Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

jueves, 28 de enero de 2010

Tusitalas en la red (Y 2 de Escrituras, bitácoras y demás)


Siento la tardanza. Es lo malo de leer y preguntar a gente que sabe, no tienes manera de acotar el tema y cerrarlo. En fin, sigamos con el tema ese de literatura en la red, sobre lo cual ya hay mucho escrito, voy a ir enlazando algo, poco.Yo creo que a quien le gusta escribir, contar historias, le basta una servilleta de bar, un oído y, si me apuran, hasta su sola cabeza donde “maquina”. De hecho, ya conozco a más de uno que lo hace así: un pobre papel de servilleta de bar para un poema; un amigo que se inventa un cuento en diez minutos para que se duerma su hijo; una ama de casa muerta de risa pensando en qué hubiera pasado si … llega a casa y lo escribe, etc.


Claro está que luego hay mucho más, lo sé, pero el inicio es ese, luego 200 horas escribiendo o muchas más. Creo, por eso, que internet, las nuevas tecnologías, tienen algo que ofrecer, pero no todo a quien escribe. Algo, mucho: libertad para empezar (aunque antes uno tiene que tenerla), nuevas herramientas para seguir, exposición, llegar a gente sin intermediarios, y también, confusión. Eso, también: por eso creo que hay ir en un poco como dice Sabina en la canción, pasándolo bien e ignorando lo que no vale la pena...

Tiene internet algo que decir a los tusitalas en dos sentidos: a) como soporte y, además, herramienta que puede permitir contar las cosas de otra forma (como ocurre con el cine, la radio, etc.) y b) de modo secundario, pero importante, como apoyo para darse a conocer, como instrumento de marketing o promoción, y, también, de comunicación con el lector, etc. Ambas cosas a veces se mezclan.

Hay gente que está experimentando con lo que respecta a a), es decir, en qué modo un blog (y otros instrumentos afines, similares, sería largo de contar), por ejemplo, te permiten –con todo lo que conlleva, hiperenlaces, música, poner fotos, etc…- contar de otro modo que no puedes contar si escribes en papel, tanto como modo de narrar como en otros aspectos… A mí esto me da un poco de yuyu y sigo pegada al texto “tradicional”, pero quiero aprender, necesito hacerlo. Tengo un par de amigos jóvenes y "alternativos" que me están enseñando, porque ellos ya son maestros y no les “da miedo” (cambio lo que yo sé -poquísimo- … por lo que ellos saben, en ello estamos, no podemos pagar dinero).

Todo eso me interesa mucho, tanto como escribir para televisión, cine o radio. Creo que a quien le gusta escribir y contar historias le apetece a menudo hacerlo de otra forma que no va a ser “en libro en papel –ni incluso electrónico- para que se lea”. Personalmente creo que hoy las historias las cuentan no sólo los escritores de libros, sino los que hacen cine, series de televisión, y, sin duda alguna, los que escriben canciones, los que hacen los vídeos de esas canciones, etc. Si yo pudiera, me encantaría poder hacer todo eso, probarlo al menos, explorar nuevos campos. Me encantan los libros, las novelas y los cuentos, pero creo que no hay que apalancarse en ello y que, por ejemplo, aprender a hacer un monólogo para algo como el club de la comedia, o un texto para un café teatro, o saber “adaptar” algo que has escrito para la radio o hacer ex novo algo para ella, o dejarlo que otros lo hagan y confiar en ellos, si lo que realmente te gusta es contar historias, es una vía importante de crecimiento: atreverse, jugar, explorar, acertar y fallar sin miedo. Al final las historias están en la calle, en una pantalla, en el aire, en una canción, es también donde viven esas historias...

