todo lo contrario a En Tierra hostil, que es sincera. Y la fantástica "The road".

No sé, exceso de chute cinematográfico

¡Nos vemos soon!

Máster en Nubes dijo...

Tienes razón, Suso, es "en la guerra" pero no de guerra quizá, me has dejado pensando...

No me fastidies con lo de Precious, estaba tomando fuerzas para ir a verla (hay temas que realmente no puedo ver, me cuestan un mundo, y a la vez ... quiero ver porque hay que ver de todo y aprender a contar historias, además eso...), pero si me dices que no vaya, que es tramposa, me ahorro los 7 euros.


Y "The road" voy a ir a verla aunque me dijeras lo que me dijeras porque tengo mi corazoncito y a mi Viggo Mortensen me encanta, no puedo evitarlo. No sé, chico, la edad, que es mala.

Suso dijo...

Precious, creo, te gustará.Hay interpretaciones memorables. Pero está llena de trampas, que las ves, donde juega con la sensiblería hasta el chapoteo.
Aún así, es imposible no conmoverse con esa historia.

Viggo, junto con Promesas del Este ,Una historia de violencia y, aunque algo menor,Good, de lo mejor que ha hecho en su carrera

Las hojas del roble dijo...

Quien no sea capitán de su alma, que se vaya a paseo.

Un beso, Aurora

Máster en Nubes dijo...

Suso, iré a ver las dos cuando buenamente pueda, me fío de ti pero es que además Viggo, ay, Viggo me encanta... (y me lo crucé un día en la calle ¡y no me di ni cuenta! Ajjjjj)

Julio, pues sí... pero gobernarse a una misma es lo más difícil, a mí por lo menos me cuesta, a veces sale y a veces no. Así que por fa, ten paciencia ;-)

Anónimo dijo...

Mira que eres, con lo cómodo que resultan algunos temas para tapar la ineficacia y la falta de valía personal, profesional.

Hay temas siempre recurrentes, y unos tienen unos y otros ... otros: acuérdate de la conspiración judeo masónica aquella.

O echa un vistazo a esos cobardes del cine que con todo lo de ETA jamás se han atrevido a hacer una película valiente al respecto, con lo que ha caído y con la que está cayendo. Ellos no, a lo fácil y cómodo siempre: a chupar del bote mientras van de progres y hablan de sí mismos como si hacer cine fuera estar en una trinchera.

Entre muchos supuestos intelectuales y artistas se dan los peores cobardes, Aurora, no lo olvides.

(F)

Máster en Nubes dijo...

Vale, que sí, que la cobardía no es patrimonio de nadie, como no lo es la valentía, F.

No creo ser una sectaria, ya he dicho lo de la casta de mediocres de antaño y el papá Estado de Franco, guapo ;-). Por eso el PSOE gobierna, porque es muy parecido a Franco en el fondo de la cosa esta, en lo "cultural" digo, alguien que "nos proteja" (Per y todas esas cosas, etc.), no sé, es una idea...

Y lo del cine español es de nota, gracias por decirlo, por Dios, ý encima van de "conciencia crítica" algunos... Como lo de los cocineros vascos: otros cobardes.

En fin, que estoy harta de tópicos y que luego los más libres no son los que parece que lo son o debieran ;-)

En fin, como decía alguien la peor censura es la autocensura, esa del "qué dirán"... "¿y si ya no me ajuntan y me echan del circulito ese, este o aquel?", etc. Y la libertad crea dependencia, como la servidumbre la crea.

Y venga, que tengo que acabar una clase y no puedo estar aquí...

Anónimo dijo...

Bueno bueno,a no meterse con los vascos...que hay muy buena gente y trabajadora.
ETA es otra historia, que son unos asesinos,pero hay que vivir allí para comprenderlo,y superar el miedo.

AGUR

Máster en Nubes dijo...

Anónimo:
No sé si eres Asier (que en cualquier caso eres bienvenido aquí y a mi casa, ya lo sabes guapo), alguien de mi familia (de los vascos ;-) no creo porque ya sé que no diríais eso) o un amigo (de los vascos, que también tengo ;-)

Seas quien seas, bienvenido y gracias poe el comentario. Pero te voy a contestar porque creo que debo de hacerlo.

