Bitácora de Aurora Pimentel Igea. Crónicas de la vida diaria, lecturas y cine, campo y lo que pasa. Relatos y cuentos de vez en cuando.

lunes, 13 de octubre de 2014

Rutina

Me gusta crear rutinas y apegarme a ellas. La rutina de levantarse antes de que amanezca y poder leer y escribir tranquila y  la de irse a dormir temprano. La de preparar la comida. La de poner la lavadora y tender la ropa.

Me gusta también poder dedicar tiempo a lo que me interesa. Y sé que no siempre hay tiempo o no lo encuentro. Por eso, si no creo alguna forma de rutina, acabo por no hacerlo.

Leí hace tiempo que hacen falta 10.000 horas para ser un experto en algo. Supongo que depende de lo que sea.

Hay algo en la repetición insistente día tras día que proporciona seguridad, una forma de acogimiento, además de soltura. Es el calor de la repetición, y no el hacer algo peor o mejor, lo que me atrae de la rutina.

Me he propuesto andar cada día camino a Vicolozano y, si puedo, de vuelta. Hora y cuarto como mínimo, dos horas y media de máximo. Y en medio un té o una cerveza sin alcohol  servida por Raquel en el Vico.

La rutina crea atención también, foco, centro.

Aquí mi último hallazgo. Hay unas extrañas criaturas que salen cuando ha llovido y cruzan el camino. Metálicas, tienen algo de ciempiés pero en pequeño y más agusanadas. Tendrán una misión en la vida seguramente.

Hace tanto tiempo que no escribo en este blog que ya no acierto a subir una foto.

Lo dicho: rutinas.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

La rutina es importante mientras no se convierta en... rutino ¿no?

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho tu comentario o reflexiòn sobre las rutinas, me hea hecho bien, pues has puesto en blanco en negro algo que necesitaba leer, o escuchar en todo caso, estoy de acuerdo contigo. Vivo en medio con un familiar alcohòlico y el deseorden y el caos reinan, yo me refugio en las rutinas diarias, me centran y concentran, como dices. Un abrazo, Dios te bendiga.

Aurora Pimentel dijo...

Anónimo 1, gracias por leer.

Anónimo 2, que Dios te bendiga. Mañana, día de la Santa -aquí en Avila se le llama así a Santa Teresa, la Santa- en misa rezaré por tu familia y tu paz. De nuevo que Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

Gracias Aurora, me has hecho llorar.(Aurora tenías que ser, las que conozco o he conocido son como ángeles para mi) Sabes? Ávila, y sobretodo Santa Teresa, están siempre en mi pensamiento y corazón.
Un abrazo y, si, que Dios te bendiga ¡
anónimo 2 o la peregrina

lolo dijo...

Son un gusto las rutinas. Sobretodo si son buenas.
A mí me ordenan por dentro, que falta me hace. Y si me las salto por rebeldía, cosa que pasa con frecuencia, las retomo como sí fueran casa tranquila. Las ansío.

Qué gusto también leerte, Aurora. Tú fuiste una buena rutina.

Beso.