Pero internet, en mi opinión, ha dado más a los contadores de historias, digo más allá de las posibilidades “técnicas” de modos de narrar, que creo, con mis respetos, que son pocos todavía los que se atreven, o quizá yo es que me muevo todavía aquí en un entorno muy tradicional donde el blog es “reflejo” o un pequeño expositor o banquito de pruebas… Esto lo digo porque he echado un vistazo a blogs de escritores consagrados, y en su amplia mayoría son expositores de sus novelas, herramientas de comunicación de su obra … pero no veo mucho de “narración on line”, “on demand” o juegos varios al respecto, más bien veo modalidad B)

El otro día hablaba con un amigo bloguero y escritor que está en la radio y tiene un personaje de ficción allí (también en el blog) que él ha creado: le di la enhorabuena, me encanta ese tipo de cosas, tendría que haber muchas más, por Dios. Se hace radio, y no cuento ya televisión, como hace décadas, no se innova nada o casi nada, digo en el ámbito de narración, no en la basura, y se olvidan cosas, como el teatro radiado o televisado, que eran estupendas. Se puede hacer mucho de lo antiguo y de lo nuevo, sólo hacen falta ganas y gente que entienda que contar historias es importante, bonito, divertido y necesario, algunos ejemplos ya hay en nuevas emisoras. De igual modo el otro día acudí a un recital de poesía: sí, no se ha hecho para leerla solo en una habitación y en silencio, que también, sino para que alguien la recite ¡qué gozada oírla así en una voz irlandesa y apasionada! Pues claro que hay nuevas y antiguas formas de contar historias o de escucharlas... no todo es un libro y alguien leyendo.

Yo leo un blog donde se ha creado un personaje que ha nacido en la red y que es literario a más no poder, para mi es un ejemplo bestial de literatura, me encanta, me apasiona. ¿Es su fin ser publicado alguna vez? Puede que no, y por razones diversas, pero la red ha permitido crear literatura de una manera fantástica, saber que ese personaje tiene lectores, interesan sus andanzas y reflexiones ... de ficción. Que ahora pase al libro o no ese personaje casi es lo de menos, pero tiene ya por delante lo que tiene y se podría avalar ante un editor: todos los que le han leído, comentado, entrado, etc. Algo que, si se hubiera lanzado directamente a la calle, en papel, quizás no los tendría, habría pasado desapercibido posiblemente ante todo lo que se publica cada día en papel, una barbaridad. Así que, curiosamente, porque ha nacido en internet, en parte de una manera mucho más libre, más independiente ... se ha podido hacer un hueco. Y por la calidad, desde luego, le sobra. ¿Quiere dar el salto ahora al papel? Lo tiene a huevo, cuando quiera y como quiera, no tengo ninguna duda. Otra cosa es que el autor no quiera por lo que sea.

Y es que así llegamos a la posibilidad B, esto es, de marketing, comunicación, promoción y “áreas” afines de lo que internet ofrece, un blog en concreto. Supongo que esto va a sonar pragmático, pero me es igual: los blogs ayudan a llegar a las personas; a un editor que se pasa por ahí y puede interesarle lo que escribes y ofrecerte publicar; y, sobre todo, un blog llega a lectores, que se “venden” muy caros. Es el que más caro se vende.

La atención del lector, tener lectores, es el “bien” más escaso y más preciado hoy en día… para un escritor. El lector es el cliente final, no lo es el editor, que es un intermediario importante y a veces imprescindible, como no lo es tampoco otro elemento fundamental que es el librero (no voy a poner aquí todos los datos que tenía al respecto, pero con echar un vistazo se ve qué es lo que va a pasar con ellos).

Y hoy los lectores están muy ocupados leyendo y haciendo 200 cosas, es un caso paradigmático de la “economía de la atención”: que te dediquen 10 minutos a leer es un milagro, comenten o no comenten, casi es lo de menos. Que sigan un relato no un día, varios, puede demostrar algo: que interesa lo que cuentas. Que vuelvan un día tras otros, que te digan quiénes son, su edad quizá, su perfil… te va dando información muy valiosa. ¿Al que escribe esto le preocupa? Pues asumo que depende, a mí me interesa. Y me interesa porque sé que aunque sin lectores haya escritura –que es independiente, se escribe porque se quiere, no podrías dejar de escribir aunque quisieras- la lectura de otros es muy gratificante, te da ánimos para seguir adelante. Y aunque no orientes tu escritura jamás en el sentido de ser complaciente, -para eso hay que ser de otra manera- sabes que él o ella están ahí y se merecen algo bueno, en tu medida, claro, pero bueno. Se merecen lo mejor que tú puedes dar.