A ver, yo no he dicho nada malo de los vascos... sino de los vascos que son COBARDES. Hay cobardes de todos tipos y clases, de edades y sexos, en todos sitios, no sé, me parece...

No sé, creo que hay una diferencia. Pero por si no queda claro con la entrada y el resto, lo explico más clarito, a veces soy un poco espesa y no digo todo lo claro que quisiera las cosas.

Diferencia entre cobardes y valientes.

Un cobarde es aquel que se mete con algo cuando ya no cuesta esfuerzo, a toro pasado, cuando ya es "árbol caído". Ejemplo: ser antifranquista ahora, pasado el tiempo. Hombre, se puede no ser cobarde y ser antifranquista, pero tengo la sensación, sólo es una sensación, de que valientes eran los que estuvieron DE VERDAD corriendo delante de los grises, en la cárcel o haciendo algo, no jugando al tute... pero bueno.

Un cobarde es aquel que utiliza la corriente "de moda" para situarse y sacar AHORA partido o rédito. Bueno, aparte de cobarde es oportunista, sería un oportunista-cobarde. Ejemplo: un antifranquista que ahora quiere abrir un proceso judicial a Franco, pasados cuarenta de su muerte. Olé tus cohones, menuo pedaso de jué que eres...

Un cobarde es aquel que va a lo suyo, a su "business", y los demás que arréen... porque sabe también que "hablar" es buscarse problemas habitualmente en el País Vasco, pongo por ejemplo. Tal es el caso, ejemplo, de los cocineros vascos. Muy simpáticos ellos, muy dicharacheros, muy excelentes en lo que hacen... pero unos cobardes por goleada y vuelta y media.

Pronunciarse y defender a las víctimas en el País Vasco -no aquí en Madrid, que no cuesta nada casi- es algo peligroso, bien lo saben ellos y ... otros que, en cambio, hablan allí, donde "cuesta" y no toman una posición equidistante entre ETA y quienes la sufren como si eso fuera lo bueno: se ponen de parte de las víctimas.

Cobardes, por poner otro ejemplo, es medio cine español, el Festival de San Sebastián, toda la progresía o al menos gran parte de ella ... que sale a meterse con la guerra de Irak, contra el chapapote y otras cosas con las que, por cierto, puedo estar MUY de acuerdo... pero que, oh cielos, callan como bellacos con 4 MILLONES DE PARADOS, que tiene delito, no se han pronunciado en su vida, y eso que lo tenían a huevo (caso del Festival de San Sebastián), en defensa de los ´más débiles... que no son siempre las víctimas de la dictadura chilena o argentina o griega...(que lo son también, por Dios, faltaría más...) sino todos esos precismente AL LADO, en su propio país, víctimas en ESTE MISMO MOMENTO... que han estado más solas que la una... cuando todos estos artistas, tan valientes, tan estupendos, tan con la boca tan grande para denunciar injusticias allá donde se produzcan... han callado como muertos. Perdón, como muertos no: como COBARDES QUE SON.

Cobardes han sido también muchos sacerdotes y miembros de la iglesia católica en el País Vascos, unos cobardes y unos infames.

Valientes son quienes plantaron cara a Franco en mitad de una dictadura.Quienes dicen lo que piensan y dejan de ser contratados o subvencionados de forma inmediata o de salir en los medios, etc. Quienes arriesgan su puesto de trabajo o su colaboración en un medio de comunicación, su reputación, etc., etc., etc. y se quedan a menudo más solos que la una.

Si no te queda claro la diferencia entre cobardes y valientes, sean vascos o de Castellón de la Plana, puedo seguir poniéndote ejemplos.

Todo dicho con mucho cariño y mucho respeto.

Por los valientes, siempre respeto.

Por los cobardes, ni media. No puedo. Y me gustaría serlo menos, ser mucho más valiente. De verdad, más libre.

オテモヤン dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Asier dijo...

Pues no, no era yo el anonimo.
Joder con los vascos! Pero que pesados somos, o sois, o semus todos. De todos modos, no me voy a extender con esto.
Pero por partes: de la clasificacion que haces, no estoy de acuerdo con los primeros a quienes citas, los que hacen leña del arbol caido. Para mi no son cobardes (o tal vez también) sino sobre todo innobles y pequeños.
Respecto a los cocineros: cuidadin! que no por no ser muy valiente se es cobarde; que estamos hablaando de que ademas, las decisiones que tomas pringan a otras personas; que estamos hablando de que igual te vas al otro barrio, como Korta o el ultimo de Azpeitia; que estamos hablando de que tienes familia, currelas... y de tu propia vida. Y no puede ser concebido como despreciable alguien por eso. Si no, todos seriamos despreciables y desde la barrera los toros se ven muy pequeñitos, pero de cerca pinchan.
En otros berenjenales no me voy a meter, en parte por hastio, en parte por desconocimiento.
Pero Aurora, tu sabes que a ti te tengo pelota, entre otras cosas porque me pareces una tia honesta y buena gente.
Por eso te perdono tus errores ;-) (eso es provocacion de la buena, jajajaja!)

Asier dijo...

Por cierto, calculo ,respecto a tantas peliculas sobre la época del franquismo, que cada uno hara la denuncia o la foto de lo que le salga los güitos (lo digo por el anonimo y sin animo de ofender)
Si estoy de acuerdo en que lo de los sindicatos en este momento es de traca. No tengo muy claro como se justifican sus sueldos.
E insisto: no necesariamente es cobarde quién no es valiente

Asier dijo...

Y por ultimo: No puedo estar mas de acuerdo con lo que opina el ultimo de los comentaristas hasta mi llegada.
Bien dicho!

Máster en Nubes dijo...

Eres la repera, Asier. Y yo también te quiero. Y lo de sex y chino me ha encantado... no lo voy a quitar, me hace gracia, no sé qué es, a lo mejor es una burrada y como no sé chino ni me entero... pero bueno.

Tema cobardes y valientes:

Es que a veces hay que ser valientes, ¿sabes?, porque si no, pasa lo que pasa... que es lo que pasa: que por h o por b (huy qué gracia) o por p, por n o por v... vamos callando, contemporizando y al final se crecen.

Eso es lo que pasó con Hitler, y tantos. Y es lo que pasa en tantísimos sitios, pero muchos ¿eh?

Hombre, es posible que la valentía o el nivel de valentía de algunos no sea "exigible" a todos, pero creo honradamente que estamos como estamos en tantas cosas precisamente por eso: por no decir "no", por no hablar...

Ya sé que hay familia, me lo vas a a decir a mi que la tengo en sitios muy incómodos, pero mucho. En fin, es lo de menos lo personal en este caso. Lo de más, Asier, es que en esta vida hay cosas más importantes a veces que la familia, fíjate lo que te digo.

Si pensamos que la familia es lo más importante... podemos acabar como los sicilianos, como la mafia, queremos mucho a nuestra madre y a nuestros hijos... pero nos da igual que maten a otros ¿lo entiendes? No. La ley del silencio no es buena, sea la omertá o esa especial ley del silencio que se ha instalado en tantas partes, no sólo en política.

No estoy nada de acuerdo. Por ser valiente se deja a veces de ganar mucho dinero, Asier, también ahí duele ¿sabes?. Y no pasa nada, o sí pasa, pero es lo de menos.

De toros y barreras hablamos en privado cuando tú quieras.

De gente que salta al ruedo, político y otros, también. No aquí y en público, pero ejemplos los tengo muy cerca, cerquísima.

Insisto: estamos como estamos porque no se dicen "noes" suficientes. Será comprensible hasta cierto punto, será humano... quizá. Pero también es humano el ser héroes o el ser simplemente valientes y el mundo se hace con los valientes, creo. De muchos tipos. Con los cobardes, se hace poquito. A todos los niveles.