¿Escribir para el blog o fuera? Supongo que hay escuelas y todas son buenas. Creo que los lectores del blog se merecen pasárselo bien y que tengan cosas que son para ellos, que no son un banquito de pruebas y que “lo bueno” lo vas a publicar fuera … dejándoles a ellos con “las sobras” o lo que no has currado o te gusta menos. Pero me parece respetable todo, faltaría más. Es cierto que cosa que cuelgas, cosa que luego no se puede (teóricamente) publicar; pero en mi opinión, que me equivoco seguro, creo que es bueno mostrar de una manera abierta, sin miedo, y de un modo en cierta medida derrochador, como si te sobraran los textos ;-),  parte de lo que tú puedes hacer, lo que estás también aprendiendo. Te nace hacerlo. Te lo pasas tan bien haciéndolo... que quieres compartirlo, no hay más. Te expones, claro, pero no a lo tonto: registras todo y, también, como ésta es una plaza pública, eliges, si quieres, cómo quieres estar y con quiénes te tomas una copa, no es obligatorio nada (trolles y mala leche de color ya verde, se ignoran siempre: a la basura directamente, al fin y al cabo el blog propio es tu casa y no vas a permitir que te suelten un escupitajo verde).

Creo que el blog es expositor parcial de algo, y es una herramienta estupenda para apoyar un futuro libro en papel, y otras publicaciones, también a alguien que empieza o se consolida escribiendo, hay de todo. Creo también que tiene “vida” independiente y, si lo sabes manejar, puede ser un lugar estupendo de diversión y crecimiento, de inicial contacto con gente, en mi opinión sabiendo también que la vida está fuera de una bitácora, siempre. A mi lo virtual me gusta hasta un punto, la verdad.

Tema del libro electrónico: creo que va a ser el futuro y, de hecho, acabo de hablar con una agente que no entendía que alguien nóvel y sin publicar nada todavía en papel no vaya a negociar nada que no incluya eso, los derechos electrónicos. "Y esto ¿por qué? ¿No quieres ver en papel las cosas? ¿No son tu máxima aspiración?" En absoluto. Idea clara: salvo que seas Dan Brown o alguien clásico de toda la vida, un libro, con una buena promoción, de las buenas, buenas (y distribución, ya eso ni menciono, pero en fin,...) dura, como mucho, un mes en novedades. Y eso, con suerte. Luego pasa a otra vida, ni siquiera a un estante a veces en la librería. Se acabó la historia prácticamente. Ir a una librería y ver lo que hay... y lo rápido que se mueve el stock, lo que devuelven, etc... es una cura de humildad estupenda, pero también da idea de que "sólo ahí" no puede ser, a mi me parece. Y no hay que empeñarse a jugar a un solo caballo, jamás. Los huevos siempre repartidos.

He pedido libros de amigos en librerías y otros que ellos me recomiendan... y me han tardado mucho en traerlos. Y me dicen amigas, oye “el libro ese de Cotta no lo conseguimos” (es un caso cualquiera, hay otros muchos). Yo pido a Amazon.uk algo y lo tengo en 3 días, y pido algo aquí a una librería española y me tardan a veces 10 o más, o ni lo encuentran. El libro electrónico TIENE que ser una posibilidad precisamente porque FACILITA la vida al lector, que compra a veces por prescripción de otros, nada más efectivo que el boca a boca, especialmente si eres pequeño o empiezas. Y muchos lectores somos impacientes y si no lo encontramos, nos ponemos a otra cosa... Se compra también por impulso, y los impulsos cambian. En general el mercado editorial es un mercado “long tail” (la lectura del libro en cuestión es fundamental para entender esto): muchos pequeños. Hacer la vida fácil a los 300 lectores que puedes llegar a tener… (no muchos más) es fundamental. Y poderse bajar el libro pagando algo fundamental. Yo hago ya casi todo por internet: alquilo casa, pago al banco, etc. Y compro de todo, hasta los congelados. Naturalmente, junto a la edición electrónica, es fundamental la posibilidad de que en papel yo lo pueda adquirir directamente al editor sin retrasos ni que me den la vara en exceso. Economía de la atención y de la velocidad: la gente no tiene tiempo para que les liemos con 3 gestiones más que añadir a las muchas que ya hacen cada día, están para que se lo pongamos lo más fácil posible si les interesa lo más mínimo leer lo que escribimos.