Hablar cuesta amistades, para empezar, y luego dinero, y a algunos la vida. Que no todos puedan tener el mismo nivel de valentía, vale. Pero que encima digamos que no se puede hacer otra cosa, no. Hay algnos que las hacen y son por eso MEJORES. Lo siento, hay gente MEJOR que otra porque es MÁS VALIENTE. A eso me refería con la entrada y con el resto. Decir que "no se puede hacer otra cosa" no es cierto.

Asier dijo...

Yo solo puedo aspirar a ser mejor que otros diciendo piropos, Aurorisima, guapérrima!
A ver si nos podemos ver este finde, me vi a organizar agenda y finanzas.
Por cierto, el chino ha debido coger el avion

Máster en Nubes dijo...

perdona lo pelmaza que soy y que tenga que decir la última palabra siempre. Pero esta vez es para decirte joé que vengas, que hay unos vuelos baratos y que tienes aquí tu casa, hermoso...
(el chino le he borrado porque me ha dicho una amiga no sé qué de un virus y me ha entrado miedo) Besos, guapo...

Asier dijo...

Pues no te vas a quedar con la ultima palabra, mira tu por donde!
Olvidaba decir que también soy el mejor comiendo alubias y potajes!

Anónimo dijo...

Pues ya será honesta y buena gente,pero es una ignorante y una "valiente" por decir lo que no tiene ni idea y se lo cree, y lo lanza en un blog y se cree la mejor la más listilla.(y a los muertos que los entierren y no se hable más,se ve que no le tocó)

¡ Así nos va en este Pais de ignorantes!

Ahora borralo.

Máster en Nubes dijo...

Anónimo: no sabes lo que me gusta que entres y comentes... sobre todo. Aunque no sé, fíjate qué tontería, pero yo tenía la idea de que un anónimo era algo de cobardes cuando era decir algo y esconder la mano.

Pero claro, será que es una idea antigua mía, es posible y que los anónimos sean valientes.

En cualquier caso no creo haber dicho nunca que yo sea valiente, sólo que me admira la valentia de otros, creo, al hilo de dos películas muy diferentes y complementarias y luego, al hilo de los comentarios, por lo que veo y digamos que he vivido con gente que conozco y tengo muy cerca.

Pero en fin, si te he molestado con algo, mis disculpas. Nada más lejos que mi intención, te lo prometo.

No sé, sé que enterrar a los muertos es muy importante, pero también tengo la sensación, y es posible que me equivoque con esto, de que los ineptos de todo tipo aprovechan cualquier corriente para apuntarse un tanto, el que sea, cuando tienen poco detrás y ni idea de gobernar (pero esto es también discutible, quiero decir que quien nos gobierna lo esté haciendo estupendo-...). O, en su caso, de otros que aceptan dinero -aunque está por demostrar- de quien juzgan y es banquero.

Ya sabes, ideas un poco extrañas: los jueces atentos a los medios y que a toro pasado quieren abrir un juicio histórico al franquismo me producen al menos cierta sorpresa. Pero vamos, que habrá opiniones y respeto tu valoración seguramnete más acertada que la mía sobre el presidente y un juez estupendo...

Simplemente me quedo con los que estuvieron en la cárcel y con quienes teniendo recursos hoy suficientes para ganarse la vida, escribir o lo que sea, no necesitan cubrirse con cosas tan importantes como dónde están unos muertos. No sé, permíteme que dude de la honradez a veces de algunos ¿puedo?

O sea, que me parece importante que la gente quiera enterrar a sus muertos, pero que creo ver, aunque estaré quizás equivocada, una utilización por ineptos y aprovechados del tema.

Pero vamos, que perdona, ¿eh?, por la ofensa, estoy convencida de que tú si lo eres... (valiente, digo).

IKER dijo...

¡ Esta tía no tiene ni idea es una Xenófoba y Fascista !

Máster en Nubes dijo...

Huy, ya lo echaba de menos ...ç

pero me sorprendes iker

¿xenofoba?

¡Pero si estoy liada con un mulato cubano, por Dios bendito....!

Lo de fascista cuando alquien no está de acuerdo... me parece más coherente... Quiero decir, más habitual: todo aquel que no está de acuerdo con vosotros... es tildada de fascista inmediatamente.

Ay...

Bueno, me voy a dormir que esta fascista y xenofoba tiene mañana que levantarse a las 6 am.

Hala, con Dios (si no es ofensa...)

Anónimo dijo...

Mira, que no hace falta que te enrolles,yo no sé si soy valiente, ni me interesa, tengo una familia y ya tengo bastante.y un pasado" enterrado" y lo que no se hizo bien hay que decirlo aunque pasaran 40 años o 1000.En Alemania lo han hecho,¿porque aquí hay tanto bombo?
Y tantas cosas...

¡ Qué Dios te conserve la lucided !

Anónimo dijo...

Mira que no te enrolles, que yo no sé si soy valiente, ni me interesa ya tengo bastante con mi familia, y con un " pasado enterrado" Y ni 40 años ni 1ooo tienen que borrarse de la memoria de la Humanidad los destrates cometidos.
Y tantas cosas...

Tú en tu mundo, te deseo que seas muy feliz, pero no hables lo que no sabes.

Máster en Nubes dijo...

A ver, anónimo, de nuevo te lo digo.

Mira, yo no quiero ofender y no he dicho jamás que no haya derecho a enterrar a los muertos. Simplemente he dicho al hilo de una crítica de dos películas que me gusta la valentía y he dicho también que no vivimos en un país de valientes. Y también, es cierto, he dicho que algunas personas como es nuestro presidente del gobierno le falta talla, talle político, saber hacer... y que, desgraciadamente, se dedica a desunir, y no a unir.

También he dicho o más bien he sugerido en la entrada, y luego en los comentarios, que un juez concreto tiene más de vedette que de juez y que quizá sea alguien que le gusta salir más en los medios y apuntarse un tanto mediático y populachero que cumplir con su deber y ser honrado...

Bueno, eso lo acabo de decir ahora, pero en fin, lo mantengo.

En cualquier caso te agradezco mucho tu lectura y visita y comentarios, de verdad.

No sé, yo creo que de derecho algo sé, pero vamos, es posible que seas tú el experto en eso y en lo demás.

En cualquier caso insisto en lo mismo: enterrar a los muertos es un derecho. Dicho esto, insisto en lo mismo: este tema está siendo utilizado (ha sido utilizado) por un presidente inepto y, en el caso del juez con lo de querer abrir un juicio hístórico al franquismo, me parece que no tiene sentido y que es un oportunista. Lo de corrupto queda pendiente ¿no?

Y bueno, que es lo que creo, y que todo el mundo tiene familia, me parece.

Lo de Alemania te ruego me expliques detalladamente qué han hecho ahora, no sé a qué te refieres, si es que Merkel o los jueces alemanes han emprendido recientemente un juicio histórico. No sé, no recuerdo, pero tú sabes más quizá de esto ¿no?

Bueno, y lo demás, no sé, si te parece con la que está cayendo yo creo que podríamos sugerir a Garzón o a los jueces que se pongan, como tú sugieres, a hacer un juicio histórico al Medioevo, no sé, también a Fernando VII, como dices que lo de los 1000 años es indiferente y la justicia española está tan sin trabajo o el gobierno, yo creo que sería bueno darles trabajo.... que es que no tienen... ¿te parece, anónimo?

Y entiendo que no te interese la valentía, no a todo el mundo le interesan los mismos temas...

Y me permitirás que me enrolle en mi blog si quiero.
Ay, no, perdona, no vaya a ser que venga un comisario político y me empapele... por decir lo que pienso (la vida privada ha muerto que decían en la peli de Zhivago... )

Con afecto siempre. Venga, no te enfades...

Asier dijo...

Hale, Iker, con dos cojones!
No digas bobadas, por favor

Asier dijo...