He leído con atención un libro que recomiendo a quien le interese “Marketing para escritores” de Neus Arqués (está en Alba, donde están también manuales sobre escritura muy buenos). Escribir es una gozada, se pasa bien, que te publiquen “en papel” es la caraba. Pero no todo se acaba ahí, ahí es donde empieza otra historia que no hay que olvidar, otros deberes que hay que hacer. Y hay muchas velocidades en las que trabajar, muchos campos, o tú te colocas con tu obra a su lado… defendiéndola, vendiéndola, intentando que se lea… o es una labor que, salvo que estés consagrado y seas muy famoso, nadie va a hacer por ti. Llámalo vanidad o lo que sea: da igual. Los blogs ayudan a ello, y no es un desdoro. Porque detrás de muchos hay mucho trabajo de escritura constante, día a día, palmo a palmo, aprendiendo, equivocándose y volviéndolo a intentar, y casi todo en abierto, sin miedo, con un par... Un camino, que sin olvidar otros, también cuenta. Y lo veremos.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Te veo con la música de fondo, Aurora, te pega todo.
F (besos)

Máster en Nubes dijo...

Pero bueno, ¿tú es que eres como el lobo, al acecho ja ja?

Pues, sí, de vez en cuando me pongo esta canción de Sabina y me da subidón... Especialmente ¡si he acabado de escribir algo nuevo, como ayer que cerré otro cuento! Gracias por estar ...virtualmente y presencialmente.

Neus dijo...

Gracias por referenciar "Marketing para escritores". Un saludo desde Barcelona.

Er Tato dijo...

Una entrada muy interesante. Habrá que releerla. Y un blog aún más interesante. Habrá que revisitarlo. ;-)

Saludos

Máster en Nubes dijo...

Neus, gracias a ti, tu libro es excelente, le haré la "crítica" (es un decir), a él entero uno día de estos. Ayudas un montón, mil gracias por tu generosidad al compartir lo que sabes. Saludos a Barcelona

Máster en Nubes dijo...

Gracias, Tato, por venir, leer y comentar por vez primera. Yo el tuyo ya lo tenía fichado, leído ... y comentado hace mucho, mucho tiempo ;-). Lo dicho, encantada de tu visita, lectura y palabras. Muchas gracias, caballero.

Jesús Dorda dijo...

Veo en tus palabras muchas de las inquietudes y problemas que tenemos los que no escribimos ficción sino ciencia y divulgación.
Creo que aún nos tenemos que acostumbrar a leer "cosas largas" en el ordenador, al menos yo. Internet es el mundo de lo inmediato y de lectura rápida (y gratis), pero para mi el problema está en acostumbrarse a leer en la pantalla, además de estar todo el santo día trabajando con ella.
El libro de papel sigue teniendo ese algo especial. De hecho, las buenas ediciones de los buenos libros se siguen vendiendo aunque existan ediciones de bolsillo.
Veremos qué pasa con los libros electrónicos que están apareciendo. Los aparatos electrónicos van ofertando opciones distintas al ordenador, pero lo que tiene que buscarse el hueco y afianzarse es la forma de comercializarse.
Esperemos que los "buenos libreros" no sean una especie en peligro de extinción.

Máster en Nubes dijo...

Jesús, dices muchas cosas y todas importantes.