Ahi me temo que no vamos a estar de acuerdo.
Yo, ya lo sabes (y si no te enteras ahora) creo que por parte de los que perdieron la guerra se creo un maniqueismo bobo que tiende a idealizar a LOS bandoS republicanos, entre quienes estaban varios que de democraticos tenian lo de mi ex-gato.
Pero queda una deuda de la transicion, que es la de decir "bueno, aqui no ha pasado nada' ante un régimen ilegitimo. Y si me parece oportuno que esto se condenase, porque es como haberse reido a la cara de mucha gente, que ha tenido que tragar.
Se puede matizar sobre esto y ha sufrido todo quisque, pero con una condena simbolica por parte de todos los partidos, se podria haber aprovechado eso.
Y en esto no creo que el presidente tenga nada de oportunista. Simplemente, pertenece al bando de los agraviados durante 40 años.
Si hay partidos politicos que sean lo suficientemente tontos como para no hacer ese gesto simbolico, pues asi seguiremos sin entendernos durante mucho tiempo.
PD: Ijker, no seas gilipollas y utiliza los términos con correccion. Seguro que Aurora no es de tu opinion politica. Pero lo de fascista queda un pelin usadito y no creo que sea alguien a quien pueda aplicarsele siendo justo

Máster en Nubes dijo...

Vale, Asier, pero no estoy de acuerdo, daría para una conversación larga, Zapatero NO es el del bando de los agraviados, tiene, como todos los españoles, 1 de un lado y otro de otro... y desde ahí hace leña, pero en fin.
Podríamos hablar de la transición y de cómo se hizo... y de cómo 20 años después de ésta va y llega este tipo con este tema como sacado de la chistera, como otros: cuando alguien no tiene nada, cado de este, Bibiana y otros que son de tirar, tienen que tener "temas" tipo este ... para ¿gobernar? Por Dios, pero en fin, lo voy a dejar, ya lo discutiremos.

En cualquier caso lo de que me llamasen xenofoba y fascista por decir lo que digo da idea del percal que se gastan: ese es el tema Asier. Que una es una xenófoba, que no creo ni que el anónimo sepa lo que es... ¡por decir que no está de acuerdo con la utilización política del presidnete o con un juez1

Coño, es como si yo te llamo ¡de la LCR por no pensar como yo!

Te digo que precisamnete ESO es lo que ha azuzado el presidente, ESO: llamar fascistas a todos los que no piensan como él... aunque él NO piensa..

Anónimo dijo...

Sin insultar Asier...
Y lo de fascista estará muy usadito pero se sigue usando, muchos de los juezes son de la hornada Franquista.Y mira que no me apetece seguir, que esta neska polita tiene bastante con soportarse...

Máster en Nubes dijo...

qué bien ¡sigues aquí! Venga, guapo, sigue, que me encanta ¡crece el contador! ¿sabes? y me gusta mucho que haya gente en mi casa...

Se me ocurre un mejor insulto que franquista ¡ibérico! no sé, godo, visigodo... alano, vándalo, celtibérico ja ja... lo digo por lo de la historia, chico...

sigue, por favor, para ser lo que dices tienes demasiado interés en un pobre blog de una pobre neska...

Asier dijo...

Lo siento, chavalote, pero lo de los insultos lo has empezado tu, con alguien a quién aprecio.
Y por supuesto que hay mucho derechon, y hasta fascista suelto. Pero es que tienen derecho a existir. Y Aurora ni opina como yo, ni falta que le hace. De hecho, hay un monton de cosas en las que tenemos opiniones contrapuestas. Pero puedo asegurarte que es poco dogmatica (lo que equivale desde mi punto de vista a poco idiota), tiene ideas elaboradas y se apunta bastante a lo del vive y deja vivir, por lo cual, cuando me entras a ee trapo y en esos términos, me creo autorizado a hablarte como lo he hecho. Si todos cambiamos, de tono, me apunto.
Y por cierto, yo tengo muy poquito de fascista tampoco.
Qué bien, hoy me toca niño y puedo leerte a gusto.

Asier dijo...

Por cierto, Aurora, si hay que ser justos hay que serlo con todos: aunque tenga en poca consideracion a Zapatero, por incapaz, no le he oido llamar FASCISTAS a los que no estan de acuerdo con él.
Y ahora, si me tengo que pegar con Iker y contigo, solo os pido que guardéis un orden a la hora de repartir palos.
Saludos, fermosa

Máster en Nubes dijo...

en fin, pondré la otra entrada luego.