Tu primer párrafo daría para mucho, lo de largo o corto... es cierto, ayer se presentó el Tablet ese ¿no? veremos. Yo estoy esperando al libro, al aparato, a que se un poco más barato (o que yo tenga más dinero, ja ja)

Son varias cosas: corto y largo en una pantalla y.... gratis y pago.

Daría para mucho. Lo de pagar ... llevaría una entrada, yo ya he pagado por libros electrónicos, documentos, acceso a información que me interesa, etc. Pago a gusto como pago, y pago mucho, si el libro me interesa, o la obra de teatro, o la película, o... lo que sea, un concierto.

Como tú, creo que es compatible el libro y lo electrónico, no es una disyuntiva, es un y ... y. No estoy muy segura de cómo lo ven las editoriales, he hablado con un par de amigos solo, no son "la voz2 del sector... y con un par de agentes, bastante variados éstos.... Pero mi sensación, más instintiva que otra cosa, es que hay que estar off y on line, trabajar a varias velocidades, en varios campos, perder el miedo también a nuevos formatos y "experimentos", colaboraciones, mestizajes, lo que sea...

¿Que te ofrecen escribir para café teatro y no lo has hecho en tu puñetera vida? Dices que sí y te la pegarás ... o no, pero aprenderás seguro.

Lo bueno de no ser nadie es que no te importa caerte con todo el equipo, fracasar estrepitosamente y tener que levantarte otra vez. Supongo que la gente que es alguien y tiene un nombre, una reputación, que mantener ... le resulta más complicado.

Pero ser pardilla tiene muchas ventajas: te importa un guano fracasar y que lo vean.

Toi dijo...

Descorazona mucho saber que se publican en España, país de poca lectura, más de 60.000 nuevos libro por año.

Es verdad que muchos son técnicos, o reediciones, o textos, pero con la décima parte ya me hundo.

De esos... ¿cuántos Larsons, Celas, Rivas, García Márquez salen....?

De todas formas, al que no compra billete no le toca la lotería, y si tú no te mueves, nadie lo va a hacer por ti, y al menos la familia y los amigos nos leerán, espero...

Oye, compré tu libro... Ah... ¿fuiste tú?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Me dan ganas de inventarme un personaje de ficción para el blog. Lo haré. Y si mi Topicario estuviese en versión electrónica, la gente lo encontraría. Lástima. Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Una entrada supercurrada, Aurora. Me ha gustado especialmente el tratamiento que das a los libros electrónicos. Me has abierto los ojos en algunos aspectos. Respecto al marketing, a mí me daría mucha pereza. Prefiero que me lea menos gente.

Un abrazo, y enhorabuena por la entrada.

Capitán dijo...

Interesante entrada, yo creo que al final somos animales sociales para los que la comunicación es esencial, y las nuevas alternativas son un sistema con posibilidades inimaginables hoy de comunicación, y el que no lo entienda poco a poco va a quedar fuera.

Cuando llegó la imprenta seguro que hubo quienes la rechazaron porque no tenía el encanto de las copias manuales, pero a cambio abrió un mundo enorme a todos. lo que viene es una nueva revolución, y no la parará nadie, a Dios Gracias.

Sombras Chinescas dijo...

Aurora:

Para mí el blog es un género distinto, inconcreto y diferente para cada bloguero.

También es una herramienta portentosa, que te permite llegar al mundo entero, si bien limitada, pues por excelso que sea tu contenido y a no se que tu popularidad venga de fuera del blog, apenas llegarás aun puñado más o menos reducido de locos como tú.

Saludos.

Máster en Nubes dijo...

No sé si descorazona o no, Toi, el caso es que se publica mucho... y no estoy muy segura de los hábitos lectores. Yo veo a mucha gente leer en el metro, a muchas mujeres siempre con un libro en la mano, y ayer en la biblioteca municipal, la de mi distrito, en el centro Nicolás Salmerón, caes otra vez en la cuenta de que si hay lectores, muchos. Lo que pasa que frente a las audiencias de televisión, pongo por caso, es un hábito digamos que más restringido.

No sé, algunos jóvenes leen sin parar, cogen un libro y dejan otro, y mujeres, muchísimas.

Quizá quiero ser optimista.

Depende de las dimensiones, de la escala donde nos movamos.

Estoy de acuerdo en que hay muchos títulos: eso da esperanzas (no voy a ser peor que muchos que publican) y humildad también (1 entre chiquicientos mil; y una que no va a añadir absolutamente nada...).

Y en mi caso es al revés: mi familia es la que no lee nunca lo que escribo, salvo cuando se lo pido, claro, o personas concretas. Y de amigos lo mismo, solo unos pocos...

Máster en Nubes dijo...

Jesús:
Lo de la invención de un personaje para un blog ... es una idea "literaria" fantástica. Ya sabes mi admiración, ya te lo he contado. El blog permite algunas cosas con mucha más libertad, puede crecer mucho más rápido. Estoy segura que no es nada intencionado en muchos casos, que sale, como salen tantas cosas, sin pensar mucho en el impacto, porque te apetece, te gusta y ya está. Así suelen ser las mejores cosas a veces, las que no planificas, solo disfrutas...

Pero el hecho es que, una vez hecho (como cuando empiezas un blog y no sabes muy bien para qué te va a servir eso... y cambia también, porque eso pasa), hay cosas que están ahí demostrando "el poder" del blog y su versatilidad para "crear" literatura.

Estoy segura que el blog da más de si, convencida... Otra cosa es que de pereza, o que estemos cómodos moviéndonos en zonas de confort, que se dice...

Y tú, sin querer, como todos en cierta manera, utilizas tu blog también para "dar voz" a lo que escribes por otro lado, en papel. Ya digo que no es premeditado, pero marketing se hace, planificado o sin planificar, sale...

Un beso a tus 3 mujeres, y a ti un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

José Miguel, muchas gracias por leer y tus ánimos. Que conste que tenía mucho más, pero no se trataba de hacer una tesina ni nada, al final saqué lo más "normal". Pero hay cosas apasionantes de literatura en internet, o al menos interesantes, distintas, me gusta el juego... y la exploración, soy curiosa.

Lo del marketing ya lo hablaremos, espero, con un vodka caramel por delante (y sin rejón de esos de +50, qué horror).

Todo el mundo hace marketing, JM. El blog es un expositor nato... y si escribes y publicas no tengas duda alguna de que tú, con permiso, lo vas a hacer, vas a hablar de "tu libro" que publica tal o cual. Porque es lo normal, faltaría más que si te publican no vayas a decirlo en el blog ;-)

Así que al final hay marketing más o menos planificado, estratégico o táctico ;-), pero lo hay.

El tema es que haya algo detrás de eso, trabajo, escritura, peso, poesía o lo que quieras.

El problema no es vender e intentar vender, es que lo que vendas tenga calidad, sea bueno, en su "escala", claro... Y si lo es ¿cómo no "ayudar" a que se venda?

No sé, en mercados saturados como son estos, con mucha competencia, etc... creo que es importante la promoción. Se puede hacer bien, mal, con elegancia y a lo burro. A tu medida, siempre, no tienes la maquinaria ni el apoyo de los grandes, claro...

Y como ya lo he dicho alguna vez: querer vender, que te lean, y decirlo abiertamente... a las claras ... puede ser interpretado como un rasgo de orgullo, de vanidad, de excesiva seguridad... pero también cabe otra posibilidad: si te han dado una oportunidad tú la vas a aprovechar y vas a dar el 100 por uno. Sabes que has tenido suerte, que ha sido la casualidad, que no te lo mereces, desde luego... pero una vez "dentro", a por todas. Sin vergüenza, dando el máximo... al escribir y al apoyar lo que haces.

Creo que es un tema de no tener ningún miedo al fracaso ni tampoco a llegar a alguna parte: y por eso poner toda la carne en el asador, toda, escribiendo y en el "acompañamiento" de la escritura, que es secundario pero que es importante también...

Besos a los 4, a Lola, y a ti un abrazo (espero tu entrada musical de mañana con la que tanto se aprende...)