No creo que el tono de la crítica de cine ni lo que he dicho sea para ofender a nadie, jamás he dicho que no a enterrar cada uno a sus muertos..., salvo que se ofenda cuando no estás de acuerdo, simple y llanamente.

Aquí la única persona que ha insultado con algo de risa son quienes me han llamado xenófoba (ya verás cuando les enseñe a mi cubano ja ja), fascista y franquista. En esa retahila está todo dicho del perfil y profundidad intelectual de quien llama eso a otros, por Dios bendito, anda que no es antiguo.

Y por cierto, los jueces o los fiscales o cualquiera de la carrera judicial que esté hoy en el cargo... no es ni franquista ni no franquista. Franco murió en 1975, la gente que es juez o fiscal HOY no pudo ser franquista ni nada, porque eran niños en aquel entonces. No doy crédito a la sarta de estupideces de gente anclada en el pasado, por Dios. Es como si yo me pongo a decirle a alguien si es carlista o partidario de la misa en latín, liberal de los de Isabel II o partidario de los fueros...

Pero en fin, que nada: que lo de enterrar a los muertos es de cajón pero que no estar de acuerdo con un presidente incapaz (¿o es capaz acaso? a las pruebas me remito) y con un juez que abre procesos a quienes ya no están (lo cual es al menos una estupidez supina) debe de estar penado en el cielo de algunos.

Así que eso, nada más. Siento no estar de acuerdo y desde luego no he querido ofender jamás a los muertos de nadie.

veridiana dijo...

¡ Caramba Aurora,qué movidilla teneís en este espacio!

Mira,yo no he nacido en el Pais Vasco,pero vivo, y me considero parte,y tengo mucha familia nacida allí.Es gente maravillosa y supongo que como en muchos sitios habrá de todo.Algunos hacen mucho ruido y cosas peores, yo creo que si fuéramos menos soberbios y respetáramos las ideas de cada uno seriámos mas felices.
El que preside un Gobierno ya sabemos, que siempre estará a la mira del Pueblo.
Hola Asier,hola iker.

Pero se hablaba de cine ¿no?
Me encanta el cine, pero estas pelis las tengo pendientes.

Un beso Aurora ¿ sabes que me encanta ese nombre? tengo una tía que se llama así.

Máster en Nubes dijo...

pues sí, movidilla está la cosa, pero en fin, ya digo que sin ánimo de ofender escribí una entrada sobre el valor y la valentía que al parecer molesta, no sé, realmente no lo entiendo.

Y yo tengo familia vasca ¿sabes, Veridiana?, por eso creo que sé de lo que hablo cuando hablo de valientes, no sé, tengo cierta idea, me parece.

Jamás dije nada en contra de los vascos, sólo dije que hay gente que se calla por miedo y que hay gente que es valiente y defiende a las víctimas o es ella víctima en los comentarios. Pero debe de ser que recordar eso molesta a alguien, no sé. Y que hay que ser neutral quizá en este tema...

No llego a entender bien que decir que cuando alguien defiende a una víctima y no se situa de modo equidistante entre quienes esgrimen una pistola o se aproevechan de ella y sus efectos... y los que mueren por dicha pistola... sea provocar o meterse con los vascos.

Pero claro, habrá opiniones y yo doy la mía, simplemente: me gustan las personas valientes más que los cobardes, creo que al menos se me permitirá decir en mi blog eso. En el País Vasco, en una empresa, en la universidad y donde sea: prefiero a un valiente que a un si señor y a alguien que se calla por miedo. Podré entender el miedo pero desde luego no creo que sea la única opción, hay gente que supera el miedo y creo que gracias a gente así, que "vence" el miedo, muchas cosas salen adelante mejor, no sé, me parece.

Y los que ponen en riesgo su vida creo que al menos son dignos de admiración y no valen lo mismo que quienes callan y otorgan.

No he dicho nada más ni nada menos.

veridiana dijo...

Ya...pero son temas muy delicados y hay mucha gente que ha sufrido y sufre, y el que calla a veces, no es porque quiere.

"Mundo cruel"

Bueno, vamos a animarnos.Yo me voy ahora para Madrid y tengo tantas cosas que ver...Te contaré.