¿

Máster en Nubes dijo...

Sombras:
Totalmente de acuerdo en lo primero.El blog es para cada uno lo que cada uno quiere (y puede) que sea.

Respecto a llegar a más o menos gente.... no sabes lo que me gustaría hablar contigo esto. Es demasiado largo para ponerlo aquí.

Voy a resumirlo: depende.

Si tú te mueves siempre en el mismo círculo, en una "zona de confort", claro que se llega a pocas partes, o a los mismos, o a gente como tú, afin aún a 600 km de distancia o de tu mismo barrio, en fin, lo que sea. Es normal, pero no estamos entonces "aprovechando" el potencial de la cosa bloguera más que para ir abriendose a un círculo quizá más grande que el tuyo habitual pero igualmente chico.

Es normal, es cómodo y es muchas cosas -más fácil también-, y luego hay muchos factores (te prometo que me encantaría hablar contigo de esto, cara a cara), como que hay círculos chicos o no chicos, de consagrados o nada consagrados donde la entrada, incluso en internet, esta "vedada"... o limitada. Es normal, también, quiero decir, comprensible.

En fin, estoy de acuerdo... pero no lo estoy. Tú -y no lo digo en plan "nada"- sabes más que yo de esto por goleada, llevas más tiempo escribiendo, más con el blog, más.... Pero yo veo lo que veo.

Y veo que hacemos un simple "traspaso" de escribir algo en internet y tener un pequeño expositor o "instrumentillo" de comunicación y diálogo a veces. Está fenomenal, no pasa nada, pero la herramienta da más de si. Estoy convencida.

Si no llegamos a más... es por muchos factores, pero no porque la herramienta no tenga más posibilidades.

Espero hablar de esto contigo alguna vez, me encantaría.

Anónimo dijo...

Lo que se cuelga, sí se puede publicar. Si es bueno a la editorial le da igual que haya sido publicado en un blog. Lo que no podrás hacer es presentarlo en algunos concursos literarios que a veces son un pequeño trampolín para que un autor deje de ser tan desconocido. Selecciona un poco lo que dejas aquí.

Máster en Nubes dijo...

Muchas gracias, anónimo, no sé si me dices que seleccione porque dejo "poca calidad" o porque dejo cosas que valen la pena... Bueno, es igual, lo intento hacer bien aquí y fuera del blog, en ambos lados. Aquí desde luego que echo muchas horas también, otra cosa es lo que yo pueda dar de mi, soy limitada, mucho...

Jesús Dorda dijo...

Ni siquiera he tenido tiempo de leer una entrada completa, pero visto el tema general del blog, quizás te interese:
http://www.madrimasd.org/blogs/futurosdellibro
Por si no lo conocias.

Olga B. dijo...

Todo el mundo "vende", Aurora. La cuestión es si hay algo que vender, o si pretendemos que nos compren alpaca a precio de platino. Si no se consigue, siempre se puede decir: no, lo importante es uno mismo, etc (pereza me da el repertorio, que ya te sabes).

Pues sí, lo importante es uno mismo.
Por aquí dejamos lo que somos, como por todas partes.

Buen finde, guapa.

Máster en Nubes dijo...

Jesús, muy interesante, muchísimas gracias, no lo había visto, había visto (y en su día hablado)con J. Celaya sobre web 2.0 y otras cosas de blogs y editoriales. Eso que has enlazado es muy interesante.

Hablaremos, gracias por lo otro, nos vemos en breve (vamos a tener un fin de semana sin frío al parecer, necesito campo campo campo...)

Montse Viver dijo...

Me encanta la frescura con la que escribes, el aprovechar cualquier historia, ficción o realidad, el hecho de sumar y no empequeñecer tu horizonte, todo cabe, nunca la disyuntiva sino la copulativa, como en el caso de libro electrónico versus papel.
Tienes una energia que te permite ahondar en lo que haces, el lector agradece siempre que el trabajo sea una garantia de cosa bien hecha, desea ser fiel a un escritor que quiera regalar aquello que siente y piensa de manera espontánea , pero siempre bien presentado, no es fácil, pero creo que tú lo has conseguido.
Adelante, y que la ocasión te encuentre trabajando como haces.
Me alegra ver que vas encontrando las escondidas sendas por donde han ido, los pocos sabios que en el mundo han sido... al campo pues y a disfrutarlo, vitaminas para la mente y a explicar lo que sea pero con arte tal como haces.

Un abrazo.

Quequi dijo...

Tus inteligentes comentarios me animan a seguir escribiendo, querida Aurora, aunque parto con desventaja. Guau.

Máster en Nubes dijo...

Capitán, perdóname, tengo la ventana incrustada o sin incrustar y ni te contesté ayer, me acabo de dar cuenta.

Sí, la resistenica a las nuevas tecnologías está ahí, pero están para quedarse. Tienes razón. Hay cosas que éstas facilitan que son perversas, otras muy buenas, como la comunicación. En cualquier caso te digo que yo prefiero el vaso de vino y una conversación "face to face", ya lo saben mis amigos.

Bueno el blog, pero cuidadín con lo virtual que puede acabar siendo un tostón...

Saludos

Máster en Nubes dijo...

Olga, sí, cada uno hace lo que le parece, está muy bien. A mi es que me encanta escribir y le echo horas, pero la parte de promoción o buscar editorial, o intentar hacer otras cosas... no se me van a caer los anillos por hacerlo o intentarlo.

No sé, chica, es todo muy variado...

Máster en Nubes dijo...

Estimada Señorita Quequi:
Me acaba Vd. de revolucionar a mi Olimpia (Pimentel Igea, lleva mis apellidos, por se pierde, lcaro) que ha entrado como una tromba en su blog. Y ahora la tía coge el mando...agg

Buenas, Soy Olimpia...

Perdone, Vd. es una perrita ideal y yo soy una perra loba mestiza de 40 kilos... la idea de Vd. subida en JM al escribir me ha dado envidia y lo he vuelto a intentar sin éxito... Como mucho, duermo a sus pies mientras escribe... y luego en su cama (literal, y me enfado si se mueve, y eso que es 2 x 160) Vivimos bien ¿eh, maja? Y ahora paseito por el Retiro...

Lo dicho, quedo suya affma. Las playas de Cadiz para correr no deben de estar mal... MMMMMMMh... pensaremos una visita.

Guau y doble guau. Suya affma.

Máster en Nubes dijo...

Montse, no me olvido, pero me lío en el orden, es así...

Gracias por tus ánimos, siempre tan constantes, y por lo demás, también.

Cuento contigo, ¿eh?, nos veremos, ya verás. Hay tantos temas apasionantes que ¿a qué perder el tiempo con nimiedades teniendo el campo, los amigos, los libros, la familia, los cuadros, en fin, tantísimas cosas como tenemos?

En fin, muchas gracias, hoy olía un poquito a primavera ya... creí intuir una mimosa ahí, en un arbol, intentando salir ya la muy... impetuosa ja ja

Un abrazo fuerte y mi agradecimiento.

Aurora

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Pues, me parece que al papel le queda cada vez menos tiempo. Curiosamente la literatura no nació con él, pero ese formato celulósico -debidamente impreso-contribuyó a un desarrollo literario casi ilimitado...casi, porque quizá el papel (y la literatura en papel) no dan ya mucho más de sí.

Jamás pensé que pensaría así, pero veo mucho más futuro a la literatura -o a la divulgación científica- desarrollándose en los nuevos formatos (blogs, libros electrónicos...). Formatos muy abiertos a una mezcla (texto, imagen, vídeo, música...) enriquecedora, que puede llegar a potenciar la creatividad tanto o más que lo conseguido con el invento de la imprenta.

Otra cosa es que la literatura, o la divulgación científica, encuentren viabilidad económica en estos formatos...y que la piratería no acabe definitivamente con ellas.

Todo está empezando...y hay mucho acabando.

¡Hala, no me enrollo más!
Gracias por abrir el debate y aportar tanto, Máster.